Jot Down Cultural Magazine – Eskorbuto, de su «Maldito país, España» al «A la mierda el País Vasco»

Eskorbuto, de su «Maldito país, España» al «A la mierda el País Vasco»

Publicado por

Eskorbuto p

Para acompañar la lectura del artículo, nuestra lista en Spotify

Somos tan odiados como queridos. Como Hugo Sánchez, es un payaso y todo lo que tú quieras, pero todo el mundo admite que mete goles y punto. (Iosu).

Puedo decir que somos el único grupo que ha tocado para HB y contra HB. (Iosu).

La ley Fernández, con un nombre así, debería fijar las dimensiones legales del bigote en los varones mayores de dieciocho años, pero lejos de poner orden en una cuestión que se halla tan desmadrada en el siglo XXI, lo que viene a perseguir es ese derecho fundamental de la humanidad a poder cagarse a gusto en su correspondiente país. También la llaman Ley de Seguridad Ciudadana y contempla multas de hasta treinta mil euros por «ofensas a España». Al margen de que para que exista una ofensa tiene que existir también un ofendido y yo nunca me he encontrado a España llorando en un ciber porque nadie le da «me gusta» a las fotos de sus gatos, esta ley me trae a la memoria ciertos episodios de nuestra historia musical: las canciones de Eskorbuto contra las instituciones españolas y sus consecuencias. Y las canciones de Eskorbuto contra HB y criticando al País Vasco y, también, desgraciadamente para ellos, sus consecuencias.

La verdad es que la Movida madrileña fueron unos años de creatividad efervescente que bien se merece todos los homenajes que se le hacen, pero a los que fuimos adolescentes entre 1990 y 1995 era muy raro que nos gustasen ese tipo de grupos. Hablo desde la propia experiencia, y por tanto distorsionada, pero lo que yo recuerdo es que alrededor de 1993 los grupos de la Movida lo que daban era una mezcla de asco y risa. Fue una década, los noventa, en la que comprarse un LP de A Flock of Seagulls era el equivalente a ir a la Librería Sexológica de la calle Hortaleza de Madrid a por revistas de coprofagia. E incluso peor. La coprofagia entonces, como el gore, podría entrar dentro de lo esnob. Era más fácil que un camello pasara por el ojo de una aguja que que un grupo de los ochenta tuviera un pase. Y si ese grupo era español, hablaríamos del ojo de un protozoo.

No obstante, y hete aquí la cuestión, algunos sí que pasaban el filtro. No por nada concreto. Tal vez nada más porque géneros como el punk o el rock urbano no están tan sujetos a las modas y sus fans, consumidores de ejercicios de estilo, son más fieles. Pero en los noventa, mis amigos sí escuchaban Siniestro Total, por ejemplo. La Polla Récords, Barricada, Decibelios y sobre todo Eskorbuto, entre otros, sobrevivieron a las nuevas generaciones. Todo el mundo tenía cintas de «los clásicos» y yo, particularmente, nunca vi a nadie escuchar en su walkman tamaño rompehielos nuclear Lenin una cassette de Dinarama. Y mira que me gusta Dinarama y Kaka de Luxe creo que fue punk gold-line, pero por lo que fuera los grupos destacados en la Movida fueron rechazados como leprosos en su momento, no ahora, y otros como Eskorbuto nos cautivaron. Esto es así. Lo que nos lleva a deducir en resumidas cuentas que algo especial tendrían los de Santurce para seguir llegando pese a los cambios de modas.

Además, lo suyo tuvo doble mérito. Porque mientras la Movida era hedonista, de colores, moderna, todo cualidades atractivas, el caldo de cultivo de Eskorbuto era la margen izquierda del Nervión, en Bilbao, en tiempos de reconversión industrial, paro y heroína bajo una tormenta terrorista escalofriante. El asco. Pero oye, un movimiento de lo sofisticado pasó a lo banal, y luego a lo ridículo. Y el otro, de tan sucio, luego fue realista y al final legendario. Cosas de la vida, como decían Eskorbuto en Demasiados enemigos.

Y en la actualidad, para más inri, lo gracioso es que las letras de los punks de aquellos años se han ido cumpliendo en muchos casos como impenitentes profecías. Lo dice Luis Boullosa en el último número de Fiat Lux en su artículo «La España negra en doce canciones»:

… los punkis, los navajeros, los yonquis y los poetas tenían razón. Los colgados, los traficantes, los hombres perdidos en el bar y en los parques tenían razón. Los delincuentes comunes, las putas baratas y los chinorris de barrio bajo tenían razón.

Eskorbuto fueron esa clase de chinorris de barrio. Iosu era un fan de los Who que durante muchos años pensó que su nombre se escribía «Ju». Tenían una cultura musical escasa y Juanma, el bajista, solo llevaba unos meses tocando su instrumento cuando se metió en el estudio a grabar el primer disco. Se libraron del servicio militar obligatorio haciéndose pasar por locos, Juanma llegó a mearse encima, y su primera actuación fue en un patio de colegio ante niños de no más de diez años. El nombre, tan contundente, fue cosa de Roberto Moso, cantante de Zarama. Se lo sugirió por el aspecto enfermizo que ya lucían antes de ser rock stars. Comenzaron pronto con sus aficiones extradeportivas. Tomarse la vida como un suicidio no era extraño entonces, en una época sin expectativas, enfangados en un paro juvenil que —ría aquí— era inferior al actual. Vaya por delante el dato: de Eskorbuto murieron dos, Juanma y Iosu. Y de los otros dos grupos coetáneos más interesantes, o que merecen sin ninguna duda figurar a su lado, RIP y Cicatriz, palmaron dos en el primero y todos, pleno, en el segundo.

Se dieron a conocer por el boca a boca y haciendo pintadas por todas partes, pero fue su canción «Mucha policía, poca diversión» la que les hizo realmente célebres. Su relación con los cuerpos de seguridad del Estado era muy simpática. Los detenían constantemente. Muchas veces los arrestaban, los soltaban y los volvían a detener. A la policía le gustaba esta dinámica porque cada vez que lo hacían, los ciudadanos les jaleaban en un territorio tan abiertamente hostil. Los agentes se ganaban el cariño de los vecinos acosando a los punks, mal vistos al principio tanto por la derecha como por la izquierda, por los españoles y por los abertzales. Así que detener a Eskorbuto antes de que hubieran grabado una sola canción ya se convirtió en un acto de propaganda policial.

Nuestras primeras canciones, como «Os engañan», «Tamara», «Dónde está el porvenir», «El enterrador» eran canciones sin polémica, sin bestialidad, con cierta perniciosidad, pero sin ataque claro y conciso contra el sistema. Pero había algo que nos dejó huella: la policía. En las calles nos detenían dos o tres veces al día y así todos los días, sin excepción. Y no nos detenían por fechorías, qué va, nos detenían por limpiar su imagen, pues se daba el caso de que por nuestras pintas tan destartaladas, la gente común en las calles nos veía como algo peligroso y nos trataba como a delincuentes y todo el mundo aplaudía y animaba a la policía cuando nos detenían.

Por eso «Mucha policía, poca diversión» surgió de forma prácticamente automática y corrió rápidamente de boca en boca. Mucha gente la conocía antes de haberla escuchado grabada o en directo, algo que debe de tener pocos precedentes en la historia de rock. El problema vino cuando viajaron a Madrid a intentar mover la maqueta Jodiéndolo todo en la que también estaban títulos como «Escupe a la bandera», «Maldito país» y «ETA». Esta última resumía la situación económica y política de aquel tiempo e iba sentenciando: «… y luego a la ETA la llaman terrorista». Perico Sánchez, del sello Spansuls, estaba interesado en editar su material. Les había conocido en el famoso Rockola de Madrid y, por cierto, fuera, porque a Eskorbuto nos les dejaron entrar por las pintas que llevaban. Vio que eran justo lo que buscaba. Algo real. No una simulación, como Ramoncín, ni teatro, como otros grupos del foro.

eginSin embargo, el 2 de agosto de 1983, a las cinco de la tarde, en las afueras de la capital, un coche zeta de la policía se paró a su altura, les pidió la documentación como de costumbre, les registró y encontró las aludidas maquetas. Los agentes leyeron las letras y directamente se los llevaron detenidos a comisaría de Los Cármenes.

Nos metieron en el calabozo y escuchamos que ponían cantidad de veces la cinta. El comisario no sabía qué hacer. Nos preguntaba si eso era comercial. Le contestamos que no lo habíamos sacado a la venta. También se interesó por las actuaciones en directo y le dijimos que sí que habíamos tocado algunos de esos temas en público, entonces se volvía loco y estaba indeciso. Sabía que iba a ser un problema para él. (Iosu)

Les aplicaron ley antiterrorista. Estuvieron treinta y seis horas incomunicados. Les acusaron de injurias a los cuerpos de seguridad del Estado, lo que conllevaba penas de seis a doce años. Tras las pertinentes llamadas, Kike Túrmix fue el encargado de dirigirse a las Gestoras Pro Amnistía para pedirles ayuda, apoyo, lo que fuera. Y lo que ocurrió cambió la historia de Eskorbuto para siempre:

Yo me bajé al casco viejo en Bilbao a hablar con los de la Gestora Pro Amnistía y estos. Todavía no había «Martxa eta Borroka» y ser un punk rocker estaba mal visto. Me recibieron con cajas destempladas, cosa que a mí primero, y a Eskorbuto después, nos sentó como una patada en los cojones. Alguno de los que me mandó a hacer hostias seguro que después se le vio con la camiseta de La Polla o de Kortatu haciendo el ganso por ahí. (Túrmix).

Encima, todo esto ocurría mientras en las fiestas de Bilbao las comparsas habían elegido el eslogan «Mucha policía, poca diversión» para la bajada de la Virgen de Begoña. Usaban sus frases en Bilbao, pero les dejaban tirados en Madrid. Se sintieron ignorados por un lado y manipulados por el otro. Consideraban que habían dado la cara por Euskadi cantando esas letras y a la hora de la verdad nadie movió un dedo por ellos. El siguiente objetivo de su ira, que nunca fue poca, sería ahora el nacionalismo vasco. Así nació «A la mierda el País Vasco», canción que hundió su reputación en Euskadi, les impidió tocar allí durante años y, la verdad, tampoco es que fuese una letra tan «blasfema».

Oh pueblo!
que bien te guarda tu Hertzaina.
Sus normas, leyes y trampas,
oh pueblo!

A la mierda, a la mierda, a la mierda el País Vasco.
A la mierda, a la mierda, a la mierda va.

Alguien tenía mucha razón
los tanques de guerra se pudren
y los viejos militares
querrán ganar su última guerra.

A la mierda, a la mierda, a la mierda el País Vasco.
A la mierda, a la mierda, a la mierda va.

Laberinto vasco, laberinto vasco.
Euskadi sigue rodando y rodando,
cayéndose por el barranco.

A la mierda, a la mierda, a la mierda el País Vasco.
A la mierda, a la mierda, a la mierda va.

Las gestoras Pro-Amnistia dormían,
mientras nosotros nos pudríamos de asco.

A la mierda, a la mierda, a la mierda el País Vasco.
A la mierda, a la mierda, a la mierda va.

Sin el detalle de que las Gestoras dormían mientras ellos se pudrían de asco, que casi parece un añadido con corta-pega, la canción no hace más que describir el callejón sin salida en el que se encontraba la región en la época. Pero las mentes abertzales biempensantes no la tragaron y, por si había dudas que resolver, en las entrevistas Eskorbuto empezaron a dar unas rajadas memorables.

En Musikaria, por ejemplo, dejaron perlas como que todo el mundo odiaba a Franco, pero nadie tiraba los duros en los que salía su cara. También que todos ellos eran españoles porque esa era «la banderita» que salía en su DNI. O que los municipales de Santurce, que eran de Herri Batasuna, resultaban más represores que los nacionales. Aunque, con mucha más razón, y nadie pareció percatarse de ello a la hora de juzgar la letra desde la perspectiva abertzale, explicaron que el País Vasco era una «fórmula autonómica española» y que por tanto «o Euskadi o nada» y que, lógicamente, «a la mierda el País Vasco». Pero ni por esas.

diariovascoEl diario Egin les censuró una entrevista y empezó a organizarse un boicot, de boca en boca, para que no tocaran en su tierra. Ellos, mientras, declaraban que en Euskadi había más fachas que en ningún lado, pero fachas nacionalistas, apostillaban. Se quedaron sin agenda de conciertos donde vivían y en el resto de España también fueron vetados rápidamente en la mayoría de los sitios, como todos los grupos de su estilo, porque los conciertos de punk de entonces dejaban paisajes devastados a su paso con peleas, heridos, basura, robos… el Apocalipsis.

Pero ellos siguieron mordiéndolo todo como pit bull rabiosos. Después del patinazo político, le tocó el turno a la industria. Poco después, consideraron desde el principio que la etiqueta de Rock Radical Vasco que agrupó a bandas como La Polla Récords, Hertzainak o Barricada era un completo engaño. Un truco de marketing para mover a la cartera de grupos de un solo sello, Soñúa (luego Ohiuka), que, encima, calcaba las palabras que se habían utilizado tiempo atrás para describir precisamente al grupo de Iosu y Juanma. «El punk radical en Euskadi se llama Eskorbuto».

Ellos (Herri Batasuna) querían un grupo para manejar en cada provincia. En Guipuzkoa podían llamar a los RIP, en Álava tenían a La Polla y Hertzainak, de Navarra era Barricada y les faltaba un grupo en Bizkaia. Pero con nosotros metieron la pata, les mandamos a tomar por culo. Y ahora pienso y creo que lo volvería a hacer. Y encima nos llaman traidores a nosotros y de traidores nada, te lo juro por Dios. Fue a partir de ahí cuando todo el mundo se puso en contra nuestra. (Iosu).

Donde sí que pudieron gozar de popularidad fue entre los presos comunes. Los reclusos de la prisión de Basauri les eligieron para que tocasen para ellos en la cárcel y Eskorbuto allá fueron y no se cortaron. Cantaron todas sus piezas antipoliciales sin variar su repertorio habitual en directo. Encima, en el contexto de una huelga que mantenía todas las galerías de la prisión llenas de basura.

Fuera de los muros del talego, no obstante, su fama seguía yendo a peor. Corrían leyendas urbanas, rumores más o menos infundados de que robaban material a los otros grupos, y ellos tenían la delicadeza de manifestar que querían tocar para Alianza Popular, idea de Juanma, que admitía, entre risas, que se declaraba fascista. El hecho es que su aversión a los partidos o cualquier tipo de movimiento político se volvió ya incurable después de actuar en los festivales anti-OTAN en Madrid. Solo les pagaron el viaje y luego se enteraron de que cobraban setecientas pesetas de entrada. Otra vez habían mercadeado con ellos para causas partidistas.

A partir de este momento el grupo empezó a presumir, y no dejarían de hacerlo hasta la muerte de Iosu y Juanma, de ser el más honrado de la historia «y sin ser muy honrado». Por lo que explicaban en las entrevistas que Diego Cerdán recogió en su libro Historia triste (de donde vienen también el resto de extractos empleados en este texto), que eran declaraciones contradictorias, o medio en broma, o bromeando muy en serio, la conclusión a la que parece que llegaron Iosu y Juanma fue la de que las palabras por sí mismas de nada servían a ninguna revolución y que se hablaba mucho y se actuaba poco. Ellos, como tampoco iban a pasar a la acción, pues al menos no iban por ahí predicando nada hipócritamente.

No, nosotros nunca hemos dicho no a los millones, sino a vendernos. Las ideas de la gente están muy atrasadas, son muy fáciles de engañar y, de esa forma, nosotros no vamos. Eskorbuto no va por ahí engañando con palabras fáciles como otros. Nosotros decimos siempre las cosas claras, por eso nos ganamos enemigos, pero prefiero ganarme enemigos a amigos fáciles (…) opinamos que la gente es una basura, todos. Mira, que no me hablen de violencia, que no me hablen de política cuando hay gente que está pringando y encerrados, como los presos, por un sistema raro, extraño ¡no entiendo cómo se puede ser tan idiota! La gente sabe lo que está pasando dentro, todo el mundo lo sabemos, pero todos siguen tomándose su café con leche, siguen saliendo a pasear con su pareja y viviendo su vida normal y luego se quejan y hablan tonterías. ¿La gente? Basura. (Iosu).

La puntilla llegó en su disco Anti Todo en el que una canción, «Haciendo bobadas», era una referencia clara a Herri Batasuna. En 1992, preguntado por la gente de Euskadi que estaba deseando verlos tocar allí y se los había perdido durante tantos años, Iosu resumió claramente cuál había sido hasta entonces la situación con los batasunos:

… que se vayan a los Ayuntamientos, a las concejalías que organizan las fiestas y quiten a esos mamones que están. Lo que pasa es que no se atreven… y todos sabemos de qué partido son.

Tal vez las adicciones no les dejaron seguir disparando como hasta ese momento. En sus últimos trabajos las letras se volvieron más oscuras, con continuas referencias a una muerte que veían cercana. Su deterioro físico quedaba patente en los conciertos. Una vez Iosu acabó uno tocando de rodillas, parecía que era parte de la actuación, pero lo que pasaba era que tenía un lumbago criminal. Aunque la tensión del público nunca decayó. En uno de sus últimos conciertos, en México en 1991, el balance fue de cuarenta heridos y setenta detenidos. Buena marca. Un año después moría Iosu y seis meses después Juanma. «Nuestros cuerpos caen rendidos como una maldición», cantaban en «Cerebros destruidos», para muchos su mejor canción.

En un momento dado dijeron que hacían su música porque en las tiendas no vendían ametralladoras. Treinta años después, el Gobierno aprueba multas de treinta mil euros para manifestaciones como las canciones que cantaron Eskorbuto. ¿Cuál es el mensaje que pretende dar la ley Fernández, que ahora salen más baratas las ametralladoras?

75 comentarios

  1. Pingback: Eskorbuto, de su «Maldito país, España» al «A la mierda el País Vasco»

  2. Me ha encantado el artículo. Y francamente, para mi, Eskorbuto no fue sólo un grupo punk. Fue un grupo que te enseña la verdadera historia del País Vasco en esos momentos.
    Y la gran mentira que fueron grupos como La Polla o Barricada. Evaristo en concreto fue buen músico, pero como persona, absolutamente nauseabunda, traicionando cualquier tipo de principios.

    Por eso cualquier amante del Punk, valoramos tanto la honradez de Eskorbuto. Larga vida!

    • …y Barricada, peor aún. Recuerdo cuando Def Con Dos se negaron a tocar con un personaje de la radiofórmula que se hacía llamar El Pulpo y a ellos no les importó en absoluto.

    • No tienes mas que echar un vistazo a la discografía de La Polla y a las entrevistas que hay de Evaristo por el Youtube para darte cuenta que no tienes razón en lo que dices.

    • me gusta Eskorbuto a degüello, pero no hay que decir lo que dices de Evaristo, que siempre ha ido de discreto y muy clarito tanto con la Polla como Gatillazo, de los otros no hablo xq nunca me han gustado así que no hablo

    • Evaristo y Iosu son bastante parecidos.

  3. Muy bueno y divertido, carajo. Sólo una puntillita; pa tocar los cojones. No se dice (o no se debería) decir ‘Se dieron a concoer por el boca a boca’, sino ‘por el boca a oreja’, a no ser que, a parte de la música, estos fuesen también buenos dando besos. Aunque con ese nombre no lo creo.

    • A mí me suena mejor boca a boca. Dado que las orejas no hablan y si una boca se lo dice a una oreja, ahí finaliza la comunicación. En cambio al decir boca a boca, se sugiere mejor la idea de viralidad, que es lo que esa expresión pretende: una boca se lo dice a otra persona/boca, que a su vez se lo dice a otra, y esta a otra… etc.

      • Juro que para mí tiene toda la lógica del mundo lo que dices. Es, además, la expresión más extendida, así que está tan aceptada que a nadie le suena extraña. Sin embargo – y por eso decía que iba a tocar los cojones – el boca a boca es lo que es. Otra cosa sería decir ‘de boca en boca’, lo cual creo que mejora un poco el asunto. Igualmente he leído alguna vez que ni siquiera debería decirse de boca a oreja, sino de boca a oído, porque la oreja no tiene esa capacidad de escucha.

        En fin, es el lenguaje: siempre es bueno tener opciones y tratar de atinar un poco.

      • No diga usted tonterías…

  4. ¡Muy buen artículo!

    Un apunte: el grupo de Roberto Moso es/era ‘Zarama’ y no ‘Zamara’ como está escrito.

  5. “rumores más o menos infundados de que robaban material a los otros grupos”

    De rumores nada, la de Iosu Eskorbuto robándole el bajo al Klaus de los Vómito la cuenta él mismo aquí:

    http://www.youtube.com/watch?v=1PzCDfLapMQ

    • También cuenta la leyenda que Iosu le robó al guitarrista de Alaska una Les Paul que había tocado Jimmy Hendrix.

      • La realidad es que Iosu robó la Gibson a una orquesta, de nombre Alaska (nada que ver con la “popular” cantante), que iba a tocar en el Arenal bilbaíno por fiestas. Era una Gibson negra, seriada, y la tuvo hasta el año 87 en que la Guardia Civil se la requisó por la denuncia que puso la víctima del robo… se quejaba Iosu de que los “picoletos” también se llevaron la funda… ¡y esa sí que era suya! :)

        • Cierto Sanjuanconmiedo, yo conocí personalmente al dueño de la guitarra, Diego Torres, guitarrista de Estella que nos dejó hará un par de años.

        • Me habían contado mal la historia, entonces. ¡Gracias por la aclaración!

  6. La que al final les sacó del calabozo en Madrid fue la abogada Cristina Almeida, por cierto.

  7. Gran artículo. Me gustaría puntualizar que de RIP solo quedan vivos Yul (guitarra) y Txerra (batería) y ambos siguen en activo en otros grupos. Mahoma y Portu (cantante y bajista) murieron ambos a causa del sida.

  8. Me ha gustado el artículo, pero me parece un poco “inspirado” en este otro
    http://www.nonada.es/2012/10/los-punkies-tenian-razon.html

    Artículo que en mi opinión es además bastante mejor, al menos no tiene ese tono de enteradillo tan típico de JotDown, que ya es cansino.

    • Pues he leído los dos y me gusta el de Jotdown mucho más. Dudo que la inspiración haya salido del otro artículo, la inspiración es la Ley Mordaza. Aparte en ese otro artículo se olvida, como casi siempre, a un grupo que fue tan importante como Eskorbuto que son los TDK. Y por supuesto del panorama sociopolítico específico del País Vasco en los años de Eskorbuto no hay ni una mención, que es por lo que me gusta este artículo

    • El artículo que linkas se parece a esto lo que un huevo a una castaña. Esto es, que ambos son comestibles y en los dos artículos se habla de Eskorbuto. Y ya.

      Luis, ¿no serás el autor del otro artículo haciendo SPAM ya que pasa por aquí el Pisuerga?

  9. Solo he leido lo del principio, y lo de Hugo Sanchez lo dijo Iosu, no jualma!
    Aguante Eskorbuto!

  10. – Al final todo está politizado por alguna secta que sólo mira por ganar privilegios y asaltar ayuntamientos para robar, sean las siglas que sean. Te tratan como un instrumento, te roban tu identidad, tu personalidad, eres un objeto, si no obedeces a todo lo que te diga eres un traidor. Estás conmigo o estás contra mí.
    – Este país sólo cambiará cuando nos dejemos las sectas y empecemos a ser más solidarios todos, uniendo a los de abajo sean de la raza que sean, tenga la lengua y la cultura que tengan. Gamonal es el ejemplo, es necesaria una sociedad implicada que no obedezca consignas partidistas.

  11. Goar Iñurrieta, guitarrista de Cicatriz, no sólo no murió, sino que que era guitarrista con Estopa.

    • Sí, pero no era de la formación original.

    • Los 4 componentes iniciales están todos muertos, Goar sustituyó precisamente a José Arteaga (Pepín) tras la muerte de éste en 1987.

      • Pepín murió despues. Goar entró en la banda porque querían meter dos guitarras en directo, Pepín al ritmo y Goar solista. Los “Cica” estaban en la transición del oi! al rock and roll y pensaban “arreglar” el repertorio anterior. Ensayaron juntos un par de veces pero Pepín ya andaba un pelín tiradillo y dejó la banda. Murió un tiempo después.

  12. Me ha encantado este artículo. La verdad es que apenas sabía algo de Eskorbuto, me ha parecido muy interesante como se ha planteado todo.
    Por otro lado, no veo donde está ese tono de “enteradillo” del que habla Luis, me ha parecido muy ameno e interesante. Me he tomado la molestia de leer el artículo que ha referenciado Luis y es radicalmente distinto.

    Saludos

  13. Pues por curiosidad después de leer esto he mirado las entradas de Iosu y Juanma en wikipedia en inglés y esas sí que son punks, de la cantidad de fallos gramaticales que tienen. Las escribirían ellos desde el fondo de su litrona.

  14. “paro y heroína bajo una tormenta terrorista escalofriante”, bueno, no nos olvidemos de la “brutal represión policial”, con el uso de la droga como arma política, además. Que lo de “mucha policia poca diversión” por algo sería.
    Lo que no me queda muy claro es si los metieron en el calabozo los de la policia española o los de Herri Batasuna…
    Me gustan sus canciones, pero perduraron mucho más Barricada (sin ser cercana a HB) y La Polla que ellos, que tiraron p’alante lo que pudieron más mal que bien y robando todo lo que podían.

    • Y no olvidar el tremendo conflicto social provocado por la llamada reconversión -un eufemismo, fue un desmantelamiento- industrial que se tradujo en mucho más que en paro

      Por cierto, creo recordar que Cicatriz al principio se llamaban Cicatriz en la Matriz. Luego acortaron el nombre.

  15. Yo que me crié a los pechos de La Polla, Leño, Kortatu, Barón Rojo, etc reconozco que nunca había escuchado a estos chinorris (joder, sólo por leer la palabra chinorris me han ganado) y me han gustado, de palabra, obra y pensamiento.
    Salud

  16. De rumores infundados de que robaban instrumentos a otros grupos nada, majo. Bueno, no necesariamente ellos. Pero los colegas con los que andaban, que entre ellos estaba lo más granao de Mamariga (Santurtzi), ojito con sus colegas. Lo más maki de la zona todo junto.

  17. Que grandes eran Eskorbuto, gracias por el articulo, me he acordado de cuando tenia pelo !que tiempos¡.

  18. Luis Boullosa, que nació en 1975, parece escribir de oídas.

    Chinorri significa niño pequeño.

  19. Cómo jodía a muchos que Iosu, Paco y Juanma se consideraran tan españoles como vascos y que hablasen a las claras de que también la izquierda abertzale era tan nazi como la extrema derecha española ante quienes no pensaban como ellos.

    ¡Viva Eskorbuto!

    • Cuanta razón tenian.

    • Los huevos. Se creían que gestoras tenían que ayudarles por autoconsiderarse represaliados por el estado español. Fue decisión de ellos usar esas letras para crear polémica y así hacerse más famosos.

      Por otro lado, lo de que la IA sea tan nazi como la extrema derecha española… lee un poquito anda, en vez de hacer afirmaciones categóricas sin el más mínimo sentido.

      • http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Godwin

        Pero si, los extremos más rancios y asquerosos se tocan.

        Ahora sólo falta decir que la IA es merecedora de un nobel de la paz… y que en el País Vasco la única represión ha sido la de las fuerzas invasoras españolas… en fin.

        • generaliza, que seguro así alguien se lo creé.
          La IA es la única que habla de que ha habido represión en ambos lados. El resto solo ven una parte.

  20. Interesante el contexto sociopolítico pero la música…ay… que malos eran todos esos grupos…

    • Como les sentó de mal a los batasunos que no comulgaran en todo con ellos.Grandes Eskorbuto plantando cara a la secta batasuna de la epoca que desde luego era mucho mas dura que ahora y sin bailar su agua como el resto de grupos.Recuerdo una entrevista a Iosu de Alex Angulo en la que decia que el era Español y ciudadano del mundo.

      • creo, Aitor, que peor les sentó a ellos (y me remito a todo lo que dice éste artículo para afirmarlo).
        Se creían que serían recibidos como héroes.

        Gracia me hacen los ciudadanos del mundo que después acaban animando a la selección española. Para la ambigüedad ya tenéis al psoe y a iu.

  21. buen artículo….homenaje a antihéroes que son los que más se merecen ser recordados.
    Estamos fomentando que pongan una calle Eskorbuto en su pueblo (Santurtzi) y que @alexdelaiglesia se acabe de animar para que haga una peli autobiográfica sobre ellos.
    Pasadlo!!

  22. Musicalmente eran limitados, aunque sus planteamientos eran muy ambiciosos (además de la producción estándar editaron un cómic, un periódico, un doble conceptual, se plantearon presentarse a las elecciones…).
    Las letras oscilaban entre el arrebato de genio y el puro ripio, a años luz de las de Evaristo -La Polla Records-, que guste o no es el mejor letrista que ha dado el punk estatal. Una curiosidad: Iosu, Jualma y Evaristo eran los tres descendientes de emigrantes gallegos… quizás de ahí viene su retranca/sarcasmo.
    Si se les admira -yo lo hago- es por sus “quijotadas”, su nihilismo de calle y por el magnetismo que desprende toda tragedia, el puto morbo de una vida y una muerte negras; pero no hay que olvidar que sus actos fueron también desmesurados, a veces lindantes y otras de pleno sumergidos en la delincuencia sin tapujos. Una reflexión: ¿si le hubieran robado el bolso a tu abuela seguirías idolatrándolos? Yo mismo me hago esa pregunta, pero Eskorbuto son un puto imán, atrae por mucha distancia racional que intentes poner de por medio.
    Lo suyo fue “Rock y violencia” -muy recomendable el libro de Roberto Ortega-, mal que pese tanto a los que los aman como a los que los detestan. Demasiadas luces y sombras, fuese cual fuese el impulso -el hábito devorador o el lucir navaja porque sí-. Los incidentes por las guitarras del Txarly de La Polla Records o de Hertzainak, el ampli de los Tijuana in Blue, el bajo de Víctor Vómito, la Gibson de la orquesta, los amplis de la iglesia, el micro de Inca… sin contar las jugarretas contra otras gentes anónimas… por su mano o la de su cohorte de Trápaga. ¡Uff, demasiado!
    Épica, ratonera sí, pero épica. Eskorbuto son grandes para desgracia de Dios y pasmo de víctimas colaterales. Yo soy de los “eskorbutines”, aún sabedor de que no se sostiene. Allá cada uno.

  23. Para mí “Demasiados Enemigos” es su mejor disco, cuando quizá ya intuían que no les quedaba un camino muy largo.

    Me sorprende que en algún comentario se les aclame tanto por su “españolidad” y “antivasquismo” cuando algunas de sus letras hacen más apología de la violencia que otros grupos más “nacionalistas”.

    Por cierto, creo que en change.org estaba la petición para poner una calle con su nombre en Santurtzi, ¡firmad, malditos! ¡Si el Sr. Mercado lo logró, Eskorbuto a título póstumo también puede!

    • ¡Qué coño se va a poner a una calle el nombre de un grupo de anti-todo automarginados! A un callejón lleno de meados, que a ellos les habría gustado más.

  24. Buen libro ‘Historia triste’ de Diego Cerdán para conocer historia y anécdotas de uno de los mejores grupos que ha existido nunca.

  25. Para los interesados en Eskorbuto, el día 25 se estrena en la Cineteca de Matadero Madrid una película sobre Eskorbuto: LAS MÁS MACABRAS DE LAS VIDAS, de Kikol Grau. Imperdible!! http://goo.gl/iSXwwo

  26. Se siente uno orgulloso de ser de la Margen Izquierda. El que no ha vivido es época no sabe lo heterogénea que era…colegas de HB que veraneaban en Salamanca, yonquis que iban contigo al instituto, amigos que criticaban el nacionalismo mientras te pasaban las casettes de La Polla…VIva EZkerraldea!!

  27. otros incomprendidos como La Banda Trapera del Rio.

  28. Como nos gusta el cotilleo. Hasta en el punk.

  29. Pura mitificación del loserismo, son más leyenda por quinquis que por su música o sus letras, verdaderamente infumables

  30. Pingback: Y todo sigue igual | Onda Hostil

  31. Buen articulo historico sobre Eskorbuto. Una pena que se centre, como la mayoria de articulos “progesistas” españoles, en asuntos o como en este caso en grupos que tuvieron rifi-rafes con la izquierda abertzale.

    • Buen comentario.
      Se magnifica lo anecdótico, se infla, como nueva estrategia parecida a la de “miente que algo queda” y se aprovecha para arremeter contra la HB de entonces. Si Eskorbuto no tocaba más en fiestas y conciertos era porque había otros grupos mejores y con más demanda que ellos.
      Más vale que aquí nos vamos conociendo todos y sabemos dónde estamos cada uno.

  32. Eskorbuto es el unico grupo punk del mundo, todos los demas, son simplemente copias varatas o caras, pero siempre copias de punk.Cuando estes en el paro, cuando estes preso, cuando no tengas que comer, escucha a Eskorbuto, seguro que te unes al Desorden

  33. Yo he sido adolescente entre 1990 y 1995 y en su época conocía a tres grupos que no se sí son de la movida madrileña, pero que para. Mi personalmente valían más ellos tres que el 99% de todo el rock radical vasco y similares. Me refiero a espasmodicos, tdk y parálisis permanente. Eskorbuto son los únicos que pongo al nivel de esos tres, el resto me gustaban, pero los veía mucho menos interesantes, así que tengo que decir que no concuerdo con algunas afirmaciones de este artículo.

  34. La situación socio-económica en Gasteiz no era tan sangrante como en la Margen Izquierda, pero la historia de los Cica corre paralela a la de Eskorbuto. Fueron grupos más alineados con la gente verdaderamente desfavorecida de la época que con los pescadores políticos. Hertzaina, por su mayor bagaje político, en la linea que marcaba HB; Cicatriz siempre en el barro y La Polla, en un resbaladizo punto medio.

  35. Para todos los que se meten con Eskorbuto alegando falta de coherencia, falta de virtuosismo musical e incluso falta de legalidad ¿no sois capaces de ver que eran tan grandes en parte a esas “carencias”? ¿Que buscáis una banda perfecta en todos sus aspectos? ¿una banda 100% respetable? Que asco, que aburrido. Eskorbuto eran kinkis y punkarras, id a leer artículos sobre Queen o algo así…

  36. Pingback: Morfi Grei: «En Londres fueron los Sex Pistols, en Nueva York los Ramones y en Barcelona, la Trapera» - Jot Down Cultural Magazine

  37. Que manera de debatir! Primero;sin lugar a dudas los que vivieron como verdaderos punks fueron eskorbuto y Cicatriz,eso no si es bueno o malo pero en fin,fueron punk originales. Lo de la guitarra de txarly,no era de el,si no era de la orquesta que compartian escenario con la polla.Por ultimo Admiro mas al que carece de conocimiento musicales y hace buena musica,que al que sabe.los tíos de eskorbuto eran muy limitados,pero hicieron letras muy crudas y buenas, ni hablar el poder que tenían en sus shows.Saludos Desde Argentina.

  38. Hola naci en el 76 he residido en el municipio de Eskorbuto muchos años, y quiero decir que he vivido de primer mano y de cerca su historia, ellos siempre fueron polemicos ya que reflejaban la realiad , triste realidad social, que nuestro querido pais , cada uno q le llame como quiera, vivia con el paro las drogas y la semiesclavitud laboral, por eso fueron tan queridos como odiados, y pagaron un algo precio ,, pero siempre estara y formaran parte de uestra esencia Santurtzarra etc …-:) esa es la realidad!.. Hoy dia pas absolutame te lo mismo o peor pero nadie d la cara como ellos hicieron! Larga vidaa Eskorbuto por darla.. Y al q no le guste…

  39. LO MEJOR DE ESTE MUNDO, ESKORBUTO!!!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies