Jot Down Cultural Magazine – La conjura silenciada contra España

La conjura silenciada contra España

Publicado por

Derrota de la armada invencible, de Philippe-Jacques de Loutherbourg, 1796.

Hace apenas unos días la BBC, ese ejemplo de buen hacer para el periodismo mundial, ofreció al mundo un original reportaje sobre las costumbres y horarios españoles. Un momento… ¿un medio anglosajón abordando las costumbres y horarios españoles? Sí, sí, no me lo invento, de hecho puede leerse aquí: «The real reason why Spaniards eat late». Así que servidor se lanzó a su lectura esperando que de un momento a otro saltase la palabra clave como el indio tras un matorral, ¿aparecería en la primera línea?, ¿en la entradilla?, ¿o tal vez la autora se permitiría alguna divagación y amagar con que iba a ofrecernos otra cosa? Tarde o temprano iba a salir, eso seguro… bastaron unas cuantas líneas y ahí estaba, flamante: «one of the country’s most infamous traditions: the siesta». ¡Bingo!

Preverlo tampoco tuvo demasiado mérito, he de admitir. Al fin y al cabo ese mismo medio ya había publicado meses antes otro reportaje titulado «The end of the Spanish siesta?». Unas fechas por las que The Guardian dedicaba este otro a dicho hábito. Al igual que poco tiempo después Independent aquí y The Times acá, mientras que por su parte el londinense Evening Standard advertía con dramatismo de que la siesta iba a ser abolida por Rajoy y eso supondría «el final de una era». Aunque el Daily Mail se adelantara a todos ellos hace ya cinco años diciendo algo similar. Pero no fue una proeza en solitario de este prestigioso rotativo, no se vayan a creer, pues The Telegraph ya informaba por entonces con cierto tono burlón de que científicos españoles demostraron que la siesta era buena (¿qué otra cosa podría descubrir un científico español, verdad?). Un medio que apenas un año después nos regaló esta noticia primorosamente titulada y aún mejor ilustrada, con un señor que el redactor debió considerar representativo de nuestro país y tampoco vamos a contrariarle. Pero tampoco fue este periódico el primero, no, pues ya en 2005 el Financial Times anunciaba solemnemente que el Gobierno de Zapatero había eliminado oficialmente la siesta (se ve que sin mucho éxito).

Cabe concluir que da igual el año en que uno lea la prensa británica, indefectiblemente va a contener noticias retratándonos a los españoles mientras sesteamos durante todo el santo día. Por las imágenes que las acompañan, además, uno diría que en este, a sus ojos, tan exótico país mediterráneo, la gente cae fulminada por el sueño allá donde le pille y en la postura más despatarrada imaginable, como abatidos con dardos sedantes por francotiradores agazapados en las azoteas de nuestras ciudades. Parece terrible… y debemos advertir que no es del todo exacto. De hecho a más de uno tal vez le resulte un tanto molesto este cliché pero no hay por qué ser susceptibles, podría ser peor. Podrían asociar a España una y otra vez con, qué sé yo, la Inquisición.

Es curioso porque esta nefasta institución surgió en Francia en el siglo XII, a finales del siglo XV en Alemania los monjes inquisidores Kramer y Sprenger publicaron su célebre manual Martillo de las Brujas, que establecería el método a aplicar y desde entonces se estima que fueron ajusticiadas por toda Europa unas ciento cincuenta mil personas bajo la acusación de brujería. Mientras tanto, en España, el número de víctimas del Tribunal del Santo Oficio durante los más de tres siglos que estuvo vigente osciló entre las tres mil y las cinco mil. Sin embargo la expresión que ha cuajado en el imaginario colectivo con el paso del tiempo es «Inquisición española». Por poner algunos ejemplos, a ella le dedicaron un conocido sketch el grupo británico Monty Python, así como también protagonizó este otro en La loca historia del mundo de Mel Brooks y el también británico Ridley Scott iniciaba su película 1492 con estas palabras: «Hace quinientos años España era una nación dominada por la superstición, regida por la corona y por una implacable inquisición que perseguía a los hombres por atreverse a soñar». Curiosamente, veintisiete años antes de su estreno el historiador Henry Kamen en La Inquisición española: una revisión histórica, había escrito lo que parecería una respuesta de no haber sido anterior: «La imagen de una nación hundida en la inercia y la superstición por culpa de la Inquisición era parte de la mitología creada». En conclusión, los españoles tenemos muy mal despertar y en cuanto nos desperezamos de la siesta nos falta tiempo para llevar a alguien a la hoguera. O al menos eso es lo que afirman los súbditos de su majestad la reina Isabel.

Pues bien, a abordar los orígenes, alcance e intereses en torno a la leyenda negra española dedica Alberto Gil Ibáñez el libro La conjura silenciada contra España. Naturalmente es poco probable que el público británico esté dispuesto a replantearse cualquiera de sus ideas preconcebidas… pero no es a ellos a quien se dirige esta obra, el enfoque queda claro en su subtítulo: «La manipulación franco-anglosajona de nuestra historia y sus quintacolumnistas ingenuos». La formación desde comienzos del siglo XVI del que llegó a ser el imperio más extenso y duradero de la historia hizo prioritario para el resto de Europa combatirlo por todos los medios, también en el terreno de la opinión pública. La clave del asunto es que una vez que el poder imperial español se fue diluyendo quedó cristalizada la propaganda en su contra, de manera que quienes no fueron del todo conscientes del primero pero sí entraron en contacto con el discurso antagonista, dada su virulencia creyeron que debía responder a una realidad particularmente terrible, lo de «si el río suena…». Son aquellos a los que Ibáñez denomina quintacolumnistas ingenuos.

Fueron demasiados los intelectuales españoles que se sumaron desde hace siglos a una corriente de autodesprecio nacional, convencidos de que los males de España no tenían parangón en el mundo. Un excepcionalismo que, paradójicamente, resulta tan pretencioso como el chovinismo de quien cree habitar en la misma arcadia. Por desgracia crearon huella, de manera que por asociación cualquiera que diga algo negativo sobre España se ve a sí mismo poco menos que como un intelectual. Es un vicio común en el que todos caemos en un momento u otro, basta echar un vistazo hoy en día a las redes sociales, al fin y al cabo los caminos trillados son los más fáciles de recorrer… y no podemos negar tampoco que se siente cierto placer íntimo al fustigar al resto de compatriotas desde una imaginaria posición de superioridad. Lo malo es que la crítica constante y despiadada, lejos de incitar a la mejora termina provocando desafección, es el combustible de los movimientos secesionistas con los que nos aburren un día tras otro. Y es, en gran medida, una narrativa falsa. Hay episodios oscuros en nuestro pasado, sí, ¿pero qué país no los ha tenido? En muchos parámetros actualmente España está bien situada y en lo que respecta al patrimonio cultural, histórico y artístico con el que contamos, simple y llanamente, no tiene quien le haga sombra en el mundo. Pero claro, para apreciarlo primero hay que conocerlo. En esa tarea nos ayuda Ibáñez recorriendo la historia del país desde sus orígenes, situando cada episodio en su contexto y dando respuesta a cada fleco de la leyenda negra española. Su libro proporciona un arsenal de datos y argumentos con el que pretende no abrumar al lector sino convencerlo, animándolo a cuestionar los clichés que daba por asumidos. En conclusión, una lectura ágil y fluida de la que uno sale conociendo un poco mejor la historia de España, lo que no es poca cosa. La prensa británica seguirá retratándonos en un estado de perpetua somnolencia, eso no tiene arreglo, pero sí está a nuestro alcance tener los ojos un poco más abiertos frente a esa clase de narrativas.

46 comentarios

  1. Muy buen artículo. Es verdad que existe cierta envidia hacia España.
    Hace unos años, también en la BBC en un programa de naturaleza, un buen informado presentador con pintas de cantante heavy, trayectoria de ecologista de barrio e ínfulas de historiador explicaba acerca de Machu Pichu como los conquistadors habían masacrado a la población y por eso la ciudad sacrada de los Incas estaba abandonada.
    Yo creo que los ingleses no pueden soportar el echo de que uno de los mayores hitos de la historia de la humanidad que no se volverá a repetir a menos que descubramos una civilización alienijena,no hayan sido ellos los protagonistas. Nos menosprecian, creen que somos un pueblo simple y zafio que no estamos a la altura de semejante acontecimiento. Pero en definitiva los ingleses menosprecian a muchos pueblos,razas..Incluso a ellos mismos, la clase alta no soporta a sus chavs y viceversa.
    Fuck then!

  2. Felicidades por el artículo. Demuestras valentía analizando un tema por el cual puedes ser tildado, ipso facto, de “facha” por los borregos de pseudoizquierdas que asocian España con las ideas de derechas.

    • Es lo que tiene que se machaque a la población con patriotismo obligatorio durante cuarenta años, que le coge asco, amén de mirar al gobierno mafioso elegido en este país por los borregos de derechas que ya da ganas directamente de emigrar.

      • Estoy de acuerdo. El problema es que el nacionalismo da votos. Como no puedes usar el español, acabas utilizando el de las respectivas regiones. Hasta que te encuentras 40 años después sosteniendo y apoyando nacionalistas de diversas regiones que no creen en la igualdad de derechos de todos los ciudadanos.

        • Lamentablemente el Sr Pablo toca el tema por donde le da la gana (“borregos de pseudoizquierda” dice).En fin, así nos va en este país. Habrá que leer el libro primero, digo yo!!
          En mi opinión la historia “negra” de España se queda en luces y sombras pero es indudable que el Renacimiento no pasó por este país, pese a quien le pese y para desgracia nuestra.

  3. “La formación desde comienzos del siglo XVI del que llegó a ser el imperio más extenso y duradero de la historia”

    Se nota el rigor histórico.

    • No estoy seguro de que sea el más extenso o duradero de la historia, pero si no el que más, posiblemente esté en el top-3, ¿qué otros imperios te parecen más grandes (solo hay que mirar un mapa para ver los dominios que tuvo en varios continentes) o duraderos (de principios del siglo XVI hasta principios del siglo XIX, finales del XIX si consideramos el fin del Imperio viene con la pérdida de Cuba y Filipinas). Más extensos o similares: se me ocurren el Imperio Mongol y el Imperio Británico. Más duraderos: el Imperio Romano, quizá el Persa y algún otro de la antigüedad. Quizá haya algunos que me deje pero pocos, y si combinamos ambas cosas, extensión y durabilidad, ningún otro combina a la vez ambas cualidades en la misma medida que el Imperio Español.

      • ¿De verdad era la monarquía española un imperio? Porque en realidad sólo era eso, una monarquía que reunía en unión puramente personal diversos reinos entre los cuales no había ninguna jerarquía ni ningún centro administrativo claro. Una monarquía compuesta, vaya. Algo de lo que eran plenamente conscientes los contemporáneos, que no hablan de “imperio español” sino de “esta monarquía” (así el conde-duque de Olivares, por ejemplo).

  4. Buen informado, sacrada, el echo, alienijena…..

    No me quiero creer las tonterías que cuentan los ingleses, pero creo que debemos hacer algún esfuerzo más de nuestra parte. No, Oscar?

  5. A qué viene ahora lamentarse? Por dejadez hemos animado a otros a escribir nuestra historia.

  6. Pero qué acomplejados que somos. A ver: a nosotros ¿qué narices nos importa lo que piensen en otros países de nosotros? He vivido en Inglaterra y a ellos les importa una higa lo que piensen los demás. ¿Por qué nosotros tenemos que estar siempre preocupados de eso? ¡Estamos acomplejados!

  7. Bueno, desastres como la Armada Invencible, los Tercios de Flandes y demás ocurrencias monárquicas, Filipinas, Cuba, Annual, la no participación en los conflictos europeos, guerra civil, Tejero vestido de toreador asaltando el congreso, los toros y la corrupción galopante…para mí que no son leyenda.

    • La armada tuvo poco de desastre (fracaso si, desastre ni de coña), si quieres un desastre de verdad mira el resultado de la contraarmada que enviaron los ingleses…
      Luego está calificar de desastre los tercios, la mejor formación militar del mundo durante dos siglos.
      Cuba, Annual… Claro, somos la única nación que ha perdido una guerra o una batalla, no como los anglos, ¿verdad?

      Eres un ejemplo perfecto de a quién va dedicado el libro, a ver si os saca de vuestra ignorancia

      • Bueno, la Armada inglesa en Plymouth sin poder hacerse a la mar y el lumbrera del duque de Medina Sidonia decide no atacarles contra la opinión de Recalde, un marino de verdad. En Marruecos condenaron a una muerte horrible a miles de soldados de reemplazo por culpa del inútil de Silvestre y de Alfonso XIII. A lo mejor no considera usted leyenda negra que se condecorase con cruces pensionadas a los jefecillos de las diferentes facciones y que la corrupción y cobardía de muchos de los oficiales llegase al extremo de vender munición al enemigo. Por cierto, lo de pagar por no ser agredido se hizo también en Afganistán no hace mucho. Podría seguir, pero creo que sirve. Es cierto que se nos adjudican mochuelos que no nos corresponden, pero como país más corrupto de Europa (UE dixit) tenemos lo nuestro también.
        PD- yo no le llamaré a usted ignorante por el mero hecho de no opinar lo mismo.

      • Espero con ansiedad que me saquen de mi error de historiador todos estos grandes “Españoles!” que fomentan lo mejor que siempre ha tenido España a lo largo de su Historia: la profunda ignorancia de sus gobernantes, la relajada tolerancia con su corrupción, el servilismo con el poder….En fin, todo aquello que permite que consintamos gobernantes que, entre otras cosas, reducen y manipulan la enseñanza de nuestra Historia, para después increparnos con la falta de “patriotismo” si el grueso de la mentalidad colectiva (que se construye durante siglos) no acepta como dogma (eclesiástico), sin más conocimiento ni análisis crítico, sus “verdades patrias”.
        De paso, se fomenta así, otra característica patria: la de opinar como expertos sobre todo aquello de lo que, no sólo no somos expertos, sino que desconocemos profundamente, legitimando, de nuevo, la ignorancia proverbial de quienes nos gobiernan.

    • Se te olvida mencionae al clan de los pujoles en Cataluña…

  8. Como escribió el poeta, “y si habla mal de España, es español”.

    Y como escribió otro poeta, “nunca medraron los bueyes en los páramos de España”.

  9. Me gustó del libro la ingente cantidad de datos y fuentes, y el hecho de que se aleje de esa visión tan manida de la Leyenda Negra. Que contextualice los hechos y los ponga en relación con los tiempos.
    No me gustó la continua mención a la intención con la que está escrito el libro. Se hace pesado esa referencia constante, con un sarcasmo demasiado tosco.
    Pero creo que vale la pena y es de agradecer el esfuerzo del autor.

  10. A ver si nos caemos del guindo ya: Los anglosajones para ir al combate (incluso una guerra) necesitan tener ganada la superioridad moral . Cuando no la tienen, (as usual) , difaman y rebajan a su oponente para mantener movilizados eficientemente a los suyos en la apariencia de esa superioridad. Un conflicto en el que no logran esto , es un conflicto perdido para ellos y del que no salen bien parados . (Ejemplos los que quieras) Y en el caso español deben emplearse bien a fondo. (y lo hacen)

  11. Ha llegado el momento de que los pueblos hispánicos ajusten cuentas con una leyenda negra que ha servido para que los Imperios anglosajones (primero Inglaterra, después EEUU) oculten como nos saquean y nos desmembran

  12. Un ejemplo: tras el triste atentado en Manchester las cadenas de noticias británicas como Sky News y BBC world comentaban la solidaridad mundial con las víctimas, mostrando todos los países que habían hecho algún homenaje. España no salía nunca.

    Y así con casi todo.

  13. Un único cometario, muy tangencial al tema tratado: lo de que contamos con un patrimonio cultural, histórico y artístico al que nadie puede hacer sombra, Italia tiene algo que decir.

    Sobre las opiniones negativas de los intelectuales, quizá influya el hecho de que el período de decadencia fue bastante más largo que el de plenitud.

  14. Buenas tardes La conjura contra España fue denunciada por Don Carlos Marx Especialmente el contubernio entre los Britanicos los Yanquis y el Zar para destruir la constitucion de 1812, la unidad de la America Hispana y quedarse con ella Los USA agradecieron oficialmente al Zar su intervencion exitosa en contra de España Esos escritos de MArx estan censurados en la mayoria de los sitios Solo hay dos Ediciones recogidas en un libro lamado Revolucion en España donde estan completos Una de editorial Progreso de Moscu y la otra de la española Editorial Ariel Marx lo escribio porqu era corresponsal en España de un periodico yanqui y lo qu e denuncia fue la conjura que llevo primero al levantamiento de Riego y luego a la invasion de españa por los 100.000 hjos de San Luis (Que fue obra de los mismos) A Riego le agradecieron el “servicio” colgandole Asi no dejaron testigos La lectura de estos textos de Marx deberia ser obligatoria en España y en la America de habla hispana Saludos

    • ¿Marx censurado en pleno siglo XXI?
      Brutal esa información, totalmente desconocida para un sevidor.
      Gracias x el apunte.

  15. Los españoles, además de no saber vendernos, nos queremos muy poquito… salvo los vascos y catalanes, que se quieren demasiado.

  16. Pues resulta que Alberto Gil Ibáñez es doctor en Derecho y Ciencia de las Religiones, y no historiador. Yo preferiría que lo fuera, francamente. Pero al menos tiene estudios universitarios, a diferencia de Pío Moa.

    • ¿Y por qué preferiría usted que fuera historiador, Luisito? ¿Es que se lleva usted comisión?

      Por lo demás, no estaría de más que nos explicara de dónde saca usted que solo pueda ser “historiador” el que tiene un determinado título universitario. (¿O vale con tener “estudios”? ¿Un par de asignaturas, tal vez?)

      • Ciertamente hay buenos historiadores que no tienen titulación en Historia (como Ronald Fraser o Ian Gibson), pero son la excepción. Lo normal es que los que dicen dedicarse de forma no académica a la Historia en realidad se dedican sólo a la propaganda. Ahí está el famoso ejemplo de Pío Moa. Y dado que las conclusiones de Alberto Gil Ibáñez son tan cómodas para los nacionalistas españoles soy un poco escéptico en relación a su trabajo: da la impresión de decir sólo lo que el nacionalismo quiere oír.

  17. El tema está resuelto en los mismos artículos que defienden nuestro país: 1. No se dice que hubo una campaña para desprestigiar España? Y triunfó, no? Pues ya está, son mejores que nosotros. No sé qué manía tiene este país a los que triunfan y empatía a los paquetes. Bueno miento, sí lo sé
    2. Os gustaría vivir sin electricidad, sin penicilina para vuestros hijos, sin vehículos, etc… No? Pues eso, los anglosajones nos lo regalaron. Nosotros a ellos el jamón, eso sí, ni punto de comparación.
    3. Por qué no hay un artículo que explique que la imagen de los marroquís de algo tramposillos y no muy científicos es un cliché? Porque un anglosajón nos ve a los españoles como nosotros a los marroquís, y con toda la razón. Si queremos que nos vean distintos, tendremos que admitir que los marroquís no son eso que pensamos, no?
    En fin… El autor del artículo me gusta, siempre le sigo, eso aparte de que no lo vea como él en este tema.

    • Uno de los pilares principales de la campaña de laceración-propagandística se acuñó de mano y obra de un paisano, Bartolome de las Casas. El punto 2, de tue comentario, mejor ni comentarlo”…demagogia es poco…
      En cuanto al 3: puedes cambiar marroquíes x portugueses, si te place; o saharauis desde el prisma marroquí, en el que ellos son los supriores…
      En fin, pecaré de derrotista quizá, pero x mucho libro que se publique sobre la Leyenda Negra, la batalla esta perdida desde hace mucho tiempo.

      “Duelo a Garrotazos” con los ojos vendados = España.

  18. Los españoles no son malos todos; pero vaya que se ponen bastante pesados cuando se sienten a sus anchas. Horroroso el como se pusieron de pesados cuando lo de las Eurocopas y el mundial, vaya tela. Recuerdo a periodistas españoles ir a Brasil a decirles a los lugareños que iban a enseñarles a jugar al futbol, vaya jeta, esas cosas, aún ciertas, no se dicen. El hecho de que se lleven mal con prácticamente todos sus vecinos es un indicio de algo. Si no son menospreciados pues menosprecian, como sucede con Portugal o sus vecinos menos ricos. El hecho de que para mencionar alguna cualidad de un tercero siempre se diga que es “envidiable” me parece de terror. Y vaya, la costumbre sus de interrumpirse constantemente cuando discuten pues en cualquier lugar del mundo es considerada de muy mal gusto, de avería. El recelo, por decirlo de algún modo, que les caracteriza en torno a islamistas, judíos, africanos, sudamericanos y similares es alarmante. Por supuesto que tienen un legado maravilloso, y personas distintas que se alejan del estereotipo que no tiene nada que ver con su gente sino como se los percibe. La fiesta y la siesta son lo de menos: ¿habrá cosa más noble que dedicarle el tiempo libre a convivir, a divertirse? ¿o a descansar, reflexionar y ocuparse de uno mismo, vaya?

    • El recelo es mutuo. ¿Acaso los “islamistas”(supongo quería decir musulmanes), judíos, africanos, sudamercanos y “similares” se integran en nuestra cultura sin más?. Más bien, salvo alguna honrosa excepcion, todo lo contrario, porque consideran que su cultura y costumbres “son mejores” que las nuestras.

      • En el caso de los “sudacas” pues hay muchos puntos en común en cuanto a cultura, pero igual existen “muros” que se levantan en torno a ellos. Pero Europa es prácticamente lo mismo, la verdad. Decir que España solamente, cuando el continente entero es hostil hacia el extranjero que quiere quedarse -ni hablar de los ingleses.

  19. La visión esterotipada de los anglos ya cansa, cuando ellos, precisamente, no son un modelo a seguir. No hay más que ver las hordas de beodos que nos invaden cada verano, cuyo pasatiempo favorito es tirarse por el balcón y abrirse la cabeza, o los grupos de pedorras, que vienen a desmelenarse con todo el mal gusto en sus despedidas de soltera. Los anglos son bárbaros.
    La forma que tienen de asegurarse que nunca más España vuelva a ser una gran nación, es hacer propaganda negativa, aunque sea falsa, para continuar alimentándonos el derrotismo y desprecio hacia lo nuestro.
    Ya lo dijo Kissinger, ese tipo despreciable: “No interesa que España sea importante, porque sería peligrosa”.

    • Eso estaría muy bien si no fuera por la realidad: estás usando un medio de comunicación anglo, parte de tu sueldo es anglo (mira los números oficiales de dinero anglo que aterriza gratuito aquí), y no tienes ni un solo avance científico ni logro intelectual que enfrentar a los anglos.
      Es lo contrario a lo que dices: sin ese mundo “de arriba”, estaríamos sumidos en un pozo oscuro y de corta esperanza de vida (de hecho yo habría cascado hace años seguramente). La forma de agradecerlo es despreciarles? Dios mío si fuera al revés lo que les haríamos…

      • Vaya, es que todos los logros científicos han sido producto de los anglos? Más es una mancomunidad de aciertos explotados por Europa, me equivoco? Y los logros académicos, científicos (que también) y humanísticos de España a lo largo de la historia? Esa manía de querer deberles la vida, pues lo que es injusto es injusto, o deberían portarse como un obediente perro de Pavlov con los anglos? Como si el producir contenidos fuera moco de pavo. A muchos parece que la propaganda les ha comido el coco.

        • Uf… pensaré en eso… pero lo que es seguro es que sin ellos vd y yo no estaríamos debatiendo… mucho menos por esta vía

    • Puedes concretar y decir cuando Kissinger dijo o escribió eso?

  20. Completamente de acuerdo, le felicito.

  21. En lugar de discutir los defectos que atribuyen a ustedes otras etnias, mejor magnifiquen sus virtudes aunque las exageren y, cuando se pueda, inventen. Como ejemplo, vean las virtudes morales de que se ufanan los usanos, pese a que son hoy un país de drogadictos y un imperio tan rapaz y canalla como fueron Asiria, Macedonia, Roma, España y Gran Bretaña, pues los ganadores tienen carácter y, en algunos casos, talento, pero carecen de escrúpulos.

    Tampoco tengan empacho en señalar faltas a los anglos, magnificando, generalizando y singularizando según convenga, pero amigablemente como lo hacen ellos. Si ellos lo hacen y les resulta bien, háganlo ustedes también.

    Y no toda la ciencia moderna es aporte de anglos, mucha de ella fue producida en Alemania, Francia, Italia, Rusia y hasta España, al mismo tiempo cuando no antes que los logros anglos. Y ni que decir de las artes, en las que Inglaterra es una potencia menor pues, la música clásica, por ejemplo, es eminentemente germánica e italiana.

    Finalmente, recordemos que los aportes españoles a la cultura universal, producidos en el ascenso y apogeo de España hasta el siglo XVII, aunque son obsoletos hoy, contribuyeron a la base cultural y técnica de la que inició la revolución científica tecnológica iniciada ese siglo en Alemania, Francia e Inglaterra. España se quedó atrás, se discute por qué, pero igual pasa con Grecia, que aportó más y la tratan peor.

  22. Despues de leer varios cometarios, deduzco que la mayoría no ha leido el libro a fondo de Ibáñez. Aparte de ser casi un compendio de Historia de España, que algunos pasajes por rigor me he atrevido a contrastar y luego comparar con libros de texto de Secundaria y ver las lagunas y omisiones de estos ultimos, es innegable el valor de este libro, al márgen de discrepancias puntuales o algún sesgo que tambien hay. Normal. Pero no es normal que se conozca más a Nelson que a Blas de Lezo. No es normal que no se conozca la derrota de la Contraarmada inglesa a manos de los españoles. Que poca gente sepa quien fue María Pita, p. ej. O que en los libros de historia se hable de la ayuda francesa a la independencia de USA y se omita la española y por tanto se ningunea a Bernando de Galvez. Para mi este libro debería ser de lectura obligada por los estudiantes y asi sabrían que el primero el dar la vuelta al mundo fue un vasco.

  23. Aconsejo tambien la lectura de la obra de Maria Elvira Roca Barea (“Imperiofobia”) Su tratamiento de la leyenda negra por el protestantismo ingles, frances, aleman y flamenco (asi como por los humanistas italianos) es brillante.
    La diferencia entre imperios depredadores (anglosajon, holandes, frances, aleman, norteamericano…) y generadores (romano y espanol) es tambien muy relevante. [Disculpen la falta de tildes – Escrito en teclado japones en Tokio]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies