Pacific Rim: Guillermo del Toro y los monstruos colosales - Jot Down Cultural Magazine

Pacific Rim: Guillermo del Toro y los monstruos colosales

Publicado por
Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures

Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.

Si Cecil B. de Mille decía que «una película debe empezar con un terremoto y desde ahí subir hasta el clímax», el último filme de Guillermo del Toro parece tomarse la parte inicial de esta premisa muy en serio: en el primer minuto del metraje, vemos como una garra del tamaño de dos camiones articulados derriba el puente Golden Gate de San Francisco de un zarpazo.

Yo también me la voy a tomar muy en serio: Pacific Rim es una mierda. Ahora vamos a ver por qué, eso sí, atiborrando esta reseña de spoilers.

1. Porque el driven by the shot acaba generando dei ex machina

Como ven, he introducido un anglicismo y un latinajo en una sola frase; tienen ustedes permiso para golpearme con un bate de béisbol por soltar semejante pedantería.

Bien, una vez recuperado del impacto, voy a intentar explicar qué leches quiero decir, pero para ello hagamos una breve sinopsis del filme. Pacific Rim cuenta la historia de unos monstruos alienígenas transdimensionales del tamaño de la catedral de Burgos que han decidido atacar la Tierra desde el fondo delocéano Pacífico. Ante tal amenaza, los gobiernos del mundo crean un sistema de defensa a base de robots antropomorfos tripulados del tamaño de la catedral de León para combatir a dichas criaturas. A hostias.

Eso es todo, no hay más.

Pero no me malinterpreten; esta proposición fílmica sencilla y capaz de resumir una película de dos horas en un párrafo no es mala per se, en absoluto lo es. La cinta de del Toro es un vehículo de entretenimiento y no busca en ningún momento alejarse de ese nicho del escapismo fantástico. El filme es un indisimulado homenaje del director mexicano al universo del Bicho Gigante vs. Robot Gigante, que es un género propio en Japón, y que, tras la expansión de los años 80, también se ha extendido por Occidente. El universo de Godzilla, pero también de Ultraman, de Voltron y hasta de los Power Rangers. De hecho, las criaturas se denominan kaiju, vocablo japonés que significa «bestia gigante» (a los robots se les llama jaegers, «cazador» en alemán).

Desde esa base, la película es intencionadamente naif, decididamente ingenua y conscientemente premoderna. No hay subtextos, no hay intención de profundizar en los personajes, no hay nada más que una acumulación de clichés para realizar un ejercicio de estilo visual. E insisto, no hay nada malo en que la aproximación sea ingenua o que exista una acumulación masiva de clichés. Se han rodado docenas de películas en toda la historia del cine que funcionan perfectamente desde ese punto de partida: desde La reina de África, pasando por toda la saga de Indiana Jones y hasta la reciente Los Vengadores. El problema reside en que esa base cándida y naif pretende justificar, precisamente, algo que es solamente un ejercicio de estilo visual.

Y me explico; al usar batallas entre robots gigantes y monstruos colosales ya estás homenajeando el universo nipón de Godzilla y Ultraman, no es necesario copiar todo lo que hay en ese universo, porque te arriesgas a copiar lo malo que sale de allí. Un blockbuster de 200 millones de dólares no es una serie de televisión de bajo presupuesto, su objetivo no es el mismo y sus espectadores potenciales son muchos más. Un deus ex machina creado con el único objetivo de enseñar a un robot en pose molona puede funcionar en la media tarde televisiva, pero, desde luego, atenta contra la suspensión de la incredulidad de un espectador de cine que ha pagado diez euros por ver una película.

El robot chino marcando cachitas. Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures

El robot chino marcando cachitas. Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.

Y Pacific Rim es un filme que pone a la suspensión de la incredulidad en un listón verdaderamente bajo. Ya sabemos que un robot antropomorfo de tamaño catedralicio no es la mejor manera de combatir nada. Ya sabemos que pilotar uno de esos robots desde dentro del mismo es absurdo, pudiendo controlarlo a distancia. Ya sabemos que si vas a colocar un centro de control, lo ideal es situarlo lo más protegido posible y no señalarlo y exponerlo a la vista encima del robot. Ya sabemos todo eso y nos da igual; forma parte del universo de la película. Lo que no nos da igual es que tras media hora de puñetazos indiscriminados y a punto de una derrota segura, los pilotos recuerden, en ese preciso momento, que cuentan con una espada gigante («Aún tenemos una última oportunidad»), de la que disponían desde el principio. Desde media hora antes. De fábrica, vamos. Eso sí, la imagen del jaeger cortando de un solo tajo al kaiju, y además en pleno vuelo, es estupenda. Y también ridícula desde su propio universo. Para llegar a esa imagen (driven by the shot), el guión se ha retorcido de tal manera que no ha quedado más remedio que introducir un sonrojante deus ex machina.

Pues como éeste, hay en la película otros cuantos dei ex machina igual de grotescos. Pero hay más razones por las que la cinta es mala como un rayo.

2. Porque es confusa como una noche lluviosa en medio de una tormenta marítima

Son confusos los robots, confusos los monstruos y confusas las batallas entre ellos, pero destriparemos esta situación más adelante; lo que hace más daño a la integridad del filme es que es confuso en su tono.

Ya hemos visto y aceptado que la película es naif, ingenua y premoderna. Que no es más que un homenaje a la cultura nipona del monstruo y el robot. Por tanto, tiene sentido pensar que lo que queremos es viajar a una niñez o una preadolescencia en la que nosotros mismos como espectadores, y del Toro como director, veíamos dibujos animados y jugábamos con muñecos, imitando batallas épicas. Esto está bien; de algún modo, quieres tratar a tu espectador como un niño de diez años o hacer que tu espectador se sienta como el niño de diez años que algún día fue. Perfecto. Lo malo es que Pacific Rim trata al espectador como un niño de diez años… que además tiene severos problemas cognitivos.

Esto es, no se puede contar una historia de tono heroico introduciendo frases como «¡Hoy vamos a cancelar el apocalipsis!» y luego pretender que los, ejem, científicos destinados a estudiar los kaiju no sean un alivio cómico, sino el puto Dúo Sacapuntas. En serio, no hacen gracia, dan vergüenza ajena. Si tu fuerza de defensa es transnacional, es bonito sacar a pilotos rusos, pero no es necesario que se parezcan al Zangief de Street Fighter II, que solo les falta bailar el kalinka; pero es que además, su robot se llama «Cherno» y tiene pinta de central nuclear. ¿En serio? A ver, los niños son niños, no son gilipollas.

Esta cinta nos trata como gilipollas, no como niños. Los Vengadores nos trata como niños, Indiana Jones nos trata como niños, Cómo entrenar a tu dragón nos trata como niños, pero no nos tratan como gilipollas.

Y con todo, podríamos aceptar una película que no se tomase en serio a sí misma de una manera consciente; que la acumulación de clichés, aun sobrepasando la frontera del ridículo, sirviese a ese tono jocoso y autorreferencial. Sin embargo, Pacific Rim parece no enterarse de que va su propio tono y decide mezclar todo esto con unos terribles —e impostados conflictos emocionales que asolan la personalidad del protagonista (Charlie Hunnam), de la coprotagonista (Rinko Kikuchi), del almirante (Idris Elba), y prácticamente de cualquiera que forme parte del tinglado. Si vas a conjuntar hostias de robots monumentales con problemas psicológicos derivados de traumas del pasado, o lo haces muy bien o corres el riesgo de que el resultado no tenga consistencia.

Un jaeger y un kaiju en pleno debate epistemológico. Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures

Un jaeger y un kaiju en pleno debate epistemológico. Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.

A menos, eso sí, que dejes claro que lo que verdaderamente importa es solo alguna de estas dos partes del tono. Parece claro pensar que el filme apuesta por las batallas entre los jaegers y los kaiju, pero lo malo es que tampoco lo hace bien.

3. Porque la película no respeta su propio universo

Un núcleo de titanio puro sin aleaciones no es mejor que una aleación de titanio, porque, precisamente, cualquier aleación es más resistente que un metal puro. Un robot analógico sufre un pulso electromagnético exactamente igual que un robot digital, porque el pulso inutiliza cualquier componente eléctrico, como su propio nombre indica. Una detonación termonuclear destruye todo en un radio de varias millas a la redonda, incluyendo los robots que estén por allí, por muy amigos que sean. Y por el amor de Pelé, no se puede usar un petrolero como si fuese un bate de béisbol, porque un barco no es un sólido rígido y colapsaría al someterse a las tensiones de ser volteado y agitado, como lo hace el jaeger protagonista en una de las escenas más famosas del filme. Un petrolero no es un palo.

Algunos lectores me dirán que «venga ya, es una peli de fantasía; desde el momento en el que aceptamos que hay una grieta interdimensional en el fondo del Pacífico, no podemos criticar supuestos errores científicos». Pues no, podemos y debemos criticarlo porque se trata, precisamente, de respetar el universo que has creado, no de vulnerarlo. La cinta construye un universo basado en monstruos inmensos y robots aún más inmensos y, conscientemente, apenas explica cómo son esos monstruos y esos robots. Eso está bien, porque al no explicarlo, das rienda suelta a la imaginación del espectador, que puede rellenar los huecos a su voluntad. Lo que no puedes hacer es cagarla cuando lo explicas. Y es que, de veras, no era tan difícil: cambia la bomba termonuclear por, yo que sé, un «dispositivo de gravedad plásmica», el titanio por «adamantium», y el petrolero por la jodida espada. Invéntate algo, si eso nos encanta, pero no atentes contra el propio constructo que has levantado y que, en este caso, coincide con nuestro mundo.

Pero hay una traición aún mayor al universo del filme; y es una que, sinceramente, yo no me esperaba de un director que trata tan bien y respeta tanto a sus monstruos como Guillermo del Toro. Los robots y los monstruos se confunden entre sí.

Veamos, en la película aparecen cuatro jaegers de cuatro países distintos: China, Rusia, Australia y Estados Unidos. Pues bien, resulta que el chino y el ruso son bastante distintos a los otros dos; el chino tiene tres brazos y el ruso, como ya hemos dicho, parece una central nuclear. Entonces ¿por qué los destruyes en el primer combate dejándonos solo a los otros dos que son bastante similares entre sí? ¿Por qué no haces que los cuatro sean distintos? ¿Por qué tengo que llevar una guía al cine para saber cuál es cuál?

Y aún peor. Recuerden Hellboy o El laberinto del fauno, ¿verdad que cada monstruo tenía su propia forma, su propia entidad y hasta su propia personalidad? Pues bien, del Toro se empeña desde las entrevistas, y en la propia página web de la película, en intentar convencernos de que todos los kaiju son distintos entre sí. Y a fe mía que es cierto; visiten la página y comprobarán como el diseño de cada monstruo es verdaderamente personal y diferente a los demás. Lástima que en las dos horas de filme no se vea prácticamente ninguna de esas diferencias; y no es que el director mexicano use el sistema Confus-O-Vision de Michael Bay; la planificación es impecable y el montaje es claro y sólido. Sin embargo, sea porque absolutamente todas las batallas están rodadas de noche y con lluvia, sea porque el comportamiento de los bichos se limite a golpear y rugir, sea por la reiteración en el desarrollo del filme pelea, descanso, pelea, descanso, pelea, final pero el caso es que todos parecen el mismo y todos parece que pelean contra el mismo robot.

Incluso el kaiju final de «categoría 5», que técnicamente es mucho mayor y más temible que todos los demás que han aparecido en la película, acaba siendo igual que los demás. Si quieres que tu monstruo final sea definitivo, terrible y prácticamente imparable; más aún después de todo el despliegue de colmillos, garras, ojos azules y baba fluorescente con el que has bombardeado el metraje, haz que sea realmente distinto. Que sea realmente más grande. Que sea realmente colosal, que sea continental. No te quedes en ni chicha ni limoná.

ura introspección psicológica

Pura introspección psicológica: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Quién ganará la liga? Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.

Pero es que además hay una última falta de respeto a esos monstruos a los que del Toro, supuestamente, rinde homenaje. Desde el principio de la película desde esa escena en el Golden Gate parece que los kaiju son bestias colosales de comportamiento indescifrable, lo cual les hace más extrañas y, por ende, aún más temibles. Como ya vimos en otro artículo, gran parte del carisma del monstruo protagonista de Alien es su innegociablidad; el xenomorfo es completamente ajeno a la comprensión, a la emoción y a la moral. No tiene ningún propósito, es impredecible e inexplicable. Algo parecido pasa con las criaturas del formidable videojuego Shadow of the Colossus: son seres enigmáticos, incomprensibles y con los que, por definición, no se puede negociar. Sin embargo, al introducir la subtrama protagonizada por la pareja de humoristas-científicos, y cuyo único propósito parece ser el de enseñar al personaje interpretado por Ron Perlman, el guión consigue estropear esta concepción misteriosa de los kaiju. Resulta que tan solo son animales amaestrados por una serie de extraterrestres random. Muy bien, te acabas de cargar todo su encanto. O al menos gran parte del mismo.

¿Y por qué esta película es tan fallida? ¿Cómo es posible que un director habitualmente solvente como el mexicano haya fracasado de forma tan estrepitosa?

4. Porque Guillermo del Toro se ha enfrentado a un monstruo colosal

Porque Pacific Rim es un blockbuster de 200 millones de dólares, de los cuales, la mitad se ha destinado a marketing.

Porque se ha necesitado la unión de dos productoras, Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures, para llevarla a cabo.

Porque cuando hay una cantidad tan obscena de dinero detrás, la presión de las productoras acaba sobrepasando al control autoral del equipo creativo.

Porque desde el estreno de Star Wars en 1977, Hollywood ha comprendido que los beneficios no están en el público mayor de 25 años, sino en el que tiene 15.

Porque si quieres recuperar un presupuesto de 200 millones de dólares, no hay lugar para el riesgo. Tienes que dárselo todo a todos. No puedes concebir que alguien del público no reciba lo que estaba buscando. Sean monstruos, peleas, tipos guapos, chicas monas, conflicto emocional o científicos graciosos. Sea lo que sea.

Porque, en definitiva, Guillermo del Toro se ha enfrentado a un monstruo colosal, gigantesco e imparable. Y, efectivamente, no ha podido —o no ha sabido pararlo.

n productor de Hollywood arrasando con la creatividad (imagen no metafórica). Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures

Un productor de Hollywood arrasando con la creatividad (imagen no metafórica). Foto cortesía de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures.

64 comentarios

  1. Correctísimo todo, particularmente lo de la espada último recurso, que es de coña, lo del barco y lo del pulso electromagnético. Y mucho cliché, sí. Y mucha oscuridad. Pero a pesar de todo esto, la película me resultó muy entretenida.

    • Coincido contigo, es entretenida. Y tiene un punto de parodia que si no se ve deviene un artículo crítico como este. Si la película es tan mala como es que es entretenida? Creo yo que es porque Guillermo del Toro sabe de cine mucho mas que el articulista y a pesar de lo que este dice, nos trata como adultos, ni como niños ni como gilipollas. El artículo me parece, como su mismo autor lo anuncia, pedante, que no sería el problema, es además innecesario.

  2. No puedo estar más en desacuerdo; creo que es junto con Star treck la única peli palomitera que se salva de la quema este verano; es pura diversión por la diversión y buscarle las cosquillas científicas o de dimensiones es buscarle los tres pies al Kaiju…De hecho,he echado de menos que no se critique la poca profundidad de los personajes, que hubiera sido la guinda de este post…
    El problema del cine actual es que ya no hay diferenciación de públicos según la peli, y como las productoras quieren sacar el máximo rendimiento, la publicitan para todo el mundo y con Pacific Rim es un error gordísimo. Es una peli hecha para chavales entre los 7 y los 13 y para adultos que quieran sentirse en esa edad. Yo desde luego, así me sentí, entre la fascinación y el asombro y se nota a la legua que DelToro la ha disfrutado muchísimo. Me gustó desde el diseño, hasta las escenas de acción pasando por los colores y el como está rodada, que ahí le veo uno de sus grandes méritos, porque el diseño por ordenador puede quedar muy chulo, pero en unos años hace que las pelis parezcan anticuadas y caducas…¿Qué ha hecho delToro para solucionar esa caducidad? Situarlo todo en noches lluviosas o bajo el mar; las formas se difuminan, se ven menos claras pero también más reales y no canta tanto el engaño…¿Apostamos a que eso que parece caprichoso y un error, en unos años, cuando la película haya resistido el paso del tiempo, se convierte en uno de sus mayores meritos?

  3. No entiendo cómo se aceptan la masificación de clichés desde el principio, y luego se critícan (a lo largo del artículo) dichos clichés. Un sinsentido. “Pacific Rim” da lo que da y quién le exiga más se engaña a sí mismo. Aquí mis razones: http://macguffilms.wordpress.com/2013/08/13/sabios-despropositos/

  4. Efectivamente, es una cagada de pinícula. No hay más preguntas, señoría.

  5. No estoy 100% de acuerdo. Me pareció bastante buena para lo que es, sin romperse la cabeza. Pero si que tienes muchos puntos que acepto. Lo de “driven by the shot” me imagino que es la mania de que para armar una imágen o secuencia pretendidamente impactante (visualmente, o de “conflicto” o “tensión”), te cargas toda la coherencia de la trama y toda visión de los personajes como seres inteligentes

    Porque si es eso acabo de volver de Elysium y me he comido unos 6 o 7 driven by the shot de esos del tamaño de un kaiju

  6. Y si, la fina linea de la suspensión de la incredulidad es lo que tiene. El robot o bicho gigante nos lo creemos porque si, el barco espada no porque evidentemente es una tontería…

    … que el terreno no ceda bajo el peso del bicho/robot gigante y lo deje entrampado hasta las rodillas no lo pensamos porque nos comimos la existencia del bicho/robot gigante :-P

  7. No te puedo negar ninguno de los puntos que propones y sin embargo en mi balance la película es una auténtica maravilla. Creo que el secreto es que desde los primeros minutos (qué coño, desde la sinopsis y el trailer) se le da al espectador un frasco de vaselina para que luego todo eso entre bien holgado. Pero la suspensión de incredulidad a veces es cuestion de aptitudes y si no llegas a entender porqué Del Toro sabía que no nos iba a importar una mierda que ese barco no se desmontase en la maniobra, ¡pues casi que te compadezco!

    ¡Genial artículo, por cierto!

  8. Como gilipollas nos trata la serie “Transformers” de Bay, eso sí que es denigrante para el espectador y muy inferior a Pacific Rim en todos sus apartados.

    Es un peli que te da exactamente lo que promete y lo hace de maravilla, y eso es algo que muchas peliculas hoy en día no son capaces de hacer.

    Una pena que en Japón y en los USA haya pasado bastante desapercibida, pero creo que la mayoría de los que la han visto salieron bastante satisfechos.

    Ojalá haya una segunda parte con más robozes, kaijus y ostias.

  9. A pesar de que no te falta razón, yo disfruté la película como un crío. Y no creo que se trate de estupidez, sino de inocencia pura y dura. Creo que es una película maravillosamente divertida, de un espectáculo sin precedentes (me río yo de ‘Los Vengadores’). Pocas veces más de dos horas se me han pasado tan rápidas. No me sorprendería descubrir que las nuevas generaciones la disfrutarán tanto como yo disfruté de crío ‘Jurassic Park’, salvando las distancias.
    Aquí nuestra crítica en el blog: http://wp.me/p3i6Gx-1gi

  10. jorahtheexplorer asked:
    This isn’t an accusation, but I’m just wondering, how come Mako decides to activate the chain sword at the last minute? Is there some reason why they didn’t use it before and don’t use it often?

    Travis Beachman

    “It spills a lot of kaiju blood, which is known to be quite toxic. (Many of the other weapons are designed to cauterize the wounds.) The reason Raleigh seemed to have no knowledge of it is that Mako added the sword while restoring Gipsy Danger.”

    Fuente:

    http://travisbeacham.tumblr.com/page/9

    Por otra parte, sobre los kaijus indistinguibles.

    Primer Kaiju: cabeza alargada como un cuchillo
    Segundo: gordo, brazos enormes, lanza pulsos electromagnéticos
    Tercero: forma de lagarto, despliega alas y puede volar.

    Límpiese las gafas y véala de nuevo.

  11. Necesitaba este artículo como agua de mayo, ha descrito EXACTAMENTE lo que sentí al salir del cine. Espuma por la boca echaba por la escenita de la espada, oigan. Que por cierto, una precisión: la sacan a punto de la derrota para hacer la pose samurai esa chula después de media hora de hostias… Y una hora y media de película!!!! Además, coño, que tienes los cañones esos de plasma en los brazos. ¿Qué coño haces dándote guantazos con los kaijus si tienes ese arma? Dispara!!

  12. Hola, soy un gafapastucio aburrido, quiero meter caña a una peli…Umm esta de robots y hostias parece el tipo de pelicula que un pedante cinefilo amante del cine super profundo criticaria, vamos a escribir el articulo de JotDown…

    Pues esta vez pincha usted en hueso amigo. Pacific Rim es una pelicula de palomiteo (casi un genero podria decir) mucho mas que decente. Los aficionados al genero de mechas (al que usted no se ha acercado en la vida, leyendo el texto…) nos hemos quedado bien despues de la comilona.

    Mas parece lo dicho al principio, la critica de un gafapastucio cinefilo amante del cine experimental austrohungaro que se aburria que una critica decente.

    P.D: una pregunta ¿que narices esperaba ver usted en el cine? ya que los trailers y los avances que se venían dando son bastante honestos respecto a lo que se iba a ver en pantalla…

    • P.D: una pregunta ¿que narices esperaba ver usted en esta critica?
      Creo que si dedica su tiempo a leer algo en internet, esto le vendra mejor a su estilo:www . marca .com
      suerte y disfrutar!!!

      • Podríamos comentar sobre la obra de Michael Haneke por poner un ejemplo, espero que no pienses que es un autor para tontos también, pero esta película no pretende escudriñar en el drama humano. Por lo demás me gusta mucho Haneke y también Del Toro, y por cierto leo marca.com. No necesito estar reafirmando mi pretendida intelectualidad a cada momento. Lamentablemente parece que tu si. En fin, el mensaje no iba dirigido a mi pero me solidarizo con la gente que no necesita esa pátina de ‘entendido’.

      • Oh, que gran ofensa, me manda a leer el marca…Lo mas curioso es que pretende ir del rollo educado pedantillo y lo primero que hace es insultar con el nombre…
        Como bien dice Roberto, ya cansan ustedes pretendidos intelectuales que creen o entienden estar por encima de otras personas por sus aficiones culturales.

        A mi no me gusta Haneke pero si que me gusta el “buen” cine, a la manera que entienden ustedes los gafapastucios (Bergman, Ford, Kubrick, distintas épocas, distintos estilos), tambien me gusta la literatura (desde las grandes obras como Guerra y Paz hasta noveluchas rapidas de ciencia ficcion), me gusta la musica (desde Beethoven hasta Michael Jackson) y si, tambien leo el Marca (deshonra, le interesan a usted los deportes!!! que traigan la picota!!)

        Le iba a contestar algo mas pero, sinceramente, me dan ustedes algo de pena, siempre buscando ese arte tan sesudo y transcendental. No saben ustedes lo que se pierden. Se pierden la magia de los grandes partidos de futbol, se pierden la espectacularidad tecnica de estas peliculas que hubieran dejado con la boca abierta a los cineastas de hace 50 años, se pierden la emoción sin mas de restregarse con una chavala al son del ultimo soniquete discotequero. Básicamente, se pierden la mitad de la vida, enredados en disquisiciones que ustedes piensan de gran altura intelectual y renunciado a otras formas de hacer arte.

        Pues bueno, ustedes se lo pierden y yo disfruto el doble, de las cosas de las que gustan y de las cosas de las que no gustan

  13. De acuerdo con casi todo. A la media hora me apetecía que acabara, de la monotonía pasmosa de la peli. Pero efectivamente me parece imperdonable que en una peli de monstruos estos no sean identificables. Es normal salir del cine y no recordar el aspecto ni el careto de ninguno?

  14. Creo que has cometido un pecado, el exceso de opinación “porqueyolovalgo”. Pero me gusta me gusta, me la bajaré igual a ver cuando esté en 720p.

  15. Leido y entendido el articulo (creo). Y la pelicula disfrutada (mucho).

    No habia pensado en casi nada de lo que dices en el articulo, disfruté y con eso me vale. Hasta pienso en verla de nuevo en una pantalla enorme!!

    J

  16. También es sorprendente la incapacidad de la peña de discutir sobre una película y una crítica a una película sin liarse a insultos, perdonar vidas ajenas o hacer análisis psicológicos profundos de los traumas mentales del crítico.

    Digo. Que Guillermo del Toro me gusta pero no es que sea mi padre para defenderlo de las crueles calumnias que … :-P

  17. Bonita y descarada copia a la critica de pacific rim en zona negativa no???

  18. Mi coeficiente intelectual ha aumentado en 30 puntos al leer esta crítica.

    Yo también creo que la película es intencionadamente naif, decididamente ingenua y conscientemente premoderna

  19. Obviamente tiene su grado de razón en todos los puntos, pero es un despropósito maravilloso. Yo me sentía como un crío mientras veía el espectáculo. Supongo que hay gente que al verla ha sido capaz de bajar el listón de credibilidad lo suficiente y hay gente que no. Si se logra, se goza; si no, se le ponen pegas. No sé que tal resistirá el paso del tiempo, aunque creo que bien. Pero sí que es verdad que, de ser un poco más coherente, se hubiese convertido en un clásico instantáneo del cine palomitero

    • Realmente es esa mi mayor pena a la hora de enfrentarme a este filme: que con un par de decisiones mejor tomadas podría ser una película estupenda como la citada Los Vengadores, por ejemplo.

      Un saludo.

      • Cierto, aunque por ejemplo, difiero con la escena del petrolero, que me pareció delirantemente buena. Fué como la nevera de – brrrrrrrrr… escalofríooo…. – Indiana Jones 4, que de hecho habría terminado allí con la peli. Gracias.

  20. Pocas veces se me han pasado dos horas tan rápido. Así de simple.
    De todas formas, aquí os dejo mi opinión un poco más extendida, porque este señor tiene su parte de razón pero nos da igual!
    http://navegantesaladeriva.com/2013/08/12/pacific-rim/

  21. A mí me gustó bastante, pero hace aguas por varios puntos: está plagada de inconsistencias (no es creérselo o no, es que hay cosas que no concuerdan con lo que dice la propia película), los personajes serían más interesantes si fueran muñecos de palotes y la trama es una predecible cadena de clichés.

    Espectacular es un rato, entretiene y cumple lo que promete. Para un rato está bien, pero no es (ni pretende ser) una maravilla del cine universal.

  22. Peter, se que son tuyos sólo por los títulos. Luego ni los leo ni nada.

  23. Viva la diversión para pibes de 15 entonces, que Kafkianos nos volvemos al pedo, con lo bueno que está la simpleza (a veces)…

    http://acanaya.blogspot.com.es/2013/08/pacific-rim.html

  24. Me encanta la crítica….pero (siempre hay un “pero”).
    Nadie se ha dado cuenta que da igual donde sueltes a los robots: en la costa o en la fosa de las marianas….siempre hacen pie!

  25. Horreur. Jot Down es el abrevadero de los votantes del equivalente futuro al PSOE: burgueses que creen que se puede ser crítico con el sistema, manteniendo intactas las categorías que hacen al sistema ser como es. Nos entendemos. Una crítica progre, para progres…. Respecto al film, en fín, no daré mis apreciaciones porque no nos entenderíamos. Saludos!

    • Ni si quiera te entiendo en lo que acabas de poner.

      • Tras leer repetidas veces su comentario deduzco que es un pepero al que le gustó la peli y quiso mostrar su disconformidad con la crítica, usando del calificativo que para él engloba toda la negatividad universal: “sociata”, pero se le trabó la lengua o se pasó de coca.

  26. Guillermo del Toro es mexicano? Puta. Estaba creído que era español…

    PD: La peli no la vi…

    • Es que pasa mucho tiempo en Madrid y es amigo de Torrente :) De verdad, siempre sale en sus películas.

  27. Pues sí, parece que el tipo tiene razón en todo lo que dice. Aún así, yo salí del cine sonriendo como un enano, y son la escena del petrolero casi eyaculo en las palomitas.

    Vale que todos los personajes son arquetipos y que desde que Stringer Bell sangra por la nariz tienes claro como va a acabar la cosa para él.

    Ahora bien, lo que yo esperaba ver cuando compré la entrada es lo que vi y bien contento que me quedé. nada que ver con el cabreo que me cogí después de la primera de transformers

    (PD. ha faltado decir que los robots hacen pie en medio del océano, lo cual, como el resto de las “sacapunteces” del artítculo, me la refanfinfla)

  28. No he visto la película, pero para todo aquel pesado que insulta a alguien que critica una película intentando atacarle con que ellos por tener el criterio menos selectivo son capaces de disfrutar más de la vida les diré lo mismo que dijo un tal Fernando fernan gomez:”los imbéciles no sufren”…a buen entendedor. ..

  29. Sacarle punta a esta película es como humillar a un chaval de preescolar delante de sus compinches. El autor de la crítica se habrá quedado nuevo, pero es una victoria un poco estéril.

  30. los críticos de cine son unos amargados.Unos frustrados y unos frikies.Siempre buscando la quinta pata al gato.Anda ya hombre…todo es mucho más sencillo que eso.

  31. Creo que la peli es honesta. Lo que te promete que va a ser es lo que es. Yo entré a la sala a ver robots y monstruos luchando en medio del mar y es lo que vi. Esperaba las inconsistencias, los personajes cliché y las escenas sacadas de un cómic, por lo de la espectacularidad, aunque fueran gratuitas, como el caso que se menciona en el artículo de la espada; la narrativa tradicional y el final feliz. Es una película muy divertida, de verdad. En los puntos expuestos estoy más o menos de acuerdo, pero insisto, la película es sincera. El único punto en el que estoy francamente en desacuerdo es en eso de que Pacific Rim no respeta su universo. Cualquiera que creció con anime de mechas, reconocible influencia para Del Toro en esta cinta, va a disfrutarla montones. Supongo no es el caso de Torrijos. Basta haber visto Mazinger Z, Neon Genesis Evangelion, incluso los mencionados Power Rangers, para saber de qué va la cosa. Pero si desde el principio se le ponen trabas de este tipo, no sé si llamarlo científico o de sentido común o verosimilitud, es mutilar la obra. ¿Y por qué combatir monstruos con robots antropomórficos en vez de utilizar vehículos más eficientes?, ¿no es también absurda la escena del puñetazo al edificio que termina apenas tocando el Péndulo de Newton para ponerlo en acción? Vamos, ni caso tiene ver la película si se entra a la sala con esta actitud «crítica». Creo que es buscarle tres pies al gato. Vulnerar el universo sería decir «este monstruo es invencible» y matarlo tres segundos después con una palmadita amistosa en la espalda. Caso puntual del barco, responde a una cuestión estilística y ya esta. Ver a un robot tomar un petrolero, voltearlo y usarlo como bate de baseball se ve de putamadre.

  32. No me creo que alguien se viera la película desde una posición tan seria. El film es abiertamente paródico desde la primera escena donde vemos a dos americanos chocando manos con la adrenalina por los aires y diciendo lo buenos que son, van a patear culos.

    Los rusos son muy rusos, los chinos para variar también superpueblan el robot y los yankis son todos capitán américa.

    Para criticar entendería que se hablara de que la historia de amor-lo-que-sea no pinta nada, les falta química a los actores. Los investigadores (otra parodia del científico loco) son demasiado histriónicos, se pasan de frenada. Es cierto que a los bichos les falta carisma, son grandes y feos pero poco reconocibles.

    La película no pretende durante ningún minuto que te la tomes en serio y personalmente lo agradezco. Es diversión por diversión, situaciones salvadas al límite y final feliz.

  33. No entiendo cómo puede haber gente que pasados los quince años vaya a ver este tipo de bazofia. Tampoco entiendo que una película como parece que es ésta, un homenaje a las viejas cintas niponas que tuve que soportar en mi infancia en el cine de mi barrio, sea objeto de una crítica seria. Debo confesar que soy un gafapasta de raza, que veía películas de Bergman, Fellini o Antonioni a los quince años, burlando la censura, en mi país, Chile, con el carné de identidad de un amigo mayor.

    • Amigo Alex, se ha adelantado usted a mi opinión que coincide mucho con la suya. Cuando yo tenía entre 13 y 15 años, lo que iba a ver y disfrutar, eran epopeyas como “ZULU”, las tres primeras pelis de James Bond, o “A hard day’s night” y eso era lo más “infantil” que yo consideraba que veía. Me interesaban vivamente las películas llamadas de adultos y de hecho, creo recordar que ví “Repulsión” de Polanski con 17 años. Creo que el listón ha bajado muchísimo en lo que al nivel del “personal” se refiere. Aquí tenemos, no a quinceañeros, sino a tíos y tías hech@s y derech@s, disertando sobre memeces como el presente film. ¡Oh, sí! ¡Pero qué efectos especiales, mientras se hinchan a palomitas!
      Toda esta mierda la inició Spielberg con sus lamentables Guerras de las galaxias, que cualquiera puede ver que son el producto de alguien que no cree en lo que estaba haciendo, todo desde la postura: “Yo hago esto pero todos sabemos que soy demasiado listo para tomármelo en serio”. Continuó con las tonterías de Indiana Jones, para deleite de rumiantes fáciles de contentar y de esas lluvias hemos llegado a estos lodos como el que nos ocupa. Se insiste por parte de algunos sectores en que el cine de masas se enfoca a los adolescentes; pero es que yo sostengo que los de ahora son mucho más infantiles, por no querer hacer sangre, que en la década de los 60. Todo esto es producto de una suma de bastantes factores que sería muy prolijo evaluar aquí y ahora. Saludos.

      • Wow. Relájate, amigo. No tiene nada de malo ser «un tío hecho y derecho» y disfrutar Pacific Rim. Las cosas hay que valorarlas por lo que proponen.

        Si yo entro a una sala para ver una comedia romántica, espero ver una comedia romántica. Con todos los puntos que presupone el género. Dependiendo de qué tal se logre la fórmula, de qué extra aporte la cinta a la constelación de productos similares, de sus puntos flacos y sus aciertos considero si es buena o mala para mí. Lo mismo si voy a ver una de Tarkovski.

        Me parece un error echar en el mismo saco todo el cine, como si fuera algo homogéneo, con una sola intención. ¿Cómo puedes comparar Andrei Rublev con Bridesmaids, por ejemplo? Es absurdo. Lo curioso es que haces la distinción entre cine «infantil» y cine «para adultos» pero los mides con la misma vara.

        Para mí, todo depende de actitud hacia la cinta y expectativa. Dudo que exista alguien que absolutamente todo el tiempo esté pensando y reflexionando sobre cosas profundas y que busque satisfacer esa única visión del mundo en todo lo que hace, lee, escucha o ve. Hay veces que nos sentimos con ánimo y otras que sólo queremos divertirnos, aun con cosas sencillas o poco serias.

        En todo caso, si hubiera alguien así, pues que vea películas que concuerden con esa expectativa única en la vida. No para loar a Polanski se tiene que demeritar a G. Lucas. A mí, por lo menos, hay veces que me dan ganas de ver Repulsión y otras que prefiero Pacific Rim. Puedo disfrutarlas ambas.

        • Yo creo que Maestro Ciruela estaba siendo irónico, incluso paródico.
          Uno no se mete sin más con Indiana Jones.

          • De eso nada. Lo que hacía Harrison Ford en Indiana Jones, en los 40 y 50 lo hacían Bud Abbott y Lou Costello o Danny Kaye…
            Spielberg ha hecho películas estupendas, pero del género de aventuras, solo una grandiosa; TIBURÓN. Todas las demás podían haber sido dirigidas por Arthur Lubin o Norman Taurog.

            • Qué demonios tendrá que ver Indiana Jones con Abbott y Costello. Estamos hablando de un tributo del mejor Spielberg a películas como El Tesoro de Sierra Madre o Las Minas del Rey Salomón. Que a usted no le guste o no sepa apreciar una de las mejores sagas concebidas por este director no le quita el verdadero valor que tiene para los que entendemos algo de cine.
              Supongo entonces que J. Belushi y D. Akroyd en Blues Brothers también le parecerán un aporte nefasto teniendo en cuenta los precedentes, así como Cazafantas
              Que a mí me gusten Danny Kaye, Bogart, Sergio Leone, Kurowsawa y un largo etcétera de lo iconos del cine no me impide disfrutar de cosas más “palomiteras” paridas en nuestro actual contexto. No tengo que demostrar nada. Igual me leo a Faulkner o a Kenneth Patchen en inglés, que disfruto de novelas de Warhammer o cómics de Superman (que no carecen de cierta profundidad intelectual si uno sabe buscarla)
              Si habla en serio creo que sufre usted algún tipo de trastorno pedantesco. Lo siento, siento que no le permita disfrutar de la inmensa variedad que está a nuestro alcance.

              Además, no tiene usted ni idea: Star Wars no es de Spielberg, es de Lucas.

              • Sí, es verdad, pero seguro que Lucas se pasaba todo el día de palique con Steven y al final, éste que estaba como el jueves, siempre en medio, pues se le imponía en los rodajes. Además, Lucas es otro pelmazo de órdago. ¿Ha dicho usted que le gustaba Sergio Leone…? ¡Nuestro idilio acaba aquí y ahora!

                • No se esfuerce , Maestro. El cine para Ud.(y para mí) era(es) algo diferente.Añoramos lo visto en filmotecas de Madrid, Barcelona o París en nuestra juventud. Las nuevas generaciones de treintañeros son heteróclitos en sus filias culturales. Yo tengo,a los 65, una hija de 18 y hablo con ella de su querido Manson (Marilyn). No pasa nada. Mi tercera mujer, a la que llevo 20 años, está “aprendiendo” a ver buen cine conmigo. A partir del final del XX se ha producido una infantilización de la cultura, no hay más que ver la publicidad, la TV, la literatura. Un escritor chileno poco, conocido, M.A.Botto, decía allá por los 60 en su novela “La imbecilidad humana no tiene límites”, que un día el cómic tendría carta de ciudanía de arte y de producto cultural excelso. Era una boutade, claro, pero acertó.

                  • Leete Maus, de Art Spiegelman, a ver si sigues diciendo que el comic es infantil. Parece mentira que un señor que va de cinéfilo confunda el medio con la historia. También le recomiendo que se visione la serie The Wire a ver si también le parece infantil.

              • Aunque la autoría de Starwars es de Lucas, todos saben que le influencia de Spielberg en el proyecto fue decisiva.

        • Si yo entro en una sala para ver una mierda, espero ver una mierda y si no me la dan, ¡¡¡es que me pongo frenéticooooo….!!!

  34. Leí muchas críticas donde, te das cuenta, el redactor no “entendió el chiste” de la película. Vos sí lo entendiste, y no te gustó. Lo más gracioso es que, para mí, todos los “errores” que marcaste, son los que más me hicieron disfrutar la película… ¿no es loco? Nada, quería decir eso :)

  35. Salvo en que la peli, según se desprende en la crítica, le pareció horrenda al autor, coincido en algunos de los puntos, y eso que pertenenzco al grupo que salió satsfecho de la sala. Por una lado está el grandilocuente comienzo y la manera de plantear y situar la historia, con los huecos de guión justos y necesarios para que la imaginación trabaje (la mejor parte para mí). Y luego los acontecimientos más que sucederse, se precipitan: al instante sólo quedan 4 jagers, el objetivo es ya el final de la aventura y, como me temía, apenas tenemos ocasión de ver como atacan los dos Jagers sin peso protagonista, se los calzan rápidamente. Por otro lado, a mi también me dió una sensación de que los monstruos eran demasaido parecidos. Esperaba más licencias por parte del creador con criaturas más características como la del flashback en Japón. Los alivios cómicos a mi me gustaron, pero las tramas de los protagonistas (como se señala, debido a que hay que meter un poco de cada temática para que enganche al espectador) las habría sustituido por aún más elementos kaiju. Y como dice el autor, se juega al exceso de la credulidad del espectador. Si lo de la espada fué una broma o guiño, la verdad es que no lo pillé, me pareció excesivo. Pero al final, de algún modo, el despliegue visual consigue que olvides todo y te enganches a la película. Algo tendrá que ver en ello la mano de Guillermo.

  36. Con motivo de todos los estrenos de ciencia ficción de este verano, entre otros el de ‘Pacific Rim’, hemos preparado una encuesta para elaborar una lista con las mejores películas de ciencia ficción en la que os animamos a todos a participar: http://wp.me/p3i6Gx-1hy

  37. Por desgracia una vez más Hollywood nos muestra que para las productoras es más importante hacer taquilla con esa franja de edad que menciona el artículo que hacer buen cine.
    Puede que la película cumpla con lo que se espera de ella, que desde mi punto de vista no es mucho, pero al final volvemos una y otra vez a los mismo…

    Ya estoy deseando la siguiente entrega de Transformes, una Battleship II, la nueva de los Vengadores y sobre todo la secuela de Prometheus… Y no es que pretenda comparar entre estas películas, para nada, lo que pasa es que me preocupa que de todos los estrenos que se producen al año llevamos unos cuantos años, al menos en mi caso, en los que las péliculas que podemos considerar buenas de verdad, se ven sumergidas por la sombra de la morralla de grandísmo presupuesto que vomita Hollywood año tras año…

  38. Pingback: Donde la música es protagonista | La carpeta del SPAM

  39. Pues a mi me gustó mucho, me entretuve, y claro, también mientras la veía pensaba que cosas así en la realidad son imposibles pero bueno, era una peli que por mucho que se desarrolle en un planeta llamado tierra y asole las mismas cuatro ciudades de siempre no deja de ser fantasía. Para fantasear un rato están muy bien.
    Aunque sí que duele pagar 10 euros por pelis así, ya que en mi país se paga la mitad de eso para verla en 3D pero bueno. Tampoco esperaba que fuera a lo Evangelion.
    Ya sé de qué van las superproducciones de Hollywood, pero para pasar el rato, están muy bien, creo yo.

  40. Yo me lo pasé pipa, una peli por la que merece la pena ir al cine a verla en pantalla grande. Las de Haneke las veo en casa.

  41. Tío, qué dolor de cabeza de Driven by the naif y Deus ex hostias, enserio. Pacific Rim es una experiencia cinematográfica extremadamente satisfactoria, mucho más que Los Vengadores, para mí. La verdad es que no tengo por dónde coger esta pseudo crítica. Eres mal escritor.

  42. Pingback: Donde nacen los monstruos: Guillermo del Toro | Justa, lectura y conversación

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies