Mónica Oltra: “La crisis es una estafa a gran escala”

Publicado por

Mónica Oltra nació en Neuss, Alemania, país en el que pasó sus primeros años antes de establecerse definitivamente en España. Es una de las personalidades políticas más visiblemente activas de la Comunidad Valenciana. Formó parte de Esquerra Unida del País Valencià y actualmente es diputada por la coalición Compromís en las Cortes Valencianas. Adquirió especial relevancia mediática protagonizando algunos curiosos incidentes en las Cortes: fue expulsada del hemiciclo por vestir una camiseta en la que se veía el rostro del president Francesc Camps bajo el lema “Wanted, only alive”, como protesta por la ausencia del mismo. En otra ocasión se presentó con una camiseta con el logo de Mango, referencia irónica a la corrupción, aunque esa vez consiguió no ser expulsada. También ha tenido sus sonoros encontronazos con algún que otro miembro de la cámara.

Nos encontramos con ella en el recoleto patio interior del palacio de la Generalitat, un pacífico y casi monacal reducto ajardinado: “estos son jazmines de Azores, huelen mejor que los de aquí”, comenta Mónica nada más acceder al patio presidido por un gigantesco ficus: “siempre que entrevistan a alguien le hacen las fotos junto al tronco”. Con ella conversamos sobre la crisis económica y sobre los recortes sociales; sobre los posibles planes para privatizar los servicios públicos e incluso desmantelar el entramado de servicios sociales del estado; sobre la desaparición de la clase media y el empobrecimiento del españolito medio; sobre las incongruencias y engaños del sistema financiero; sobre la corrupción rampante; sobre la influencia de determinadas empresas en la política y el nombramiento de cargos públicos; sobre la versión española del “Tea Party”; sobre las consecuencias que la política de obras públicas faraónicas y grandes eventos tiene para una ciudad como Valencia, la sufrida tercera metrópolis de la nación; sobre la responsabilidad de los valencianos y su voto; sobre el cierre de hospitales; sobre lo que hacer con tumbas arquitectónicas como el inútil aeropuerto sin aviones de Castellón o la Ciudad de la Luz de Alicante… en definitiva, un repaso a lo que ha sucedido, sucede y sucederá con el dinero, el bienestar y el futuro de los ciudadanos. 

En el 2008 quiebra Lehman Brothers y cuatro años después, entre las muchas consecuencias de esa quiebra, el gobierno español realiza severos recortes sociales. ¿Cómo le explicamos esto a nuestros hijos?

Fíjate que en 2008, cuando Lehman Brothers quiebra, se oyen cosas como que “la avaricia rompe el saco”, “el sistema financiero ha fracasado”, “se ha estirado demasiado de la cuerda”, “hay que reformular el capitalismo”. Algunos incluso llegaron a decir “se ha acabado el capitalismo”. Se evidencia el fracaso de un modelo de avaricia. Pero a los pocos meses empieza a girarse la tortilla completamente. Porque claro, los que estaban ganando mucho dinero —precisamente con las consecuencias de la quiebra del sistema— querían seguir beneficiándose de ese saqueo de las arcas públicas, de ese negocio de la deuda soberana de los países. La reacción inmediata fue decir “el sistema financiero tiene que reformularse”; pero lo siguiente fue inyectar dinero en la banca y lo siguiente es la crisis de las deudas soberanas. Porque la banca, el poder financiero, nos atornilla con el dinero que nosotros le prestamos. ¡Es una estafa!

Es una buena forma de resumirlo, sí.

Cuando tú me dices “¿cómo se lo explico a mis hijos?”, yo les digo: esto es una estafa a gran escala.

¿Significa esto que el funcionamiento de un estado soberano está dependiendo de cómo funcionan unos pocos negocios privados, y que por lo tanto la defensa del interés común de todos los ciudadanos — representada por el Estado— está dependiendo del interés de unos pocos?

Claro, el Estado está siendo atornillado precisamente con los que especulan con su deuda. El Estado se ha endeudado para salvar al poder financiero y ese mismo poder financiero que hemos salvado con nuestro dinero nos está diciendo que para salir de esta crisis tenemos que bajar salarios, recortar servicios públicos, meter a nuestros hijos con más niños en las aulas… que tenemos que pagarlo nosotros, los que no tenemos ninguna responsabilidad en la crisis. Y los que tuvieron esa responsabilidad, la gran banca, están ganando más dinero que nunca. Por eso digo que es una gran estafa. Y a pequeña escala, con el tema de las hipotecas, lo explicaba frecuentemente en las elecciones del 2007 y 2011. Tú ibas al banco en 2004, 2005: “Me quiero comprar un piso”. “Ah, muy bien, ¿tiene usted trabajo?”. “No, no tengo trabajo”. “Ah, bueno, pero le tasamos el piso: ¿cuánto vale? 100.000 euros”. “¿Y esto quién lo dice?”. “Aquí mi amigo el tasador”. “Ah, muy bien, pues nada, déme los 100.000”. “No, le voy a dar 120.000 para que también se compre los muebles y el coche”. “Ah, vale, vale”. Con el paso de los años, resulta que no puedo pagar la hipoteca porque no me ha ido muy bien, a mi pareja la han despedido… lo que sea. Vuelvo al banco: “Oiga, mire, es que el préstamo no lo puedo pagar. Usted me dio 120 y yo ya he pagado 30, me quedan por pagar 90. Como el piso vale 100, yo le devuelvo el piso y quedamos en paz”. Y entonces te dicen: “No, no, no. Es que su piso vale 50”. “¿Cómo que 50? ¿Eso quién lo dice?”. “Aquí mi amigo el tasador”. El mismo amigo tasador, que dice que ahora vale la mitad que hace cuatro años. Esto, cuando lo cuentas así, la gente dice “ostras, qué fuerte”. Pero esto es exactamente lo que pasó a pequeña escala. Esto, en el tráfico jurídico normal, sería una estafa. Usted y yo convenimos un precio, que son 100. Usted se ha arriesgado a tasármelo en 100… así que luego no me venga con que el piso vale 50. Hombre, si le ha caído un meteorito al piso… pero no, es el mismo piso, el mismo banco, la misma corbata, el mismo tasador. Todo igual. No, esto no puede funcionar así.

Quizá es que algunos lo justifican con la oferta y la demanda, presentando la caída del mercado como el equivalente de la caída del meteorito.

Ya, pero es que no ha caído ningún meteorito. El piso tiene los mismos azulejos, los mismos ladrillos, el mismo aislamiento térmico, bueno o malo. El piso está en pie, igual que estaba. Lo que se ha producido es una especulación exacerbada sobre el precio de la vivienda y después un cierre de la financiación por parte de la banca que, sobre todo, afecta a familias y a pequeñas y medianas empresas, un cierre que ha frenado en seco la economía real. Que ya estaba bastante machacada porque incluso los poderes públicos estaban fomentando una economía especulativa. Una crecida artificial de los precios y una manera absolutamente irresponsable de gestionar el dinero público. En esta comunidad tenemos un ejemplo perfecto: grandes obras faraónicas, grandes edificios vacíos, grandes eventos que han resultado ser un coladero de dinero público.

¿Crees que ante todos estos recortes el ciudadano se siente desprotegido? Imagina el caso hipotético de un votante habitual del PSOE, cansado del gobierno de Zapatero, que decide votar al PP; cuando Rajoy llega al gobierno empieza a incumplir sus promesas. ¿Crea eso en el ciudadano un sentimiento de que no hay nadie que mire por sus intereses?

Eso crea en el ciudadano un sentimiento de alejamiento total de la política. La frase siguiente es “todos los políticos son iguales”.

¿Entenderías que la gente empiece a pensar que el famoso “contrato social” en que se basa el Estado se ha roto? “Me han engañado, así que lo considero roto”.

Que es nulo, ¿no?  Nulo de pleno derecho.

¿Podría llegar a darse esa situación?

Podría. Lo que pasa es que es una situación peligrosa. Si la gente asume es que se ha roto el contrato social… normalmente, cuando ha pasado eso en la historia, se han producido momentos muy feos. (piensa) Lo que la gente puede pensar también es que no solo hay dos partidos. Que no solo hay dos pensamientos. Que hay muchos partidos. En Grecia, por ejemplo, el comportamiento electoral está cambiando. Creo que antes de tirar la toalla y asumir que el contrato social se ha roto o que nunca existió, antes de pensar que la oligarquía sigue moviendo los hilos —que en cierta medida es verdad— podría intentar votar otras opciones. Y no solo votar, sino implicarse y ser partícipe de opciones que hagan que el interés general esté protegido, el interés de la mayoría y no el de la oligarquía.

Entonces, ¿crees que en España hay realmente una salida para escapar del bipartidismo?

Sí, claro que la hay.

A veces da la impresión de que el bipartidismo termina siendo el callejón sin salida de las opciones en muchas democracias.

Hombre, donde hay presidenciales la cosa siempre se mueve más entre dos, pero hay más opciones. Por ejemplo, en Alemania, hay más fuerzas políticas en el arco parlamentario. Aquí también, a pesar de que tenemos una ley electoral trucada que favorece el bipartidismo y castiga a los partidos pequeños. Creo además que la generación de gente muy joven lo tiene claro. El 15-M es un síntoma positivo. Lo tienen muy claro: la democracia tal como y está no les sirve en este momento, quieren una democracia mejor.

¿Cuáles serían los mecanismos de cambio para mejorar esa democracia?

Por ejemplo, que las leyes electorales fueran más representativas.

Pero, ¿eso cómo se consigue? Un ciudadano de a pie dice “a mí me gustaría que las leyes electorales fueran más representativas”. Y, claro, se queda en el “me gustaría”.

Sí, hasta el día en que cambie de voto y le pierda el miedo a votar opciones minoritarias. Siempre se dijo que aquí, en el parlamento valenciano, no había sitio para más de tres fuerzas políticas. Y rompimos con ese tópico en las últimas elecciones. Sí que hay sitio, hay que perder el miedo a las barreras, al voto libre. Al final, eso del “voto útil” es lo más inútil del mundo. Porque el “voto útil” es aquel que me satisface. Las barreras están para meter miedo, porque claro: “¿y si lo que he votado no sale? ¿y si no sale?”. Al final ese “¿y si no sale?” lo dice tanta gente que, de perder todos ellos el miedo, se rompería la barrera. Hay que romper con los miedos porque es evidente que así como estamos no vamos a ningún lado, con partidos que aceptan el dogma neoliberal. Porque Rajoy lo que ha hecho realmente es empeorar una situación que ya venía dada por Zapatero, quien ya bajó las pensiones, congeló el sueldo a los funcionarios y ya empezó con las medidas de recortes. Después Rajoy se ha doctorado en eso, desde luego. Rajoy es mucho peor. A mí me viene la Duquesa de Alba y le digo: “por supuesto, señora, vote usted al PP, ¿quién mejor va a defender sus intereses?”. O Botín. ¿A quién tiene que votar Botín? Pues al PP. Pero un trabajador, una trabajadora… “es que como Zapatero me la ha pegado, ahora voy a votar a Rajoy”. ¡Pues te la pegará dos veces! Si la derecha siempre va a tirar para el más fuerte. Es así. Esa conciencia, esa cultura política todavía no está establecida. También es verdad que la herencia de cuarenta años de franquismo es mucho, ¿eh?

¿Crees que esa herencia de cuarenta años de franquismo todavía pesa, que todavía influye?

Sí. Absolutamente.

¿De qué manera?

Pues en ese punto de mentalidad de súbditos y no de ciudadanos que a veces tiene este país. En ese punto en que un funcionario tiene miedo de decirte según qué cosas. Yo he tenido que quedar con gente en mi casa por la noche, para que no les vean. En bares alejados del centro. Nos hemos tenido que pasar papeles por debajo de un periódico, como en una película de espías.

¿En serio? ¿Para que no les vean hablando contigo?

Claro. Y a lo mejor son funcionarios, que piensas: “si no te pueden echar a la calle, ¿qué represalias temes? Y si hay represalias, hazlo público”. Si precisamente la luz es tu defensa. Que se sepa públicamente es lo que te va a defender. El que cada uno con nuestro miedo nos quedemos en nuestro cascarón es lo que hace que acaben con nosotros. Nuestra defensa es ir a pecho descubierto, todos unidos y cogidos de la mano, ahí no pueden contigo. Ese miedo es una herencia del franquismo. Porque no tiene sentido.

Hablando de responsabilidad ciudadana, ¿qué opinas del argumento habitual de que el ciudadano de a pie tiene su parte de culpa en esto de la crisis económica, de la burbuja inmobiliaria, etc?

Ah, ¿esto de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”?

Sí, porque te has querido comprar un piso…

Mira, yo lo que pienso es que eso forma parte de la reacción a la caída de Lehman Brothers, cuando se les dice “oigan, lo han hecho fatal, la han fastidiado bien fastidiada”. Los “think tanks” estos que tienen, los laboratorios de ideas que tienen la oligarquía y la derecha, respondieron a eso a la perfección. Crearon un marco cognitivo —“hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”— que cala muy fácilmente porque, ¿quién no se ha comprado alguna vez algo que no necesita?

Pero una vivienda se supone que es necesaria, ¿no? Además, es un derecho reconocido en la Constitución.

Sí, pero cuando a ti te dicen: “todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, lo piensas y dices: “igual sí, aquel día que me compré aquellos zapatos, cuando ya tenía el armario lleno de zapatos y realmente no me hacían falta”. Todo el mundo hemos hecho algo así, alguna vez, ¿no?

Sí, pero me refiero a cuando se habla de la parte de responsabilidad del ciudadano en la crisis no por comprarse esos zapatos, sino por el mero hecho de querer ser propietario de una vivienda.

En este marco cognitivo, lo importante no es la vivienda. ¡Claro que después lo aplican a la vivienda! Pero cuando crean este marco, este pensamiento, por donde cala es por cosas como esas, las que compraste sin necesidad. Y después, evidentemente, si tienes mala conciencia por haberte comprado unos zapatos, imagínate la mala conciencia por haberte comprado un piso. Y tú dices: “oiga no, es que la Constitución dice que todos tenemos derecho a una vivienda digna”. Comprarse la vivienda no es un lujo. No es comprarse una séptima vivienda, es comprarse una vivienda para vivir. Es un bien de primera necesidad. Lo que pasa es que ustedes han convertido ese bien de primera necesidad en un bien especulativo, ése es el problema. La política tendría que haberlo frenado, haber evitado que un bien que es un derecho y que cubre una primera necesidad no se convirtiera en un bien de inversión, y por tanto en un bien de especulación.

¿Crees que esto lo que ha puesto de manifiesto es que mucha gente que llegó a pensar que habiéndose convertido en propietario, se había convertido en clase media, y ahora…?

¿…se ha dado cuenta de que no es ni media clase?

Sí, que se haya dado cuenta de que sigue siendo clase baja.

Sí, eso también es verdad. ¿Sabes cuando ves una imagen que está desencajada? Ahora la gente ha encajado muchas cosas. Lo bueno, si es que tiene alguna cosa buena la crisis, es que ha vuelto a poner el foco en modo nítido. Porque la trampa es anterior, cuando en el momento de mayor boom inmobiliario a la gente le hicieron creer que tenía igual derecho que la hija de Cristina Onassis. “Es que yo tengo el mismo derecho que ella de tener un piso de 500.000 euros en la Ciudad de las Artes y las Ciencias”. Sí, tienes el mismo derecho. Pero no tienes el mismo nivel adquisitivo. Se confundió el derecho con el poder adquisitivo, por eso la gente estaba tan feliz. “Fulanito se ha comprado un piso en la CAC”, “Pero, ¿cómo se va a comprar un piso ahí si tiene un sueldo de mil euros?” “Sí, pero le han dado un préstamo”. Hubo un desencaje porque derecho no es lo mismo que poder adquisitivo. Claro, tú tienes derecho a una vivienda digna. Lo cual no quiere decir que hayas de tener la capacidad de comprarte un palacete que tiene el hijo de Paco Roig. Eso se ha vuelto a encajar, la gente vuelve a saber que yo no tengo las mismas posibilidades que Botín. Soy una trabajadora, tengo un salario, y el señor Botín es super-rico.

¿Crees que es necesaria la lucha de clases?

Sí, claro. Es de lo que estamos hablando cuando hablamos de cultura política, de que un trabajador no debe votar al PP. Eso se llama así, lucha de clases, en sentido clásico.

¿Crees que está resurgiendo?

La lucha de clases nunca ha dejado de existir.

¿Y la consciencia de clase?

Ah, yo creo que sí, eso que hablábamos de que vuelves a encajar tu propia imagen y te das cuenta de que no eres igual que un rico, porque no te puedes permitir lo mismo que un rico. Es la primera fase para tener consciencia de dónde estás. Es consciencia de la realidad. Yo soy lo que soy. Y la lucha de clases ha existido siempre, lo que pasa es que la estamos perdiendo. Eso lo dijo un potentado en Estados Unidos, no recuerdo quién: “¿la lucha de clases? Claro que existe, y nosotros la estamos ganando”. Ellos tienen muy claros los clásicos. No tienen los complejos que tenemos la gente de izquierdas con los clásicos. Yo no tengo esos complejos, pero bueno, hay gente que sí.

Siguiendo con las políticas de recortes, ¿crees que este gobierno tiene trazado un plan deliberado para privatizar servicios públicos?

Tiene un plan deliberado para acabar con el Estado. Mira la sanidad. El gobierno aquí en Valencia hace un anuncio —esto se puede trasladar a toda España, pero aquí y en Madrid somos el laboratorio, sobre todo aquí— de que se va a privatizar la gestión de toda la sanidad pública valenciana. En principio eso no es un negocio para sacar dinerito. Ellos se harán con la sanidad, y la Generalitat les pagará, o no les pagará. En el caso de Valencia, la estrategia del gobierno es que de momento se lo quitan de encima y si deben seis meses, seis meses que se ahorran de pagar. Hacen como en el fútbol malo: los equipos de fútbol malo, ¿sabes qué hacen? “Patà i avant”, ¿no? Pues estos están igual: “de momento privatizamos y nos quitamos el gasto de encima; luego, ya veremos”. Como alguien que está hasta el cuello porque se ha entrampado en la tragaperras, igual. Efectivamente, me ha venido a la cabeza ahora pero mira qué buen símil: están como las familias que se han gastado el dinero en las tragaperras y que ahora se ven como se ven, y venden una pulsera de oro… estos están igual, con la diferencia de que están jugando con las vidas de millones de personas. Y entonces, ¿dónde está el negocio? Privatizan la sanidad, pero ahí no hay negocio aunque se meten unas empresas para gestionarla. Cuando al cabo del tiempo tardas seis meses para que te hagan una radiografía y un mes para que te atiendan al niño, cuando el consultorio está hecho polvo, han cerrado plantas de hospital —como en Manises, que cerraron una planta— es cuando dices: “no, mira, yo que aún me lo puedo permitir, me voy a sacar un seguro privado porque yo a mi hijo no lo vuelvo a traer a este sitio”. Ahí está el negocio. El negocio de potentados que en este momento tienen mucha liquidez, una liquidez que la mayoría del resto de empresas no tiene. Piensa, en la comunidad valenciana, quién puede tener mucho dinero y enseguida te vendrá un nombre a la cabeza. Un nombre que pone y quita “consellers”. Porque su dinero no es a 30, 60, 90 días, su dinero es diario, hace caja diaria.

Para los lectores que no sean de la comunidad valenciana, ¿quién es ese nombre que pone y quita consellers?

Los mentideros y las malas lenguas dicen que el conseller de economía, Máximo Buch, es el “conseller Hacendado”. Ahí ya he dado alguna pista

Bueno, ya lo digo yo: estamos hablando de Mercadona.

(carcajada) ¡Claro! Pero es que ahí entra el dinero todos los días. Entonces, como le sobra el dinero, abre nicho de negocio en la aseguradora de asuntos sanitarios, que es un negocio redondo. Primera fase: gestionamos la sanidad pública y dejamos que se venga abajo. Segunda fase: hacemos negocio con las aseguradoras sanitarias. Y en la tercera fase, que ya es una fase ideológica, la gente que está pagándose un seguro privado empezará a decir ¿para qué pagar una Seguridad Social? Ahí está el objetivo final. Como en una guerra. El objetivo final es destruir el Estado. Si es que son los postulados del “Tea Party”, está todo inventado, es lo que representa Esperanza Aguirre en España. Nuestra Sarah Palin es Aguirre. No es tan mona, pero…

(risas) Sí, bueno, Sarah Palin es mucho más guapa, aunque no sé si eso la hace más llevadera.

No es tan mona la Aguirre, pero es nuestra Palin.

Hablando de Aguirre, ¿qué opinas de esta última declaración suya, hablando en tono alarmante sobre los pitidos al himno en la final de la Copa del Rey, mientras están vigentes asuntos como el déficit de la comunidad de Madrid?

Ya. Bueno, ella es lista. Es muy “larga” y manipula muy bien a la gente. Y creo que tampoco quiere mucho a la monarquía, ¿no? (risas) Porque estás provocando que la gente le silbe al Rey. Siempre pongo un ejemplo: cuando se monta un cisma en el PP y Esperanza Aguirre se alinea con Álvarez-Cascos, recuerdo que los tertulianos decían “ahora se va a liar una en el PP, porque esto que ha dicho Esperanza Aguirre…”. Y yo decía: no se dan cuenta. La tipa nos engaña a todos. A ella, en ese momento, le importaba una mierda lo que podía pasar en Asturias y quién ganaba y quién perdía. Ella estaba haciendo cosecha de votos en Madrid, porque esto era poco antes de las elecciones autonómicas. Ella dice “Álvarez-Cascos es amigo mío y por lo tanto yo lo voy a apoyar”. Y queda ante sus electores como la señora que antepone su conciencia y la decisión de lo que cree que tiene que hacer por delante del partido. Y eso da votos porque en este momento los partidos están muy desprestigiados. Una persona que antepone su propia conciencia a la disciplina de partido está bien vista, es graciosa. Le da igual el cisma,  le da igual si deja mal a Rajoy, ella estaba recaudando votos. De hecho no le fue mal. Y le daba igual la música y quien la toca, le daba igual Álvarez-Cascos y la gaita en Asturias.

Hablando de música y de gaitas, ¿qué opinas del cambio que quiere introducir el ministro Wert en la asignatura de Educación para la Ciudadanía?

Me parece una canallada. Solo propio de alguien que tiene muy poca solidez en su formación democrática. Fíjate que aquí ni me enrollo.

Ah, ¿crees que es una iniciativa personal suya como ministro?

No, forma parte del “Tea Party”… él también es del imperio. Es que el otro día vi Star Wars.

(risas) ¿Cuál de todas?

Vi la primera. Bueno, la primera que es la cuarta. La primera película que se rodó.

Hablando de recortes, ¿qué te han parecido las declaraciones de Rouco Varela diciendo que si la iglesia se ve obligada a pagar el IBI, eso afectará a la labor de Cáritas?

Qué morro que tiene. Este sí que parece el emperador de Star Wars, ¿eh? Le pones una capa negra… bueno, ¡ya la lleva! Lleva la sotana.

¿Cómo interpretas esta clase de declaraciones?

Es una amenaza. De la Iglesia, o de la jerarquía eclesiástica, que es la oligarquía de la Iglesia. En realidad, ¿qué está haciendo Rouco Varela cuando dice eso? Está amenazando a los propios sectores de a pie de la Iglesia, sectores que trabajan con los pobres, con los desheredados, con la gente con problemas, con los inmigrantes, que es lo que hace Cáritas. Les dice a los suyos “o nos apoyáis en esto, o los que vais a pagar el pato sois vosotros”. Porque desde luego la jerarquía eclesiástica no lo va a pagar. Si al final el mundo es muy parecido, mires donde mires. Miras la Iglesia, y fíjate si hay diferencia entre Rouco Varela y un misionero que está en África dejándose la vida para mejorar la condición de los más pobres, ¿no? Bueno, pues yo estoy con esta otra parte de la Iglesia.

Hablemos un poco de Valencia. Ya que sale el tema Star Wars… si se hiciera una película sobre la comunidad valenciana, ¿qué titulo le pondrías?

(risas) No lo sé. Déjame pensarlo… yo creo que sería un culebrón, con algún título de culebrón.

Pensé que ibas a decir algo como “Toma el dinero y corre”.

Ya (risas). Lo que pasa es que ésa es una comedia, ¿no?

Sí, la de Woody Allen.

Pero aquí el tema no está muy…

¿Sería una comedia o una película de terror…?

No, sería una tragicomedia. Creo que el humor no podemos perderlo nunca, porque entonces sí que estamos muertos.

Hemos nombrado a Aguirre y el fútbol como tapadera para desviar la atención. Una curiosidad: ¿por qué en Valencia la grúa municipal es tan voraz a la hora de llevarse coches parados en doble fila, una costumbre ancestral en la ciudad…?

¡Sobre todo a fin de mes!

Sí, sobre todo a fin de mes. Bueno, y sin embargo, ¿por qué cuando hay partido de fútbol y ves coches y autobuses parados hasta en triple fila, la grúa ni aparece?

¿Tú qué crees?

Quiero saber lo que crees tú.

(risas) Ah, vale, es verdad. Bueno, es evidente. Lamentablemente cualquier acción, por pequeña que sea, tiene su componente electoral. Y eso es una pena. Porque una de las enfermedades de nuestra democracia es que el partidismo ha desplazado a la política. Una de las cosas por las que la gente dice “estoy harto de la política” es porque, en realidad, la política ha desaparecido. El partidismo es tan voraz que se lo ha comido todo. No hay nada que se diga o se haga en política que no tenga un cálculo electoral detrás. A mí eso, por ejemplo, me harta muchísimo. Cuando vengan las elecciones, ya tendré tiempo de pensarlo, pero en este momento lo que tenemos que hacer como cargos públicos, en mi caso como diputada, es hacer bien nuestro trabajo. Como la gente no es tonta aunque muchos políticos se crean que sí… pones el telediario y te das cuenta de que es todo “Rubalcaba dice”, “Rajoy dice”.  Todo está mediatizado. No se habla de política, se habla de lo que los políticos dicen. Con lo cual el partidismo está servido. Y luego, nadie dice lo que piensa o lo que siente. Todo el mundo dice lo que le conviene a sí mismo o a su partido, y eso se ve a la legua. A mí como ciudadana me indigna, yo estoy viendo el telediario y me indigno. No me extraña que al final la gente le dé la espalda a la política, porque en realidad ha desaparecido: el partidismo la mató. Pensemos: ¿cuántos programas de debate político hay y que además no sean a las doce de la noche?

Bueno, según a lo que llames “debate político”.

¡Vamos a hablar de sanidad! Pero no de lo que el PP piensa de la sanidad. Vamos a hablar del déficit. ¿Es un problema el déficit público? ¿De verdad es tanto problema? Vamos a hablarlo, pero no porque la Merkel diga esto o aquello. Hablemos sobre si de verdad es el problema, o sobre si es más problema la falta de financiación de las empresas y el estancamiento de la economía. Vamos a ver si los recortes sirven. Traigamos a gente de la universidad, a economistas de uno y otro signo, oigamos, formemos nuestra opinión ciudadana.

¿Qué es lo que sucede en la comunidad valenciana para que tenga esa fama de ser una de las comunidades más corruptas de España, si no la que más? ¿Qué particularidades tiene esta región?

Que tenemos unos gobernantes muy corruptos. ¿Qué ha pasado? Hay una confluencia de factores. Un factor, gobernantes corruptos. Que es cierto que han ganado las últimas tres convocatorias electorales por mayorías absolutas muy amplias y eso, de alguna manera… la antesala de la corrupción siempre es un ejercicio de abuso del poder, que te hace sentirte impune. Cuando al final uno piensa “a mí me votan masivamente, luego puedo hacer cualquier cosa, incluso me puedo salir del juego democrático e incluso me puedo salir del cumplimiento de las leyes”. Francisco Camps lo decía: “las urnas me absolverán”. Pero claro, las urnas no absuelven. Te votan o no te votan, pero no te absuelven. Te absuelven, en todo caso, los jueces o el jurado popular. Existe una manera de entender el poder espuria y antigua: el poder sobre los demás, en vez de un poder moderno que sirve para hacer cosas. De hecho, estas Cortes Valencianas tienen, en los últimos tres años, cinco sentencias del Tribunal Constitucional condenándolas por no darnos información a los diputados. Cinco procedimientos que tuve el honor de llevar como letrada. Y claro, eso es un síntoma. Porque al final la corrupción es un síntoma de una enfermedad, ¿y la enfermedad cuál es? Que no hay una calidad democrática suficiente, no hay controles suficientes, y cuando se saltan los controles no hay un mecanismo ágil de respuesta de la justicia o del ciudadano. La enfermedad es la falta de democracia. Esta es la base: si no se entiende eso, no se entiende nada. Aquí no nos levantamos todos un día y todo el mundo era corrupto. Esto se ha ido gestando.

¿Crees que en otras comunidades, como en Cataluña, puede haber también un alto grado de corrupción, pero que está más soterrado que en la Comunidad Valenciana porque tienen una cultura política que tiende a taparse las vergüenzas? ¿O realmente la Comunidad Valenciana destaca sencillamente porque el nivel de corrupción es mucho mayor?

El nivel de corrupción es mayor. No tanto en cuanto a extensión, sino en cuanto a lo zafio que es, ¿sabes? Aquí no se han conformado con robar 3, tenían que robar 7. Y eso se nota más. Probablemente, en otros sitios, si roban 1 y medio o 2, o 3, se nota menos. También es que aquí la corrupción está muy generalizada, no es posible que haya un momento en que el presidente de la Generalitat está a punto de sentarse en el banquillo —Camps todavía no había dimitido—, el presidente de la diputación de Castellón y presidente provincial del PP estaba con acusaciones gravísimas, no sólo por casos de corrupción o fraude fiscal sino también contra la salud pública con el tema de los fitosanitarios. Y el presidente de la diputación de Alicante, Ripoll, en el tema de Brugal. Hubo un momento en que se daba este tridente, desde arriba a abajo estaba todo podrido. Brugal afecta a la alcaldesa de Alicante, a muchísimos concejales del sur de Alicante… y dices, bueno, esto está absolutamente generalizado. Además existen tres ejes, que a lo mejor explican por qué aquí hay más corrupción que por ejemplo en La Rioja. Tenemos un territorio que es muy dado a la especulación, el litoral es muy goloso y los casos de corrupción ligados al urbanismo se dan en las zonas costeras. En el caso Brugal, por ejemplo, la pieza que está relacionada con el plan general de ordenación urbana de Alicante es zona costera. O lo del Algarrobico. La costa es muy golosa. Así que un primer eje es la especulación urbanística. Otro eje son los grandes eventos: la visita del Papa, con todo el tema de la retransmisión y las grandes pantallas que se pusieron, un asunto que se está investigando también en una pieza separada. El tercer eje son las basuras y residuos en general, ya sean polución de aguas o residuo sólido.

Residuo sólido, como en Los Soprano, ¿no?

Sí, sí, algo así. O en esta serie que hizo este actor valenciano, Pepe SanchoCrematorio.

No la he visto, pero me han dicho que estaba bien. ¿La recomiendas?

Yo tampoco la he seguido mucho porque no he tenido tiempo, pero por alguna cosa que he visto o alguna cosa que me han contado, parece ser que es un retrato bastante fidedigno de lo que está pasando.

Por cierto,¿qué pensaste cuando se produjo la absolución de Camps?

Me sorprendió, la verdad. Aunque había periodistas que habían ido al juicio y me decían “lo van a absolver”. Y yo decía: “¿cómo lo van a absolver?”, la verdad es que confiaba mucho en el sentir de un jurado popular. Yo era muy defensora del jurado popular, y lo sigo defendiendo a capa y espada. No de este jurado en concreto, sino del jurado en general, como concepto. Pero ciertamente… sí, me sorprendió.

Hablando de eventos: por ejemplo, la Copa América de Vela. ¿Qué repercusión ha tenido para una ciudad como Valencia? ¿A quién beneficia realmente? ¿Por qué se celebró?

Sí… eso me pregunto yo. Tú pregúntale a cualquiera de tus lectores dónde se hizo la última Olimpiada, y dónde se hizo la anterior, y dónde se va a hacer la próxima. Y seguro que te saben decir las cuatro o cinco últimas Olimpiadas, depende de la edad que tengan. Londres, Beijing, Atenas, Sidney, Atlanta… y podríamos ir incluso más atrás. Ahora pregúntales dónde fueron las últimas Copas América y dónde van a ser las siguientes. Aquí se nos vendió que esto era poco menos que unas Olimpiadas, que lógicamente son un gran evento deportivo, aunque normalmente las ciudades que los organizan no suelen salir muy bien paradas porque son inversiones muy grandes en muy poco tiempo, que llaman al despilfarro del dinero público. La Copa América, supuestamente, había creado puestos de trabajo y había generado riqueza. Supuestamente había rehabilitado el puerto. Y ahora nos encontramos con que no ha generado empleo: somos una comunidad autónoma con un nivel de desempleo por encima de la media estatal, y eso nunca había sido así hasta los últimos años de gobierno del Partido Popular. Porque nosotros no jugamos en la división de Extremadura, Canarias y Andalucía, por motivos de estructura económica, de estrategia geopolítica, de territorio y de posición. Tenemos una industria de pequeña y mediana empresa muy buena…

La teníamos.

Sí, la teníamos. Teníamos también la agricultura. Por ejemplo, Andalucía tiene un grave problema en la agricultura que es el latifundio: la tierra está en manos de muy pocos. Eso nunca ha sido problema en la comunidad valenciana. Aquí la tierra siempre ha estado muy repartida. Ahora quizá hay un movimiento de que la tierra la tengan unos cuantos, ¿no? Porque todo va a lo mismo, todo viene de la misma dialéctica y la de que unos pocos se están haciendo con todo. Y como decía la Copa América no ha creado empleo. Las infraestructuras que se hicieron se han desmontado en parte para albergar la Fórmula 1. El puerto era un lugar donde la gente iba a pescar, eso se transmitía de padres a hijos. Me lo ha dicho desolada gente del Grau, gente que vive en La Punta: era una tradición. Yo recuerdo que mi padre me llevaba a pasear al puerto. Eso se ha perdido, porque todo lo que fue la Copa América lo rompió: se negaron accesos, se restringió… porque se ve que no quedaba glamouroso ver a la gente de allí del Grau, a la gente normal, de a pie, pescando en el puerto. Han matado el puerto, en cuanto a la vida que eso suponía. La vida y la tradición. Para mí era una de esas cosas que tienes en el imaginario colectivo. Y ni siquiera ha servido como una forma de generar ocupación, más allá de los días de competición.

La ocupación momentánea.

La ocupación momentánea de coger a cuatro camareros y a cuatro gogós para que bailen, pero más allá de eso… eso pasó y se acabó.

¿Y qué opinas de la Fórmula-1?

A mí me parece una barbaridad. De lo que nos cuesta a los valencianos. Es que son noventa millones de euros. Eso es lo que vale poner en marcha un hospital, que ahora los tenemos cerrados y no se pueden abrir, como el de Gandía o el de Llíria. Todo el mundo sabía que esto es un negocio para unos pocos. Es un negocio para Ecclestone, es un negocio para el yerno de Aznar, el Agag, que está ahí metido, y es un negocio para cuatro. Para la retransmisión y punto.

La pregunta es, ¿qué beneficio obtienen las autoridades locales, que son en última instancia las que lo aprueban y deciden que la Fórmula-1 se celebre en Valencia? ¿Es una cuestión de imagen solamente o hay intereses oscuros detrás?

Bueno, hay de todo. Evidentemente está el punto de la soberbia y de la vanidad. Igual que lo de traerse la Global Champions Tour para hacerse una foto con el Cayetano Martínez de Irujo. Claro, parecía que aquí los gobernantes valencianos se codeaban con la aristocracia, con la jet-set del mundo, con Bernie Ecclestone, con multimillonarios… y eso se ve que les ponía bastante, no sé (risas). Ese era un motivo poderoso. Y luego, con esa política de escaparate, de gran evento, han generado un marco cognitivo que les hace ganar elecciones. No les ha ido mal para su objetivo, que es el de ganar elecciones. Es decirle a la gente que “Valencia ya está en el mapa”. Y la gente dice: “ah, pues es verdad”.

Es curioso, porque esa misma frase nos la dijo en una entrevista Esteban González Pons, que por ejemplo la ciudad de las Artes y las Ciencias era muy buena porque había puesto a Valencia en el mapa. Esa frase que te citaba, ¿forma parte de ese marco cognitivo de la vanidad?

Sí. Además, fíjate: a los valencianos nos gusta la cosa que entra por los ojos.

La falla.

(muy afirmativa) La falla. El traje de fallera, cuanto más dorado, más bonito. Y yo soy fallera, ojo. Ellos han entendido muy bien cómo siente y cómo piensa el pueblo valenciano, para poder generar una serie de espejismos que les han funcionado muy bien. El tema de “Valencia está en el mapa” es algo que funciona. Tú puedes ir al barrio más pordiosero de Valencia, a la persona más pordiosera y más mísera, que no tiene trabajo, que no tiene prestaciones, que está revolviendo en los contenedores, que no tiene cultura, y le preguntas… te va a decir que Valencia está preciosa y que está en el mapa. Y cuando les preguntas: “y tú, ¿en qué mapa estás?”. Entiendo que una ciudad está en el mapa en la medida en que sus ciudadanos están en el mapa de esa ciudad. Lo que ha hecho esta política de escaparate es precisamente todo lo contrario: generar más exclusión social. Porque claro, el dinero que se ha ido ahí no se ha ido a equilibrar las brechas salariales, no se ha ido a generar la distribución de la riqueza, sino que ha concentrado mucha riqueza en muy pocas manos. Ese dinero no se ha ido a programas sociales, ni a mejorar la educación… tenemos uno de los índices de fracaso escolar más altos de España. El dinero no es infinito: si lo metes ahí, no lo puedes meter en otro sitio. Además lo de “Valencia está en el mapa” es mentira, no estamos en el mapa. Es mentira. Vas a cualquier país y preguntas, de España probablemente conozcan Madrid y Barcelona. No sé cuántos de cada cien contestarán que también conocen Valencia. Al final, las cifras también cantan. Las entradas a la CAC son… he preguntado pormenorizadamente cuánto se recauda por entradas, porque ellos dicen que hay más entradas que en la Alhambra. Eso es mentira. A la CAC, la gente va y hace la foto por fuera, no entra. Porque encima el contenido no es atractivo. Algunos edificios no tienen ni contenido, como el Ágora. La gente no viene a Valencia a ver lo de Calatrava. La gente que viene, por supuesto, pasa por allí y lo ve. Igual que si alguien va a París no va a irse sin ver la torre Eiffel… aunque desde luego Valencia no tiene las visitas que tiene París.

¿Te da la impresión de que las autoridades de la ciudad han ejercido casi de mecenas de Calatrava, más que pensar en el interés público?

¿De mecenas? Más que de mecenas, de “paganos”. Porque un mecenas todavía invertía en algo que tenía calidad, en el sentido de “apuesto por Miguel Ángel, tengo dinero y me voy a deleitar con una obra de arte”. En este caso no es tanto mecenazgo, porque cuando Calatrava empieza a hacer esta barbaridad ya es un arquitecto consagrado, con sus luces y sus sombras, con la gente que lo adora y la gente que lo detesta. Creo que es más un deslumbramiento, una borrachera de poder y de tontería. Ganaban las elecciones por mayoría absoluta y decían “¡Buah! Somos los amos del mundo”. Más como los faraones que como los mecenas. Es una borrachera de poder y de tontería.

Probablemente el proyecto urbanístico más polémico de la ciudad de Valencia es la posible prolongación de la avenida Vicente Blasco Ibáñez hasta la playa, que supondría la demolición de parte del barrio tradicional del Cabanyal. ¿Qué te parece?

Una “barberidad”. Ahí estaremos, delante de las máquinas. Aún estoy pendiente de juicio por ese asunto, pero seguiremos estando. Mira, volviendo a hablar del tema del turismo: en Lyon se planteó también meter una avenida por medio de un barrio antiguo. Algo muy parecido a esto, pero claro, en Lyon se lo plantearon hace cuarenta años, que es cuando se planteaban estas cosas, en pleno desarrollismo. Al final optaron por rehabilitar ese barrio y ahora es uno de los sitios más visitados de Lyon, que por supuesto nos duplica a Valencia en visitas y en pernoctas. Y El Cabanyal es uno de los barrios más singulares del mundo. Grandes avenidas con edificios ladrillo-vista las puedes encontrar en cualquier sitio del mundo: vas a Buenos Aires, vas a Sidney, vas a Nueva York y las tienes. Pero un barrio como El Cabanyal, con ese modernismo popular, sólo lo encuentras en El Cabanyal. Entonces, siempre voy a defender no sólo la singularidad y la riqueza cultural que supone El Cabanyal no sólo para nosotros los valencianos sino para todo el mundo; también defiendo a la gente que vive allí, su modo de vida y su casa. El problema nace cuando para ti la casa es un montón de ladrillos y una manera de hacer dinero, porque todo viene pervertido. Una casa es mucho más: es el sitio donde crecí, donde aprendí a andar, donde vi crecer a mis hijos…

Pero, ¿qué le responderías a alguien que te dijera que ese proyecto se pretende hacer por el bien común de toda la ciudad, para que esté “abierta al mar”?

¡Que eso es mentira! Eso se pretende hacer para hacer negocio. Y de hecho, una de las cosas buenas que ha tenido el pinchazo de la burbuja inmobiliaria es que ha frenado proyectos bárbaros e incívicos como este. El barrio lo están dejando caer, no porque no se haga la avenida, sino porque no están invirtiendo en él para rehabilitarlo. Es mentira, no aporta ningún beneficio a la ciudad, al contrario: destruye uno de los mayores patrimonios que tiene nuestra ciudad, que son los barrios tradicionales. Barrios que son muy hermosos: El Cabanyal, Campanar, Patraix… son pueblos dentro de la ciudad. Es hermosísimo.

Volviendo a los costes de las obras públicas, ¿sería demasiado pedir un sistema de referéndum para que cuando una inversión u obra pública supere determinada cifra, tenga que ser necesariamente aprobada por los votantes?

Yo propuse eso. Lo hemos propuesto en varias ocasiones. Tiene que haber un momento en el que: “oiga, esto ¿es una inversión que vale más de X? Pues vamos a someterlo a consulta”. Pongámonos de acuerdo en la cantidad X. Pero además, hagámoslo con todas las consecuencias: si nos lo gastamos aquí, no lo tenemos para gastarlo en esto otro. Estoy segura de que si a la gente le preguntas qué prefiere, si un hospital o un Ágora que también vale cien millones… Aquí, unos gobernantes irresponsables se han gastado de cien en cien millones como si fuera, no sé, el casino. Como si fuera el dinero de su casa. Y era el dinero de todos.

Otro ejemplo llamativo es el muy publicitado aeropuerto de Castellón, en el que ahora resulta que no hay aviones. ¿Quién se hace responsable, quién paga por eso?

Claro. Nosotros decíamos: “oiga, y la responsabilidad, ¿dónde está?” Porque tú entras ahora mismo a una tienda y robas cincuenta euros, y te vas cuatro años a prisión. Ahora bien, alguien que nos ha robado a los valencianos 250 millones de euros construyendo un aeropuerto para recalificar el terreno de un amigo suyo… y no le pasa absolutamente nada. “Ay, es que como a mí las urnas me han…” No, a usted le votaron para gobernar, no para hacer estos desaguisados. ¿A la gente le dijeron que nos íbamos a gastar 250 millones en un aeropuerto que no iba a tener aviones? No, no se lo dijeron. Bueno, sí había quienes lo decíamos, es cierto, y la gente también tiene que ser responsable de lo que vota, ¿eh? Hay un punto en que no se puede eludir la responsabilidad que tiene cada ciudadano cuando vota. En ese punto, la gente los ha seguido votando, a pesar de todo este desaguisado, con lo cual aquí hace falta mucha cultura política. Es verdad que ahora se saben cosas que no se sabían antes de votar, eso también es cierto y hay que tenerlo en cuenta. Esto nos tiene que hacer ver que no puede ser que el ejercicio de la política y el gasto del dinero público sean tan opacos. Tiene que haber mucha más transparencia. No puede ser que se escondan las cifras y que ahora de repente, hace unos días, resulta que hay 1800 millones en un agujero. Qué, ¿no los había cuando se aprobó el presupuesto hace unos meses? ¿No sabían que tenían ese desequilibrio? ¿Ahora afloran más deudas todavía? ¿Dónde están los responsables de haber escondido eso? Creo que las leyes son muy duras para el que roba cincuenta euros pero muy blandas para el que roba —o tira a la basura, me da igual— 250 millones. Tirar a la basura 250 millones de todos los valencianos debería estar penado. Porque eso genera sufrimiento, eso hace que ahora no haya dinero para educación, para sanidad, etc. Yo creo que no hay que recortar, lo que hay que hacer es aumentar los ingresos. Pero es que encima aplican los recortes como única medida para compensar su propio despilfarro y para compensar la otra situación que hablábamos, la del poder financiero. Lo de Bankia. Tú estás veinte años trabajando en una empresa modélicamente, nunca has llegado tarde, te has portado como un señor, has hecho tu trabajo correctamente. Te tiran a la calle por despido objetivo… veinte días por año trabajado y el FOGASA te pagará cuando te pague, porque encima hay lista de espera para cobrar. Ahora bien, tú coges y hundes un banco, y te vas con una indemnización de un millón y pico de euros a tu casa, por lo bien que lo has hecho. ¿Eso es normal? Pues eso yo no lo veo normal. Y por eso estoy en un partido que intenta que eso no sea normal.

Y ese aeropuerto de Castellón: ya que está ahí, ¿qué se va a hacer con él?

Ni idea. Nosotros propusimos crear una comisión de investigación donde vinieran expertos a dar ideas de qué podíamos hacer con aquello. No lo sé, yo también me lo pregunto. Vamos a ver, aquí hay que hacer política responsablemente, porque mañana nosotros entramos a gobernar… ¿y qué narices hacemos con esto? Alguien me decía: “hacer un parque logístico para empresas”. Pero yo no sé si eso es viable o no, de eso no entiendo, yo soy jurista. Así que traigamos a expertos que nos den una idea de qué se puede hacer. Al final igual es “oigan, desmóntenlo, vendan lo que puedan y algo recuperaremos de dinero, aunque sea el cobre”. Si es que han puesto cobre o algo, no sé. ¿No? Te lo digo absolutamente en serio.

No, me río porque ya nos vemos vendiendo el cobre.

¿Y qué hacemos con la Ciudad de la Luz? Lo que no podemos tener es una infraestructura que nos cuesta un dineral todos los meses, un dineral que no tenemos. Algo tendremos que hacer con ello, hagamos un debate público. Vale, lo hicieron mal, la pifia está hecha. Algo habrá que hacer con eso, o no, si al final la conclusión después de hablar y oír muchas ideas es que sale más barato desmontarlo y vender los materiales para reutilizarlos en otros sitios. Y si de los doscientos millones sacamos cincuenta, pues eso que hemos sacado. Algo habrá que hacer, no vamos a dejarlo allí para que se lo coman los conejos.

Ahora te quiero pedir tu opinión sobre una serie de personajes, tanto de ámbito valenciano como de ámbito nacional. Empezando por Mariano Rajoy.

(larga pausa) Qué dices de este hombre, ¿no? Es que me parece un personaje de cómic. Es tremendo, El señor de los hilillos.

Te iba a decir “¿de cómic de Marvel o de DC?”

No… es de Ibáñez, (risas) ¡Es un personaje de Ibáñez! ¡Qué dices de Marvel!

(risas) Te refieres a Mortadelo y Filemón.

¡Claro! Pero es evidente, ¿no? (carcajada) A mí me encaja muy bien. Pero es un tío que cae bien, ¿eh? Es decir, no caen bien las decisiones que toma, evidentemente, pero como individuo no es una persona que caiga mal. Parece ser, o eso dicen las encuestas. Yo es que como no me gusta nada lo que hace, no puedo ser tan indulgente con él. Pero parece ser que es una persona con la que la gente iría a tomarse copas y estas cosas.

Lo mismo decían las encuestas de George W. Bush.

Sí, sí, claro. Porque también, pobre… tú fíjate.

Hombre, Bush hijo era simpático. Digo simplemente “simpático”, no “buena persona” ni “buen presidente” ni nada por el estilo. Pero simpático sí era.

A mí no me parecía simpático. Es que lo tenía muy atragantado. Y Rajoy, bueno: alguien que es capaz de perder la popularidad que ha perdido en tres meses… es un fenómeno de la naturaleza. No se puede hacer peor ni queriendo. Por eso digo, es que… ¡es de la T.I.A., hombre!

Barack Obama.

En su momento me alegré muchísimo de su triunfo, por muchas razones, también razones personales. Me parecía algo muy catártico para el pueblo estadounidense tener a un presidente afroamericano. Y luego es —también con sus sombras, evidentemente— el presidente de los EEUU al que más cosas le he aplaudido, de todo lo que yo había visto desde que tengo uso de consciencia, que probablemente sería Jimmy Carter, cuando era pequeña. Me parece el presidente de los EEUU que mejores cosas ha hecho. De los que yo he vivido, ¿eh?

Aun así, ¿ha sido lo que esperabas de él?

No. Pero también sabía el día que lo eligieron que en algunas cosas me iba a decepcionar, porque era imposible que cubriera todas las expectativas. Y porque evidentemente está en un ámbito político que no es en el que yo me encuadro. Pero, para estar donde está, es una persona que ha sido valiosa. El mundo estaría peor en este momento sin él. Creo.

Angela Merkel.

Para mí representa lo peor de la política alemana. En el sentido de que está practicando un imperialismo que, precisamente por el país en el que está, no debería permitirse. Porque ahora no vienen con tanques, ahora vienen con exigencias de recortes y con exigencias de cómo tenemos que hacer las cosas en el sur. Y con una soberbia y una prepotencia que, aunque no vengan con tanques, es imperialista y genera sufrimiento. Por tanto, me parece una señora nefasta en la historia, espero que la barran muy pronto del poder y que la historia la olvide cuanto antes. Tengo mucha inquina contra Angela Merkel; no suelo tener, pero a mí que nací en Alemania y tengo mis filias allí, esta persona me despierta… me gustaría poderle decir que aquí no somos unos vagos. Trabajamos más y dormimos menos que los alemanes, aunque no seamos tan productivos según su manera de definirlo. Ellos definen cómo tiene que ser el mundo y quieren que todos seamos así, me parece de un etnocentrismo preocupante, sobre todo cuando viene del país que viene, que todavía tiene mucho que reflexionar sobre su historia más reciente.

Carlos Fabra.

Parece un mafioso. Es lo que parece, no digo que lo sea.

(risas) ¿Se te ocurre algún mafioso en concreto? 

Bueno, pues Al Capone, ¿no? Tiene la misma pinta. Al menos la que sale en las películas, no sé. Y con las gafas oscuras, ya sé que las lleva por un problema de salud, pero me da igual: la pinta es deleznable. Tú me dices “qué te parece” y a mí me parece un mafioso, pero no digo que lo sea.

Pero es cierto, físicamente lo parece. A mí recuerda mucho a Joe Bonanno.

Sí, lo parece.

Rita Barberá, alcaldesa de Valencia.

Está acabada. Está muy acabada, muy pasada. El autoritarismo y la falta de sobriedad en sus declaraciones públicas es ya demasiado notoria.

Dices que está acabada pero en la práctica no se ha acabado todavía.

Sí, yo creo que sí. Además creo que ya le están moviendo la silla, me da a mí la impresión.

¿Por qué lo dices?

Porque creo que ya hay movimientos. Quiero decir: ella era intocable. Nadie se atrevía nunca a meterse con ella. Cada vez que la hemos nombrado… a mí se me revolvió un día porque la nombré como responsable política del caso Emarsa, y me quiso llevar a los tribunales y tal. No tiene contención. Y entonces se está equivocando mucho. Es una persona muy autoritaria. Hay movimientos que se ven, están saliendo cositas en la ciudad de Valencia y veremos más cosas, en cuanto a casos oscuros.

Canal Nou, televisión pública de la comunidad valenciana.

Una pena. Una oportunidad perdida de haber tenido una televisión pública de calidad y en valenciano, una herramienta de normalización lingüística. En este momento, para mí, es una televisión por la que merece la pena luchar todavía.

Juan Carlos I.

“No pienses en un elefante, no pienses en un elefante…” Prescindible.

Iñaki Urdangarin.

El yerno del prescindible.

¿Prescindible también?

¡Absolutamente! ¡Si es el yerno del prescindible, imagínate! (risas)

Rodrigo Rato.

Espero que el 15-M le haga pasar un mal rato, con esto que han anunciado de llevarlo a los tribunales.

Rubalcaba.

Fíjate que ahora hasta es entrañable, ¿no? Lo ves ahí sentado… creo que está hasta más pequeño. Lo veo en la tele y está como más pequeñito. Cuando salía de ministro del Interior parecía Superman, le faltaba la capa. Y ahora está como enjuto, empequeñecido… yo creo que debería retirarse. No entiendo por qué ha dado la batalla que ha dado. Lo más importante, creo, en la vida de un político es acertar en el momento de retirarte. Porque si ahí la cagas, puedes haber tenido una trayectoria brillante —que no digo que la haya tenido—, que se queda absolutamente borrada porque no supiste retirarte a tiempo. Igual debería hacerse esa reflexión… pero yo no soy quién para decirle lo que tiene que hacer.

La actuación de los antidisturbios en las protestas de los estudiantes del IES Luis Vives.

Bárbara e impropia de un país democrático. Brutal.

¿De quién o de qué es la culpa de que suceda algo así?

De los mandos. De quien manda. La policía… los hay que tienen más ganas de pegar que otros, ¿no? Eso se nota mucho cuando estás metido en el fregado. Pero la culpa siempre es de los mandos.

¿Mandos policiales o mandos políticos?

El mando político, que es quien dice “esto” o “lo otro”. Por acción o por omisión, la responsabilidad es del político. Evidentemente también es muy importante que el mando policial tenga una cultura democrática sólida. Pero aquello fue brutal, una brutalidad impropia de un sistema democrático.

Javier Arenas.

Un señorito andaluz. Que nunca ganará las elecciones en Andalucía. Y qué también debería plantearse qué hacer.

Cayo Lara.

(Mónica adopta una curiosa expresión)

A veces lamento que no puedan transcribirse las caras.

(risas) Me gusta más cuando no habla, aunque comparto con él el anhelo de romper el bipartidismo. Pero es que no… no se expresa muy bien.

Julio Anguita.

En su momento fue una esperanza, truncada por un exceso de soberbia.

Felipe González.

Un encantador de serpientes.

Ana Botella.

“Dos manzanas y dos peras”. No puedo con ella. Siempre intento buscar algo positivo que decir, ¿eh? Pero no… no le veo nada positivo a esa chica. Me gustaba más cuando era “señora de” y sólo “señora de”. Que tampoco me gustaba, pero prefiero que sea “señora de” a que esté gestionando.

¿Qué te pareció su manera de alcanzar su actual cargo?

Es Lady Macbeth, ¿no? (risas)

Rosa Díez.

Una estafa. Un bluff. Tiene una trayectoria que choca frontalmente con aquello que defiende.

¿Sí?

Sí. Tú no puedes decir que en la política hay que incompatibilizar, que hay que limitar mandatos, que no puedes estar toda la vida en política; eso, una señora que ha estado en el gobierno, en la oposición, en el PSOE, fuera del PSOE, gobernando con el PNV, aquí, allá, en todas partes… por favor. Aparte de que me parece puro maquillaje e impostura. El problema es que da el pego. Da el pego muy bien, eso es verdad. Pero tiene cada declaración pública que pondría a temblar a cualquier demócrata. A mí me pone a temblar.

Intereconomía TV.

Prescindible, como el Rey. Me sabe mal por los trabajadores, pero me parece prescindible porque no hacen información, ni hacen libertad de expresión. Ni cumplen el requisito de la veracidad ni se contienen en los límites de la libertad de expresión, siempre tienen que pasar al insulto. Con lo cual, como medio de comunicación, son bastante cuestionables.

Por último, ¿qué sentiste cuando te sacaron de la cámara de las Cortes por llevar una camiseta con el rostro de Francesc Camps y el lema “Wanted. Only alive”?

Mucha indignación, porque no me pareció justo. En aquel momento sentí muchas cosas, porque fue muy abrumador y muy rápido todo. Pero sobre todo indignación, porque no había derecho, y el que estaba en falta era él, no era yo. El que faltó ese día y tendría que haber venido era él.

¿Tienes prevista alguna otra camiseta?

No, nunca las tengo previstas, siempre salen espontáneamente. Y más ahora que soy “el maniquí del pueblo”, tengo ahí lo menos veinte camisetas para ponerme, que me trae la gente.

“Soy el maniquí del pueblo”, qué bueno. Si no fuera porque no lo entendería nadie, lo propondría como titular de la entrevista.

(risas) ¡Es horrible!

Fotografía: bybosch

94 comentarios

  • Esta revista ha publicado entrevistas con personajes de izquierdas y de derechas, y al leerlas siempre he tenido la sensación de que, aunque el entrevistado me cayera mal de antemano (Ignacio Escolar, González Pons), tenían más profundidad de lo que dejaban entrever como personajes públicos. En cambio esta señora, a quien no conocía de nada, es la única con la que no he empatizado nada. No hay ningún matiz en su manera de pensar, simplemente ha soltado una retahíla de lemas sectarios. La peor entrevista de Jot Down, y no por culpa vuestra.

    • Estoy complemetamente de acuerdo con Alejandro.

      Creo que es la peor entrevista que he leído en Jot Down. Y no sólo por la entrevistada, que es un loro ideológico sin profundidad alguna, sino también por el entrevistador, que ésta vez no acierta a rascar lo que había que rascar.

      Aún así, gracias por la entrevista y por dar a conocer al personaje.

    • ¿Con quién se supone que tiene que empatizar?

      Que nadie haga caso, ha sido muy interesante y Mónica siempre es alguien con mucho que contar. ¡Lean la entrevista completa!

      ¿Que siempre dice lo mismo? Cierto, pero es lo que esperaba de la entrevista. También he visto mi película favorita un montón de veces y no espero ningún… “matiz” a partir del segundo visionado ; )

      La parte final con las definiciones de diferentes personalidades ha sido buenísima, me he echado unas risotadas a costa de lo de Urdangarín y lo del cobre del aeropuerto.

      ¿Y Rosa Díez? Vaya par de tetas ha tenido Mónica para decir en público lo peligrosa que es Rosa Díez.

  • Muy buena entrevista, por fin alguien que sale a describir lo triste que es nuestra situación actual en política.

  • totalmente de acuerdo con el comentario de mi tocayo!

  • Oltra for president :-)

  • Es deprimente ver el nivel de algunos políticos.

    • Efectivamente, Oltra representa perfectamente el problema de la CV: si esta es la alternativa mas valida, en anyos, al PP…. Como de malos serian los otros!!

      Sin profundidad, sin argumentos y con el nivel intelectual de una secretaria. Suerte para la CV, realmente votar alli debe ser una decision bastante dificil.

  • En la respuesta de Oltra sobre Ana Botella dice que siempre busca lo positivo de las personas y hablar bien de ellas. ¡Pues hay que ver cómo son las cosas porque tiene veneno para tod@s ya sean de izquierdas o de derechas!

    Por cierto, este personaje es autor de uno de los casos de transfuguismo más flagrantes en la política valenciana con el único fin, evidentemente, de conservar un sillón destacado y un mayor protagonismo (que es, al fin y al cabo, lo único que busca con su política-espectáculo). La política, si tan dañada y en peligro está como ella misma dice, tendría que ser algo más serio (y responsable) que camisetas y gritos en las Corts, cual verdulera.

    • Si consigues tú sacarle algo positivo a Ana Botella, te ganas un gallifante. Ánimo!

      • Si consigues tú terminar de leer bien mi comentario, te ganas otro. Lo que digo es que Oltra, en su respuesta acerca Botella, dice que “siempre intento buscar algo positivo que decir”, pero que después termina despellejando a la derecha y a la izquierda, por igual.

        Por cierto, también me cuesta encontrarle algo positivo a esta “profesional” de la política.

        • Lo entiendo. Lo de Ana Botella es el ejemplo más extremo, pero es que la mayoría de los personajes por los que se les pregunta, son susceptibles de ser criticados (lo que no quiere decir que, una minoría de ellos, tengan cosas positivas), aunque pueda pasarse un poco de rosca.

          Y lo positivo de esta mujer. Fácil me lo pones: creo que es honesta y honrada, que no es poco.

          • Tú lo has dicho. La mayoría de los personajes por los que se le pregunta son susceptibles de ser criticados. Pero esta mujer critica incluso a los que defienden los valores de la izquierda.

            Por cierto, la honestidad y honradez de Oltra es algo absolutamente cuestionable. Ahí está su caso de transfuguismo. No es muy honesto ni muy honrado dejar sin grupo parlamentario a la formación bajo cuyas siglas te presentas como candidata en las elecciones. Al menos para mí no lo es.

        • Tirant, cada cual encuentra en cada político lo que busca en él, y algunos no encontramos ciertas características poco loables y tan evidentes para el resto de los mortales.

  • Puede que a algunos pusilánimes la entrevista le parezca obvia, sin matices, incluso sectaria (como les gusta esta palabreja a los que quieren tirar por tierra un discurso sin entrar en el cansino mundo de las argumentaciones), pero honestamente creo que refleja el sentir general de los perjudicados por esta mal llamada crisis. No está mal si pensamos en los trileros del lenguaje que campan por el Congreso.

    ¿Es brillante? Seguramente no ¿Necesaria? Sin duda.

  • Últimamente, las entrevistas a políticos en JD dejan bastante que desear.
    Entiendo que parte de la culpa es la casi crónica capacidad de los politicos para generar desinterés.
    Pero JD también tiene parte de culpa. Entre ponerle peros a cada respuesta de Rosa Díez (y empezar la entrevista diciendo que nos cae muy mal) y el director de JD haciendo manitas con esta señora, creo que hay un punto intermedio…
    “En el 2008 quiebra Lehman Brothers y cuatro años después, entre las muchas consecuencias de esa quiebra, el gobierno español realiza severos recortes sociales”. Joder, con perdón…
    Pero una entrevista que comienza con un análisis de esa profundidad… (ya puestos, los recortes comienzan tres años después)

  • Lo que esta pequeña Padawan llama especulación es la ley de la oferta y la demanda, ni mas ni menos.

    • Lo que tú llamas oferta y demanda es el mal más absoluto y la más grande falta de humanidad. Saca la cabeza de la montaña de coca, neo-con, y empieza a empatizar con los demás.

  • hagan como yo, hoygan: voten PP o PSOE.

  • Como todas vuestras entrevistas es interesante. El personaje está muy bien por la cercanía con la que enfoca los temas con la gente de su generación.
    Lo que es bastante sospechoso es la negatividad con la que se manifiesta con respecto a todo el mundo. Así no se puede pretender generar confianza.

  • Pues a mí me ha gustado, sobretodo la alusión a Angela Merkel.

    • Sobre todo va separado, pero tranquilo no sabes menos que Oltra. La recuerdo en el 15-M en Valencia en un acto que no era político dando un auténtico mitin sobre Compromís basado en topicazos, y soy de izquierdas eh!

  • Anda que no debe haber por aquí pperos valencianos resabiados, porque no entiendo por qué tanta inquina hacia esta mujer.

  • Hay que ver como levanta el sarpullido a algunos peperos el decir cuatro verdades acerca de la situación política actual. Para algunos el nivel solo está en políticos imputados en casos de corrupción, constructores de aeropuertos sin aviones, o de autopistas radiales que de repente tienen que ser rescatadas. ¡Que nivelazo! Cuando vienen las vacas flacas resulta que son mas socialistas que Fidel. Estos son los grandes gestores de empresas que haránde la gestión de españa un país próspero, rico y la envidia de todo su entorno. Ya lo vemos ya. Asi han sido los patriotas desde 1939. Ese es su enorme legado histórico y su gran valía como profesionales de la gestión política y económica.

  • Respecto a lo que dicen por ahí arriba de que hable mal de la gente… hombre, pues el entrevistador no le ha podido poner peores ejemplos: Aguirre, Botella, S.M. el Rey, Urdangarín, Rato, Carlos Fabra… si les parece, con la que está cayendo, ¡se pondrá encima a hablar bien de ellos!

    Es cierto que se ha ensañado un poco con alguno que otro que a lo mejor no lo merecía tanto, eso sí…

    • También tiene palabras “bonitas” para Anguita y Lara y no considero que ninguno de estos dos sea responsable de “la que está cayendo”.

  • Menuda inquina más mal llevada.

    La entrevista es más larga que la vida y os lanzáis a comentar que si es un loro ideológico, una sectaria y nosequé más historias.

    ¿Qué es ser una sectaria? ¿Decir que el aeropuerto de Castellón costó lo que costó? ¿La ciudad de la luz? ¿La Ópera (hay que ser tonto del capirote) de Valencia? ¿Brugal? ¿Gurtel? ¿Fórmula 1? ¿Canal 9? ¿Que Valencia no está ni de coña “en el mapa”?

    ¿Hablar de eso es ser sectario? jajajajaja

    Menudos personajes estáis hechos. Qué peña más triste.

  • Decir que la crisis es una estafa le atribuye una intención y una voluntad (perversa, claro) que la ejecuta es simple pensamiento mágico.

    En otro tiempo habría dicho que la sequía es un castigo de los dioses. Eso es lo que la gente quiere oir: encontrar un chivo expiatorio, alguien al que castigar para que todo vuelva a funcionar bien. En otro tiempo eran los judios o las brujas, ahora los políticos, los banqueros o ambos.

    Porque parece que tenemos interiorizado que la economía debe funcionar bien siempre. Nuestros organismos fallan, nuestros electrodomésticos fallan, pero un sistema mucho más complejo debe funcionar al 100% siempre.

    La realidad es que la crisis es un fenómeno cíclico e incontrolable, una consecuencia azarosa e indeseada de un sistema de infinitas variables, como es el funcionamiento de la economía de una sociedad moderna.

    Pero es más fácil para nuestro supersticioso cerebro de homínidos atribuirlo todo a un ente maligno. No resuelve nada en realidad, pero oye, qué a gusto nos quedamos.

    • ¡Retruécanos! ¿Crees que ha sido pura estadística todo lo que ha pasado? ¿Piensas de verdad que el argumento (sostenido y explicado por más gente) de que estamos viviendo una estafa a gran escala tiene fundamentos bíblicos?

      Es decir: ¿consideras que todo lo sucedido no ha sido provocado previamente? Acabas de desmontarle el chiringuito a medio planeta. Resulta que, por muy bien que lo haga un gobierno, las recesiones económicas son algo cíclico y, por tanto, inevitable.

      Y así te has cargado ríos de tinta, argumentos y explicaciones sesudas. Por supuesto, esta teoría (nada mágica y más terrenal que cualquier otra, claro), es aplicable a la economía de cualquier empresa: si quiebran, no es debido a una mala gestión, ¡no crea eso! ¿No se da usted cuenta de que mi lavadora también se ha roto? ¡No debe funcionar al 100% siempre! :-P

      • Sí, Christian, otra opción es creer que Zapatero era un magnífico economista en la primera legislatura que supo llevarnos hasta apenas un 8% de paro y un completo inutil en la segunda que nos llevó a… bueno, no hace falta describir cómo estamos. Pero no, el de la segunda era el mismo que el de la primera. Las circunstancias, simplemente, cambiaron.

        Y no, no creo en conspiraciones secretas de supermalvados que quieren hacer el Mal para recrearse en él. Los movimientos económicos son como los de las manadas de ñus (eso en las fluctuaciones de la bolsa se ve muy claramente). No hay una cabeza pensante omnipotente muy malvada y de derechas, sino un conjunto de individuos que buscando su interés particular acaban generando inercias, burbujas y desestabilizando el sistema.

        Lo que pasa es que la gente cuando se siente frusttrada y con miedo quiere castigar a alguien. Desquitarse. Aunque ese alguien a veces sólo pase por ahí. Cuando leo el repetitivo sermón internautico de que habría que pasar por la guillotina a banqueros, políticos, empresarios y gente con gafas si me apuras, veo simplemente a un niño asustado y por tanto brutal como los de “El señor de las moscas”.

        Fíjate que apenas nadie ofrece soluciones, solo reclama (más o menos en serio, más o menos en broma) cárcel, fusilamientos, guillotinas…

        En realidad a practicamente nadie le conviene una crisis económica. Hasta al más pérfido banquero con chistera y monóculo le resulta más rentable un escenario de crecimiento continuado. En serio, mientras no andan devorando bebes crudos están firmemente convencidos de que les conviene más la bonanza que la crisis. Así que creer que la crisis ha sido “provocada” es como tantas otras creencias paranormales y disparatadas que existen por ahí.

        • Te acabas de contradecir a ti mismo, dices que las crisis se deben a un conjunto de variables, que son inevitables, que no se deben a un ente maligno y luego sigues diciendo que algunos han buscado sus propios intereses y han acabado desestabilizando el sistema, no es lo mismo?
          Ente maligno= gente que busca sus propios intereses particulares= banqueros y politicos corruptos, negar eso es negar la realidad, el resto no es mas que un discurso que pretende justificar lo injustificable

    • Ente maligno. No si te parece con la actual situación es divino dicho ente.

    • ¿Pero qué nos estás contando?
      Los catedráticos y premios nobel de Economía que señalan que la crisis es una estafa, qué son,¿hechiceros? Y los técnicos del Banco de España que avisaban que debido a la burbuja inmobiliaria nos ibamos a abrir la cabeza leían sus predicciones en los posos del café supongo.

      Pues nada, como las crisis son cíclicas rememos todos hasta que pase. Eso sí, aquí no hay culpables, y de haberlos somos todos, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

      A otro perro con ese hueso.

    • Lee un poco como gente en el 2004-2006 ya sabía que esto pasaría y como no tiene de casual nada. Claro es un sistema complejo en el cual el beneficio como las crisis se encuentra de casualidad, por tanto nadie sabe como se controla ni como se extrae dinero de dicho sistema. Es una caja negra. Claaaaaaro. Anda lee un poco:

      http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=4824

    • Y aquí tenemos a un fehaciente – y torpe – defensor del neoliberalismo.

      Así, a bote pronto, el hecho de que la economía moderna dependa del azar, es un claro síntoma de lo mal que se han hecho las cosas en su origen.

      Vamos a enumerar responsables: “la excesiva codicia de los banqueros” (búsqueda de beneficios sin medir bien las consecuencias), “las empresas hipotecarias” que “habían colocado exóticas hipotecas a millones de personas, muchas de las cuales no sabían dónde se estaban metiendo”. “Las agencias de calificación, que deberían haber puesto coto al crecimiento de estos activos tóxicos”.

      Los mercados financieros decidieron gestionar el riesgo y se dedicaron a pensar en el beneficio inmediato (sin medir consecuencias, claro… O sí ¿quién sabe?).

      Por cierto, entre comillas saco textualmente opiniones de Joseph E. Stiglitz que lleva bastante en esto y creo que algo sabe. Qué curioso, él si ha encontrado responsables (sin entrar en el marco político… Ahí no acabaríamos), pero claro, no es un Darwinista social como usted, mister homínido.

      • Supongo que usted se ha leído el libro ‘Cleptopía’. Bien. No está mal y explica más o menos lo que ha sucedido en EEUU. Dicho lo cual, si usted es incapaz de extrapolar esa “excesiva codicia de los banqueros” a la “excesiva codicia” de casi todo el mundo, es que no ha entendido de qué va esto.

        • No me he leído Cleptopía, lo siento.

          Pobres banqueros, cualquiera en su lugar habría hecho lo mismo… ¿Ese es tu triste razonamiento? Espero que no…

          La crisis, en su inicio, es una cuestión de deuda privada: bancos, empresas, familias… Respecto a la depuración de responsabilidades y a las graves consecuencias que nos afectan a todos, son los primeros los que tienen el mayor grado de incidencia (dejando a un lado un leve detalle: juegan con el dinero de todos), pero salvo en Islandia, en el resto del mundo se han ido con jubilaciones millonarias anticipadas.

          Amigo, hay muchos responsables de la crisis, pero los más importantes no lo han pagado, si no eres capaz de llegar a esa conclusión, es que no ha entendido de qué va esto.

        • Échale un vistazo a este artículo. Viene de un medio no “sospechoso”: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/29/economia/1338292017.html

          Los culpables son más que evidentes.

  • UNA TIA QUE CRRE QUE LOS PARTIDOS NAZIS QUE ESTAN EMERGIENDO EN GRECIA ES LO ADECUADO, CREO QUE ESTA CHIFLADA O ES NAZI, ES ALEMANA!!!

    • Has hecho una interpretación muy personal de las palabras de Oltra, en ningún momento ha dicho que le parezca bien que emerjan partidos nazis, si no que hay más matices políticos, que la gente empieza a considerar otras cosas ya sean mejores o peores, pero otras cosas.

  • No he tenido tiempo de leerme la entrevista (que lo haré), pero vamos, así por alto, acusar a Rosa Díez de tener un discurso que haría temblar a cualquier demócrata, para inmediatamente después decir que tanto el Rey como Intereconomia son prescindibles, que no hacen información, que son sectáreos… En fin, que me tengo que creer que aqui la moza es la demócrata.

    Si es que somos todos gilipollas. Sin excepción.

    • muy bien, oscar, opinando sin leer la entrevista: con dos cojones.

      magnífica y divertidísima entrevista. y la pulla a juan mercadona roig impagable por atrevida.

      pero uds. a lo suyo, la crisis es culpa de zapatero y valencia es la tierra de las flores, de la luz y del coloooooooor

      j

      • Lo de la pulla es muy atrevido por su parte. Ese hombre se está haciendo el dueño de la Comunidad Valenciana, y casi nadie se atreve a decirlo públicamente…

  • Personaje entrañable. No vivo ni he vivido en la comunidad valenciana, y no sé que impresión se tiene de ella allí. A mi me parece, al menos lo poco que la he visto, que es de los pocos políticos que dan un tono más sensato, muy lejos de la pomposidad que adquieren algunos.

    Eso sí, que los trabajadores no deben votar al PP, tampoco al PSOE. Unos se llaman popular, una. Los otros socialistas y obreros. Dos.

    Así nos va.

  • No tengo palabras. Prefiero no decir más.

  • A mi me parece muy bien lo que dice esta señora. Solo le recordaria que las politicas de inmigración masiva fueron uno de los pilares básicos para la burbuja inmobiliaria-corrupta, que sin esa masa de mano obra barata y nuevos consumidores jamás hubiera sido posible esa aberración.
    Y que toda la izquierda “antisistema”, lejos de denunciar y dar voz a la indignación ciudadana se dedicaron a hacer de comparsa del Sistema, vendiendo ese movimiento interesado de masas como un hecho irremediable y positivo, y denunciando a quien se oponia.
    Ustedes son participes del fraude, uds bendecian la estafa presentándola como progreso economico: “vienen a hacer el trabajo que nosostros no queremos”, en lugar de alertar que se les estaba utilizando para crear el modelo insostenible que ahora ha explotado.
    La izquierda “alternativa” forma parte del engaño. Tiene de alternativa lo mismo que el PP al PSOE.

    • Como usted sabe, y si no lo sabe se lo digo yo, gran parte de la burbuja inmobiliaria se alimentó de la construcción de segundas viviendas, muchas de ellas en la costa valenciana, por cierto, las cuales, como es lógico suponer, no estaban destinadas precisamente a los inmigrantes. La izquierda que usted parece detestar fue la única que alzó la voz cada vez que se publicaron las estadísticas de pisos vacíos en España, una cantidad tan obscena como creciente. Pero ya se sabe qué pasa cuando aumenta la oferta y la demanda permanece estable, ¿verdad? Y por último, esa mano de obra barata de la que habla no es tal. Ya me hubiese gustado a mí disponer de un salario como el de los paletas en la época de las vacas gordas. De hecho, fueron demasiados los estudiantes engatusados por ese canto de sirena que cambiaron las aulas por los andamios. Y así nos va.
      Un saludo.

  • Soy un acérrimo seguidor de Jot Down, disfruto de manera especial con las entrevistas que realizáis a las distintas personalidades que han pasado por vuestra revista, independientemente de que comparta ó no sus distintos puntos de vista, y ello se debe, principalmente, a la profundidad y excelencia de sus argumentaciones.
    No puedo negar que me he sentido defraudado por esta entrevista, no por culpa vuestra, sino por la poca calidad argumentativa de la entrevistada, la cual ha basado su discurso en una serie de retahílas populistas, las cuales creo que se alejan de lo pretendido en este espacio de reflexión común.
    No se espera que todos lo entrevistados tengan la misma capacidad argumentativa, ya que por aquí han pasado excelsos personajes como Losantos, Ussía, Enric González, y un largo etcétera, lo que sí que se espera es que tengan un mínimo de contenido argumentativo basado en ideas y convicciones que no rocen lo vulgar y lo populista, las cuales podrían ser argumentadas por cualquier persona exacerbada y alentada que se deje llevar por la manipulación imperante en los medios actuales, tanto de un lado como del otro.
    Por ello no puedo más que expresar mi decepción con esta entrevista, lo cual no empaña la sublime calidad de esta revista, la cual es un oasis en el desierto, dentro del estado actual en que se encuentran los medios de comunicación.

    • no creo que eso sea culpa de la entrevistada, sino de las preguntas de la entrevista: repase y verá

      j

    • ¿Vulgar y populista? Populista es lo que ha dicho hoy Mariano Rajoy haciendo alusión al rescate de Bankia, diciendo que “no hay otra solución posible”, cuando es ya mundialmente conocido el caso de Islandia. Populista es lo que dice el PSOE, reclamando ahora el IBI a la Iglesia cuando ya tuvieron tiempo ellos de hacerlo en su gobierno. Eso es populista. Esta mujer lo que defiende es la conciencia, y una manera sensata de actuar por y para los ciudadanos, y no un despilfarro continuo como se lleva haciendo en la Comunidad Valenciana durante mucho tiempo; lo que pide es priorizar.
      Lo que pasa es que si ella dice lo que nadie se atreve a decir, y se sabe que tiene razón, ya se opta por descalificarla.
      Mira y escucha algunos vídeos de ella en youtube, porque comprobarías su capacidad política y cómo sabe argumentar perfectamente, ya que esta entrevista ha empezado de una forma seria y se ha andado por las ramas demasiado, para mi gusto.
      PD: Vivo en la CV, y sé lo que hablo.

      • Mi comentario no lleva implícita ninguna carga ideológica, lo único que recalco es la poca profundidad argumentativa de la entrevistada, la cual conozco de sobra, porque yo, como tú, también vivo en la Comunidad Valenciana.
        Lo que viene a poner de relieve mi comentario es que creo que la entrevistada no se ajusta al perfil de lo que la mayoría esperamos en este espacio cultural.

        • 1º No te erijas como representativo “de lo que la mayoría esperamos en este espacio cultural”. Habla por ti, es más correcto.

          2º Excelso: Muy elevado, alto, eminente. Lo siento, Ussia o Losantos no cuadran con esa definición (siempre que no seas un fanboy derechíl).

          3º Según 2º, se te ve el plumerazo, amigo.

          • Veo que al final se intenta hacer una crítica respetuosa y constructiva y te acaban encasillando, algo lógico y normal en este país tan dado a las trincheras ideológicas y políticas.
            Mi argumento principal, un poco más matizado, eso sí, podría valer para la entrevista realizada a González Pons ó a Rosa Díez, políticos “profesionales” cuyos argumentos dejan mucho que desear.
            Tiempo ha que este país se ha instalado en una especie de encasillamiento ideológico, así que desisto de explicarte porque se puede tener como referentes personales a Jiménez Losantos, Alfonso Ussía, u otros ilustres personajes (entre los que también se englobarían Enric González, Soledad Gallego ó Gabilondo) por su carga intelectual y no necesariamente compartir sus ideas políticas.
            Te recomiendo que abras horizontes y no te encasilles como has intentado hacer conmigo, en esta vida no hay que ser tan sectario.

          • Amigo, Jimenez Losantos es un opinólogo visceral de baja estofa al que me cansé de escuchar en su día. Un tipo que fomenta el odio cada mañana no puede ser llamado periodista. Me cuesta pensar que alguien lo catalogue de excelso e ilustre sin estar en su espectro ideológico, puesto que sus posturas (al menos las que dejaba ver en la radio) obedecen precisamente a esas trincheras ideológicas que mencionas.

            Ahora bien, si eres capaz de abstraerte de todo ello felicidades y perdón por las etiquetas. Espero que los matices que le encuentres a gente como esta te compensen.

            Recuerdo hace unos años, un chaval italiano que conocí, me decía que quería conocer (a través de diferentes libros) la faceta humana de Hitler. Yo le respondía que mi empatía estaba totalmente secuestrada por los caídos en los campos de concetración. Me era imposible hacer lo que él hacía.

            Es un ejemplo deliberadamente exagerado (pero real). Supongo que al final es todo una cuestión de escrúpulos (no pretendo ofender, es sólo que no se me ocurre otra manera de definirlo).

  • Mónica Oltra es una política imprescindible que llama a las cosas por su nombre. Buenas tardes.

  • Como siempre Mónica Oltra acierta en todas sus respuestas -bueno, desde mi punto de vista, que obviamente es muy similar al de ella-. Es una de las mejores políticas de este país y, desde luego, si Compromís tuviera representación en Barcelona la votaría sin lugar a dudas. Y encima con sentido del humor e irónica. Sigue así.

  • Segunda lectura de la entrevista y me parece mejor que en la primera. La definición de Esperanza Aguirre es de las más certeras que he leído en años.

  • -
    en vez de discutir de como hay que buscar soluciones, hablamos de tonterías.
    señores busquen a quien se lo ha llevado calentito y nos ha dejado teniendo que asumir sus malas gestiones finacieras.
    El dinero no se crea ni se destruye solo cambia de manos.
    El gobierno que nos representa ha dejado que nos roben y además no piensa buscar culpables porque la gran mayoria son ellos .
    cuando mandan siempre los mismo y siempre unos pocos rozamos el absolutismo, porque someten a referendum los recortes, porque se recorta 3000 millones de euros en educacion y nose recaudan esos millones con el ibi de los inmuebles de la iglesia, yo soy catolica y lo tengo que pagar, porque tenemos que pagar pensines vitalicias a los ex jefes de gobierno, vivimos en un pais de chorizo y elque sube alpoder solo piensa en llenar sus bolsillos

  • Curioso el razonamiento de que si pides 100.000 euros al banco y luego no puedes devolverlos éste deba conformarse con el piso, aunque en ese momento tenga un valor en el mercado por debajo del préstamo.

    Muy bien… ¿Pero al revés también valdría?

    Se piden 100.000 euros al banco para comprar una casa y ese banco te pide cuatro años después no sólo ese dinero y sus intereses, no. Te pide lo que ese piso que has comprado llegue a vale en el mercado si su precio sube.

    Ah, ahí ya no. Que como te ha prestado 100.000 euros, con ese dinero y sus intereses deberá conformarse.

  • “Usted y yo convenimos un precio, que son 100. Usted se ha arriesgado a tasármelo en 100… así que luego no me venga con que el piso vale 50″… y aquí he desistido. Qué nivel, Maribel.

    • Nadie habla de me compro un piso por 50.000 lo vendo a los dos años por 90.000, pero el especulador siempre es otro… Quiero saber quien en este país vendió su casa entre 2000 y 2006 al precio que le costó en 1992 para no ser cómplice de la burbuja inmobiliaria.

  • Echo de menos que el entrevistador “apriete” o ponga en algún apuro a la entrevistada, por momentos parece mas una conversación de colegas que una entrevista.

    Digo yo que algo habrá hecho mal Mónica Oltra y su partido, o algo se le puede echar en cara, no?

  • Para cuando la publicacion de la entrevista con Xabi Alonso ????

  • Me gusta Mónica Oltra.

  • JD, vuestras entrevistas políticas tienen un perfil bastante bajo… espero que al menos seáis conscientes.

  • El personaje de menos categoría, de largo, que ha pasado por esta fantástica página web.

    Saludos,

  • Esta señora es así y dice esas cosas por el lugar en que vive. Y menos mal… La Comunidad Valenciana es Túnez desde hace más de diez años, una mezcla de berlusconismo . Compromís u Oltra sonarán como ustedes quieran, pero es lo más fresco que sopla por aquí… Los que suenan más cabales y los que mejor explican lo que ocurre. Esta señora se desayuna todas las mañanas con titulares que dan mucho miedo (sirva de ejemplo: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/28/valencia/1338200557_825244.html)… Y, sinceramente, desde aquí gracias por su ironía y su humor, unas gotas de inteligencia en el nostre parlament…

  • Bueno, realmente es preocupante que esta mujer represente una alternativa a la política actual. Una lectura relativamente larga sin ningún matiz intelectual destacable, partiendo de un razonamiento de “malos” y “buenos” que, oiga, se puede aceptar como tesis en esta época de crisis, pero que no va más allá. Un día saldremos de ésta, o no, y la realidad es la que es, esta señora está siendo aquí entrevistada por sus camisetas en el congreso, simplemente por eso. Y si alguien lo duda, relectura a lo de arriba, porque por lo que dice no puede estar.

    Las cosas no son tan simples como aquí nos expone Mónica Oltra y sintiéndolo mucho, dudo de que ella y su partido puedan aportar algo a la política (a un nivel normal, ya no digamos de excelencia o de ejemplaridad), aparte del simple berrinche. Por cierto, su aparición en Salvados refuerza mi tesis, pues se muestra como un ser esclavo del pensamiento crítico pero no analítico, fatuo, al servicio demagógico de la indignación moderada objetivamente mediocre, rancio, carente de provecho, sin más razón de ser que el simple hecho, por otra parte, intranscendente, pues carece de base de pensamiento. Vamos, planicie mental. Y lo peor de todo es que tampoco me acaban de convencer sus “buenas” intenciones.

    Un saludo.

  • Decepcionante, plana, previsible, populista y hasta vacía me ha parecido. Esperaba mucho más del personaje en la entrevista. Tampoco el entrevistador pone todo de su parte para que el resultado sea brillante, pero las respuestas dejan mucho que desear, a mi entender.

  • Ché…la mare que vá…

    En el jot down se presenta el mensaje guay y molón…

    Pero en Valencia el discurso supone la implícita comunión con la Sacrosanta Ontología Nacionalista: Estem a Catalunya … en questions de país: ni un paso atrás, hasta la Patria Siempre. Venceremos. Etc.

    Y una vez integras el mantra con la vaselina esencialista…ya puedes tragar el resto del discurso. El explícito. Con cuatribarrada al fondo. Que no se discute.

  • No sé, no sé, escucho a Mónica Oltra y me viene a la memoria Pilar Rahola. Similar estilo de discurso, populista, (de esas personas que siempre “hablan muy claro”), muy “colega”, y sobre todo, una transparente promoción de ella misma, una afición por los medios bastante patente. Una especie de déjà vu.

  • Para futuros comicios electorales: Mi voto solo será para aquellos partidos políticos que incluyan en su programa electoral el firme compromiso de llevar a cabo la depuración de responsabilidades por la estafa a la que estamos siendo sometidos los ciudadanos, hasta sus últimas consecuencias, o sea, llevar a cabo una investigación parlamentaria totalmente transparente a la ciudadania (y los “mercados” esos que han perdido nuestra confianza) y las consecuentes investigaciones y acusaciones penales (por ejemplo a la FAMILIA cuya trayectoria profesional se ha caracterizado por la estafa y desfalco sistematico: los Rato).
    Lógicamente esta oferta está vetada a los partidos políticos traidores para con la ciudadanía: PSOE, PP, IU, CiU, ¿UPyD?.

  • A mi me gusta esta señora. Me recuerda un poco a los radicales italianos de sus buenos tiempos. Y me parece la única formación política valenciana actual que genera alguna ilusión y alguna esperanza de cambio de sistema. La entrevista no me ha gustado tanto como otras de JD. Y no tengo criterio suficiente para saber por qué.

  • Vamos, que yo le voto siempre que puedo.

  • No creo que sea necesario compartir todas sus opiniones o afrimaciones. Aporta puntos de vista interesantes y creo que como personaje público, medita muy bien las respuestas. Es política y sabe mojar la salsa si le pones el plato adecuado.

  • Y efectivamente, cumple con todos los tópicos de las desnortadas izquierdas que nos toca sufrir. Andar con la lucha de clases como si tal cosa a estas alturas. Que no es que no haya, es que se quedan cortos esta gente; a menos que tengamos que tragarnos que esas clases consisten en la clase trabajadora vs. la capitalista. Esa distinción ya no tenía sentido ni cuando Marx, pero en fin… Otro tópico es lo de la democracia, que si hay déficits democráticos. Hay que llegar a una democracia ideal, que no se sabe cómo será, ni cómo se llegará a ella, pero bien, ahí está el asunto.
    El problema que tienen estos herederos del naufragio comunista, del socialismo realmente existente, es que se manejan con una retórica que ya dejó de funcionar hace un par de décadas. Bueno, no dejó de funcionar, porque sigue funcionando; lo que dejó de funcionar fue el soporte real, políticamente real, que sustentaba estas ideas con las que no se aclaran muy bien. Por ejemplo, están con la conspiración de las corporaciones multinacionales, pero no ven que ello pasa por los Estados, y que el problema es de dialéctica de Estados; por eso el problema de España se llama UE, en tanto que pactos de Estados.

  • Qué tenemos que votar los trabajadores a la izquierda? mi familia nunca vivió tan bien como en la anterior etapa del PP. Usted ahora cobra más de 3000 euros hable en tercera persona de los trabajadores y de la gente que lo pasa mal.

  • El personaje más decepcionante de todos. Nivel por los suelos. En cambio me sorprendió gratamente la entrevista con Jiménez Losantos; estuvo muy muy bien. Creo que me estoy haciendo de derechas (vulgo: facha).

  • De largo una de las entrevistas más pelotas que he leido en mi vida. Y jijijí y jajajá y vamos a poner verdes a todos menos…

    Ni una sola pregunta que la ponga entre las cuerdas.

    Nada que ver con la entrevista a Rosa Díez en la cual se le llega a insinuar que si deja de existir ETA se le acaba el chiringuito o que su ideología tiene puntos en común con Intereconomía.

    Y ojo no me parece mal que se ponga a Rosa contra las cuerdas, es lo que tienen que hacer los periodistas. Lo que me parece mal es que luego se le haga la pelota a otra política de esta manera tan bochornosa.

    Si pretendeis ir de prensa seria y objetiva, O sois duros con todos o blandos con todos.

  • Ey, ¿en realidad alguien cree, a estas alturas, “que la crisis es un fenómeno cíclico e incontrolable, una consecuencia azarosa e indeseada de un sistema de infinitas variables, como es el funcionamiento de la economía de una sociedad moderna”, como he leido por ahí? ¿Tasar viviendas por encima de su valor es “azaroso”?, ¿decir que no había crisis es “incontrolable”?, ¿vender productos financieros a personas analfabetas es “cíclico”?, ¿equivocarse al catalogar como AAA algo que en realidad es “bono basura” y pedir perdón al día siguiente es “indeseado”? Llamadme conspiranoica si queréis majetes, pero pensar que esta mujer es una dogmática por vincular la quiebra de Lehman Brothers con la crisis española me parece de una ignorancia ilimitada y, no sé, si con arreglo. Seguid pensando que la crisis esta es igual a las demás y que va a pasar, veréis lo bien que nos va. Y ojalá me equivoque, que conste.

  • “si robas 50 euros en una tienda te caen 4 años de prisión” dice la señora y se queda tan ancha. Es lo que tiene ser de izquierdas. A todo esto continua con las batallitas de la lucha de clases diciendo que un trabajador no debe votar al PP. En fin……
    Lo que no sé es que haceis en un blog de este nivel haciendo una entrevista a esta dama. Es como si entrevistarais a la Leire.

  • En JotDown habeis caido muy bajo entrevistando a esta señorita y siendo tan condescendientes con ella. Voy a leerme la entrevista de Telva a Francisco Camps, que eso si que es periodismo de calidad. ;-)

  • Fantástica entrevista y fantástica la entrevistada.

  • Creo que es la peor entrevista de Jot Down. El entrevistador no hace su trabajo y respecto a la entrevistada…si esto es la alternativa a PP y el PSOE, me quedo con el PP y PSOE

  • quiero decir que en este pais , no hay cultura política, es decir , un medico generalmente hace medicina y la desarrolla por vocación, pero los políticos de este pais , en general todos , hacen política , pensando unica y exclusivamente en ellos y sus amigos y esa es la cruda realidad , y mientras no cambie la cultura política , jamas ira bien este pais.
    El partido socialista se bio con el poder ya con Felipe Gonzalez y empezaron mas o menos bien (entre comillas ), pero ahi amigo , cuando vieron que eso era un chollo, venge a meter amigos , familiares , venga todos a vivir del herario público, y asi nos ha lucido el pelo.
    Ya del partido popular , ni te cuento, es un partido fasciosta a tope, que no ha ebolucionado , nada y sigue enquistado en la epoca de franco , y por supuesto ellos slo hacen y desacen para ellos y sus amigos y no atodos .
    Asi que la cosa esta dificil, mientras no cambie la mentalidad y la única forma de cambiarlo es y lo tengo muy claro una rebelion social , con todos no podran , a por ellos y cambiaremos este pais , de una vez por todas que buena falta hace. Un saludo a todos

  • muy bien para Monica Oltra,honestidad es lo que falta en este pais.

  • La crisis es una estafa: “Los “think tanks” estos que tienen, los laboratorios de ideas que tienen la oligarquía y la derecha, respondieron a eso a la perfección. Crearon un marco cognitivo —“hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”— que cala muy fácilmente porque, ¿quién no se ha comprado alguna vez algo que no necesita?”
    La percepción de la realidad de esta mujer es singular y sus opiniones esclarecedoras: ¡Esto es precisamente lo que nuestra inteligencia intuitiva nos dictaba!. ESTAFA, ROBO, FRAUDE… INSTITUCIONAL

  • Acabo de leer varias entrevistas a políticos del tirón aquí en JD. Me gustan bastante, tienen bastante contenido.
    Sin embargo me ha decepcionado esta última a Oltra. El tono y las preguntas que ha elegido el entrevistador han sido muy diferentes aquí; inmensamente amables con Mónica.
    No se si abundaba la pregunta facilona (Rey, Urdangarín, F1, Copa América, Ciutat de les Arts,…), la pregunta descontextualizada (Obama?, Felipe González?), o el problema eran la simples respuestas, o todas a la vez.
    Es solo mi conclusión tras haberla leído, sin entrar a juzgar a Oltra.

  • Es muy posible que en las próximas elecciones del año 2015 vote a la Coalició Compromís. El día que los que controlan este país, España, piensen en un Estado Federal, pero, en serio; sin el cupo vasco y navarro, me creeré lo de la igualdad real. Ya me he cansado de ese himno que dice: “per a ofrenar noves glòries a Espanya”.
    El ventilador hace tiempo que está puesto en dirección a la Comunidad Valenciana. No será porque no hay corrupción en Catalunya, en Andalucía, en Madrid. Nos han puesto como modelo de una especie de Sicilia valenciana. Y un Estado que ha estado mirando para otro lado durante más de 30 años en Cataluña, no tiene fuerza moral para andar con exigencias con el País Valenciano. Que se metan con los del norte, si es que se atreven.
    Es evidente, que el año que viene en el País Valenciano, y me agrada ese nombre; el PP, no va a tener la mayoría absoluta. Que se vayan a la oposición, sus señorías, no van a pasar hambre.

Responder

— required *

— required *