Jot Down Cultural Magazine – El tejido del universo y de la maravilla

El tejido del universo y de la maravilla

Publicado por
Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

(Este artículo solo contiene los SPOILERS estrictamente necesarios)

El Universo Cinematográfico Marvel es, a estas alturas, casi un ente vivo y cambiante (si no fuera por cuestiones de derechos, nos atreveríamos a llamarlo «mutante») en continua expansión. Con el estreno de Vengadores: la era de Ultrón, ya van once películas y tres series de televisión, sin contar un buen número de títulos que están ahora cocinándose. Pero además, todas ellas están conectadas entre sí por un tejido común, una única continuidad que, igual que hicieron Stan Lee y su bullpen en los cómics allá por la década de los sesenta, se retroalimenta de modos sutiles y dota a todos sus títulos de una gran riqueza de matices, pero al mismo tiempo sus mil interconexiones pueden hacer que el profano se sienta más perdido que un genealogista ante el libro de familia de los Buendía. Así que esto pretende ser un mapa que, un poco al modo de la cabecera de Juego de Tronos, sirva para situarse en este universo y moverse por él con una relativa tranquilidad. Pero cuidado: igual que en aquella, «there be dragons». Naveguemos.

LA FASE 1

Capitán América: el primer vengador (Joe Johnston, 2011)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Empezaremos siguiendo no el orden de estreno, sino la cronología interna. Según ella, hasta el momento (y hasta que a Disney le dé el síndrome de la precuela y decida volver atrás) el origen del Universo Cinematográfico Marvel (UCM) está aquí: en plena Segunda Guerra Mundial, el ejército estadounidense crea un supersoldado con la esperanza de cambiar el rumbo de la contienda. Pero los nazis (subsección Hydra), en su mejor tradición de villanos de serial clásico a lo Indiana Jones, tienen un arma secreta de poder casi ilimitado: el Teseracto. La cantidad de elementos que entran en juego en esta película solo se ha hecho evidente con el paso del tiempo. En su momento, no era más que una entretenida cinta de aventuras de esas que divierten pero no deslumbran: una película de 5 pelado, como todo lo que hace Joe Johnston, maillot de la regularidad cinematográfica. Pero sus ramificaciones alcanzarán hasta la cuarta entrega de Vengadores, como veremos más adelante. Mención especial para la aparición de Dominic Cooper como el inventor millonario Howard Stark, un trasunto de Howard Hughes con pasión por los cachivaches raros y por cualquier cosa que pueda realizarse en una cama. Un dato fundamental: la trama de las Gemas del Infinito, que enlaza todo el tejido marveliano, comienza aquí, aunque esto no se hace evidente hasta mucho más adelante.

Agent Carter (VV AA, 2015- ?, serie de TV)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Recién acabada la Segunda Guerra Mundial, la agente del gobierno Peggy Carter (Hailey Atwell), exnovia del Capitán América, se enfrenta a los restos de Hydra y demás conspiradores antiamericanos, además de a una sociedad que considera a las mujeres como elemento decorativo. Encuentra por el camino rastros de un programa soviético para crear espías asesinas, y salva el arrogante trasero de Howard Stark de unas acusaciones de traición poco menos que macarthistas. En 2016 tendremos segunda temporada, y no seré yo quien se queje por ello.

Iron Man (Jon Favreau, 2008)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Llegamos a la madre del cordero marvelita. La película que lo empezó todo y por la que, sinceramente, muchos no dábamos un duro. ¿Qué podía salir de una cinta sobre un personaje de tebeo de segunda fila firmada por un tío que dirigía películas navideñas para Will Ferrell? Por aquel entonces, lo más destacado en la trayectoria del director y actor Jon Favreau era haber interpretado a uno de los novios de Monica en Friends. Sí, aquel que quiso convertirse en campeón de Lucha Definitiva y acabó enyesado de la cabeza a los pies. Pero a lo que vamos.

El argumento es de sobra conocido. Tony Stark (Robert Downey Jr.), inventor muchimillonario como su padre Howard, crea, más por instinto de supervivencia que otra cosa, una armadura de metal que, de paso, le permite volar y lleva potencia de fuego suficiente para enmendar los errores de su pasado como vendedor de armas al mejor postor. Y en ese momento la agencia gubernamental SHIELD, y en su representación el agente Phil Coulson (Clark Gregg), intenta hacerse con sus servicios. No diremos más (¿tiene sentido dar más spoilers de los estrictamente necesarios en una guía para neófitos?), pero sobre esta piedra se edificará el templo marveliano. Aparece por primera vez el Ejército de los Diez Anillos, que dará que hablar más tarde. Pero quizá el momento clave, el punto fundacional de todo lo que vendría después, se encuentre justo al final de la película, tras sus títulos de crédito. Los Vengadores empiezan a gestarse aquí.

Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Quizá la película menos lograda de toda la saga, y aun así un digno entretenimiento con algunos pedazos imprescindibles de ese puzle de mil piezas para niños de cinco a mil años que es el cine Marvel. SHIELD se hace mucho más presente, a través de las figuras de Nick Furia (Samuel L. Jackson), el agente Phil Coulson… y Natasha Romanova (Scarlett Johansson), alias Viuda Negra, una exespía asesina rusa. Sí, como las que entrenaban los soviéticos en la década de los cuarenta en Agent Carter. ¿Empezáis a entender cómo funciona esto del «universo compartido»? Conocemos también aquí un poco más sobre los años de madurez de Howard Stark, y el bueno de Coulson tiene que salir escopetado de la película para entrar de cabeza en Thor. Pero mientras tanto…

El increíble Hulk (Louis Leterrier, 2008)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo verde. La película de Louis Leterrier sobre el goliat esmeralda servía a la vez como seudosecuela de la película de Ang Lee, homenaje a la serie de los años setenta y ochenta y relanzamiento «partiendo de cero» del personaje. ¿Que cómo se puede hacer todo eso a la vez? A mí no me miren, cosas más raras ha perpetrado J. J. Abrams en la Federación de Planetas.

Aunque aquí aparezca con los rasgos de Edward Norton, se trata del mismo personaje y la misma continuidad que el Bruce Banner que encarna Mark Ruffalo a partir de Los Vengadores. Norton se marchó de la franquicia por la puerta de atrás después de guionizar y protagonizar esta película, en la que la dicharachera Masa se enfrenta a un militar algo desequilibradillo que sufre desagradables mutaciones al intentar replicar el experimento del supersoldado que dio origen al Capitán América. Mientras tanto, Tony Stark se da un brevísimo garbeo por la película para recordarnos que, entre bambalinas, la «iniciativa Vengadores» sigue su curso.

Thor (Kenneth Branagh, 2011)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Rubísimos héroes musculados, semidioses de reinos de fantasía exiliados en la Tierra… De algún modo, el Thor de Kenneth Branagh es la versión que siempre soñamos de aquel Masters del Universo ochentero con Dolph Lundgren y Courteney Cox (Monica Geller, ¿tú otra vez por aquí?). La mitología nórdica se mezcla con la ciencia ficción y la magia, y para lo que nos ocupa, tenemos a SHIELD hasta en la sopa, el agente Coulson recién llegado de Iron Man 2, el villano más maravilloso y shakespeariano de la saga (Loki, señor de las mentiras y reina del baile, interpretado y a todas luces disfrutado por Tom Hiddleston), alguna Gema del Infinito de tapadillo y la primera aparición de otro futuro Vengador (además del propio Dios del Trueno). Combinación ganadora, pese a alguna caída de ritmo que le perdonamos porque todo lo que huela a He-man (no literalmente, por supuesto) tiene bonus points.

Los Vengadores (Joss Whedon, 2012)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Y llegamos al primer gran meollo de la cuestión. Para entender el funcionamiento del UCM, lo mejor quizá sea describir el argumento de Los Vengadores con muchos paréntesis: Loki (Thor) se hace con el Teseracto (Capitán América) y SHIELD llama a Tony Stark (Iron Man) y Bruce Banner (El increíble Hulk) para ponerle remedio y averiguar qué trama el villano. Los Vengadores, además, es una ración de patatas fritas con sirope de chocolate.

Esta película es el lugar donde converge y cristaliza todo lo anterior, y de donde surgen a su vez todas las ramificaciones hacia el futuro. La batalla de Nueva York, que ocupa el último tercio del film, es el evento que condicionará el mundo Marvel igual que el 11-S condicionó el mundo real: extendiendo la paranoia, acabando con la falsa sensación de seguridad y haciendo tambalear los cimientos de las convicciones éticas, sociales y políticas de ciudadanos y dirigentes.

Y estamos ante una de las mejores cintas de acción de lo que llevamos de siglo, eso también. Los Vengadores es como si confeccionaran un menú con todos tus ingredientes favoritos y, milagrosamente y contra todo pronóstico, combinaran y produjeran una explosión de sabor como nunca habías visto antes. Es un experimento condenado al fracaso que de pronto funciona. ¿Quién iba a decir que el chocolate y las patatas fritas se podrían llevar tan bien?

LA FASE 2

Agents of SHIELD (VV AA, 2013-?, serie de TV)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

El agente Phil Coulson es un superviviente nato. Un personaje nacido directamente para la pantalla (es de los pocos que no tiene origen en las páginas del cómic) que, según dictan las leyes de la lógica, ya debería haber pasado a engrosar la lista de bajas. Pero aquí sigue, y después de sus múltiples apariciones en las películas de la fase 1 ahora lidera un equipo que se dedica a proteger el mundo y lidiar con las consecuencias de lo que van haciendo por nuestro planeta los superhéroes, alienígenas, dioses y otras gentes de mal vivir. Efectivamente, Agents of SHIELD es el camión de la basura del Universo Marvel, salvo porque, al revés que ocurre con los camiones de basura, la serie va desprendiendo un mejor aroma cuanto más camino recorre. Después de unos primeros diez o doce capítulos, digamos, tambaleantes, los chicos de Coulson fueron cogiendo fuelle y, gracias en buena parte a los múltiples cruces con las tramas de las películas, pero también a un trabajo de construcción de personajes afinadísimo, Agents of SHIELD es ahora una muy sólida adición al canon marveliano. Por ella han desfilado desde Nick Furia hasta la organización nazi Hydra, y si queréis saber más sobre las consecuencias directas de Capitán América: el Soldado de Invierno, o descubrir algunos de los hechos que desembocaron en la espectacular batalla inicial de Vengadores: la era de Ultrón, aquí es donde los encontraréis. Y para los que abandonasteis el barco después de aquellos primeros capítulos de infausto recuerdo… volved. Porque la serie es divertida de cojones.

Iron Man 3 (Shane Black, 2013)

9 Iron Man 3

Imagen: Marvel Studios.

En la primera película de la Fase 2, el Vengador de la reluciente armadura tiene que lidiar con los errores de su pasado («¿Otra vez?». Sí, qué pasa, es que Tony ha sido capaz de cometer muchos errores). El ejército de los Diez Anillos (Iron Man) reaparece, liderado por el Mandarín (Ben Kingsley). Pero junto a todo eso, el bueno de Stark también se enfrenta a un estrés postraumático de libro después de la batalla de Nueva York. Además, comienza a tomar protagonismo la obsesión del «genio millonario playboy filántropo» (sus palabras, no las mías) por dotar a sus armaduras de inteligencia artificial y autonomía. Ultrón está en camino, aunque ni el propio Tony lo sepa.

Thor 2 (Alan Taylor, 2013)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Y hablando de consecuencias, al Dios del Trueno le toca mantener vigilado a su hermano Loki después de los destrozos causados en Nueva York, pero mientras tanto el elfo oscuro Malekith (Christopher Eccleston) se ha hecho con el Éter, una fuerza capaz de alterar la realidad, y pretende (¡sorpresa!) conquistar mundos con él. Aunque Malekith parece no saberlo, nosotros descubriremos un poco más adelante que el Éter es, además, una de las Gemas del Infinito: seis piedras que, reunidas, pueden otorgar a su portador un poder incalculable. Y alguien las está buscando.

Capitán América: el Soldado de Invierno (Joe y Anthony Russo, 2014)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Si hablábamos más arriba de las similitudes de la batalla de Nueva York con el 11-S, entonces esta película aborda lo más negro de la era Bush. El momento en que Estados Unidos decidió cambiar libertad por seguridad. Pero también, porque esto es una película de superhéroes, habla de organizaciones malignas, intentos de dominación mundial y un villano misterioso conocido solo como el Soldado de Invierno. Entre sus múltiples conexiones con el resto de la saga hay consecuencias directas de El primer vengador, pero también, y lo que es más importante, la caída de SHIELD, lo que dejará a nuestro planeta sin su principal línea de defensa frente a las grandes amenazas. Quizá sea el momento de llamar a los Vengadores.

Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Pero antes de dejar hablar a los mayores, es la hora del recreo. Le robo esa descripción de Guardianes de la Galaxia a Bárbara Ayuso (Jot Down 100: ciencia ficción), porque no hay mejor modo, y porque por un momento uno sueña ser como Peter Quill y apropiarse de lo ajeno con estilo. La cinta de James Gunn es un desvío gozoso como una atracción de feria. Un meandro que se separa del caudaloso río principal para darse un paseo de tarde ociosa de verano. Una gamberrada espacial poblada de peterpanes que, además, se diría ajena a todo lo que está pasando en el resto de la saga, pero que de rebote nos cuela, moldea y hace explícita al fin la trama principal de las tres fases, pasada, presente y futura, del Universo Cinematográfico Marvel: la búsqueda de las Gemas del Infinito. Aquí se nos deja ver al fin qué son las gemas, y sobre todo entendemos que todo, absolutamente todo, estaba conectado desde el principio. Porque estas Bolas de Dragón cósmicas llevan apareciendo en pantalla, con disimulo, desde que el Capitán América luchó en la Segunda Guerra Mundial. Y Thanos, el Titán Loco, pretende hacerse con ellas y cortejar así a la mismísima Muerte. Si advertimos que habría dragones, aquí los tenéis: Thanos es el villano en la sombra desde Los Vengadores, la amenaza definitiva que puede acabar con el universo. Ahora, al fin, esos eternos niños que son los Guardianes saben lo que está en juego… lástima que mientras tanto, en nuestro planeta, los adultos no tengan ni idea. Como suele pasar, solo los críos saben ver más allá.

Daredevil y los Defensores (VV AA, 2015-?, series de TV)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Now, back to Earth. Agrupamos aquí lo que se está configurando ya como una mirada a la vertiente sucia y urbana del mundo Marvel. Cinco series de televisión de las cuales hasta ahora solo hemos podido ver la primera, Daredevil, mientras que en otoño llegará A.K.A. Jessica Jones y, a partir de 2016, Luke Cage, Puño de Hierro y, como colofón, Los Defensores, que reunirá a todos estos «héroes de calle» en la pequeña pantalla como Los Vengadores hizo con los personajes del cine.

Lo que hemos podido ver de momento ha sido más que satisfactorio. Daredevil es quizá el producto más maduro, serio y, a la vez, sosegado que ha salido de la factoría. Pero de eso ya se ha hablado largo y tendido. Lo que nos interesa es el modo en que se integra en la narración global. Y en ese sentido, las conexiones, aunque sutiles, siguen ahí: la corrupción urbanística y el caos de drogas, tráfico de personas y diversas mafias que sufre el barrio de Hell’s Kitchen son consecuencia directa del estado en que quedó el barrio neoyorquino después del ataque alienígena de Los Vengadores. El tono de la serie se presta a pocas florituras superpoderosas, pero argumentalmente todo queda ligado en los libros de historia marvelianos.

Vengadores: la era de Ultrón (Joss Whedon, 2015)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Los últimos coletazos de Hydra, el regreso de SHIELD, la nueva generación de Vengadores curtida en otras plazas… Otra vez la franquicia vengadora sirve para recoger los hilos en apariencia dispersos de las películas individuales y unirlos en una coctelera que agita pero no mezcla. Tony Stark decide convertirse en el doctor Frankenstein, pero el experimento le sale rana reanimada con electrodos. Y mientras los chicos plantan cara a un apocalipsis inminente, Thor empieza a atar cabos y decide averiguar quién está ejerciendo de Bulma en algún lugar del espacio y tratando de reunir todas las Gemas del Infinito (dragons, dragons everywhere). Se abona el terreno, ya que estamos, para la Guerra Civil que llegará en 2016 (Captain America: Civil War), y hacemos una visita relámpago a Wakanda, patria y reino de Pantera Negra, al que también conoceremos pronto. Y también está la escena de la granja, que nos recuerda por qué amamos a Joss Whedon.

Addendum. Marvel One-Shots (VV AA, 2011-2014, cortometrajes)

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Pero el universo cinematográfico Marvel no se limita a los largometrajes y las series. La compañía también ha producido hasta la fecha cinco cortos que se integran en la continuidad, algunos de manera anecdótica, apenas meros chistes o pinceladas de humor, y otros con consecuencias mucho más importantes. Entre los primeros, Something Funny Happened on the Way to Thor’s Hammer y The Consultant, que se intercalan entre las películas de la Fase 1 casi como breves sketches. En la segunda categoría entrarían los otros tres títulos: Item 47 se centra en la recuperación de un objeto alienígena que quedó en la Tierra tras la batalla de Nueva York, y es casi un experimento para lo que luego sería Agents of SHIELD. Lo mismo puede decirse de Agent Carter: el cortometraje, anterior a la serie televisiva del mismo nombre, retomaba a Peggy Carter tras los sucesos de Capitán América: el primer Vengador, y fue un globo sonda que sirvió para que la compañía se decidiera a rescatar al personaje en la pequeña pantalla. Su ubicación en la cronología no está aún del todo clara, pero todo apunta a que los sucesos narrados en esta pieza breve son, al menos, posteriores a la primera temporada de la serie. El último corto es una especie de rara avis dentro del conjunto, porque aunque no ha tenido por el momento mayor trascendencia en la continuidad fílmica, sí ha sembrado ideas que podrían retomarse más adelante: All Hail the King está protagonizado por Ben Kingsley, el Mandarín de Iron Man 3, después de los sucesos de la película, y contiene una revelación que puede ser decisiva si el estudio se decide en algún momento a producir una cuarta entrega de Iron Man. Por el momento, parece que Marvel ha dejado a un lado los cortos ahora que tiene también el formato televisivo para experimentar con cualquier idea que se les pase por la cabeza, pero los planes podrían cambiar en cualquier momento.

Coda. El futuro: de Ant-Man a la Fase 3

Imagen: Marvel Studios.

Imagen: Marvel Studios.

Aún no nos ha dado un respiro Ultrón, y ya está a punto de caramelo Ant-Man, la cinta que cierra la segunda gran fase del proyecto. Resulta complicado aventurar cómo se seguirá tejiendo el tapiz marvelita en las once películas pendientes de estreno, pero podemos intuir algunas cosas… Sabemos ya que se seguirán incorporando personajes nuevos a este baile de máscaras, como Pantera Negra (Chadwick Boseman), el Doctor Extraño (Benedict Cumberbatch) o Spiderman (Asa Butterfield, según los últimos rumores). La raza de Inhumanos presentada en Agents of SHIELD tendrá su propio largometraje, pero está por ver hasta qué punto interactuarán con el resto de franquicias. El final del trayecto, por lo pronto, se encuentra en la tercera y cuarta entrega de Vengadores, que narrarán en su conjunto la llamada Guerra del Infinito, cerrando así la saga sobre las Gemas del… em… Infinito. Pero es improbable que todo acabe ahí. El Universo Marvel, como decíamos al principio, se ha convertido casi en un ente vivo, y es previsible que, como todo buen superhéroe de tebeo, su vitalidad juvenil se alargue por muchos, muchos años. Que vengan.

18 comentarios

  1. Pingback: El tejido del universo y de la maravilla

  2. ¿Ultrón por qué quiere destruir el Mundo? En la película no lo dicen.

    • Porque es programado con el fin de hacer el Bien en la Tierra y como es una máquina aplica lógica y llega a la conclusión que la Humanidad es Mala y la única forma de proteger el Bien es aniquilándola.

  3. En los comics lo llamaban continuity, que aquí solían traducir como continuidad (más ajustado sería coherencia), es decir, que los sucesos ocurridos en alguna serie tenían su reflejo en otras. Si en un comic de Thor Loki hacía que nevara en Nueva York en julio, en el comic de Spiderman de ese mismo mes también nevaba. Marvel está llevando este mismo concepto a series y películas, y por ahora lo de construir un universo coherente les está saliendo estupendamente.

    • Sí, asmodeus, en realidad esto es trasladar el concepto que Stan Lee supo utilizar tan bien en los primeros años sesenta y, como dices, de momento les está funcionando. Si te digo la verdad, me maravilla que aún no hayan dado ningún traspiés serio.

  4. Si lo dicen en la película o mas bien comenta para deducción propia que la que te dijo el compañero madre mia tío menuda torrija tienes encima…. Estas en ezte mundo x k tiene k haber de to.. Jejeje abimo compi haber si piya 3+2 para la siguiente jejejeje ^^^^¬¬¬¬ ????? xd xp….

  5. Buen artículo.

  6. ¿Iron Man “un personaje de tebeo de segunda fila”? Venga ya!!
    Iron Man fue uno de los pilares de Marvel desde el principio, junto a Capitán América o Thor. Si fuera un segundón ¿lo hubiera elegido Marvel como iniciador de todo el UCM? (mutantes aparte, al vender los derechos a Fox, Marvel no podía usarlos para tejer este entramado de personajes e historias) ¿O que en la película de Los Vengadores Tony Stark se come con patatas al resto de vengadores, especialmente al Capitán América?
    Un poco de seriedad, por favor.

    • Siento discrepar, Joan (lo cual creo que no es una cuestión de “seriedad” o falta de ella). Iron Man, como bien dices, fue pilar del Universo Marvel y miembro fundador de los Vengadores. Pero eso es para ti o para mí, que hemos crecido leyendo a Forum o las Bibliotecas Marvel. Para el gran público, antes de la película de Favreau, era casi un perfecto desconocido. Los pesos pesados superheroicos de Marvel a nivel generalista eran Spiderman y los X-Men. Como bien dices, Marvel no podía usar a ninguno de estos para iniciar su universo cinematográfico, pero junto a Superman y Batman, eran de los pocos superhéroes conocidos entre los no lectores de cómics. Es más, hace diez años todo el mundo sabía quién era Hulk, o el Capitán América. Pero Tony Stark solo ha empezado a tener esa notoriedad (insisto, entre el público generalista) a partir del bombazo de las películas. Y eso de que Tony Stark “se come con patatas” al resto, aunque sea verdad (yo no diría que se los come con patatas, pero sí es el personaje más “resultón” de todos) es algo posterior a lo que menciono. Hoy, claro está, Iron Man ya es un “primer espada”. Aunque ahora nos cueste recordarlo, en 2008 claramente no lo era.

      • Muy de acuerdo. Iron Man en los últimos años no era, ni mucho menos, uno de los personajes más conocidos ni más relevantes de Marvel, exceptuando quizás el universo Ultimate, en el que parcialmente se basan las películas. En estas, además, yo creo que ha influido mucho el peso que le ha dado estar interpretado por Robert Downey Jr, que lo borda.
        A veces da la sensación (esto ya es muy subjetivo) de que le escriben los mejores diálogos (tiene algunos espléndidos) con la idea de aprovechar la capacidad interpretativa del actor (y su tirón comercial).

      • Muy de acuerdo con la respuesta de Juanma y añadir que la resurrección contemporanea de Iron Man se la debemos a la miniseria Extremis de Warren Ellis. Fue el que se dió cuenta de lo desaprovechado que estaba el superheroe tecnólogo de la Marvel en un momento en el que las nuevas tecnologías permitían actualizar al personaje de forma muy interesante.

        Antes de eso, Iron Man estaba bastante hundido en la miseria, por desgracia.

        Y si miramos más atrás, sí, Iron Man fue un personaje de segunda fila. Tuvo etapas muy buenas (en especial la de Micheline, Romita Jr y Layton, que se han estado reeditando recientemente en la colección Marvel Gold), otras menos, pero como dice Juanma, dificilmente hasta el momento actual podía compararse con las gallinas de los huevos de oro de la Marvel.

  7. Una pena que no juntaran Vengadores con X-men al no hacer que Mercurio y Bruja Escarlata fueran los hijos de Magneto como son en los comics.

    • Vengadores pertenece a Marvel Studios (Disney, vaya) y los derechos de X-Men los tiene Fox, de ahí que en Ultrón tengan que inventarse el origen de Quicksilver (aunque nunca se le llame así en el film) y la Bruja entre otros detalles, como no mencionar conceptos como ‘mutante’ o ‘adamantium’. Igualmente en X-Men no hacen referencia a nada relacionado con los Vengadores.

  8. Pingback: Jessica Jones: póstrense ante la serie del año - Jot Down Cultural Magazine

  9. Pingback: Batman v Superman: El amanecer de la justicia | CinemaNet

  10. Pingback: Capitán América: Civil War | CinemaNet

  11. Pingback: CLUB DE CÓMIC VÍCTOR MORA: Todo Marvel | Biblioteca Pública Arroyo de la Miel

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies