Banda sonora para lubricar - Jot Down Cultural Magazine

Banda sonora para lubricar

Publicado por
fotografía jesús llaría p

Fotografía: Jesús Llaría.

Para acompañar la lectura del artículo, la lista (casi) completa en spotify

Si vas a casa de alguien y te pone música para follar, no te lo folles. Esto no lo dijo John Waters, pero tiene más sentido que su consejo, el de no hacerlo con quien carezca de libros. Vamos a ver: ¿aquí hemos venido a follar o a organizar un coloquio? Absurdo. A las criaturas superficiales y primarias se nos antoja aberrante distraer el sexo con una música de fondo. Amén de una falta de respeto hacia la pareja no dedicarle la atención exclusiva de todos los sentidos. En los clubes de campo más notables caerían monóculos dentro de las tazas de té ante tal muestra de mala educación. Pero solo en el sexo como acto, eso sí. Nada deplorable hay en buscar una banda sonora que evoque el sexo cuando no estamos inmersos en materia, y a eso vamos. A canciones escritas e interpretadas de manera memorable, a veces con metáforas de las que provocan un tic en la entrepierna de quien las escucha y la mayoría con letras que en principio no tienen intención rijosa pero con un ritmo evocador. Son miles las que merecerían estar incluidas, así que disculpad si esta brevísima selección no es digna.

__________________________________________________________________________________

«Gardenia», de Kyuss. En el álbum Welcome to the Sky Valley

Tal como arranca uno de los mejores discos de los noventa iniciamos la lista. Ignoro si la intención de los popes del stoner era cimentar una simbología sexual sobre la imagen de montar en coche, drogarse fuerte y atravesar felices y sudorosos el desierto, pero la canción te pone. Push it over, baby / Makin’ love unto you.

__________________________________________________________________________________

«Loverman», de Nick Cave & The Bad Seeds. En el álbum Let Love In

Una canción ideal para practicar el noble arte del cunnilingus. Como opción B disponemos de la versión de Metallica en el Garage, Inc. La voz de Nick Cave es más profunda, pero las inflexiones en la de James Hetfield ayudan más si se quieren incluir mordiscos de una intensidad que limite con lo tolerable. I’m your loverman, yehei.

__________________________________________________________________________________

«Your Russia» de Woven Hand. Versión del álbum-película Blush

No todo el mundo pensará que las religiosas canciones de D. E. Edwards son las más indicadas para el sexo, pero unos gritos de aleluya evoca a cualquier mente calenturienta un bestial clímax con los ojos en blanco. La adecuada es la versión de este disco, pues en la película homónima las danzas modernas que ejecutan representando el funeral de Eurídice y la bajada al Hades de Orfeo consisten, a grandes rasgos, en gente haciendo como que folla.

__________________________________________________________________________________

«The Outlaw Torn», de Metallica. En el álbum Load

Sí, vale, se cortaron el pelo, dejaron el estilismo en manos de Margaret Astor, se vendieron. Pero el disco incluye algunas buenas canciones y esta es la mejor. Quién sabe si de lo que estaba roto Hetfield al cantar era de amor o delirium tremens, pero no cabe duda de que inspira momentos de violenta intimidad.

__________________________________________________________________________________

«Rock My World», de Betty Blowtorch. En el álbum Are You Man Enough?

Si decimos que el rock como música y concepto está íntimamente ligado al sexo y a la celebración de la vida en general no revelamos ningún secreto oculto en los perdidos pergaminos de Lemuria. El sexo compartido y también en solitario. Bianca Butthole, bajista, cantante y líder de la banda identificaba el deseo sexual con el verbo rockear, y nos contaba que si su amante la tenía rockeada pero no llegaba a tiempo a la cita tampoco pasa nada, celebremos la vida, el sexo y la masturbación: «Sábado noche y la comida china se está enfriando / estoy lista y muy cachonda / estoy lista para el rock and roll / mis bragas están húmedas y tú llegas otra vez tarde / lo siento nene, tendré que masturbarme».

__________________________________________________________________________________

«Shave ‘Em Dry», de Lucille Bogan. En cualquier recopilatorio de la artista

Y si el rock está ligado el sexo no pensemos que se debe a la relajadas costumbres de la modernidad, pues uno de sus padres, el blues, lo hizo antes y mejor. Si ya muchas canciones del blues más popular estaban trufadas de insinuaciones sexuales, existió antes de la Segunda Guerra Mundial un subgénero, el dirty blues, que se dejaba de metáforas e iba directamente al lío. Esta canción de la reina del género Lucille Bogan, quizá la más explícita, empezaba tal que así: «Tengo pezones en mis tetas / grandes como la punta de mi pulgar / tengo algo entre las piernas que haría correrse a un muerto».

__________________________________________________________________________________

«Monolithic», de Monster Magnet. En el álbum Monolithic Baby!

Y no es la única de un grupo dedicado a la psicodelia, space rock, stoner y ante todo a una música que parece creada por y para follar. Y para que alteremos nuestra percepción con toda suerte de sustancias recreativas, pero lo glosaremos en otra ocasión. De momento escuchemos esto. Para ponerse monolítico en el sentido más amplio de la palabra. Cuidado al marcar el ritmo a empujones de cadera; más de un cérvix podría verse dañado.

__________________________________________________________________________________

«November Blue» de The Avett Brothers. En su primer álbum, Country Was

No todos los encuentros han de ser necesariamente animales. A veces basta con rozarse. No todo se circunscribe al mundo de la carne. Hay otras cosas; salir a cenar, comprar unos helados, pasear cogidos de la mano. Es bonito. Caminar a casa y, a mitad de camino, arrinconarse en un sórdido portal y follar salvajemente. Mirándose arrobados a los ojos, eso sí.

__________________________________________________________________________________

«Heartattack And Vine», de Tom Waits. En el álbum Heartattack And Vine

Un ritmo que solo se puede calificar como húmedo para hacer las cosas bien, quizá despacito pero muy fuerte. Y repetir hasta eyacular o esquirtear el alma.

__________________________________________________________________________________

«Violence», de Anathema. En el álbum A Natural Disaster

Puede que lo oportuno fuera recomendar todo el desarrollo de la canción, ajustando con ella los ritmos del acto, siguiendo esos cansinos consejos de toda revista «masculina» o «femenina» acerca de tomarse su tiempo, los preliminares, los masajes con aceites a la luz de velas aromatizadas y montar un cristo para echar un polvo más aparatoso que la cena de empresa de El Circo del Sol. Pero no, he venido a abrir mi corazón y hacer el ridículo, como se puede ver desde el principio, y mi consigna es ponerse en bucle lo que va del minuto 2:20 al 4:40 y darle duro hasta que por uso y abuso la RAE termine por recoger la acepción del verbo «empotrar» que estamos pensando.

__________________________________________________________________________________

«Stray Cat Blues» de The Rolling Stones. En el álbum Beggars Banquet

Si para explicar a un invidente de nacimiento lo que es el color azul le pedirías que oliera el mar, un numerario del Opus debería escuchar esto para tener claro lo que es el sexo. El sexo sucio y sudoroso. Como debe ser el sexo. Como son los Stones.

__________________________________________________________________________________

Las discografías completas de Bill Withers, Marvin Gaye y Al Green

Es evidente y necesario. Universal y para todos los gustos.

__________________________________________________________________________________

Lo que sea de Mortician

Cualquiera de sus pandemónicas canciones que no llegan al minuto: en un contexto de democracia, libertad, respeto y buen rollito, en definitiva. Todo el mundo tiene derechos, incluso los eyaculadores precoces. Y no dispondrán de tiempo para mucho más.

__________________________________________________________________________________

 

50 comentarios

  1. Dos músicos que se la levantan al más pichafloja: Coltrane y Wilson Pickett. “Spiritual” y “Midnight Hour” son ideales para empezar y para terminar, respectivamente.

    Un saludo!

  2. Sí, es una excelente aportación. Como no estoy muy puesto en jazz no había caído en que también es necesaria una banda sonora adecuada para follar en un contexto de denso humo azul, gafitas redondas sin montura y gente que se mesa perilla —y el vello púbico de la de al lado.

    • Por tu selección, sabemos que eres “modelno” y molas. Gracias a tu respuesta, que no estás puesto en jazz. Pero tampoco en soul: eso de “las discografías completas de Bill Withers y Marvin Gaye”… ‘amos, hombre!!!

      • Creo que tú tampoco andas sobrado. Los dos son el paradigma del soul eróticofestivo, el segundo más

  3. Sloe Gin es una de las canciones que más uso yo para el sexo… smooth but hot!

  4. Falta, para los que quieran aceite y cuero, “Venus in furs”, de Velvet underground. Buenísima… para lubricar

  5. Yo me quedo con Angelou, de Van Morrison

  6. Cada vez que veo “las 10 canciones para tal” o “Banda sonora para cual” o “Playlist para entrenar a fondo”, me da la risa, porque ni una sola de las canciones me inspiran lo que el autor dice. Este artículo no es diferente; un repaso a la lista, y ni una. Es más, lo de Monster Magnet, elegir esa canción en vez de “Space Lord”, me parece de juzgado de guardia (o la de Metallica, una de las peores canciones del grupo). Pero como para gustos se pintaron colores, pues nada.

  7. ¿De quién es la foto? es fantástica.

    • Jesús LLaría, lo pone en el artículo, al final….. como los créditos de las películas……

  8. Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  9. No consigo ver la lista completa del Spotify, pero espero que no falte “Why Dont We Do It in The Road” del White Album de los Beatles.

  10. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Jot Down en Spotify: Estación de bombeo matemático

  11. Un momento.Que alguien me explique.O sea,pones la musica esperando que le entren ganas a tu pareja? O la pones cuando vais a follar? En plan,”un segundo que pongo algo de música”?O es para ti,por si no se te levanta?.Valiente chorrada.Para cuando música para cagar?Yo me sé una lista bastante larga,aunque la mayoría ya han salido aquí.

    • ¿Nunca te has puesto juguetón y has bailado al ritmo de algo acercandote a la cama, despacito, dos pasitos adelante y uno para atrás, mientras te miran mordiendose el labio y abriendo poco a poco las piernas para, ¡pam! silencio y entra el saxo? Deberías probarlo, si hay tocadiscos en la cueva.

  12. Qué tetas, ¿no?

  13. Numb – Portishead

  14. Metallica lml

  15. Menos mal que está Dvorak, que si no, se diría que sólo se puede follar en inglés

  16. I por supues…

    “I’m a red little rooster” del gran Sam Cooke

  17. Juraría que en My Russia de Woven Hand no hay ningún “aleluya”. Por lo menos en la que decís:

    http://www.youtube.com/watch?v=MMrRF4lHflU

  18. Seré un poco básica, pero a mí nunca me falla Mechanical Animals de Marilyn Manson.

  19. Echo en falta alguna canción de metal alemán

  20. Yo recomendaría las obras de Astor Piazzolla, compositor argentino

    Una muestra: http://www.youtube.com/watch?v=EHHDuT5wIDU

  21. Yo la verdad que uso mas, películas que no música.

  22. Change [in the house of flies], de Deftones… ¡No entiendo por qué no está esa!

  23. El autor, no tiene ni idea de qué puede lubricar a una mujer.

  24. La música distrae.
    John Cage copula en silencio.

  25. Ideal para un striptease: Kings Of Leon – Molly’s Chambers

  26. Glory Box – Portishead sin ninguna duda!

  27. Ali Farka Toure

    Ideal para un striptese (2)

    http://www.youtube.com/watch?v=zLVdrgd8w_s

  28. Humbug.

    Follar con Scream & Shout de la srta. Spears & Will.I.am.

  29. joder! nadie se acuerda del good times de chic…

  30. Muchas gracias por la playlist. Se vé que sabes que somos unos vagos y que no vamos a ir a buscar cada tema por nosotros mismos. A mí, al igual que al amigo Mr. Kakovich, también me distrae la música de fondo, aunque con música clasica me lo paso de lujo. Esta noche voy a invitar al señor Dvorák a ver qué tal.
    Un saludo

  31. Hace un tiempo leí que fue una buena experiencia poner como cortina musical a pleno acto de fricción horizontal era Cabalgata de las valkirias de Wagner

    https://www.youtube.com/watch?v=zsRLV5BKFtg

  32. Pingback: Banda sonora para lubricar

  33. Y todos los directos de Prince, evidentemente.

  34. Pingback: e-planning

  35. Pingback: ¿Cuál es la canción sobre sexo más inspirada? - Jot Down Cultural Magazine

  36. Yo creo que otra canción para lubricar es ”Nightclubbing” de Iggy Pop o ”I wanna be your dog” de The Stooges, la banda donde curiosamente estaba Iggy Pop también.

  37. ¿Conocen a una banda nueva que se llama Nine Inch Nails? Han oído “Closer”? Y Rammstein? Si empotras a una chavala con el Sehnsucht te da las llaves de sus bragas para siempre (o un par de días al menos).

  38. Álbum –> Nathaniel Merriweather Presents Lovage – Music To Make Love To Your Old Lady By Mike Patton & Jennifer Charles.

  39. Y Metallica antes que Massive attack?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR