Begin with a bang: las mejores canciones que abren un álbum

Publicado por
Black Sabbath (PD).
Black Sabbath (PD).

Para acompañar la lectura del artículo, nuestra lista en Spotify

No conviene subestimar la importancia que tiene la primera canción de un disco. De manera similar a lo que hace un escritor con la primera frase de un libro (¿habría sido El extranjero de Camus el mismo sin sus célebres palabras iniciales?), con ella el músico se enfrenta a la difícil tarea de introducir al oyente en su mundo de la manera más efectiva posible, de ahí que esta se procure escoger con máximo cuidado y precisión. No es casualidad, por tanto, que muchas de las siguientes canciones se encuentren entre las mejores del álbum; y que este, a su vez, contenga algunas de las mejores canciones del grupo en cuestión, al margen de la mencionada canción inicial.

Aun así, me atrevería a decir que no todas las canciones que siguen son, sin ánimo alguno de infravalorarlas, las mejores del álbum que las contiene; lo cual —dicho sea de paso—, es sumamente indicativo de la tremenda calidad del álbum en su conjunto. Porque seamos sinceros, ¿alguien estaría dispuesto a decir que «I Wanna Be Adored» es superior a «I Am The Resurrection»? De todas formas, y teniendo en cuenta los innumerables ejemplos que existen, lo que está claro es que el disco no habría sido lo mismo de no haber empezado con un clásico como cualquiera de los treinta y uno que siguen a continuación:

The Beach Boys – «Wouldn’t It Be Nice» – Pet Sounds (1966)

  

I wish that every kiss was neverending.

«Wouldn’t It Be Nice» es la esencia de los Beach Boys condensada en apenas dos minutos y medio: temática sentimental, inmaculadas armonías vocales cortesía de los hermanos Wilson y compañía, rasgos psicodélicos y una tremenda habilidad para comprimir en el menor tiempo posible su genial manejo del pop, exprimiendo distintas melodías en una sola canción (ese coda es sublime). No exenta de cierta nostalgia, nostalgia de un futuro demasiado ideal como para ser posible, con esta canción (publicada como single junto a la magnífica «God Only Knows»), The Beach Boys se marcan una preciosa introducción a un álbum cuyo estatus habla por sí solo, y prueban que no hay nadie como estos chicos californianos para sacar belleza a partir de lo más sensiblero y, aun así, ser capaces de sonar honestos.

Black Sabbath – «Sweet Leaf» – Master Of Reality (1971)

When I first met you, I didn’t realize.

Como su propio nombre indica, «Sweet Leaf» no es sino una oda a la marihuana, eso sí: estilo Black Sabbath (es decir, muy a su manera), lo cual implica por tanto un ritmo cargante y guitarreo heavy que se arrastran pesadamente, con unos riffs colosales (gracias a Tony Iommi, artesano líder del oficio) y la demoníaca voz de Ozzy Osbourne como signos distintivos, estimulado en todo momento por una impecable base rítmica. A día de hoy Black Sabbath permanecen inmutables en su podio particular como máximos artífices del heavy clásico, y esta canción es perfecta muestra de ello; no en vano, Black Sabbath estuvieron imbatibles de 1970 a 1975. Come on now, grita Ozzy sin, try it out!

Bob Dylan – «Like A Rolling Stone» – Highway 61 Revisited (1965)

You’re invisible now, you got no secrets to conceal.

How does it feel? «Like A Rolling Stone» (que, según el propio Dylan, la concibió como si se tratase de un gran vómito de palabras) es la canción que por sí sola cambió las reglas del juego: hasta entonces, no era común que una canción de más de seis minutos sonase como single en la radio. Desde el clásico riff de órgano de Al Kooper hasta los inimitables alaridos de Dylan, cargados de veneno y cinismo, la canción es una cascada electrizante de odio y resentimiento en la que Dylan narra la ruina y perdición de una tal Miss Lonely; When you got nothing, you ain’t got nothing to lose. Con «Like A Rolling Stone» Dylan creó el que quizá sea el mejor ejemplo de su autodenominado thin wild mercury sound de mediados y finales de los sesenta y una vez más revolucionó el panorama musical de la época.

Bruce Springsteen – «Thunder Road» – Born To Run (1975)

You ain’t a beauty but hey, you’re all right.

Valiéndose de unas evocadoras notas de piano, una armónica y unas pocas palabras Bruce nos introduce de lleno en su particular fábula americana. La letra describe el viaje de una joven llamada Mary y su novio, que juntos deciden abandonarlo todo y escapar juntos en busca de algo (es su one last chance to make it real); el excelente solo de saxofón, cortesía de Clarence Clemmons, pone un glorioso broche final a una canción que capta como pocas la alegría de estar vivo: Hey, what else can we do now? Except roll down the window and let the wind blow back your hair. A día de hoy, el Jefe la ha tocado más de ochocientas veces en sus directos y se mantiene como una de sus composiciones más icónicas.

Built to Spill – «Randy Described Eternity» – Perfect From Now On (1997)

Stop making that sound.

Liderados por el polifacético Doug Martsch como único miembro constante, Built to Spill fueron uno de los grupos clave del indie americano de los noventa. Tras el estupendo There’s Nothing Wrong With Love, con su siguiente álbum los de Idaho dieron un paso de gigante que poco tenía que ver con sus anteriores andaduras, tanteando con nuevos sonidos y expandiendo su paleta musical hasta límites insospechados. El hipnótico e inventivo guitarreo de Built to Spill es el rasgo definidor de esta canción, en la que a partir de un denso entramado de sonidos se da con una aproximación a la idea de eternidad. Ante la comprensión de tal abrumador concepto, un apesadumbrado Doug Martsch canta «I’m gonna be perfect from now on»; escuchando esta canción, y el resto de las que le siguen en el que probablemente sea su mejor álbum, es casi imposible no pensar que cumplió su declaración de intenciones con creces.

Cheap Trick – «Surrender» – Heaven Tonight (1978)

Whatever happened to all this season’s losers of the year?

Reflejo del espíritu de una generación entera, «Surrender» fue el primer single del grupo en entrar en el Billboard Top 100 y permanece como su canción más famosa; por medio de una narración de un hijo y su madre controladora (Mother told me, yes she told me, I’d meet girls like you), la canción de Cheap Trick (grupo infravalorado donde los haya) es sumamente representativa de su particular híbrido de stadium rock y power pop. Su inesperado éxito en Japón (donde, curiosamente, se les conocía como «los Beatles americanos») dio lugar a su mítico directo de Live At Budokan, grabado en abril de 1978.

The Clash – «London Calling» – London Calling (1979)

Phony Beatlemania has bitten the dust.

Una canción de tinte apocalíptico que imagina un Londres inundado por un «error nuclear» fue la carta de presentación de unos Clash que dejaron de circunscribirse al punk de manera estricta y comenzaron a explorar nuevo terreno, explotando al máximo su omniabarcante control de un sinfín de géneros musicales. El impacto de los acordes iniciales es total y Joe Strummer canta con una urgencia rayana en la desesperación, como si de un profeta al que nadie cree se tratara; sin misericordia de ningún tipo y yendo directos al grano, The Clash abruman y asombran con facilidad pasmosa, próximos en todo momento a sus raíces punk y más reivindicativas, pero dejando al mismo tiempo claras señales de su creciente expansión musical por el camino.

The Cure – «Plainsong» – Disintegration (1989)

Sometimes you make me feel like I’m living at the edge of the world.

«Plainsong» constituye un majestuoso comienzo para el mejor álbum de The Cure, con el que Robert Smith nos abre las puertas de manera grandiosa a su particular reino de depresión y fantasía gótica. La canción es directa, sencilla, tal y como su nombre indica: nos cuenta la romántica historia de dos amantes cuya separación parece inminente e inevitable, juntos al borde del fin del mundo. Todo suena larger than life, y monumentalmente sombrío, en parte debido a ese tremebundo sintetizador y a los preciosos espacios que se crean el aura de dramatismo es tal que resulta inconmensurable y extrañamente emotivo.

David Bowie – «Five Years» – The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spiders From Mars (1972)

I never thought I’d need so many people.

Para un álbum intencionadamente cinematográfico Bowie no podía sino empezarlo con una canción de película. El impacto de la canción es desgarrador y emocionante, ante todo por el crescendo al que irremediablemente conduce: comienza de manera suave, con Bowie a medio camino entre enumeraciones e interminables imágenes surrealistas, casi como si estuviera narrando las escenas de una película (And it was cold, and it rained, so I felt like an actor) hasta que finalmente, con su corazón al descubierto, Bowie alcanza el cénit con dramática intensidad cantando a más no poder, casi como si su vida dependiera de ello: Five years, that’s all we’ve got. Mejor vivirlos al máximo mientras duren, parece decirnos.

Elvis Costello – «No Action» – This Year’s Model (1978)

I’m not a telephone junkie.

Explosivo comienzo para el segundo álbum de Costello, publicado un año después de su genial debut de My Aim Is True con el que por medio de uno de los estribillos más memorables del cantante, Costello plasma su frustración e impotencia ante una situación amorosa casi cercana a lo incomprensible. Gracias a un ritmo imparable y al sólido respaldo de The Attractions, «No Action» supone una de las mejores canciones del versátil Costello, iniciando así uno de sus discos más míticos con un trallazo imparable que se te queda grabado en la cabeza de manera contagiosa.

Explosions in the Sky – «First Breath After Coma» – The Earth Is Not A Cold Dead Place (2003)

«First Breath After Coma» comienza con una tenue nota de guitarra eléctrica, que se repite una y otra vez, entrando y saliendo, entrando y saliendo, emulando a las ondas de un electrocardiograma. Poco después entra en escena el bombo de la batería con un pulso constante, como si del latido de un corazón se tratara, al que se le suma una segunda guitarra con una melodía lentamente ascendiente, mientras el ritmo va creciendo y la percusión adquiere una intensidad contenida, marcada por lánguidas notas de bajo. Y de repente adquiere protagonismo de nuevo la guitarra, acompañada por percusión digna de una marcha triunfal, y todos los instrumentos se solapan y se produce el despertar en un cataclismo incontenible. Como una explosión épica de algo que no podía estar quieto más tiempo, así el paciente se despierta después del letargo —es el first breath after coma del título de la canción, el éxtasis ansiado tras una interminable espera—. En un crescendo de emociones el ritmo se acelera y continúa sin cesar, tras el cual el tempo se altera y todo parece pausarse durante un instante, vuelve la calma y el silencio, con matices de fondo que parecen señalar una tormenta venidera. De súbito, todo parece bañado en un sentimiento de melancolía y tristeza; regresan los tambores con insistencia intermitente, y la melodía continúa con lentitud hasta ser atrapada en una catarsis de distorsión, y la canción termina.

Funkadelic – «Maggot Brain» – Maggot Brain (1971)

Uf. ¡Esa guitarra! Este solo extendido de Eddie Hazel deja al mismísimo Jimi Hendrix en mal lugar; mejor escuchen por sí mismos, las palabras no le harían justicia. Es capaz de emocionar a cualquiera.

Hüsker Dü – «New Day Rising»New Day Rising (1985)

Un año después del atómico Zen Arcade, el trío de Minesotta comenzó su cuarto disco con este magnífico chute de adrenalina, una intensísima, repetitiva y brutal pieza en la que desgranan su genial dominio de un hardcore en estado puro. La canción supuso el inicio de una nueva etapa para el grupo que, sin renegar por completo de sus orígenes, pronto se adentraría en sonidos menos discordantes y ligeramente más melódicos. Si no te entran ganas de destrozar todo lo que hay a tu alrededor es que la canción no ha cumplido su objetivo.

Iggy Pop – «Lust For Life» – Lust For Life (1977)

Well, I’m just a modern guy.

«Lust for Life», escrita conjuntamente por Iggy Pop y David Bowie (que ya produjo The Idiot, su primer álbum en solitario) es rock n roll en estado puro y uno de los singles más influyentes de los setenta; el demoledor redoble de tambor inicial de la canción es en sí un clásico. Y para los que (con razón) critiquen a los australianos Jet por haber copiado el comienzo de la canción en «Are You Gonna Be My Girl», es de justicia recalcar que «Lust for Life» lo tomó prestado a su vez de «You Can’t Hurry Love» de The Supremes, grabada más de una década antes.

Joy Division – «Disorder» – Unknown Pleasures (1979)

I’ve got the spirit, lose the feeling, let it out somehow.

Entre serpentinas líneas de bajo y afiladas guitarras, Ian Curtis clama con insistente urgencia como si de una llamada de socorro se tratase: I’ve been waiting for a guide to come and take me by the hand. La canción refleja un oscuro y deteriorado paisaje humano por medio de una intensa, agobiante atmósfera musical, y es que Joy Division siempre fueron expertos en crear mundos desamparados y sórdidos. «Disorder» no es excepción alguna, y su propósito no es sino ese: crear una pesadilla musical, oscura e inquietante a más no poder, de la que se sirve Ian Curtis para desenmarañar las raíces de sus fantasmas más recónditos.

Led Zeppelin – «The Song Remains The Same» – Houses of the Holy (1973)

California sunlight, sweet Calcutta rain.

Hay días en que Houses of the Holy me parece el mejor álbum de Led Zeppelin, y su primera canción es uno de los muchos motivos. La compenetración absoluta entre los cuatro miembros del grupo, el ritmo incesante y la guitarra de Jimmy Page, la convierten en una de las mejores canciones de su catálogo; desde luego en una de las más trepidantes.

My Bloody Valentine – «Only Shallow» – Loveless (1991)

De manera inmediata, sin clemencia, My Bloody Valentine ahogan al oyente en un enorme océano de ruido en el que, a pesar de la impenetrable distorsión puesta en escena, se consiguen momentos de gran belleza que, de alguna manera, logra filtrarse entre recovecos apenas visibles en medio de un verdadero tsunami sonoro. Pioneros del shoegaze, My Bloody Valentine creaban sonidos hasta entonces apenas explorados, casi insólitos. El resultado final de «Only Shallow» es tan cautivador como sensual; imposible no sentirse transportado a un lugar distinto, lejos del mundo, irreal y difuso, como el que perfectamente plasma la evocadora portada del disco.

Neutral Milk Hotel – «King Of Carrot Flowers Part One» – In the Aeroplane Over The Sea (1998)

And your mom would stick a fork right into daddy’s shoulder.

Con guitarra acústica, acordeón y una gaita, el enigmático Jeff Mangum y compañía, provenientes de Athens, Georgia, dan forma a una infancia traumatizante y mágica a la vez, tarea que logran con la ayuda de las incomparables letras de Mangum, surrealistas y extrañamente conmovedoras a partes iguales («And dad would throw the garbage all across the floor / As we would lay and learn what each other’s bodies were for»). El efecto final es tan turbador como apasionante; aún recuerdo mi primera impresión al escucharla por primera vez como si fuera ayer. Es la sensacional introducción al que quizá sea el álbum más genuinamente indie de los noventa, cuyo culto ha ido creciendo exponencialmente desde su publicación.

Nirvana – «Smells Like Teen Spirit» – Nevermind (1991)

Here we are now, entertain us.

Poco más se puede decir acera de esta canción. No sin razón, se convirtió en el himno generacional de los noventa y en la signature song del grupo.

Patti Smith – «Gloria» – Horses (1975)

Jesus died for somebody’s sins, but not mine.

Sin remordimientos, de manera desafiante, Patti Smith comienza su arrolladora reinvención de la célebre canción escrita por Van Morrison, dejando intacto, como no podía ser de otra manera, ese infeccioso G-L-O-R-I-A en su gozoso estribillo. Con esta canción, que la catapultó a la fama de la noche a la mañana, Patti Smith se reveló como una de las figuras más relevantes del naciente movimiento punk.

Pixies – «Debaser» – Doolittle (1989)

Got me a movie, slicing up eyeballs.

El bajo de Kim Deal, puro nervio, pone los primeros acordes a este alocado número con el que los Pixies desatan rabiosamente sus peculiares manías y fetiches, poniendo de manifiesto su inconfundible y dinámica técnica del loud-quiet-loud. Inspirada en parte en Un perro andaluz de Buñuel (I am un chien andalusia!), «Debaser» es alocada y genial hasta el final; entre los característicos bramidos de Black Francis y las estridentes guitarras de Joey Santiago, los Pixies lograron así una de las canciones que definió el indie rock de los ochenta y que tanta influencia tendría en grupos posteriores.

Radiohead – «Everything In Its Right Place» – Kid A (2000)

Yesterday I woke up sucking a lemon.

Con «Everything In Its Right Place» Radiohead pusieron las cartas sobre la mesa de una vez por todas. Deseosos de eludir todo intento de encasillamiento externo, querían dejar bien claro de una vez por todas al mundo que ya no eran los rockeros/britpoperos de The Bends y OK Computer. Con onírica serenidad, realzada por un ritmo sincopado y sonidos misteriosos, como venidos de otro mundo, Radiohead plasman una sensación de extraña tranquilidad y paz interior, con un Thom Yorke en su versión más alienígena. Una vez terminada la canción la impresión duradera es que, efectivamente, todo está en su sitio; al menos durante sus fugaces cuatro y pico minutos de duración.

R.E.M. – «Radio Free Europe» – Murmur (1983)

Decide yourself if radio’s gonna stay.

Apoyada en todo momento en la precisa Rickenbaker de Peter Buck, «Radio Free Europe» se desenvuelve con un ímpetu imparable, marcado por la indescifrable letra de Michael Stipe, que conscientemente elude entendimiento e interpretaciones, y un ritmo imparable. Frenética, dinámica a la vez que enigmática, la canción fue un hito del college rock de los ochenta y, para muchos, la primera experiencia con un grupo que, en poco menos de una década, se haría con el mundo entero.

The Replacements – «I Will Dare» – Let It Be (1984)

How smart are you, how dumb am I?

En Let It Be The Replacements pusieron de manifiesto una nueva sensibilidad melódica cuya perfecta representación se puede ver en «I Will Dare», que comienza con un bajo saltarín y continúa con ese juguetón solo de guitarra, cortesía del ya mencionado Peter Buck, tras el cual aparece ¡una mandolina!. Con esta canción, The Mats confirmaron que estaban más que dispuestos a atreverse a hacer cualquier cosa, aunque ello implicase morir en el intento: if you will dare, I will dare. Como reconoció Paul Westerberg, We’ll dare to flop […] We’ll dare to do anything.

Ride – «Leave Them All Behind»Going Blank Again (1992)

Just let it flow.

Tras grabar uno de los discos más representativos del movimiento shoegaze con Nowhere, los británicos Ride cambiaron ligeramente su apuesta musical y para su segundo disco introdujeron, sin olvidarse de la enormidad de sus composiciones, ciertos elementos pop que apuntaban hacia una nueva dirección para el grupo. En medio de distorsión y ritmos vertiginosos, Ride encontraron con «Leave Them All Behind» su particular zona de confort y demostraron a lo largo de estos épicos ocho minutos y pico, que su habilidad para explorar nuevos paisajes sonoros seguía intacta.

The Smashing Pumpkins – «Cherub Rock» – Siamese Dream (1993)

Beware of those angels with their wings.

La iracunda «Cherub Rock» empieza como un volcán a punto de entrar en erupción, creciendo lentamente en intensidad hasta llegar al punto en el que nada cabe en sí y acaba por explotar inexorablemente. En ella podemos encontrar los rasgos principales que definieron a los Smashing Pumpkins, embelesado todo ello por un furioso solo de guitarra, por medio del cual Billy Corgan desata toda su ira adolescente y arremete contra el mundo sin miedo de ningún tipo. Gran canción para uno de los álbumes que marcó a una generación entera.

Sonic Youth – «Teen Age Riot» – Daydream Nation (1988)

Everybody’s talking ‘bout the stormy weather.

A pesar de la extensa —y con frecuencia genial— discografía del grupo, resulta difícil encontrar una canción que resuma la esencia de Sonic Youth más sucintamente que «Teen Age Riot». A partir de una intro hipnótica (con Kim Gordon al frente susurrando de manera sensual) que lentamente va creciendo en intensidad, la canción sube y sube hasta que finalmente la guitarra lo rasga todo por completo con ese riff mítico y Thurston Moore comienza a cantar, y el resto es historia.

The Stone Roses – «I Wanna Be Adored» – The Stone Roses (1989)

I don’t have to sell my soul, he’s already in me.

Por medio de un suplicante Ian Brown, estos cuatro chicos de Manchester pusieron de manifiesto que su única intención era que se les adorase, y durante un tiempo consiguieron que, justificadamente, el mundo se rindiera a sus pies en un acto de devoción ciega. «I Wanna Be Adored» fue la primera canción de un primer disco con el que consiguieron poner el mundo patas arriba, comienzo más que prometedor para un grupo que, inevitablemente, cayó víctima de la insuperable calidad de su primera obra.

Television – «See No Evil» – Marquee Moon (1977)

What I want, I want now.

Las protagonistas indiscutibles de la canción con la que Television abrió su debut son sus dos guitarras cortesía de Tom Verlaine y Richard Lloyd, que, girando sobre sí mismas, se entrelazan y se solapan a la perfección. Es complicado dar con un sonido de guitarra que suene tan limpio y tan elegante, y es que los de Television eran unos músicos sublimes con inclinaciones clásicas y un particularísimo estilo, pero sin miedo a enfrentarse a su vertiente más rockera, expuesta aquí en toda su plenitud.

The Who – «Baba O’Riley» – Who’s Next (1971)

I don’t need to fight to prove I’m right.

Con la conocidísima «Baba O’Riley» los Who dejaron el listón muy alto, y es que el tamaño de esta canción no es de este mundo. Efectivamente, todo suena más grande de lo normal, casi desproporcionado: los acordes de piano iniciales, la demoledora entrada de Keith Moon a la batería, los power chords de Pete Townshend y ese outro incomparable, sumado a la interpretación vocal de Roger Daltrey. Al margen de tópicos, «épica» es la palabra correcta.

Wilco – «I Am Trying To Break Your Heart» – Yankee Hotel Foxtrot (2002)

This is not a joke, so please stop smiling.

Si ya en Summerteeth Wilco pusieron de manifiesto su progresivo alejamiento del country con el que se dieron a conocer, en Yankee Hotel Foxtrot la transformación es ya total: con «I Am Trying To Break Your Heart», perfecta representación del rock experimental del que hoy en día son maestros, consiguen una genial deconstrucción del pop, mediante niveles de abstracción que paulatinamente van adquiriendo claridad. Al principio todo suena ligeramente, con un somnoliento Jeff Tweedy cantando con indiferencia y apatía, como si se acabase de salir de la cama, casi desconectado de la realidad. Elementos que se van añadiendo hasta alcanzar un resultado sorprendentemente melódico por momentos, hasta que finalmente la canción parece descomponerse poco a poco y acaba en un ruidoso y caótico final, donde además se anticipa el estribillo de una de las posteriores canciones del disco, la también genial «I’m The Man Who Loves You».

 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

69 comentarios

  1. Como toda lista, faltan, por ejemplo … «Highway To Hell» de AC/DC

    • C.Albers

      Para mí hace más «Hell Bells», la primera canción de el disco de rock más vendido de todos los tiempos.

  2. Magnifica selección, pero yo también hubiera puesto Bittersweet del Mars needs guitars de Hoodoo Gurus.

  3. adrianherfer

    Muy buenas elecciones. Yo añadiría:
    – The Queen Is Dead – The Smiths (The Queen Is Dead)
    – Rock’N’Roll Star – Oasis (Definitely Maybe)
    – Taxman – The Beatles (Revolver)
    – Holiday in the Sun – Sex Pistols (Nevermind the Bollocks)
    – Where the Streets Have No Name – U2 (The Joshua Tree) y
    – Into My Arms – Nick Cave (The Boatman’s Call)

  4. Esta muy bien pero me falta Shine on you crazy diamond de Wish you were here… Y ya mas personales pues Urban Hymns con Bittersweet Symphony… Bandwagonesque.. De los que estan pues fui mas de In Utero y creo que con Serve the Servants «Teenage angst has paid off well, now I’m bored and old» resume todo el disco.. Y bueno Being there the Wilco no empieza nada mal, Dirty de Sonic Youth..
    Whatever, es una gran lista.

  5. Muy buena lista, me lo he pasado pipa.

    Yo añadiría Mojo Pin del Grace de Jeff Buckley, Once del Ten de Pearl Jam y Sea Song del Rock Bottom de Robert Wyatt, por ejemplo.

    • martes y trece

      Muy acertado en tu comentario. Mojo pin. Si! Pero la lista podía ser interminable. Them bones Alice in chains, come together Beatles, sympathy for the devil los stones, moonlit knight genesis,21st century schizoid man king crimson… un largo etcétera

  6. Maestro Ciruela

    Bastante de acuerdo en un 60% más o menos. Pueden haber incontables opciones, como todos sabemos, para este tipo de propuesta. Ahora mismo, la primera que me viene a la cabeza es la de «Faron Young» del «Steve McQueen» de Prefab Sprout, aunque en este caso y aún tratándose de una fantástica introducción, no me atrevería a definirla como la mejor canción del segundo mejor disco de la historia del pop-rock después de «Revolver». Por cierto, ¿tendrá alguien en Jot Down la decencia y el buen gusto de hablar sobre este grupo y su creador, Paddy McAloon, alguna vez…? ¿Y de The Smiths con Morrissey y Marr…? Sí, por favor…

  7. Teixido Flor

    ¿De verdad ningún artista español u hispanoamericano merece estar en la lista? Es imposible negar la calidad de los temas mencionados, pero Calamaro con «El día de la mujer mundial» o Sabina con «Ahora que…», podrían estar en una lista que tiene, para mi gusto, una visión excesivamente focalizada en el mundo anglosajón. Por cierto, espero no ser el único que nota la ausencia de «Suzzane». Un saludo y enhorabuena por el artículo

  8. Dr. Goebbels

    Echo en falta el ‘Sunday Morning’ del primero de la Velvet y ‘Astronomy Divine’ del primero de Pink Floyd.

  9. Iñaki

    Bastante buena lista, sobretodo para lo que suelen ser este tipo de listas… (Horror, en breve nos invade de nuevo la horda de «Los mejores discos del año»)

    Supongo que ahora es cuando nos toca a los lectores criticarla y quejarnos de lo que falta.

    Aporto mi granito de arena. Bon Iver – «Flume – ‘For Emma Forever Ago». Te deja la novia, te echan del grupo, te deprimes, tienes mononucleosis y te vas a una cabaña aislada sólo, con tu guitarra, a «hibernar». En tres meses tu único contacto es tu padre, cuando te trae alimentos.

    Vuelves a la civilización, presentas un pedazo de disco, y tu carta de presentación, la primera frase de la primera canción es: «I am my mothers only one, it’s enough, it’s enough». Soy lo más importante para mi madre, es suficiente para mí, no necesito más.

    Eso, amigos, es poesía. Y lo demás, historia.

  10. de ventre

    acertaron con The Clash, fallaron con la canción. es esta:

    http://www.youtube.com/watch?v=i_6UTZb-_vI

    aún no ha habido un vinilo (ha de ser vinilo) que me de un golpe tan duro

    j

  11. Julen Arruabarrena

    Lo que siempre sorprende de estas listas es la ausencia de negros. Nunca aparecen en las listas de «lo mejor de» pero inventaron y desarrollaron la mejor música.

  12. Pablo Hernández

    Más negro que los componentes de Funkadelic no se puede ser.

  13. Perikorro

    De los maravillosos Black Sabbath yo también nombraría el inicio del Sabbath Bloody Sabbath con el tema homónimo y el Symptom Of The Universe que abre el Sabotaje.

  14. viruela

    negando la mayor, uno lo que debatiría es la certeza del aserto, es decir, de dónde se ha sacado el autor del artículo (reconociéndole el enorme esfuerzo documental aplicado) que las mejores canciones de los discos son precisamente las primeras… o las segundas, las terceras o las últimas, que por cierto, suelen ser las que mas me gustan a mí… ¿Ejemplos? tantos o mas que los aportados aquí en defensa de su teoría… y que cada cual opine al respecto, si en el fodo, dicha opinión sirve para algo mas que hablar de música en JotDown, lo verdaderamente importante

  15. Yo diría que Blitzkrieg Bop de Los Ramones es un claro ejemplo. No solo es la primera canción de un disco, sino de toda su discografía

    • Pablo Hernández

      Mi tesis es precisamente la contraria: que muchas de estas ‘primeras canciones’ no son ni de lejos las mejores del disco en cuestión.

      Estas 31 canciones son sólo una ínfima parte de las innumerables canciones que abren un disco de forma perfecta. Por razones obvias de extensión (podríamos estar aquí todo el día enumerando ejemplos) no se puede agradar a todo el mundo.

      Mi único objetivo es el debate, que la gente haga sus propias aportaciones a partir de mis (limitadas) elecciones personales.Y si por el camino descubrimos nueva música, tanto mejor.

      Saludos!

  16. Fernando

    Diesel Park West – «Like princes do» (Shakespeare Alabama, 1989)… Y así podríamos seguir proponiendo miles y miles. Pero la lista me gusta (y muchas de las recomendaciones de los comentarios).
    Volviendo al primer disco de DPW, fue de esos que por lo que sea escuchas mil veces… Y como decía el autor al principio, esta primera canción no es la mejor del disco (justo detrás viene all the myths on sunday), pero es un comienzo guitarrero y perfecto.
    Ah, y… Simple Minds – «Up on the boardwalk» (Sparkle in the rain, 1983).

  17. Mi aportación:
    – «De Viaje» Super 8, LOS PLANETAS
    – «Race for the Prize» The Soft Bulletin, THE FLAMING LIPS

    • Untiposimpatico

      Cierto, De Viaje o Segundo Premio son dos grandes comienzos. Yo añadiría una pequeña debilidad: «Movin’ On Up», dando comienzo al gran «Screamadelica» de Primal Scream

  18. Carlos

    The La´s-There she goes…. Imperdonable olvido

    • adrianherfer

      There She Goes es un temón, pero la primera canción del disco de The La’s es Son of a Gun (que también es un temazo, todo sea dicho…)

  19. Corrección de fanérrimo de los Stone Roses: el estribillo es «I don’t have to sell my soul, IS already in me».

    Por el resto, es un articulazo. Felicidades!

    • Pablo Hernández

      No sé de dónde se ha sacado eso, pero no es así. Lo que usted dice no tiene sentido y aparte es gramaticalmente incorrecto. Es ‘he’s’.

  20. Gimme shelter, de los Stones… También Ramble Tamble, de la Creedence… Buena lista en cualquier caso.

  21. Estaría bien que, siendo una revista escrita en español y dirigida a un público hispanohablante, algunos de los ejemplos fueran de música en español. Seguro los hay.

  22. Se me ha hecho raro no ver ésta:

    – «Hanging on the telephone» Parallel lines, BLONDIE

    Siempre pongo uso ese disco como ejemplo de un grandísimo arranque (en realidad, las 3 ó 4 primeras son auténticos pepinos).
    Añado también:

    – «Breadcrumb Trail» Spiderland, SLINT

    Y ahora que se llevan las listas de lo mejor del año:

    – «Robo tu tiempo» Victoria mística, TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

  23. David V

    Ausencias:
    -«Where the streets have no name», de U2 (The Joshua Tree).
    -«Mustafa», de Queen (Jazz)
    -«Smokers outside the hospital doors», de Editors (An end has a start).
    -«Where do the children play», de Cat Stevens (Tea for the tillerman)
    -«Found love in a graveyard», de Veronica Falls (Veronica Falls)

    Y cómo no:
    -«Telehueso», de El Niño Gusano (El escarabajo más grande de Europa)

  24. daniel

    everybody knows this is nowhere de neil young empieza con cinnamon girl

  25. Monster Magnet – Wall of fire. Si no la conocen, denle una oportunidad, no se arrepentirán.

  26. ..............

    IS THE FINAL COUNTDOWN de Europe!!!!!

  27. Lo primero que me ha venido a la cabeza al leer el título del artículo ha sido First Breath After Coma. Explosions in the Sky es, a día de hoy, de lo mejor que anda suelto por el panorama musical.

    • Ah, y en un posible artículo sobre los mejores finales debería estar Your Hand in Mine, del mismo álbum.

  28. Xavier Serrat

    Bueno, de Like a rolling stone suena una versión en directo, no la de estudio del Highway.

    • Pablo Hernández

      Le animo entonces a encontrar la versión original de estudio en Youtube y verá que es una tarea imposible. Los de Sony Music y su estúpida política… Verá que en Youtube hay muy pocas versiones de estudio de Dylan, y las que hay las quitan al instante.

      Saludos!

    • Pablo Hernández

      El artículo lo tengo en mente! Y esa canción en concreto la llevo escuchando bastante estas últimas semanas…

  29. Esteban Noboa

    Para mi Enter Sandman de Metallica es uno de los grandes openers de CDs de la historia de la música. Definitivamente falta aquí!

    • Pablo Hernández

      Donde estén ‘Fight Fire With Fire’ o ‘Battery’…

    • Elmer homero

      Coincido. Mientras que Metallica tiene grandisimos primeros, segundos y terceros temas «enter sandman» fue la canción que lo cambió todo. De un genero que estaba practicamente olvidado, perdido en sus excesos de laca capilar, que ademas era el hazmerreir dela critica, a una explosión mediatica que lo abarcaba casi todo; hasta las strippers descubrieron el heavy metal. Traer el rock más duro al mainstream, ese es el verdadero poder.

  30. Las hay a cientos y para todos los gustos pero en mi lista no faltarían «Sunday Morning»(Velvet Underground), «Absolutely cuckoo» (Magnetic Fields), «New Day Rising» (Husker Du), «Fairytale in the supermarket» (Raincoats), «Love comes in spurts» (Richard Hell) o «Blackheart Man» (Bunny Wailer)…entre muchas otras.
    Saludos y enhorabuena por la entrada!
    Iago López

  31. viruela

    respecto al orden de las canciones en los discos, yo diría (bastante subjetivamente) que las overturas de los discos se las reservan las discográficas, atendiendo criterios comerciales (que podemos compartir o no), sobre todo cuando se trata de discos «difíciles»… los artistas prefieren encajar sus temas más satisfactorios a final del primer tercio, aunque últimamente y en un ejercicio de libertad artística, reservan sus mejores efluvios para la oscuridad del antepenúltimo corte… por otra parte, observando la última movida conceptual que invade (para bien y para mal) la música negra contemporánea (ej Janelle Monae y su Electric Lady), abundan los intros, interludios y epílogos de corta duración y generalmente instrumentales, que lejos de aportar calidad y frescura a una música que en muchos casos se deja en el camino los fundamentos del pop, resultan un soberano coñazo… pero en esto de los gustos no hay un criterio a defender

  32. Jordi_BCN

    Encuentro a faltar «I saw her standing there», del LP de debut de un grupo de los 60’s, de Liverpool… no recuerdo el nombre… ah, sí, The Beatles.

  33. Jordi_BCN

    Y «Black dog», que abre Led Zeppelin IV, es bastante mejor que «The song remains the same».

  34. Seluis

    Sweet home Alabama !!!!

  35. Sgt. Kabukiman

    Freak scene, bug, dinosaur jr, el himno de los hermanos mayores de los fans de nirvana.
    Hocus pocus, moving waves, focus, one hit wonder.

  36. Jordit

    Falta la tremebunda «Red Rain» del album So de Peter Gabriel… absolutamente imprescindible.

  37. Break on through, por amor de dios. Primera de álbum y de la discografía de la banda. Me parece ineludible.

  38. Love Trooper

    Buena selección, aunque echo en falta algunos clasicazos:
    – Highway Star (Machine Head – Deep Purple)
    – Enter Sandman (Metallica)
    – New Rose (The Damned)
    – 1970 (Fun House – The Stooges)
    – Whole Lotta Love (Led Zeppelin II)
    – Brown Sugar (Sticky Fingers – The Rolling Stones)
    – Break on through (The Doors)
    – Welcome to the Jungle (Appetite for Desctruction – GN’R)
    – Little Child Running Wild (Superfly – Curtis Mayfield)
    – Jannie Jones (The Clash)
    – Ms Judy’s Farm (A Nod is as good as a wink…to a blind horse – The Faces)
    – Mr Self-destruct (The Downward Spiral – NIN)

    …y tantas otras por añadir!

  39. Pacomotorhead

    Painkiller, del album homonimo de los Judas Priest, en mi humilde opinion, el mejor album del heavy metal y uno de los mejores de la historia del rock en general.
    http://www.youtube.com/watch?v=nM__lPTWThU

  40. Manu3l

    Hola
    En los setenta prácticamente todos los discos abrían con el tema más resultón. Por ejemplo Steely Dan abren su discografía con Do it Again.
    Todos los one-hit-wonder que llegarón a grabar un largo abren con el éxito. Por ejemplo Wild Cherry con «Play that funky music»
    E, intentado que no me llamen viejo, el disco de Jay Z y Kanye West «Watch the Throne» con «No Church in the Wild». Bueno si hubiesen conseguido mantener el nivel de las tres primeras hubiese sido la lexheee.
    Y para reivindicar un superdisco español Señora Azul de Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzman abre con Carrusel pero podría haberlo hecho con cualquier otra ¡¡Oh no otra vez los setenta… glups!
    Un saludo.

  41. De los Stones….habría que poner el primer tema de casi todos sus discos…incluso el de su peor disco (One hit to the body del album Dirty Work).

  42. pepe seaton

    The Village Green Preservation Society de los kinks

    waiting room de fugazi

  43. martin

    En comisaría – Cicatriz – Inadaptados

    http://www.youtube.com/watch?v=ZYDfNfXfyNc

  44. Melody – Serge Gainsbourg
    Rocks off – Rolling Stones
    If I Shoul Fall… – The Pogues

    Esas como mínimo, aunque habría mil.

    Los Beatles me fallan un poco con las primeras canciones. La mejor canción nº 1 es Come Together, pero la mejor como abertura es Back in the USSR

  45. Pues yo el que más echo de menos es Summer Babe (Winter Version) de Pavement, de su mítico disco de debut (slanted & enchanted). ¿Hubo mejor disco en los 90?

  46. Jinjonator

    Me falta, como mínimo, Neighborhood 1 (Tunnels) del Funeral de Arcade Fire.

    Y favoritas personales:
    – Death On Two Legs – A Night at the Opera (Queen)
    – Rocks Off – Exile On Main St. (The Rolling Stones)
    – Shine On You Crazy Diamond (I-V) – WYWH (Pink Floyd)
    – Mediterráneo – Mediterráneo (Joan Manuel Serrat)
    – Blood and Thunder – Leviathan (Mastodon)

  47. American Pie.
    The Sound of Silence.

  48. Que no este y que nadie haya mencionado Welcome to the jungle the G&R me parece una desfachatez un sinsentido y un atropello. Por lo demás todo bien.

  49. Periodista ETT

    Where the streets está bien , pero, como opener, me quedo con Sunday Bloody Sunday

  50. Mingo Souto

    Me sorprende gratamente que incluyais a The Cure en la lista, y estoy de acuerdo con Disintegration como disco enorme. Pero si se trata de «Begin with a Bang» es dificil mejorar Pornography, que empezaba con «One Hundred Years» y la primerisima frase «It doesn’t matter if we all die…» (https://www.youtube.com/watch?v=lkelr1HunO0)

  51. pedro sánchez rodrigo

    Es una lista poco arriesgada, porque casi todas estas canciones están en discos buenísimos, completos de principio a fin, ¿no hubiera sido mejor hacer otra lista, como por ejemplo, canciones que justifican por sí solas la compra de un disco? Por empezar la lista, yo pondría I wish he didnt trust me so much de Bobby Womack que aparecía en un más que regular LP, So Many rivers y que además abría el disco

  52. Maikel Nait

    No había leído este artículo hasta hoy……la selección de canciones es maravillosa! Enhorabuena por este gran artículo.

  53. Andreu

    «Good Times Bad Times»,el primer, y tal vez más contundente, trallazo en el debut de Led Zeppelin. ¿Quién da más?

  54. Jon Bilbao

    La demoledora «The Handsome Ritual» que abre el disco Hatful of Hollow(85) de The Smiths eclipsa al resto de las canciones del album salvo una o dos excepciones.

Responder a José Hilario Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.