In memoriam: Kim Thompson

Publicado por
Kim Thompson, dibujo de Chris Ware
Kim Thompson dibujado por Chris Ware.

No quiero ir a trabajar hoy pero a) Kim Thompson amaba trabajar b) que no esté Kim, significa que todos tenemos mucho más trabajo.  Tom Spurgeon 19/06/2013 en Twitter.

Me van a perdonar que empiece este recordatorio de una de las figuras editoriales más importantes de los últimos 30 años en el mundo del cómic a nivel internacional a través de una cita de Twitter. Pero el escrito del periodista americano me parecía una buena forma de encontrar un punto de anclaje para hacer asomar en este escueto memorial alguna punta del enorme iceberg que es la figura del coeditor de Fantagraphics. Kim Thompson, fallecido tempranamente el 19 de Junio del presente año a causa de un cáncer de pulmón, deja un espectacular trabajo a sus espaldas a favor del cómic, en especial del medio alternativo, a favor del trasvase de obras a nivel internacional y a favor de la ampliación del conocimiento y la cultura sobre el arte de la historieta.

Todo lo que hizo tenía que ver con los cómics y su dedicación a ellos, y su entrada en el mundo editorial como profesional recorrió cada uno de los pasos lógicos. Nacido en Dinamarca en 1956, era un ávido lector de cómics de procedencia tanto europea como americana. Era un frecuente escritor de correos en las columnas postales de casas como Marvel, donde no perdía la oportunidad de incluso corregir a los editores de la Casa de las Ideas. También dejaba caer sus escritos en fanzines. En 1977, con 21 años, aterrizaba en América y a escasas semanas de su llegada ya se reunía con Gary Groth y Michael Catron, que el año anterior habían adquirido la publicación The Nostalgia Journal y que reconvertirían en el mítico The Comics Journal, piedra de Rosetta del conocimiento y la crítica especializada del mundo del cómic. Kim Thompson se sumó al proyecto como colaborador y suplió a Catron una vez este se marchó a trabajar a DC en 1978.

La asociación entre Groth y Thompson fue más que fructífera y ambos dieron el paso consecuente: lector, escritor de correos, fanzinero, crítico y, finalmente —y sin perder sus anteriores facetas—, editor. En 1981 nace Fantagraphics editorial que, junto con Drawn and Quarterly, se convertiría en camino de referencia para el cómic alternativo americano. Empezando por Los Tejanos de Jack Jackson y series como el Love and Rockets de los Hermanos Hernández, muchísimos autores de renombre del tebeo contemporáneo acabaron publicando con su sello. Algunos nombres conocidos que el público español reconocerá sin duda son Peter Bagge (Odio), Chris Ware (Acme Novelty Library), Joe Sacco (Palestina) y Stan Sakai (Usagi Yogimbo). La calidad en los diseños de los libros fue también su santo y seña, tanto para los trabajos contemporáneos como para las recuperaciones de los grandes clásicos. Aun más, Kim Thompson tiene en su haber el ser, más que un editor, un puente entre el mundo europeo y el americano, acercando a los Estados Unidos el material de nuestro continente con autores como su admirado Jacques Tardi o, en el caso de nuestro país, el genial Max. Así ha sido hasta el día de hoy con últimas incorporaciones europeas al catálogo de la editorial, como el relato autobiográfico de Ulli Lust, Hoy es el último día del resto de tu vida, o Las aventuras de Jodelle, de Guy Peellaert. Muchas de esas obras, además, eran traducidas por él mismo. La metáfora del puente realmente se me queda corta dado que el editor estaba omnipresente en todo el trayecto que hace la obra desde el punto de origen europeo hasta el destinatario norteamericano: leer, entender, traducir, publicar, explicar, vender. Kim Thompson, en el medio, fue un actor inteligente, gran interlocutor que no rehuía de las polémicas y cuya capacidad argumentativa no tenía igual en cuanto a claridad de expresión y conocimiento erudito. Los que lo conocieron y trabajaron con él estos días están dejando numerosos homenajes y testimonios de su figura que muestran lo mucho que se le va a echar en falta, tanto en lo profesional como en lo personal. Quede aquí también nuestra pequeña aportación en divulgar su importancia.

El legado que deja es imborrable: a causa de su prematura muerte podemos lamentar todo lo que aún podría haber aportado, pero no podemos más que celebrar la rica herencia que deja y el modelo de editor en el que afortunadamente aún hay quien quiere reflejarse. Cierro como empiezo, con otro mensaje de red social, en este caso anónimo, pero con una idea excelentemente expresada: “Puedes decir un montón de mierda sobre la industria del cómic, pero cuando puedes decir algo bueno, bien puede ser a causa de Kim Thompson”. Muy cierto.

Un par de enlaces de referencia:

Artículo sobre el fallecimiento de Kim Thompson en Fantagraphics y datos sobre su perfil, que han ayudado a la redacción de este artículo, escrito por su compañero y amigo, Gary Groth.

Entrada en Entrecomics sobre Kim Thompson que recoge citas suyas en varios documentos sobre muy variados temas en torno al noveno arte.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

2 comentarios

  1. :)

    My boss, my friend, dijo Janice Headley. Que también escribió: My heart just can’t take this. Sorry to be emo, but fuck you cancer, fuck you fuck you fuck you.

    Dolió.

    Gracias, Iván.

  2. Pingback: 04/07/13 – In memoriam : Kim Thompson | La revista digital de las Bibliotecas de Vila-real

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.