Comedia sentimental pornográfica

Publicado por

Comedia sentimental pornográfica
Jimmy Beaulieu
Ediciones Sins Entido, 2012
288 páginas. 15 x 21 cm.
Rústica con solapas. Color.
25 euros

Jimmy Beaulieu es un canadiense bastante inquieto en el mundo de la tinta de historieta. Se ha abierto camino entre páginas desde la autoedición de sus obras, las colaboraciones en revistas o el trabajar en tiendas especializadas hasta la fundación de magazines, editoriales e incluso colectivos de artistas. Y al final parece haber decidido centrarse en ser dibujante. El extenso resumen biográfico de su web, y también el hallado en una de las solapas de esta edición de Comedia sentimental pornográfica, añade que antes de todo esto se dedicaba a divertirse y hacer música con máquinas, y de paso aventura que probablemente dentro de unos años el autor se iniciará en el mundo de la fontanería o el bajorrelieve.

Comedia sentimental pornográfica es una de las obras que ha visitado la selección oficial de Angoulême en 2012. Título explícito y morboso para una fábula de la lujuria en 288 páginas en la que el autor se divide en un reparto coral y a través de una narración cuyo vínculo vertebral tiende a yacer bajo las sábanas con elegancia. En realidad no es tanto una obra lubricada y pornográfica como una melancolía de la erótica; Beaulieu es explícito y no pretende autocensurarse, pero al mismo tiempo no es burdo. Es sexo sudando acuarela entre lechos a lápiz.

La intención resulta incluso más obvia cuando llegando a su epílogo dos personajes mantienen una charla sobre la pornografía en la ficción impresa: “¿No tienes miedo de que te tomen por un obseso por hacer historias guarras?” “[…] Yo no tengo la impresión de estar diciéndole a nadie lo que tiene que ser, hacer o pensar. Lo que escribo son cartas de amor”, Beaulieu y su misiva de amor al sexo.

Protagoniza un reparto que juega a regatear convencionalismos. Louis, un autor incomprendido que pretende exiliarse de la especie humana y para ello fabrica con premeditación una película horrible, con el único fin de atraer a la idiotizada y conformista gente a las salas hasta hacerse multimillonario y mudarse al monte; Corrine, libertina y tierna compañera eventual de camas y de viaje de Louis; Annie, ex-amante de Corrine obsesionada con reencontrarla entre las calles de Quebec y también con ser objeto de los favores de una panadera; Martin, adulto adolescente enamorado platónicamente de Annie, escritor de éxito aquejado de una crisis creativa que trata de encauzar redirigiéndose hacía la pornografía y autor de un laureado libro de título improbable: Pink Floyd o el morbo de las fiestas de sótano de Beauport, la obra favorita de Louis y Corrine cuyos extractos y mitomanías musicales varias saltean la narración. Y muchos otros amigos e invitados colaterales de similar importancia que se pasean entre sus copas y camas.

En sus primeras páginas se bromea a costa del hábito social imperante de imitar el estilo de vida de los personajes de las películas americanas. Quizá sabedor de tan absurda incongruencia ficticia, Beaulieu ha apuntado a propósito a una historia con protagonistas tan atípicos como para resultar bastante humanos y donde las partes acaban cobrando más importancia que el conjunto. Y ese es posiblemente uno de sus defectos: pese a girar en torno a temas concretos (el sexo, el amor, la creatividad, la obsesión) el guión que encauza esta Comedia sentimental pornográfica regala un montón de buenos momentos y escenas notables (esa cama mudada al exterior para “ver todos los agujeros a la luz de la luna”), pero no se preocupa de soldarlos en un todo. El resultado final es una colección de retratos salpicados de erotismo, tiernos y exquisitamente dibujados pero deslavazados entre sí, haciéndose este detalle mucho más evidente en esa recta final en la que las palabras dejan a menudo el escenario libre a favor de las situaciones imposibles. También el no ofrecernos la posibilidad de conocer realmente el destino de ciertos personajes acaba dándole a la obra una sensación de historia truncada.

Pero si bien tiembla en la cohesión argumental en la presentación se muestra brillante, Beaulieu se atreve a cambiar constantemente sus herramientas de trabajo y salta entre el grafito, la acuarela, los lápices de color, las tintas azuladas y el bolígrafo según el escenario y el momento de la obra. Y lo hace de una manera milimetrada para parecer fruto de la pura improvisación, tanto utilizando trazos gruesos y reiterativos de lápiz como pinceladas fugaces de color, creando bellas estampas en las que las líneas temblorosas definen rotundamente la personalidad de la obra. Hermosas imperfecciones, colores que embalan postales de tinta. Viñetas cuya composición a menudo parece la de unos esbozos espontáneos logrando que el resultado final sea el de tener la sensación de que el autor acaba de dibujar la obra sobre un libro en blanco y justo después te la ha entregado en mano. Bello libro que diría.

Y uno de los detalles más de agradecer es la sana celebración de la fisionomía femenina a todos los niveles: Beaulieu se recrea al evitar las sandeces tópicas del cuerpo de la mujer en este tipo de obra, aquí no hay ni rastro de anodinas chicas anoréxicas o asiliconados conejitos de Playboy, sus muchachas tienen cuerpos de pechos pequeños, con kilos de más, barriguillas, caderas pronunciadas, curvas en general y proporciones comunes. Y en ningún momento pierden sexualidad o encanto, sino todo lo contrario.

El detalle curioso es que la bisexualidad en los personajes parece afectar en esta obra exclusivamente al bando de las señoritas, aunque es obvio que esto puede ser debido a que donde en realidad nos hallamos en todo momento es dentro de la cabeza del autor, es su mundo, son sus reglas y por supuesto su modo de entender la sensualidad.

Comedia sentimental pornográfica tiene menos de pornográfica que de erótica y por supuesto es más sentimental que comedia. Cojea reiteradamente a lo largo de trescientas páginas, pero también es hermosa a lo largo de miles de líneas de grafito garabateado. Interesante para los amantes de la bande dessinée erótico-artística, curiosa para el lector medio, menos recomendable para el qué prefiera la novela sin fisura.

Es la carta de amor de Beaulieu, con mayor o menor fortuna a la hora de conquistar.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

One Comment

  1. Los comics que posteen aca, es posible conseguirlos en otro país?. De que país son?.
    Sinceramente llegue a esta página hoy mismo y ni siquiera se de donde es oriunda esta web.
    Saludossss
    Muy interesante todo lo que suben!!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.