Fargo, la serie sorpresa de la temporada

Publicado por
fargo-freeman
Foto: FX Channel

La idea, en principio, parecía poco prometedora. Al menos a mí me lo parecía, lo confieso. Como mínimo, era una idea lo suficientemente dudosa a priori como para no confiar en el resultado final. La ocurrencia de crear el spin off televisivo de una de las mejores películas de los hermanos Coen (y por ende una de las mejores películas de las últimas décadas) era, no ya un atrevimiento, sino que rozaba el sacrilegio artístico. Incluso aunque los dos geniales hermanos estuviesen de alguna manera involucrados en el proyecto —no creativamente que yo sepa, sino en la producción ejecutiva— existían muchos y considerables motivos para la reserva. Por otra parte, la cadena estadounidense FX se ha destapado con algunas buenas series pero desde luego no tiene el empaque de una HBO y esto era una razón más para el escepticismo. Admito que la película Fargo es, de largo, uno de mis largometrajes favoritos desde 1996 a esta parte. Ese film es una obra de arte con mayúsculas, y las probabilidades de crear un producto derivativo digno del original parecían verdaderamente mínimas. ¿Cómo intentar capturar siquiera una parte del personalísimo universo de los Coen y no fracasar en el intento? Se me ocurren pocos cineastas actuales tan reconocibles y a la vez tan difíciles de imitar como ellos, así que no hubiese apostado tranquilamente a que en FX se iban a salir con la suya.

¿Y cuál está siendo el resultado? Bueno: mientras escribo estas líneas se han emitido ya seis episodios de la primera temporada y de momento la crítica está siendo prácticamente unánime: Fargo, la serie, es una auténtica sorpresa. Eso en principio es buena señal, aunque a veces sucede que la crítica ensalza un producto que a uno no le llega por el motivo que sea. A fin de cuentas, cada espectador es un mundo y cada crítico también. Pero en este caso he de sumarme al coro generalizado de voces entusiastas. Aunque carece de sentido comparar el largometraje original y el show televisivo (porque aquella película es mucha película, desde luego), esta serie es una hija más que merecedora del nombre de su padre. No solamente ha conseguido la improbable proeza de capturar el universo Coen sin desvirtuarlo, sino que lo ha llevado a otro formato con tal habilidad y derroche de talento que todo el escepticismo inicial va siendo demolido, golpe a golpe, conforme transcurren los episodios. Todavía nos quedan por contemplar cuatro capítulos de la primera temporada, pero de momento hay una cosa que se puede afirmar sin miedo: si es usted un fan de la película Fargo no va a quedar decepcionado. Sí, sé que es difícil de creer, pero…

Las impresiones durante el primer episodio, eso sí, podrán resultarle un tanto contradictorias. El capítulo inicial es una toma de contacto que consiste en una especie de calco del film: personajes similares envueltos en un argumento criminal muy evocador del original, con muchas referencias icónicas y la sensación generalizada de que el spin off corría el riesgo de terminar siendo un homenaje hábil pero carente de personalidad propia. En el caso de que le asalten estas impresiones, ha de saber que son completamente transitorias: a partir del segundo capítulo la serie empieza a volar por sí sola, abandonando gradualmente el nido paternal de las constantes referencias al trabajo de los Coen y transformándose en una obra diferente… pero también fascinante. Y lo que es mejor, incluso cuando la serie vuela por sus propios medios, el microcosmos de la Fargo que todos conocemos sigue estando ahí: la estética, el ambiente, el humor negro, los toques surrealistas… todo ha sido trasladado casi a la perfección a la pequeña pantalla. Aunque la serie, cabe aclarar, no es un remake de la película sino una especie de secuela geográfica y estilística: diferentes personajes protagonizan una historia diferente, que transcurre en parecidos escenarios y está narrada con un tono parecido. Tal y como sucedía en el film de 1996, todo comienza con un crimen que desencadena una espiral de tétrico caos en la que salen a relucir los peores aspectos de la condición humana, y también una parte de los mejores. Idéntica filosofía, similar envoltura artística.

Lo más impactante es que —sin ánimo de comparar, insisto— la calidad de lo que llevamos visto no desmerece en absoluto al original. Incluso reconociendo el hecho innegable de que la película es superior (estamos hablando de un hito cinematográfico para la historia, como ya sabemos) resulta difícil ponerle muchos inconvenientes a esta secuela. Y este hecho resulta tan meritorio que no se puede insistir lo bastante sobre él. Incluso hay secuencias que no hubiesen desentonado lo más mínimo en el film original; esto da buena idea de los estándares de calidad que en algunos momentos alcanza la producción de FX. Buen ritmo, diálogos punzantes, personajes que se dirían creados por los propios Coen in person, y una cinematografía impecable, incluidas varias secuencias con vocación de clásico. Incluso se usa la música de manera particularmente hábil, otro rasgo muy «coeniano», utilizando algunas grandes canciones en el instante preciso para conseguir dejarnos pegados al asiento (¡cómo olvidar el momento en que suena esta maravilla!).

Teniendo en cuenta lo difícil de sacar adelante semejante planteamiento, las virtudes de la serie son demasiadas como para enumerarlas todas, porque la manera en que ha conseguido lo aparentemente imposible es más que sorprendente. Pero si hay un aspecto que será comentado y ejemplificará el triunfo artístico de esta secuela es el de las interpretaciones. Dos de los protagonistas absolutos son actores de garantías bien conocidos de todos. El británico Martin Freeman —que aquí hace de estadounidense— ya ha demostrado en varias ocasiones que es uno de los más brillantes actores de su generación: desde su deslumbrante trabajo en The Office hasta la sorprendente Sherlock, pasando por trabajos mas comerciales como su salto a la gran fama con El hobbit. Encarna a un individuo que bien podría ser la versión extrema de aquel Tim Canterbury de The Office, solo que con muchos más matices y recovecos. O lo que es lo mismo: un Tim Canterbury pasado por el retorcido filtro de este universo pseudo-Coen y con un Freeman funcionando al 100% de su capacidad, ¡lo cual es decir mucho! La otra mención especial es, cómo no, para Billy Bob Thornton, que da vida al que sin duda terminará siendo uno de los villanos más carismáticos y memorables de esta década. Su diabólico personaje, y creo que no exagero al realizar esta afirmación, debería pasar a los anales de la ficción televisiva actual. De hecho es tan fascinante que algunos espectadores ya han empezado a sugerir interpretaciones esotéricas sobre su naturaleza; en todo caso, no me extrañaría tampoco que a Thornton le lluevan los premios después de esto. En los seis episodios que llevan emitidos, tanto Freeman como Thornton han generado una más que aplastante antología de instantes memorables. El resto del reparto tampoco se queda corto: los otros dos protagonistas principales de la serie están interpretados por actores menos conocidos pero que dan un perfecto contrapeso. Aunque en algún caso tienen una difícil papeleta: por ejemplo, Allison Tolman está fantástica haciendo de agente de policía, aunque evidentemente tiene el serio inconveniente de que el espectador pueda compararla con lo incomparable, esto es, con la grandiosa Frances McDormand. Aquella Margie Gunderson del film de los Coen no podría tener igual, pero aun así hay que admitir que Tolman hace un trabajo magnífico con un personaje tan normal que no da para muchos lucimientos. Lo mismo sucede con Colin Hanks, quien interpreta a otro policía rural de andar por casa y que pese a lo convencional de su personaje también se las arregla para tener sus momentos de gloria. Por otra parte tenemos a varias caras conocidas en papeles menores: desde el gran Keith Carradine (de momento, por desgracia, su personaje aparece poco) hasta el inefable Bob Odenkirk. Sí, el mismo que en Breaking Bad encarnaba al cochambroso abogado Saul Goodman («better call Saul!»), cuyo carisma le valió un proyecto para una spin off propia. Aquí, Odenkirk vuelve a demostrar que exuda carisma por todos los poros, aunque sea interpretando a un policía obtuso e incompetente. Estos son solamente algunos ejemplos, pero otros actores y actrices, incluso en papeles muy secundarios, hacen un trabajo igualmente excepcional.

En definitiva: nunca hubiese creído posible que una secuela televisiva de Fargo podría hacerme superar todas las reticencias iniciales y terminar capturándome tras un puñado de episodios, sin que constantemente piense «deberían haber dejado el universo de Fargo en paz». Aunque siempre hay opiniones para todos los gustos, creo que es muy posible que a otros fans de la película les pueda suceder lo mismo. Esto no es el trabajo de los hermanos Coen, pero es suficientemente cercano como para satisfacer a sus seguidores. Es lo más parecido a la obra de los Coen que hemos visto y que seguramente veremos en el futuro. Lo cual, dicho así, suena increíble, pero es completamente cierto. Esperemos que la cosa no decaiga y que en el futuro podamos dedicarle a esta serie un artículo de la serie «Imprescindibles». Con solamente seis capítulos en el aire, aún es pronto para calificarla como tal… pero créanme, tiene todos los mimbres. ¿Mi recomendación? Si les gusta el trabajo de los hermanos Coen, no se la pierdan. La serie no está facturada por ellos, pero la van a disfrutar casi tanto como si lo estuviera. Y si no conocen el trabajo de los Coen o no han visto la Fargo original, vayan cuanto antes a ver la película y después pónganse al día con esta serie. De un modo u otro, va a merecer la pena, palabra.

Foto: FX Channel
Freeman y Thornton: Probablemente la pareja interpretativa del año. (Foto: FX Channel)

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

37 comentarios

  1. Grand Forks. ND

    Yo estuve en North Dakota durante un tiempo, y en invierno hace frío de cojones…
    …y a eso súmale el wind chill…

  2. Roberto

    Serie sorpresa de la temporada:

    ¡Penny Dreadful!
    (Eva Green, I love you)

  3. bilibin

    Ha quedado claro que te gustó la película, no hace falta insistir tanto, por Dios, ya sabemos que son lenguajes diferentes, o es que usted no va a ver ninguna película basada en un libro que le guste.

  4. Venga, otra más para la lista de series por ver este verano. Y la película original, truth be told.
    Ya va siendo hora que me la quite de la lista de pendientes, y más siendo fan de los Coen. Delito, lo sé.

  5. Miguel Cuesta

    Un artículo redundante en exceso. No hacían falta tantos párrafos para algo que se puede expresar en cuatro líneas.

  6. Pingback: Fargo, la serie sorpresa de la temporada - Foro de Series y TV

  7. DJ Salinger

    Amén a todo el artículo. Me parece una serie increíble por lo menos hasta el sexto episodio. Esperemos que siga igual. Billy Bob está genial aunque le hayan puesto un bisoñé horrible…

  8. Pero qué maravilla. Sí, una delicia de serie. Seis capítulos emitidos y me vi los cinco primeros en una tarde. Así, desperdiciando las horas de estudio pero es que, señores, estamos ante una serie realmente prometedora. El sexto capítulo es de WOOOAH. WTF?! Genial, de veras.

    Los personajes, cada cual encarnando su mejor disfraz, bordan las actuaciones. Desde los malos malísimos hasta los ultra torpes. Estos seis capítulos han conseguido con gran soltura provocar en el espectador bochorno, repulsión, asombro y mucha, mucha intriga. ¡Bravo!

  9. President Mao

    Otra recomendación para los «Imprescindibles»: Durham County. O como sería The Killing si la hubiera rodado David Cronenberg.

  10. Que cansancio de articulo… llevo leyendo jotdown desde que empezo y me encantan casi todos sus articulos y quienes los escriben, pero de vez en cuando se cuela uno de estos.

    Pura redundancia… no dan ganas ni de comentar sobre el tema en si (la serie Fargo).

  11. Pingback: El váter de Onetti. Una normalidad trepidante | Mediavelada

  12. Ripley

    Pedazo de serie. Gracias por el artículo. Hasta que lo leí no me atreví con ella, dado que la peli es una de mis favoritas de todos los tiempos. Los hermanos Coen golpean dos veces. Es decir: ¡cuatro! Recomendable, no; imprescindible.

  13. No puedo estar más de acuerdo con este artículo, pero hay algo que no entiendo: ¿cómo puede ser que en ningún momento aparezca el nombre de Noah Hawley, creador de la serie y guionista de todos los capítulos? Es como ensalzar el Barça de Pep Guardiola sin mencionar a Pep Guardiola, pero diciendo que «es lo más parecido al equipo de Johan Cruyff que hemos visto y que seguramente veremos en el futuro».

  14. Pingback: #BirraSeries Asturias S3 E07: la mejor serie en emisión | #BirraSeries

  15. Ayer vi su último episodio. Qué gran serie de principio a fin. Aquí os dejo mi opinión por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/06/fargo-reloaded.html

    Saludos!

  16. Allan Labana

    Muy buen artículo. Y que gran serie ha sido Fargo. Ya hay incluso gente que dice que esta serie ya superó a la película. Para mí las dos son diferentes formas de contar una historia, así que no se pueden comparar mucho.

  17. Pingback: Touch, metadona para los huérfanos de Michael Landon

  18. Hector

    Excelente,me daba verguenza verme tan adicto,pero la tentacion de placer estetico y novelesco,,pudo mas y madre dios,me he deleitado ,no se la pierdan

  19. La serie está muy bien, pero… tiene un agujero en el centro (todo el episodio del chantaje y acoso al propietario de los grandes almacenes), que no venía a cuento y no funciona, y un malo demasiado exagerado a ratos y encarnado por un tirillas (Billy Bob Thornton) que físicamente no da la talla.

    Si no fuera por esos errores, digamos, la serie habría sido una joya.

  20. JasSsoN

    Odio la película y me encanta la serie

  21. Pingback: Imprescindibles: Happy Valley

  22. Francina López

    A mí me enganchó enseguida y me lo he pasado muy, pero que muy bien.

  23. La serie es buenísima, el ambiente, los escenarios, la fotografía, los actores, los diálogos, el argumento, y sobre todo el ritmo, pausado, calmado, te deja observar y pensar. Hay que disfrutarla.

  24. Volver a ver la película causa una gran decepción. El gran perdedor Macy y los fracasados sicarios ya no hacen reír, sólo dan pena. Mucho más divertida es El gran Lebowski, con un Jeff Bridges esperpéntico enganchado al Kahlúa, como salido de una caravana de rumanos, y sus dos amigos colgados (buena interpretación de John Goodman, y Steve Buscemi haciendo de cretino).
    En la serie, resulta que Lorne Malvo te cae bien desde el primer momento, y los buenos son como en la serie Dallas, quieres que desaparezcan. El poli tonto-inútil (Gus), el hortera de Sam Hess y sos hijos mongolos, los dos sicarios de Fargo provocan pirosis. Y Solverson es la chica lista pero tan repipi que provoca abofetearla desde el segundo 1. Pero el más exasperante es Lester, con la P mayúscula de perdedor grabada a fuego en su expresión. Una serie muy recomendable.

  25. Javier

    Tengo la impresión que la gente está deseando flipar con cualquier cosa. La serie se deja ver (es entrenida a ratos), pero nada más. Después de acabar el capítulo 1×10, sigo conservando la impresión inicial de que está a años luz de la película, y que mucha de la «inspiración» de la pelícua es, digamoslo así, excesiva (afortunadamente para la segunda temporada tendrán previsiblemente que inventar más…). Desde luego, el que pongan mucha nieve, situen la acción en otras ciudades pequeñas de Minnesota (Belmidji, Duluth) o tengan como personajes principales a un par de polis locales campechanos o a otro asesino sin escrúpulos (el personaje de Billy Bob Thorton apenas un poco menos plano que terminator) no es precisamente lo que me resultó fascinante de la película de 1996, sino la grab inteligencia en el desarrollo de la acción (esa historia milimetrada de chapuza y despropósito), los matices inesperados en los personajes y una ironía (y hasta melancolía) que aquí encuentro absolutamente ausentes.

    P.S: Los monarcas del barroco se hacían retratar con sus enanos para resaltar aún más la magnificencia personal; un malvado podría pensar que los Coen han producido la serie por motivos semejantes…

    • Number One

      No diga usted sandeces, hombre…

      • Victor Wilder

        Increible lo que ha pasado con esta serie, una tomadura de pelo y el publico la adora,,,,

        El guión es un coladero de principio a fin,,,,algunos detalles (SPOILER a partir de aqui),,,

        Tenemos a Lorne Malvo, una especie de Houdini moderno que desaparece de sotanos, sale tranquilamente de edificios (por donde sale? puf que más da! dobla la esquina y listo) despues de matar a tropecientas personas, es capaz de caminar con una pierna rota y se puede hacer pasar por dentista sin problema oiga, a ver quien no sabe empastar una muela,,,,,

        No quiero alargarme mucho aunque el desproposito de guion daria para largo,,,,,voy directamente al final,,,,,,de verdad, señores, que un tipo al que se ve entrar en un ascensor con otras 4 personas y tres aparecen muertas, es tipo 5 minutos depues de los asesinatos sale pitando del hotel y la policia lo considera un simple testigo??? de verdad tenemos que tragarnos que su nueva esposa es tan tonta que en ningun momento sospecha nada?? su marido la saca a rastras del hotel,,,se comporta como si alguien los siguiera, quiere irse a cancun ya,,,,la policia viene a interrogarle por dos asesinatos,,,y nada,,,,la tia superfeliz porque se va a Cancun,,,,anda ya,,,,,

  26. Pingback: ¿Cuál ha sido la mejor serie del año? - Jot Down Cultural Magazine

  27. Pingback: Primera temporada de Mr. Robot – Primeros comentarios | Marta Trivi

  28. Carolina gómez

    La penumbra en la que se sitúan los acontecimientos, lo insano que transmite la ciudad infestada de enfermedades y muerte. Todo ello forma parte de una representación increíble para contarnos una común historia de monstruos, pero que de algún modo consigue absorberte. Una serie excelente, vale la pena ver, la disfrutas en todo momento.

  29. Ricardo

    Gran, gran serie. La vi y nada más terminarla la volví a ver.
    Hace justicia a la película.
    No deberían haber hecho nunca la segunda temporada. Es muy mala. Ahí ya se les había acabado la inspiración.

  30. Hay un nosequé en Colin Hanks que hace que todo aquello en lo que él aparece pierda parte de su atractivo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.