¿A qué mundo de ficción le gustaría escapar?

Publicado por

Nuestro mundo, el mundo real, no se encuentra en su mejor momento. Es comprensible que se intensifique el deseo de refugiarnos en los mundos de la ficción. Solemos hacerlo leyendo libros, viendo películas o jugando a videojuegos, pero ¿y si de verdad pudiésemos mudarnos a uno de esos mundos que no existen? ¿Cuál elegiríamos para pasar el resto de nuestros días?

Lo sé, es una pregunta tan estúpida como cualquier otra (salvo si la comparamos con la pregunta más estúpida de todas: «¿Tendrá razón Donald Trump cuando recomienda inyectarse desinfectantes para combatir los virus?»). Aun así, imaginen las infinitas posibilidades; solo de pensar en ello, uno ya se abstrae de la realidad. Y supongo que la respuesta dependerá del gusto de cada persona. ¿Prefiere usted un universo confortable, pero aburrido? ¿Uno peligroso, pero trepidante? Veamos una pequeña muestra de esos microcosmos con sus ventajas e inconvenientes, aunque, como es lógico, hay muchos otros que no he incluido por cuestiones de espacio o que sencillamente no me han venido a la mente, pero ahí tienen la sección de comentarios para añadirlos.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


Una galaxia muy lejana (Star Wars)

El universo cinematográfico más célebre de todos los tiempos está repleto de planetas y razas alienígenas. Un universo que además se parece mucho a la costa española, pues crece cada vez más conforme se acentúa el empeño de exprimir de él hasta el último céntimo posible, convirtiendo lo que antaño fue bello y armonioso en un sindiós atestado de paisanaje desconcertante y, con más frecuencia de la debida, indeseable. Veamos algunas de las ventajas e inconvenientes que encontraríamos al mudarnos a ese inmenso Benidorm espacial que George Lucas imaginó en los años setenta:

Ventajas:

-Riqueza cultural: la galaxia de Star Wars es como una inmensa experiencia Erasmus en la que abundan los lenguajes raros y las costumbres novedosas; en cada esquina se topará usted con un individuo de alguna raza que nunca antes había visto (no hay italianos, pero ya dejaremos que usted decida si eso cuenta como pro o como contra).

-Animada vida nocturna: aunque cabe admitir que bibliotecas no hay muchas (y para una que hay, la queman), las tabernas, bares, casinos y templos del jolgorio en general los encontrará usted hasta en el más remoto de los asteroides.

-Amplias salidas laborales: otra cosa no, pero la economía galáctica es variada y robusta. Usted puede hacer carrera en la profesión que le dé la gana, desde comerciante a chatarrero/a pasando por stormtrooper o bedel en alguna flota. Incluso puede estudiar algún título superior como el de jedi. Si usted tiene más propensión a los atajos, también puede hacerse contrabandista, estafador/a, cazador/a de recompensas o tahúr. De hecho, los atajos son lo más prometedor porque la galaxia es el paraíso de los neoliberales; prácticamente cualquier cosa puede comprarse o venderse y nadie va a preguntar sobre las implicaciones éticas o sociales del asunto. Además, no parecen tener muy claro lo de la numismática y parecen aceptar como pago cualquier cosa redonda o cuadrada hecha de metal, así que cuando haga las maletas llévese mucha calderilla.

Inconvenientes:

-Dada la evidente extensión de la tecnología y la civilización por un montón de esos planetas, resulta chocante la aparente carencia de duchas, urinarios y otros servicios higiénicos y sanitarios básicos. Sí, te pueden poner una mano robótica, pero es que después no vemos ni una triste lavadora.

-Con semejante variedad de oportunidades profesionales, usted puede montarse el chiringuito con facilidad y grandes probabilidades de éxito financiero, pero cabe la posibilidad de que su planeta sea volado en pedazos sin previo aviso porque algún mandamás del imperio se haya levantado con dolor de cabeza ese día.

-Está todo lleno de ewoks y porgs, que básicamente son los equivalentes de las ratas y cucarachas del universo Star Wars.

-La política de la galaxia, aunque parezca increíble, es incluso más aburrida e incomprensible que la nuestra.


La Tierra Media (El Señor de los Anillos)

La gran novela de Tolkien es de esas que deben leerse durante la infancia o adolescencia; es el periodo idóneo para entrar en contacto con ese universo escrito. De lo contrario, al lector le podría pasar lo que me pasó a mí cuando la leí por primera (y única) vez siendo ya adulto, que acabé preguntándome por qué demonios Frodo no cogía un autobús directo a Mordor, como mucho parando para comer en algún Burger King. Pero bueno, es innegable la influencia de este libro, así como el hecho de que inspiró algunas películas que, la verdad, estaban muy bien. Sobre todo la primera, que me gustó bastante. Las dos siguientes me entretuvieron, aunque por momentos me agobiaba con tanta batalla. Eso sí, no me llevaron al borde de la narcolepsia como las de la trilogía El hobbit. Peter Jackson es muy buen director y captó a la perfección el ambiente del mundo de Tolkien, al menos como lo había visualizado yo, pero las cosas no pueden ser épicas y grandiosas durante muchas horas sin que el cerebro sufra. Pero bueno, vayamos al grano con un breve análisis de la Tierra Media como posible destino para el emigrante. Creo que no es de los peores destinos.

Ventajas:

-Bonitos paisajes.

-Casas de campo bien comunicadas y a buen precio.

-Se puede fumar.

-Vida tranquila con las dosis justas de bailes y fiestas populares.

-No existe Airbnb.

Inconvenientes:

-Es todo muy bonito si se acierta con el vecindario. Si te equivocas de carretera, acabas en una especie de Magaluf donde lo que te tiran de los balcones es aceite hirviendo.

-Todo el mundo es increíblemente intenso o es increíblemente cursi. O, aún peor, las dos cosas a la vez. Por ejemplo, hay un límite en el que los hobbits pueden mostrarse afectuosos sin llegar a resultar embarazoso para quienes están alrededor.

-Si pensaba ganarse la vida como podólogo o vendedor de zapatos, vaya descartando la idea de abrir un negocio en La Comarca.

-No puedes echarte tranquilamente a leer o hacer la siesta a la sombra de un árbol con la tranquilidad de que el árbol no va a empezar a moverse y hablar. Mi hipótesis es que esto (y TODO lo demás en El Señor de los Anillos) sucede porque los habitantes de la Tierra Media llevan generaciones cocinando por error con setas alucinógenas. Todo el mundo tiene la mirada perdida en el infinito y dice cosas raras. Menos el enano, que lo que parece querer es bronca (¿algún tipo de cocaína mineral inhalada inadvertidamente en las minas?), pero aun así se muestra bastante perplejo ante los más que evidentes delirios psicodélicos del resto. ¿Quién tiene el colocón más gordo? Sin duda la elfa interpretada por Liv Tyler, que es la Syd Barrett de la Tierra Media. Esa ya no vuelve del viaje.


Skyrim (The Elder Scrolls V)

Una de las más célebres sagas de videojuegos transcurre en un continente variopinto en cuyas provincias habitan humanos, elfos, orcos y otras razas. Skyrim es la provincia donde sucede la quinta y por ahora última entrega. Si usted no conoce este juego, es fácil de explicar: se crea un personaje a su medida y recorre el mundo cumpliendo misiones, explorando, matando monstruos, haciendo pociones y demás actividades habituales en estos videojuegos de fantasía. Gracias a diversas mejoras que se han hecho del juego durante años, se puede incluso jugar a ser cazador de ciervos, pescador o granjero, sin necesidad de vivir ninguna aventura ni de realizar ninguna misión. Skyrim es un lugar aceptable para vivir. No es un territorio muy extenso (desde luego no tanto como el de entregas antiguas de la saga; véase Daggerfall, cuyo mapa virtual es el doble de grande que Inglaterra en la realidad), pero sí está repleto del encanto de lo chapucero. Por ejemplo, hay un tipo en YouTube que imita los estúpidos comportamientos de los personajes de Skyrim con portentosa e hilarante precisión. Además, aunque es un juego ya anticuado, entre su comunidad de jugadores hay miembros bastante enloquecidos que han aportado modificaciones maravillosamente absurdas como cambiar el cristalino sonido que suele emitir una planta mágica del juego por otro sonido que, bueno, digamos que es menos armonioso. O cambiar a los cangrejos del juego por réplicas del doctor Zoidberg. O sustituir a los dragones voladores por cazas de combate o por el luchador profesional de wrestling Randy «Macho Man» Savage. Pero, más allá de estas encantadoras estupideces, Skyrim ofrece ambientes para todos los gustos: ciudades plácidas y campestres, otras con alcantarillados repletos de ladrones y mafiosos, otras medio en ruinas… un poco como España, vamos.

Ventajas:

-Territorio acogedor con posadas y granjas cada pocos cientos de metros virtuales.

-Hay una carrera para cada vocación y tipo de persona. Se puede vivir de cazar mamuts, de combatir a monstruos, de forjar armaduras o de plantar patatas.

-No está el horroroso fan pesado de The Elder Scrolls IV que te seguía a todas partes en cuanto ganabas el torneo de gladiadores. Y eso, créanme, no es poca cosa. Este sencillo vídeo en donde lo vemos caer por un precipicio tiene más de dos millones de visitas, imagino que todas esas visitas son de exjugadores traumatizados y deseosos de venganza.

Inconvenientes:

-De día es fácil esquivar a los bichos, pero de noche parece el aparcamiento de una discoteca de la Ruta del Bakalao.

-Los vecinos están atontados y te hablan sin venir a cuento, diciendo siempre lo mismo y sin recordar que te acaban de ver. Es una sensación extraña porque esto también sucede en la realidad.

-Skyrim es básicamente un Estado policial donde los guardias te multan por robar una col sin querer. Y eso cuando no les das un flechazo por error tratando de defenderlos de algo que los ataca a ellos, que no les importará la buena intención y te vendrán todos en plan antidisturbios.

-Sus leyes de la física desafían toda comprensión y es absolutamente imposible, por ejemplo, ordenar una estantería. Salvo las que están destinadas a los libros. Porque, aun siendo un mundo virtual, Skyrim tiene un mercado editorial impresionante y se pueden conseguir centenares de libros distintos que pueden ser leídos. Lo malo es que casi todos esos libros son un auténtico coñazo.

-También hay un animadísimo mercado negro de drogas ilegales, aunque supongo que algunos verán esto más como una ventaja. Si es este el caso, tranquilos; encontrarán camellos de pie en los lugares más recónditos imaginables. Son la gente que con mayor celo trabaja en Skyrim.


La Federación de Planetas Unidos y otras naciones (Star Trek)

La galaxia de Star Wars tiene un irresistible toque romántico, pero, la verdad, es bastante arrabalera y caótica. Una galaxia que ofrece mucha más estabilidad hasta el punto de resultar casi un epítome del funcionariado es la de Star Trek. Allí, los sistemas planetarios se agrupan en naciones con sus fronteras y diplomáticos, hay leyes escritas, las razas tienen sus costumbres y tradiciones bien delimitadas, etc. La política es mucho más comprensible y mucho menos aburrida que la de Star Wars; uno la podría calificar incluso como realpolitik. Y, lo mejor de todo, males propios de la humanidad como las enfermedades o la pobreza han sido erradicados. Ni siquiera existe el dinero como tal y la meritocracia es pura, pues la gente asciende según su prestigio. Al contrario que en Star Wars, la ética y las nociones de justicia social son importantes en el día a día. Como contrapartida, la raza humana es bastante poco estimulante y casi todas las anomalías interesantes son obra de civilizaciones alienígenas enloquecidas.

Ventajas:

-Todo está limpio y ordenado.

-Se viaja mucho.

-Existe el holo-deck, un dispositivo de realidad virtual con el que cada uno puede experimentar como si fuesen reales situaciones simuladas de todo tipo. Les dejo a ustedes deducir las múltiples posibilidades lúdicas del invento.

Inconvenientes:

-Todo está limpio y ordenado porque lo tienes que limpiar y ordenar tú.

-El trabajo está garantizado, pero las salidas profesionales son muy poco variadas: o eres soldado, o médico, o científico. No importa; todos ellos tienen que limpiar y ordenar. La alternativa para un humano es vivir sometido dentro de alguna secta de majaras luditas que se haya quedado varada en algún planeta recóndito.

-Otro detalle a tener en cuenta es que, aunque como recién llegados seremos bien recibidos, nos costará habituarnos a la tecnología. Conforme avanzan las series y películas, la cacharrería tecnológica cambia casi por completo y en la galaxia de Star Trek hay incluso más obsolescencia programada que en Apple.


SimNation (The Sims)

La saga de videojuegos que en su conjunto me ha proporcionado menos ratos de divertimento tiene, no obstante, una amplia base de practicantes entusiastas. Por si alguien no está familiarizado con estos juegos, consisten en manejar la vida de una persona simulada (y de su familia) desde que nace hasta que muere, incluyendo estudios, trabajo, amor, sexo, comida, etc. Se le construye o  compra una casa y el «sim» será más o menos feliz según lo que consigamos para él: mobiliario, servicios, comida, cosas así. Es básicamente una versión evolucionada de los tamagotchis. Lo de hacer de Dios tiene su gracia durante un rato, hasta que uno se cansa de planificar una vida ajena en la que ni se matan monstruos ni se exploran cavernas ni se muere tu personaje de frío intentando subir una montaña. Pero esta es solo mi opinión subjetiva sobre el juego; hay gente a la que le encanta y me parece bien. La cuestión aquí es, ¿qué tal sería ese mundo simulado para vivir en él? Mi opinión es que hay que ser un tipo de persona muy especial para querer vivir ahí. Veamos.

Ventajas:

-Puedes diseñar tu propia casa y no vivir en una colmena de apartamentos planificada por esos entes del averno a los que llamamos arquitectos y concejales.

-La promiscuidad sexual es total y no tiene aparentes consecuencias epidémicas.

Inconvenientes:

-En SimNation, al igual que en la vida real, solo que peor, los platos se ensucian, la basura se acumula y la casa se llena de roña aparecida de sabe Dios dónde. Y, agárrense, limpiar toda esa mierda forma parte de la vida en SimNation.

-Al igual que en la vida real, solo que peor, los niños y las mascotas pueden llegar a ser un martirio.

-Al igual que en la vida real, casi todo el mundo padece de neurosis maléficas y cambios de humor incomprensibles.

-Pese a la mencionada promiscuidad, el acto sexual en sí es parecido a como lo imaginaría Heidi.

-Si eres un habitante de SimNation más te vale no tener un apretón cuando tu «dios» humano esté mirando el móvil. Sí, el juego es así de embarazoso.


Westeros (Juego de tronos)

El culebrón fantástico por excelencia tiene lugar, como supongo que todo el mundo sabe porque hay que haber estado en una cueva para no haber oído hablar de esto, en un mundo medieval. Se parece al mundo de Skyrim, solo que el muro de hielo de Westeros es bastante más fácil de escalar que algunas pequeñas laderitas del videojuego y que Westeros es mucho más violento y corrupto. Este continente no es tan idóneo para quien desee limitarse a plantar patatas, porque es casi imposible girar una esquina sin que alguien esté matando a alguien. Hasta una niña pequeña querrá clavarte un puñal si resulta que le caes mal por algún motivo. Skyrim también es atacado por dragones y también está sumido en una guerra civil, pero lo de Westeros es una calamidad detrás de otra, incluyendo una pavorosa invasión de zombis, así que solo haga las maletas si es usted un espíritu fuerte.

Ventajas:

-El alcohol parece ser baratísimo.

-Las vacaciones estivales no son breves.

-Se puede viajar de manera casi instantánea gracias a un artefacto conocido como Guionjet.

-Si es usted guapo/a, tiene bastantes probabilidades de sobrevivir a prácticamente cualquier cosa. Porque en Westeros los guapos no mueren.

Inconvenientes:

-Hay toneladas de cochambre por todas partes.

-Quienes no están alcoholizados (y los alcoholizados son los únicos seres medianamente soportables) están cabreados, tristes, avinagrados y decepcionados. No hay alegría por ninguna parte. Olvide lo de organizar el cumpleaños de sus hijos en un local con piscina de bolas. La única piscina de bolas que verá aquí serán las estacas con cabezas clavadas en la punta. Aunque, pensándolo bien, tampoco en un local con piscina de bolas he visto a algún adulto que no parezca miserable sin estar alcoholizado.

-Abundan los psicópatas, fanáticos y los sujetos con insaciables ansias de venganza, así que es como Twitter pero con mucha nieve.


Pandora (Avatar)

El fabuloso mundo en 3D que impresionó a todos los espectadores excepto a quienes la vimos en 2D porque quien tenía que comprar las entradas para el grupo de amigos se equivocó al encargarlas online (hola, Javi, ¡no lo hemos olvidado!). Confieso que no soy un gran fan de ese planeta. La adaptación modernizada de Pocahontas no me tocó mucho la fibra y el mensaje ecológico perdió fuerza ante mis ojos porque, aunque intenté consolarme pensando que todo era de color Prince, aquellas selvas moradas se me antojaban más bien el interior de una vesícula biliar. Que no sé si una vesícula biliar es morada por dentro, supongo que no, pero no tengo ni la menor idea. Es la comparación que se me ocurre. Supongo que en 3D Pandora era otra cosa, pero tampoco he sido nunca un gran entusiasta de la experiencia tridimensional. Aun así, imagino que esa col lombarda a la que algunos llaman planeta sería un destino soñado para algunas personas. Las mismas personas que hierven la col lombarda, supongo.

Ventajas:

-Aire limpio, naturaleza, tranquilidad.

Inconvenientes:

-Como todo lugar en el que hay aire limpio, naturaleza y tranquilidad, han llegado los turistas para echarlo a perder.

-Todo el mundo es azul y tiene cara de gato. Por lo que a mí respecta, como varón heterosexual, esto invalida la idea de viajar soltero a semejante planeta. Es decir, ni siquiera Jennifer Lawrence ha conseguido que la piel azul sea atractiva. Y ni siquiera Taylor Swift ha conseguido que unas tetas recubiertas de pelusa de gato parezcan otra cosa que aquellas albóndigas de pesadilla con las que soñó usted después de beberse aquella media botella de licor pegajoso que sus padres guardaban en la alacena desde que se casaron. Ya sé que hubo gente que glosó la «belleza» de los habitantes de Pandora, pero oigan, ya no estamos en el 2009. Hemos tenido tiempo de madurar. Lo de que te guste gente con cara de gato se llama bestialismo.


Springfield (The Simpsons)

La ciudad donde ocurre la serie de animación más importante de todos los tiempos (pese a las cinco mil temporadas superfluas y vergonzantes que jamás deberían haberse emitido) es un lugar con el que estoy seguro que mucha gente ha soñado, aunque, creo yo, de manera más bien ingenua. Sobre todo si tenemos en cuenta que Springfield se supone que representa una ciudad de mierda donde la gente tiene vidas de mierda. Aun así, ¿quién no se ha sentido nunca una pequeña parte de aquella comunidad? Y eso que en España ni siquiera tenemos ciudades que sean exactamente así, porque desde nuestros mediterráneos ojos (o cantábricos, que viene a ser lo mismo pero con más viento) la sociedad estadounidense es una cosa bastante marciana. Pero, ¡quién podría resistirse a todos esos personajes entrañables!

Ventajas:

-Vecindario fascinante con el mayor índice de carisma por metro cuadrado que se haya podido calcular en el universo.

-Hay, como mínimo, una tienda abierta todos los días de la semana.

-Es imposible caminar sin toparse con algún famoso.

-Puedes emborracharte y hacer el imbécil con Homer Simpson, que es ese amigo tarambana que todos hemos tenido que hace el imbécil cuando bebe. Suponiendo que no haya sido usted ese amigo para los demás. ¿Yo? Cállese, no sé de lo que me está hablando.

Inconvenientes:

-Pocas e insalubres salidas laborales casi siempre relacionadas con una central nuclear que tiene más fugas que el repertorio de Bach.

-Alcoholismo rampante. Porque beber es divertido hasta que bebes para olvidar que vives en Springfield.

-Fiestas populares sanguinarias en las que se masacran animales (de nuevo, a algunos de ustedes quizá esto les parezca más bien una ventaja).

-El nivel medio de los profesionales (médicos, abogados, etc.) es abismal. También el de los políticos, pero a eso ya iríamos acostumbrados desde casa.


Los mundos de Tim Burton

No especifico uno en particular porque casi todos son lo mismo: mundos repletos de Cosas Especiales con Johnny Depp embadurnado de harina poniendo cara de loco y hablando con voz rara. Tampoco soy el mayor fan de Tim Burton. Me divierten mucho Ed Wood y Mars Attacks, pero el resto de su filmografía está concebida para activar algún tipo de resorte emocional concreto del que, al parecer, carezco. Llámenlo romanticismo gótico, llámenlo ser una quinceañera, no lo sé. Mi opinión no es mejor que la de ninguna otra persona y desde todo el respeto hacia los gustos de cualquiera puedo afirmar que viviré feliz si nunca tengo que ver otra película de Tim Burton que no sea esas dos que he mencionado. Es más, aún me siento soliviantado cuando pienso en aquella abominación que fue su versión de El planeta de los simios. Como contrapartida positiva, aprendí a poner cara de póquer cuando algunas personas a la que quiero y respeto me hablaban sobre la profundidad espiritual de Big Fish. Sé que probablemente es una carencia mía, sé que hay algo genial que no estoy viendo, como cuando alguien me habla del final de Inception y lloro desconsolado pensando que cómo demonios le convenzo para que vea Stalker hasta ese final que hace que Inception parezca Elige tu propia aventura. Pero bueno, esto son diatribas producto de la cuarentena. Lo importante aquí es, ¿merece la pena mudarse al mágico universo de Tim Burton?

Ventajas:

-Bastante sitio para aparcar.

Inconvenientes:

-Todo, absolutamente todo, está concebido según el gusto de Tim Burton.

Seguro que hay otros mundos de ficción a los que mudarse. No a todos nos tienen por qué atraer los mismos. Hay que respetar los gustos de todo el mundo. Salvo que quiera usted vivir en los mundos de Tim Burton. Eso sí es incomprensible.


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

21 Comentarios

  1. Veamos… No puedo soportar a Jar-Jar Binks, así que fuera la galaxia lejana.
    He prometido no volver a Westeros hasta que el Viejo Gordo Cabrón acabe las novelas, fuera. A menos de poder encontrarme al tipo allí y explicarle cuatro cosas con la punta de mi daga (va a ser que no). Por cierto, ¿dónde se quedó la era Hiboria de Conan?
    Start Trek era una buena elección antes. Las últimas visitas me dieron dentera, descartado igual que los videojuegos tipo Second Life.
    Lo de Tim Burton es demasiado raro, hasta para mí. Por eliminación, gana Springfield.

  2. El universo de Dune. Probar la especia es una de mis anhelos imposibles. Y si no te pilla un fremen loco todo irá bien

  3. Teniendo en cuenta que la realidad siempre, siempre supera a la ficción, me quedo donde estoy, es decir, en mi imaginación.

  4. Bueno, pues el azar ha elegido por mi porque se me ha escurrido el móvil 📱 al terminar el artículo.
    Me he reído yo sola leyéndolo varias veces.
    mi dedo ha votado la Federación. Un lugar que no conozco y del que no soy muy fan. A mi gustaría una Tierra Media con muchos mares 🌊 y lagos…. No muy cursi y pudiendo beber y fumar de vez en cuando. El vecindario importantísimo. Siempre.
    Pero no hay un mundo perfecto al que escapar… Desde la distopía que vivimos, imaginar otros mundos posibles se hace difícil. Gracias por las risas y los recuerdos.

    • Mira por dónde. Yo también me apuntaría: el de la guadaña, allí, aún te permite decir tu opinión, por lo menos.

  5. Maurania del libro » Las Runas del Alma»
    De Elías Saavedra,un mundo fascinante.
    Muy aconsejable si os gusta la novela fantástica estilo el señor de los anillos

  6. Un dato fundamental que el autor no aclara es: ¿En cual de ellos se folla? Y como sevillano, ¿En cual de ellos generalmente no hace frío? Me quedo en Springfield, porque me da que en las galaxias lejanas el tema es muy muy desolador, y eso de juntar las colitas como en Pandora no me va.

    • Hombre, si es por follar sin duda Westeros. Allí follan hasta con su hermana, literalmente.
      Y por el frío no te preocupes, que puedes ir al reino de Dorne cuya capital Lanza del Sol además es clavadita a los Reales Alcázares de tu Sevilla.

  7. hace muchos años tuvimos esta discución de docenas de paginas en un foro, hasta que llego alguien con la respuesta que nadie pudo oponerse y se considero el universo ganador: EL UNIVERSO DE LOS VIDEOCLIPS DE REGGETON: solo días soleados, solo mujeres/hombres guapas con poca ropa, fiesta permanente, autos lujosos, yates bebida , alcohol y drogas a destajo. y todo a cambio de un poco de reggeton que para tolerarlo tenemos…alcohol y drogas a destajo.

  8. Pues como yo soy el típico geek con alma de científico y poco amante de la sorpresas, creo que el mundo de Star Trek me viene como anillo al dedo. Lo del holo-deck lo veo… mucho menos peligroso que los biorobots de Westworld, dónde va a parar!?

  9. No creo que me gustara ninguno de esos ( bueno, el que comenta Felipe un poco más arriba sí ), pero el artículo es muy divertido.

  10. Me ha faltado Todo-Mundo de la saga de La Torre Oscura de Stephen King. Si, es un mundo en descomposición pero a algunos nos va la marcha y el western apocalíptico.

  11. Coincido con Pablo, cualquiera de los mundos creados por el señor Miyazaki son una delicia. Aunque de todos ellos me quedo con el Japón del período Muromachi de la Princesa Mononoke.

  12. Me quedo con la Tierra Media. Es el que más conozco, lo leí de joven y lo volví a releer unas cuantas veces después. Al menos sé de qué pie cojea cada uno y si tengo la potra de caer en Hobbiton y no pertenecer a los de la partida, te lo pasas de coña quedando todas las noches con los amigotes en el bar para sobrellevar el haber tripeado 6 o 7 veces ese día, igual que los demás, disfrutando de tu repleta despensa. Además las fresas con nata tienen que estar de miedo y aunque dejé de fumar hace años, lo mismo a la pipa le daba algún viaje que otro.

    ¿Y Rivendel?. Bufff. Durísimo vivir en Rivendel. ¿Los elfos del bosque?. ¿Los enanos del Lago?. ¿Los hombres de Minas Tirith?. Estás jodido si caes es Mordor, pero en fin, ya me las arreglaría con la mala suerte.

    Aparte de todo esto, la Tierra media tiene algo que destaca, no hay políticos, ni existe la política.

    A más ver.

  13. La gran novela de Tolkien es de esas que deben leerse durante la infancia o adolescencia; es el periodo idóneo para entrar en contacto con ese universo escrito. De lo contrario, al lector le podría pasar lo que me pasó a mí cuando la leí por primera (y única) vez siendo ya adulto, que acabé preguntándome por qué demonios Frodo no cogía un autobús directo a Mordor, como mucho parando para comer en algún Burger King.

    Probablemente el parrafo mas estupido jamas escrito. Ademas, deja en evidencia que el autor no se leyo el libro como aqui sostiene.

    Aunque, realmente, el resto del articulo esta practicamente a la altura (falta de) de este parrafo.

    • Arturito!! Te tengo dicho que no entres en páginas de mayores, que aprendes palabras muy fuertes y luego te meas en la cama. Baja a cenar ya, leñe!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.