Futuro Imperfecto #67: Vivir con efectos secundarios

Publicado por
efectos secundarios
Foto: Cordon Press.

Otra semana marcada por los efectos secundarios. De los movimientos en la política, de las vacunas, de las decisiones de los tribunales. Y de la inmensa angustia, no narrada, que nos está acometiendo a todos, traducida en un aumento de los problemas de salud mental. En medio de todo ello, un avance legislativo que nos coloca, una vez más, a la cabeza del mundo en derechos y libertades.

El derecho a morir con dignidad

Dentro de tres meses, junto con Holanda, Bélgica y Luxemburgo, seremos el cuarto país de la Unión Europea en permitir la muerte asistida. Con condiciones que aseguren al solicitante la autonomía y conocer si existen o no salidas para él: deberá ser mayor de edad, con una enfermedad grave e incurable, causa de un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable. Su voluntad de acogerse a la eutanasia o suicido asistido deberá ser expresada por escrito, dos veces consecutivas con intervalo de quince días, o mediante testamento vital. Y será luego evaluada por un comité de médicos, personal de enfermería y juristas. Ha quedado reconocida como prestación por nuestro Sistema Nacional de Salud. Los médicos podrán negarse alegando objeción de conciencia.

La mayoría absoluta con que ha sido aprobada y los aplausos en el Congreso han tenido su contrapunto en PP y Vox. El partido de Pablo Casado la critica por no haber puesto el foco en los cuidados paliativos de enfermos terminales, a los que según ellos empuja a la eutanasia. Los de Abascal levantaron tabletas con la palabra «derogaremos» y acusó al gobierno de «instaurar la industria de la muerte». Además Vox, PP, UPN y Foro Asturias la recurrirán ante el Tribunal Constitucional. Mención a ETA de Mayor Oreja incluida.

Es un momento para recordar a Ramón Sampedro y ver de nuevo Mar adentro.

La moción de ruptura

Poco se ha hablado de lo bien que refleja la moción de censura de Murcia el multipartidismo iniciado por el movimiento 15M y luego concretado con Podemos y Ciudadanos. Fue C’s quien presentó la moción, la desarticularon tres diputados de este partido a cambio de entrar en el gobierno de Murcia, del PP, y acabaron decidiéndola tres diputados de Vox. Expulsados de su propio partido además, por haberse apropiado de sus fondos. En resumen, una sola moción, y cuatro partidos más los independientes para decidir que no. López Miras terminará su legislatura, Vox tendrá su veto parental y posiblemente gestionará la consejería de Educación.

Es una moción con consecuencias nacionales. Ciudadanos, que arriesgó presentándola, corre ahora el riesgo de desaparecer como partido. Cada vez tiene más fugados que se pasan al PP, y le renuncian más miembros, como Toni Cantó o la diputada del Congreso Marta Martín, que abandonan la política. Por no hablar de los problemas económicos que ya empieza a enfrentar por la pérdida de ingresos. Y con el horizonte de perder la mayoría de sus votos en próximas elecciones.

Con su fin no vuelve, ni volverá posiblemente, el bipartidismo. Europa se anticipó con este panorama político, nosotros solo hemos llegado más tarde. Ahora Vox queda como casi único socio natural de gobierno del PP, y PSOE seguirá necesitando a UP. El país es mucho más que Madrid, pero las elecciones en la CAM se miran como termómetro de lo que vendrá. Una gestión de Murcia con más peso de Vox deberá ser analizada también.

Pablo Iglesias, él

Boom del lunes, el líder de UP renunciaba a su vicepresidencia para presentarse como candidato en Madrid. Lo que sucedió después solo puede calificarse de semana de insultos a la inteligencia. Poner en duda la validez del voto por correo (Girauta y Marcos de Quinto), llamar a la elección entre comunismo o libertad con el voto (Díaz Ayuso), y demás copias de los argumentos empleados por Donald Trump en su última campaña, como si España fuera Estados Unidos. O asegurar que si te llaman fascista estás en el lado bueno de la historia.

Dentro de la izquierda no ha ido mucho mejor. La líder de Más Madrid en la región respondía a la propuesta de Iglesias para presentar una candidatura conjunta con un «Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos digan que nos apartemos». Un no rotundo con acusación de ser un macho alfa. Alusión que parecía más lógica en boca de la primera mujer que la hizo contra él, Cayetana Álvarez de Toledo.

Los políticos que vinieron a mejorar el mundo en el supuesto centro de C’s se marchan, los que asaltaron los cielos se bajan de ellos. Y de momento la única medida concreta, ni siquiera expresada por Iglesias, es una oleada de impuestos en Madrid sobre las grandes fortunas.

Morir por ser inoculado con ChAdOx1 nCoV-19

Es el nombre técnico de la vacuna de AstraZeneca u Oxford, posible motivo de la muerte por trombosis de una profesora malagueña, cuarenta y tres años, que se suma a la enfermera de cuarenta y nueve fallecida en Austria, el primer caso que disparó la alarma en Europa. Poco después Dinamarca avisaba de casos graves con trombos entre sus vacunados, Italia sobre la muerte de un militar de cuarenta y tres y un policía de cincuenta en Sicilia. El lunes 15 se sumaron Alemania y España a los países que suspendían la vacunación con este suero.

No es fácil asumir que los medicamentos pueden tener efectos secundarios mortales. Ni que podamos sufrir una trombosis por acciones aparentemente sin riesgo, como tomar la píldora, por un traumatismo, por pasar nueve horas en un avión o por una inyección intramuscular. Son causas posibles, y estadísticamente infrecuentes, según nos informa la Fundación FUENTE, que maneja datos clínicos de setenta mil pacientes, y está formada por sanitarios dedicados a difundir información sobre la enfermedad tromboembólica.

También aseguran que es muy poco probable que aparezca en vacunados con AstraZeneca, al tercer día, este tipo de trombosis rara en los senos venosos cerebrales, anunciada por un intenso dolor de cabeza y un bajo número de plaquetas en sangre. Esto es lo que ha alarmado tanto, pero si atendemos el caso de España, casi un millón de vacunados, y solo tres trombosis, la conclusión estadística es que no aparecen más trombos en la población por vacunarse. Estamos además en la Fase IV del ensayo clínico de todas las vacunas, también llamado ensayo de comercialización. O sea, cuando se administra masivamente, que es cuando aparecen efectos secundarios no detectados en las fases anteriores, como es el caso. Suspender temporalmente es una medida normal pero según los científicos no hay motivos para el pánico.

Cuarta ola

Hay un motivo no declarado para cerrar perimetralmente las comunidades autónomas este puente de San José y la próxima Semana Santa. Y es que ya están subiendo los contagios. Aquí, en Francia y en Alemania. Donde no lo hacen, tampoco bajan, o lo hacen a un ritmo muy bajo, se cree que anunciando un repunte. En Sanidad hay además inquietud porque cinco comunidades autónomas desocupan ahora sus UCI de manera mucho más lenta. Todavía no sabemos el motivo, aunque hay una buena noticia. Los sanitarios cada vez saben más, tienen más medios, logran hacer sobrevivir a más pacientes. Por eso tardan más en sacarlos de urgencias. Hace meses hubieran muerto.

Tres meses por delante para vacunar

Necesitaríamos recibir dos millones de dosis de vacunas por semana y estamos recibiendo medio millón. Los incumplimientos reiterados de AstraZeneca son más preocupantes que los trombos. Pfizer adelantará otros diez millones de dosis para la UE, sin que eso despeje la duda de qué ocurrirá en los próximos tres meses. Nuestro sistema de salud vacuna a buen ritmo, y en teoría este trimestre será cuando más unidades recibiremos. Si nada se tuerce, y con el escenario actual, el 70 % de la población española estaría vacunada no en agosto, como se previó, sino en noviembre. O más tarde si hay más casos de desabastecimiento, suspensiones, etcétera.

De momento ninguna estimación es segura, ni las más pesimisitas ni las optimistas. La única certeza del próximo verano es que será otro de los más secos de los últimos dos mil cien años en Europa. Va a seguir sin llover, esa es la consecuencia para nosotros del cambio climático.

Europa desuberiza el mundo

Con el terremoto en Murcia de la semana pasada pasó sin pena ni gloria el acuerdo entre el Ministerio de Trabajo, CCOO, UGT, CEOE y CEPYME sobre los riders. La patronal admite lo reconocido por las sentencias de los tribunales, y en un plazo de tres meses estos trabajadores pasarán de falsos autónomos a contratados por cuenta ajena. Se les informará además de cómo funcionan los algoritmos de las apps para las que trabajen.

Es un ejemplo más de lo que está ocurriendo en toda Europa. Esta semana sabíamos que Uber Reino Unido hará trabajadores por cuenta ajena a todos sus autónomos. Con todos los derechos laborales derivados: vacaciones, indemnización, seguros, etc. EE. UU. ya ha comenzado a dar la voz de alarma, anunciando que es el final europeo para la «gig economy». Siendo precisos es el fin de un modelo de ganancias basado en reducir el coste de los salarios, que han aprovechado muchas empresas. Y también una mejora notable para veintiocho millones de trabajadores europeos. Con réplicas en países tan alejados como Colombia.

Nuestro derecho a vivir con esperanza

La pediatra me comentó esta semana que tiene la consulta saturada de niños con dolor de estómago y de cabeza. No les pasa nada físico, solo están asfixiados por la presión emocional de la pandemia. Los españoles vamos en caída libre por la cuesta de la desesperación sin distinguir estado, edad ni condición. Ayer viernes se cumplieron doce meses del inicio del gran confinamiento, que duró hasta junio. Doce meses después nuestra serenidad sigue cayendo por la borda, y no hay buenas noticias en las que apoyarse para reconquistar la esperanza. Esto sucede la misma semana en la que un diputado manda al médico a otro que no es de su ideología, por llamar la atención sobre el problema social que es una salud mental mal atendida.

Además de los efectos secundarios de la pandemia sufrimos el provocado por los malvados, los idiotas y los egoístas. Y nada de eso es política. Lo que sí lo es es que en este país, dentro de tres meses, se pueda morir con dignidad. Lo es ganar o perder mociones y convocar elecciones. Además de hacer planes para recuperar nuestro derecho a vivir con la esperanza de días mejores. La política puede ayudarnos a ello, y tenemos que pedirle con rabia que lo haga de una vez. Y que se dejen sus miembros de decir barbaridades para alcanzar otro momento de gloria en las redes sociales.


¿Quieres recibir cada sábado un email con las novedades semanales del #FuturoImperfecto?

Acceso a los contenidos vía Telegram

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

3 Comentarios

  1. El día que decidiste expresar en esta serie tus filias y fobias, lo que tu llamas hechos y datos objetivos, te la cargaste. Y es una pena, porque era fantástica. Al menos en el medio año que llevaba yo siguiéndola. En resumidas cuentas. Otro predicador más en la pradera virtual. Jaaarrr. ¿Te da cuen?

  2. “No les pasa nada físico, solo están asfixiados por la presión emocional…”
    Y para aliviarla vamos a ver “Mar adentro”, que como no tiene moralina ni nada, nos va a dejar como nuevos. Claro que sí.

  3. Espera,espera… ¿una columna que expresa opiniones personales del autor? ¿que nos habla desde su experiencia y vivencias?

    Asombrado me encuentro por tan gran desengaño :)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.