Def Leppard: retrofuturista duermemozas sound

Publicado por
Def Leppard. Foto: Cordon.

Def Leppard tienen muy poco que contarnos, salvo que piensan que esto es rock and roll y les gusta. Pero al contrario que tantas brigadas de machotes de cuero (por nombrar solo unos pocos) Krokus, Iron Maiden, Scorpions, Fastway, Judas Priest, Motley Crue, Quiet Riot o Queensrÿche (algunos de ellos vienen de la primera oleada) Def Leppard no son solo para chicos.

Deborah Frost, 1983 (Village Voice).

Mi vida cambió para siempre el día que le dije a mi primo que me grabara jevi metal de ese, que me había gustado el rollo. Entraron en mi vida AC/DC, Megadeth, Iron Maiden, Accept, todo lo que el hombre escuchaba en los ochenta, y en el lote, los ínclitos Def Leppard. Al principio fue lo que menos me gustó, me sonaban casposos. Luego aprecié en ellos ciertas propiedades relajantes, con sus coros, baladas y teclados y en la primera mitad de los noventa procuré que si alguien entraba en mi habitación no tuviera sus cintas al alcance de la vista. A mediados de la década, sin embargo, con las producciones noventeras y las actitudes y melodías de la música propia de esos tiempos, Def Leppard me sonaban como coros celestiales, por un lado, y como los Sex Pistols en el 77, por otro. Porque eran una provocación ante tanto noise, garaje y neopsicodelias.

Así se quedó la cosa hasta que en esta casa entrevistamos a Gaby Alegret, cantante de Los Salvajes, que a principios de los ochenta fue el promotor que les trajo a España en su primera visita. El relato de lo sucedido forma parte de ese tipo de anécdotas rockeras que no se pueden llevar a una película porque no se las creería nadie. Según relató en la Smart 4 llegaron en limusina a Barcelona, venían de hacer noche en Francia en un castillo. Por el camino pidieron que al llegar les esperasen cinco inyecciones ¿de heroína? ¿de speedball? No, de penicilina. Venían con gonorrea. «Todos llenos hasta el culo de hemorragias», especificó Gaby. Hablaron de que no se acercasen a las fans en ese estado, pero nada pudo hacerse. «Se llevaron unas diez o doce tías al hotel».

En el concierto de San Sebastián a Joe Elliott alguien le tiró una moneda. Le dio en la cara y empezó a sangrar, además de por los genitales, por el rostro. Se lo llevaron a los camerinos, como si hubiera sido un intento de magnicidio y, cuando volvió a salir, Joe señaló quién había sido a sus gorilas. Recordaba Gaby: «Mira, en serio, casi lo matan. Le pegaron una paliza… Menos mal que llegué yo para ponerme en medio y pararon, no por mí, sino porque les dije que le iban a dejar hecho una mierda e iban a tener problemas con la ley».

Al jefe de seguridad del concierto, como les había fallado, el hermano del batería le puso unas esposas y lo dejó amarrado a una valla de hierro. Tuvo que ir la guardia civil, la de los ochenta en la situación del País Vasco, a sacarlo, pero antes tuvieron que darles explicaciones de por qué estaba un sujeto esposado a una verja. Y no lo habían hecho sus compañeros, ni la policía ni la benemérita, los que le han dejado esposado habían sido los Def Leppard. Esa fue la explicación que tuvieron que darle al señor agente.

Y tuvo suerte, concluía el señor Alegret, porque en un concierto que venían de dar en Francia todo salió mal y los Def Leppard, los de las baladas, cogieron al promotor y lo crucificaron en una torre de luces. Con él ahí colgado dieron el concierto.

He intentado confirmar la historia del monedazo en la prensa. Para eso he recurrido a Miguel de Metal80, que es la gran hemeroteca del heavy metal en castellano, y él tampoco ha visto nada. Aunque me envía esta perla en la que ellos mismos cuentan que en Madrid no querían actuar a la hora que estaba estipulada y que les sacó al escenario la policía a punta de pistola ¡por miedo a la reacción del público!

Y esto es solo un fragmento, una semana escasa, en la vida de estos británicos.

Con motivo de que han puesto sus discos en streaming este año —eran la gran ausencia del Spotify— en la actualidad han vuelto a los charts. Hysteria regresó al TOP-40 después de 28 años. Y la revista Rock Classic ha organizado un encuentro con todos ellos para comentar la jugada y contar algunas historias que no se conocían. Dados los antecedentes era motivo de sobra para hacerse con el número.

Sobre lo del streaming, es curioso. Decían que hasta hace un par de años no habían visto la necesidad. La gente seguía comprando cedés y ellos girando, pero lo interesante de las entrevistas, lógicamente, es el pasado. Los Def Leppard que antes de mudarse a Londres ensayaban en una fábrica en su Sheffield natal. Sin embargo Joe Elliott se desmarca, antes y ahora, de la New Wave of British Heavy Metal. Sus gustos de adolescente eran T. Rex, Mott the Hopple y Bowie. Se sentía tan cómodo con la etiqueta NWOBHM como si le asociasen a Duran Duran o Spandau Ballet. Su objetivo, en realidad, era tener la fuerza de AC/DC y las posibilidades melódicas de Queen. Al grupo, que siempre se le acusó de blandengue, no es que le resbalasen las críticas, es que se sentían más cerca de Police y de Earth, Wind and Fire que de la escena metalera, efervescente por aquel entonces.

Elliott no era un tío tampoco de grandes pretensiones, en Rolling Stone en 1980 declaró: «Me di cuenta bastante pronto de que no iba a ser un neurocirujano o un físico nuclear, así que fantaseé con el rock & roll». De hecho rechazaban expresamente el punk rock y el post-punk, o cualquier tipo de música, en definitiva, con mensaje. En esa misma Rolling Stone dijo Pete Willis: «No creo que hubiéramos sacado nada bueno del punk rock. Si quieres hacer algo político debes ser un político, no un músico. No sabemos nada de política. Los chavales no quieren pagar ocho dólares para ver a los punk rockers cantar sobre estar en el paro. Vas a conciertos alejarte de eso».

En la Classic Rock actual Elliott se reivindica diciendo que es clase obrera y que, al mismo tiempo, hacer que gente como él se olvide un par de horas de sus problemas también es necesario. Una condición, el origen humilde, que según explicó en la BBC había mantenido unido el grupo tantos años. No por ninguna mística proletaria, sino por algo mucho más prosaico: «Siempre hemos tenido un elemento de “no dejes que esto se acabe” porque no quieres volver a trabajar a la mina o a la fábrica o a dondequiera que vengas», declaró.  

En realidad, musicalmente ellos se consideraban «basura» y ni siquiera buenos músicos, pero les sobró entusiasmo e ideas y por eso tiraron cobrando muy poco hasta que empezaron a sonar los hits por todas las radios. Luego la evolución durante la década hacia ese sonido tan futurista y exagerado, pero característico, vino por Robert Lange, por supuesto, el productor de Foreigner, y de sus pasadas por Holanda. Cuando grababan allí no había clubes alrededor de los estudios Wisseloord, que también los alquilaban grupos como Iron Maiden o Scorpions, pero para divertirse sí que había una discoteca gay. Iban ahí y les llamaba la atención lo que escuchaban, por dónde avanzaba el techno y la música electrónica. Todo lo que escucharon lo pidieron luego en el estudio y alcanzaron ese duermemozas sound para el camionero sensible que vendió la de Dios es Cristo, aunque no gusta tanto a la gente con buen gusto como al oyente que le gusta más la vida y pasárselo bien.

Foto: Cordon.

En Estados Unidos su aterrizaje fue sencillo, no les comparaban con nadie ni metían en ningún género concreto, eran solo Def Leppard. Sin embargo en esta última entrevista especifica que les costó mucho más llegar al mercado británico, que era el suyo, que después al americano. Un mérito que incluso no se atribuye; dice que es de Bon Jovi, ya que cuando sacaron Slippery When Wet hicieron que volviese a sonar rock duro en las radios del país, aunque fuese edulcorado.

El éxito de Pyromania se produjo en plena gira por este país. El primer concierto fue ante cinco mil personas en Texas, pero a lo largo de la gira fueron saliendo los singles y en el último, en San Diego, metieron cincuenta y cinco mil. Vendían las entradas más rápido que Led Zeppelin en el último tour de su carrera. Un estadio entero se lo ventilaban en tres minutos y sold-out.

Tuvo mérito porque, como contó Joe en el libro de fotografías de Ross Halfin, en uno de sus primeros tour americanos fueron de teloneros de Blackfoot. Se presentaban cada noche vestidos y maqueados de forma un tanto casquivana, con alguna que otra camisa abierta y mallas, delante de fans del rock sureño, gente que añoraba ser libre pero dentro de un orden, y se apreciaban los contrastes entre audiencia y artistas. Pero el público estadounidense no tardó en enamorarse de ellos y si el disco no llegó a número uno fue solo porque el ascenso coincidió con la salida del Thriller de Michael Jackson, algo absolutamente imbatible.

Los primeros problemas con el alcohol vinieron por uno de los guitarristas más queridos por los fans de la primera etapa, Pete Willis. El hombre empezaba a estar permanentemente borracho, se bebía las botellas de brandy de dos en dos, confiesa ahora Elliott, y no podía tocar en los ensayos. Le echaron. Es un poco triste que el pobre se ofreciera a ir a un psiquiatra para poder seguir en el grupo y todos, inflexibles (si les tocaban los huevos crucificaban a la gente, hago recordar) le dijeron que no. Aunque el hombre se sintió aliviado en el fondo porque ya estaba sobre la mesa ir aflojando un poco de hard rock en las canciones y tirar más para el pop comercial. Esa línea o estrategia de mercado Elliott no la esconde ni antes ni ahora y la admite tal cual fue.

Otro con problemas con el alcohol fue Steve Clark, guitarrista. Bebía hasta desmayarse hasta que un día se desmayó y no se despertó, cuenta Elliott. Y añade: «Sabía que iba a ocurrir tarde o temprano». Fue en 1991, se había roto las costillas en una borrachera y, para el dolor, estaba tomando analgésicos. Siguió bebiendo y la mezcla le mató. Joe Elliott, por su parte, tuvo que dejar de beber en la gira del Hysteria, tenía que hacer tanto el mono en esos pedazos de escenarios que si venía de un ciego la noche anterior literalmente se ahogaba. Tuvo que tomar una decisión drástica si quería acabar la gira.

Pero la fecha clave en su biografía fue el 31 de diciembre de 1984, cuando Rick Allen se salió de la carretera con su Corvette y chocó contra un muro de piedra. Sobrevivió, pero perdió el brazo. Y eso era un problema grave por un detalle nada sutil… era el batería.

En principio, en el hospital le volvieron a coser el brazo al cuerpo. Cuenta Elliott que el grupo fue a visitarlo y pudieron tocar su mano y ver que estaba caliente, pero cuando se marcharon les volvieron a llamar diciendo que iban a amputar. Había riesgo de gangrena. Rick no se enteró de nada porque estaba en coma inducido, hubiese sido chunga la impresión de perder el brazo, que te lo vuelvan a poner y volverlo a perder otra vez. La situación la vivieron encima con paparazzi dándoles la brasa en la puerta del hospital y a eso se debió el título de su siguiente disco, a la histeria de aquellos días.

Lo que no explica es la razón por la cual decidieron seguir con un batería sin brazo. Es una decisión que les honra y por las que siempre se les ha considerado buenas personas. A Allen le hicieron un pedal especial para sustituir al brazo, se encerró durante cinco meses a volver a aprender a tocar la batería y ahí le tienen: el manco de Def Leppard, una figura institucional. Muchos mejores ejemplos de integración no habrán dado el hard rock y el heavy metal de los ochenta. Sobre todo porque durante la recuperación se hizo adicto a las drogas, no especifica cuál Joe, y eso complicó su regreso, pero tampoco le echaron.

Pero no todo es tan bonito. El grupo se mudó a Dublin, un movimiento que Q Magazine describió graciosamente en 1988 como «de exilio fiscal». Y peor aún fue lo ocurrido el 7 de septiembre de 1983 en Estados Unidos, suceso que curiosamente se le ha olvidado a este número de Classic Rock. Tocaron en El Paso y un grupo de asistentes les lanzó objetos, el deporte universal en aquella época. Al día siguiente, en Tucson, para provocar al público, Elliott le dijo al respetable que los «mexicanos grasientos» del día anterior habían metido mucha más bulla que ellos.

El comentario trascendió y la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos de El Paso llamó a boicotear la música de Def Leppard y hubo locutores de radio que se fotografiaron rompiendo la portada del Pyromania. El alcalde de El Paso apoyaba la petición de prohibirles volver a la ciudad. En principio ofrecieron regalos, camisetas y discos, y que dos oyentes de la radio local pudieran ir sus conciertos. Pero eso cabreó más a los latinos. Se quejaron de que encima de insultarles pretendieran que se callasen comprándolos. La cosa se puso muy complicada y Elliott tuvo que coger un avión desde Europa y presentarse en California a pedir disculpas en una conferencia de prensa. Sus superventas se estaban resintiendo. Hasta 2000 no volvieron a aparecer por allí. Lo intentaron 1988 con Hysteria, pero tuvieron que cambiar el concierto a Albuquerque por las amenazas. Por cierto, en ese concierto de Tucson en el que soltó los comentarios despectivos, Elliott agredió a un miembro de seguridad con el pie de micro porque este le había pegado un puñetazo a un adolescente de la primera fila.

En los noventa, Adrenalize se grabó sin el aludido productor clave, Robert Lange, «Mutt», director de orquesta de Highway to Hell, Back in Black de AC/DC, 4 de Foreigner y High ‘N’ Dry, Pyromania e Hysteria de los Leppard. Cuando salió la MTV ya estaba a tope con Nirvana y Soundgarden. Todavía quedaban fans, pero eran conscientes de que se iban al hoyo. Estos grupos, explica Rick Savage, el bajista, habrían hecho lo que fuera con tal de no parecerse nunca a Def Leppard. Y Elliot reconoce que llegó a hablarlo con Bon Jovi, que no sabían dónde se iban a tener que meter porque no es que se estuvieran pasando de moda, es que lo que había era rechazo a todo lo que representaban. Se sentían como los dinosaurios del rock de los setenta cuando llegó el punk. Sin embargo, en 1995, Def Leppard sacaron el hit que más alto llegó en toda su carrera, el single «When Love And Hate Collide». Número 2 en Gran Bretaña. El disco Slang, de 1996, en cambio, ya no. Ahí se cayeron con todo el equipo. Mientras lo escribían entre ellos ya se referían él como «nuestro suicidio comercial». No obstante no se puede hablar de que se hayan hundido en la miseria como sí le ha pasado a muchos otros grupos. Con Euphoria se subieron al tren del revival de los ochenta, que ha tenido la particularidad de que ha durado más que la década en sí, para enlazar después con el momento en el que está todo de moda a la vez. Dicen que aumentar la oferta nauseabundamente es una vil estratagema del capitalismo para que en tiempos de crisis no dejemos de consumir. Lo cierto es que mucho de lo que suena, solo con parecer viejo, ya parece nuevo. Incluidos los Leppard.

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
This is a secure SSL encrypted payment.
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

23 comentarios

  1. Pingback: Def Leppard: retrofuturista duermemozas sound – El Sol Revista de Prensa

  2. Desde mi humide opinión, el punto de inflexión no fue que el batería perdiera un brazo,ni la llegada del grounge (Bon Jovi no ha pegado ese bajón),ni el cambio de productor (que hizo que Bryam Adams sonase a Def Leppard). La muerte de Steve Clark lo cambió todo aunque se mencione de pasada. Adrenalize salió después aún con algunas canciones suyas, después un disco de descartes (Retroactive) con…canciones de Steve desechadas en su momento.
    Slang intentaba buscar un cambio y desde entonces han tratado de volver al sonido Hysteria sin conseguirlo.
    Es una pena pero el grupo era Steve Clark,hysteria es un disco memorable

  3. Frankie

    Aquí se explica como se grabó Hysteria.
    https://www.hispasonic.com/blogs/como-grabo-hysteria-def-leppard/38298

    En youtube se puede ver una película sobre el grupo; está bastante bien.

  4. Lo primero agradecer al periodista de que alguien este país se haya acordado de una banda como Def Leppard que es una de las más importantes de la historia, el artículo no es que me haya gustado especialmente porque se centra sobre todo en anécdotas que les han ocurrido lo largo de su carrera pero musicalmente dice muy poco sobre ellos. hay que recordar que es una banda que ha vendido más de 100.000.000 de discos y hay muy poquitas formaciones que han conseguido algo así. Respecto a otras formaciones cabe destacar que cuatro de sus cinco miembros actuales llevan juntos desde el año 83 y el quinto que es Vivian Campbell entro en la banda en 1992 para sustituir al fallecido Steve Clark por lo tanto lleva 26 años con ellos. Vosotros me diréis cuántas bandas hay actualmente que lleven juntos tantos años. Cómo habéis comentado más arriba la muerte de Steve Clark fue fundamental para el futuro del grupo pero aunque hubiera estado Steve Clark el ocaso de hard rock ya había llegado y si no mirar bandas como ACDC, Metallica ,Iron Maiden ,Bon Jovi ,Judas etc en qué año sacaron sus mejores discos por mucho que hubiera estado Steve el ocaso del hard rock llego con los 90 aún así Def Leppard fue número uno en Estados Unidos ,Reino Unido y además fue número 1 en Los 40 Principales en España jajaja y número uno en medio mundo Actualmente Def Leppard está de gira con journey por Estados Unidos siendo la gira un éxito total pues están todos los conciertos llenos y están tocando en grandes estadios, he leído que era la gira que más ha recaudado en agosto de 2018 por encima de figuras actuales como Imagine Dragons o Taylor Swift . Es uno de los grupos que ha vendido más discos de la historia, piromanía del año 1983 vendió más de 20.000.000 de discos e Hysteria lo supero.Hysteria junto con Thriller y Bad de Michael Jackson, y Born in the U.S.A. de Bruce Springsteen son los únicos álbumes que han logrado tener siete temas dentro del US Hot 100 Singles de los EE.UU…..Brutal.Un discazo memorable las primeras 6 canciones más histeria son sublimes .Para el que le guste el rock y aún no conozca a Def Leppard le comento a continuación unas cuantas canciones que no se tiene que perder:
    Pour some sugar on me,Hysteria, rocket,animal,armagedon,women,love bites , photograf,rock of ages , lets get rocket,wasted,bringin on the heartbreak etc. A final de año estarán de gira por el Reino Unido y esperemos que para el año que viene hagan gira mundial y puedan estar en España llevan en la carretera 40 años. Gracias Def Leppard

  5. El artículo: “Cuando salió la MTV ya estaba a tope con Nirvana y Soundgarden. Todavía quedaban fans, pero eran conscientes de que se iban al hoyo”

    La realidad: Adrenalize fue 5 semanas número 1 en USA. https://www.billboard.com/music/def-leppard/chart-history/billboard-200/song/178022

    • David

      Cierto que se acabó lo mejor de ellos pero 25 años después de Nirvana y Soundgarden los Leppard están llenando estadios En USA como en la época del Hysteria .

    • archibald

      Gracias, conviene recordar estas cosas porque está de moda reescribir la historia.

  6. Clarita

    Pero y esa gente sigue viva? Madre mía, qué antigüedad.

  7. roderick

    Me ha encantado el artículo. Está escrito de manera muy socarrona, se deja leer.
    Yo, como fan de los Leppard, sin embargo, no coincido en la falta de talento mencionada. Def Leppard tiene 2 guitarristas de primer nivel, por no hablar del batería, que constituye un ejemplo de superación y de calidad técnica incomparable. Locuras aparte, Def Leppard eran unos chicos que querían ser la mejor banda del mundo y lo consiguieron: pensemos que Pyromania e Hysteria están producidos de manera inmejorable, con adelantos técnicos que serían comunes 10 años después. Además, no conozco un planteamiento escénico mejor que el de la gira del Hysteria, con el escenario circular In the Round. En cuanto a las letras, hay opiniones para todos los gustos. Es como el arte pictórico, no todo tiene que ser política y protesta, también debe haber sitio para otros planteamientos.
    Saludos

  8. Cap. Pip

    Me he emocionado al leer el artículo.
    Ayer mismo estuve escuchando el Hysteria; para mí el dísco más redondo de la historia del Hard rock.
    Los 90 vinieron para barrer con todo, al igual que hicieron los 80 antes. Bien es cierto que siempre hay bandas profesionales, buenas, discos grandes… en todos los estilos musicales. Ahí luego cada uno con nuestros gustos.
    Yo hecho de menos en el rock esa “fiesta” que fue… pero ahora mismo uno puede escuchar a Steelpanther, Heat, Crazy Lixx… aunque no salgan en las listas y no tengan presencia en los medios.
    Lo que supusieron y consiguieron bandas como los Def, Bon Jovi, Van Halen, Motley y otros muchos fue enorme… comparable en su tiempo a otros grandes (o más grandes/mucho más grandes) como ACDC, Metállica, Iron Maiden…

  9. Gambito

    Cual fue la primera vez que tocaron en este país?. Que yo recuerde, fue en el campo del mosca, en Madrid, junto a UFO y Rainbow. Primero tocaron UFO, luego Rainbow que sacaban su LP directo entre los hojos y cuando terminó el Sr. Blackmore todo el mundo creyó que había terminado el concierto. Con mucha gente ya fuera, salieron 5 chavalitos llamados Def Leppard y dieron una tralla increíble con 19 o 20 añitos que tenían .

  10. guille

    Para mi gran grupo y me vuelve loco el primer disco de cabo a rabo…ya ahí se dejaba entrever lo que venía…

  11. guille

    Para mi brutal el primer disco…ya se dejaba entrever lo que venía…

  12. Teclados? Has escuchados teclados en las canciones de Deff Leppard? Primera noticia…

  13. Gaff Attack

    Rock Brigade, bringin’ on the hearthbreak, photograph, gods of war grandísimos temas con Steve Clark quien sin su marcha temprana la banda no hubiese aflojado tanto y todos los fans lo sabemos. Ojalá los veamos de vuelta en 2019 por España!!

  14. Desde los 9 años que mi hermano me puso sultans of swing, me enganché al rock… AC/DC, Guns N Roses, metálica. .. Pero jamás había oído el nombre def leppers.
    Leí todo el articulo porque como fan del rock me parecía increible no conocerlos. No entiendo cómo estando a la altura de Bruce y de Michel Jackson yo no los había conocido.
    Escuché todas las “mejores canciones”.
    Ninguna me encrispo los pelos de los brazos, serán buenos, no lo pongo en duda… Pero no dan lo que otras…
    Satisfaciones, subidones de adrenalina, sensación de rock and roll.

    • David

      Hola Eu…..en España no los conocen casi nadie cosa que me parece increíble pero sobre todo en USA son leyendas incluso hace unos años estuvieron 3 semanas dando conciertos en Las Vegas como Elvis.Ahora mismo están de gira por Usa llenando estadios.Escucha el Hysteria varias veces a ser posible con cascos pues hay un montón de sonidos que no se aprecian por los altavoces.Un saludo

  15. Una de las cintas originales que conservo de la época es el Hysteria de Def Leppard… Yo creo que jugaron bien la baza de, si no talento puro, ofrecer esfuerzo: todo, música, carátula, escenografía estaba currado hasta el mínimo detalle. Uno sentía escuchando la casette, con su duración de más de sesenta minutos, con su buen puñado de canciones de ‘hit’ y con sus capas y capas de postproducción, con su ‘libreto’ con las letras, que cada peseta que le había costado estaba ahí reflejada. Por poner un equivalente de los tebeos: era La broma asesina. Y es que todo estaba bien hecho… y a la vez todo resultaba poco o nada espontáneo, sin arrebato, sin verdadera chispa. Pienso de todos modos que las cuatro primeras canciones funcionan bien, dentro de su estilo y su época, y aun mejor si hubiesen conformado el total de la cara A de un Lp de pretensiones más modestas…

  16. Photograph-o

    En algún lado leí que Mutt Lange y el grupo se plantearon “Hysteria” como una cópia hardrock de “Thriller”: que cada tema fuera un single en potencia.
    Y así fue.
    Sin desmerecer el tema de Steve Clark, también haría falta saber que hubiera sido de edta banda si no hubieran echado a Pete Willis cuando Pyromania estaba grabado a media.
    Creo que algún día falta un artículo en de los grandes “What if… ” del rock como:
    “¿Y si no hubieran echado a Mustaine de Metallica?”

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies