Vajont, el Titanic de las presas

Longarone antes (izquierda) y después (derecha) del incidente. Ni escombros, ni ruinas… lo que entró en contacto con el agua quedó prácticamente volatilizado

[View full size]