Arte y Letras Cómics

El Día del Cómic

JD Cómics Día del cómic
Detalle de portada de Jot Down Cómics #6, por Ana Penyas y Javier Olivares.

El pasado 11 de julio el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Cultura y siguiendo las directrices marcadas por la Proposición no de Ley de Reconocimiento y Dignificación del Sector del Cómic en España, adoptada por unanimidad en octubre de 2021, aprobó que el 17 de marzo de cada año sea declarado Día del Cómic y del Tebeo.

¿Necesita la historieta española un día propio? Pues sí, lo necesita. Y bastante. Hasta hace muy poco, y para parte de la sociedad española me temo que sigue siendo así, el cómic era visto como algo infantil o como mucho juvenil, un medio alejado de las alturas intelectuales y creativas de la literatura o el cine o la pintura o el teatro, etc. Pero la realidad es que estamos ante un medio artístico de una gran fuerza creativa pero que por un lado recibe mucha menos atención, mediática e institucional, que el resto de sectores culturales y por otro goza de muy poco peso en el mercado editorial.

Respecto al primero de los problemas es cierto que en los últimos años años la historieta ha visto cómo se ha incrementado notablemente su presencia en televisiones, radios y periódicos, pero aun así sigue a distancia, en tiempos, espacios y también en el rigor del tratamiento mediático del cine, el teatro, la literatura, las artes plásticas y demás. Este es un camino que se está recorriendo y con este Día del Cómic intuyo que va a coger más ritmo.

Pasando al poco peso del cómic español en el mercado nacional, basta con ver el porcentaje de obra de producción nacional publicado en nuestro país en 2021 que recoge el informe de Tebeosfera para 2020 y 2021. Únicamente un 16.5 % es obra nacional, el resto es obra extranjera y, para más inri, ese porcentaje en 2020 fue del 20.2 %, por lo que en un año la presencia de obra nacional se ha reducido en 3.7 puntos. Sin embargo, la presencia de autoras y autores españoles en mercados internacionales, principalmente en el norteamericano y en el francobelga, es cada vez mayor, lo que pone de manifiesto la potencia creativa de nuestros creadores y la incapacidad del mercado nacional para darles oportunidades editoriales. No sería concebible ni en literatura ni en cine una cuota de mercado de obras extranjeras tan alta, no debería serlo tampoco para el cómic.

A este dato hay que añadir que en el último informe sobre el comercio interior del libro de la Federación de Gremios de Editores, el cómic es el sector editorial con menor crecimiento en el último año, con un aumento del 6.7 % frente al 9.2 % de la ficción de adultos o el 9.3 % de la publicaciones infantiles y juveniles. Creo que este Día del Cómic puede ayudar a concienciar sobre esta tara editorial que lastra el desarrollo creativo y económico del sector.

¿Y para qué necesita el cómic español un día? Pues entre otras muchas razones para hacerse valer social e institucionalmente. No se trata de una panacea que vaya a solucionar casi por arte de magia todos los problemas del sector, esperar eso es autoengañarse. Se trata de aprovechar la visibilidad que da esta iniciativa para poner en valor tanto la calidad de las obras de nuestros autores como señalar los problemas endémicos del sector y proponer soluciones a todos los niveles que ayuden a normalizar editorial y artísticamente la historieta española, tanto en su contexto nacional como europeo.

El cómic necesita generar esos focos de atención que conciencien de su situación tanto en la sociedad española como en el propio sector, que alabe sus fortalezas, señale sus debilidades y proponga medidas de ayuda y las debata. Sería muy importante que el propio medio fuera autoconsciente de sus puntos fuertes y débiles, de sus necesidades y del camino, o caminos, que quiere recorrer.

No hay que olvidar que las medidas políticas realizadas sobre la historieta, ya sea la creación del Premio Nacional o la Proposición no de Ley de Reconocimiento y Dignificación del Sector del Cómic en España, si bien ambas fueron presentadas por gobierno socialistas, han sido aprobadas por unanimidad lo que, de entrada, ayuda a que medidas más concretas que puedan diseñarse desde el Ministerio de Cultura con la ayuda y soporte del sector puedan ser aprobadas y refrendadas con relativa facilidad, sacándolas además del debate político más corrosivo, que a día de hoy el cómic, afortunadamente, ha evitado.

¿Qué habría que hacer en ese Día del Cómic? Evidentemente lo que cada uno quiera, pueda y/o le dejen. Pero me voy a atrever a dar algunas ideas, a grandes rasgos, que creo que podrían ayudar a aumentar el impacto y avanzar hacía los objetivos que planteaba anteriormente.

Lo primero que se me antoja es aprovechar que el medio está cada vez más organizado. Si hace algunos años apenas había asociaciones profesionales y con suficiente representatividad, actualmente existe un tejido asociativo en crecimiento, diverso y con capacidad de interlocución con las administraciones públicas con atribuciones en materia cultural, de hecho, la iniciativa de dónde surge este Día del Cómic y la Historieta sale de uno de estos colectivos, la sectorial del cómic. Estas asociaciones, de autores, autoras, guionistas, investigadores, críticos o librerías pueden aprovechar este día para visualizarse, para dar a conocer a sus entidades y a sus iniciativas y para colaborar entre ellas. Así, por ejemplo, un acto colectivo de ámbito nacional de reconocimiento al sector por parte de las asociaciones las pondría en valor y reforzaría su función como interlocutoras, demostraría su capacidad y sería un refrendo del esfuerzo realizado estos últimos años. Ir de la mano con el Ministerio de Cultura sería un apoyo bastante importante y todo parece indicar que estaría por la labor, nunca antes un Ministerio de Cultura ha prestado tanta atención a la historieta y nada asegura que en los próximos años tenga que seguir siendo así.

Luego estarían las acciones que se pueden llevar a cabo a nivel local, encuentros con autores del lugar, mesas redondas, sesiones de firmas, recomendaciones de cómics de autores nacionales en la bibliotecas, exposiciones, propuestas para los colegios (guías didácticas, visitas de autores o divulgadores, pequeñas exposiciones) etc. Esta batería de acciones, envueltas en ese acto institucional, darían un protagonismo al cómic y harían de ese día un hito en lo que a difundir nuestra historieta se refiere. Ayudaría a convencer de que estamos ante un medio cultural de primer orden, con una gran potencia artística pero necesitado de atención institucional, de conocimiento real y de desarrollo industrial y editorial. 

Como apuntaba antes, nunca antes el sector ha podido trabajar con un ministerio con la sensibilidad hacia el cómic como el actual con Miquel Iceta al frente. Si bien en lo últimos quince años el avance en la atención institucional que ha recibido el medio ha sido evidente, sobre todo desde la creación del Premio Nacional, es ahora mismo cuando el camino se puede ver con más claridad, al interés del ministro se suma, y esto es algo básico, la capacidad de interlocución del medio que por primera vez comienza a estar organizado y activo. La nula controversia política que generan las medidas de apoyo al cómic en todo el arco parlamentario también hay que tenerla en cuenta. Es cierto que aún queda mucho camino por recorrer y que los riesgos de perder esa capacidad de interlocución siguen ahí, el trabajo asociativo es muy frágil, pero la oportunidad está al alcance de la mano. El interés político también puede ser inestable, no hay que olvidarlo, poco se lograría si se da por hecho que ya siempre va a estar ahí.

En resumen, el Día del Cómic más que ser un fin en sí mismo debe ser un trampolín hacía medidas de apoyo, de difusión y de puesta en valor del cómic español, medidas que han de diseñarse pensando en los y las profesionales del sector, autores, editores, traductores, críticos, investigadores, gestores y también, sobre todo si apuran, en los lectores y lectoras, en quienes ya lo son y en quienes pueden llegar a serlo.

[wp-rss-aggregator feeds="Mercurio, Kids, Comics" template="nativa-pc" limit="3"]

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.