Cien razones por las que vivir

Publicado por

Sin rodeos: este artículo sale de aquí. Ahí van mis cien razones.

1. Sasha Grey en la Chemosphere House de John Lautner.

2. Las paletas de colores de las películas de Wes Anderson.

3. Lotte Lenya cantando Seeräuberjenny, de Kurt Weill, en la película de 1931 Die Dreigroschenoper.

4. La cubertería de Arno Jacobsen que Stanley Kubrick utilizó en 2001: Una odisea del espacio.

5. El reencuentro final de Polina con su viejo profesor de ballet. Bastian Vivès sabe cómo arrancarte las lágrimas.

6. Ese retrato del mal que es el capítulo del libro de la periodista estadounidense Tina Rosenberg Children of Cain. Violence and the Violent in Latin America dedicado a Alfredo Astiz y a la Escuela de Mecánica de la Armada argentina, la ESMA. El adjetivo atroz se le queda corto.

7. La Gymnopédie No.1 de Erik Satie.

8. Las magníficas portadas de Richard Turley para la revista Bloomberg Businessweek.

9. El anuncio de Lanvin de la temporada Otoño Invierno 2011-2012.

10. Ese «lindo, lindo, parpadean, estrellitas en el cielo, y allá arriba están volando, con alitas de murciélago» recitado en español neutro por el lirón de Alicia en el País de las Maravillas.

11. El Manhattan.

12. La guitarra Gretsch de Poison Ivy, de The Cramps.

13. Las Foutaises de Jean-Pierre Jeunet.

14. Trish Keenan, de Broadcast, cantando «qué sentido tiene perder el tiempo con gente a la que nunca conocerás» en Come On Let’s Go.

15. Malka Moma cantada por el coro búlgaro de Philip Koutev.

16. The Destruction of Pompeii and Herculaneum, del pintor británico del siglo XIX John Martin.

IMAGEN 2

17. Las fotos de Gregory Crewdson.

18. Groucho Marx.

19. Sunday Morning, de la Velvet Underground.

20. Mina cantando Parole Parole junto a Alberto Lupo en 1972.

21. La muerte de Irene Jacob en La doble vida de Verónica a los sones del Van den Budenmayer Concerto en mi mineur de Zbigniew Preisner.

22. Los poemas de Wyslawa Szymborska.

23. Sean Young como Rachel en Blade Runner.

Fotografía: The Ladd Company / Shaw Brothers / Warner Bros.

24. Blade Runner.

25. La comida japonesa.

26. El corto Sacrifici, dirigido por Santi Trullenque y protagonizado por el chef Nandu Jubany.

27. Este documental de casi cinco horas sobre el entrenamiento de los candidatos a formar parte del cuerpo de élite de los Navy Seal.

28. Frank Sinatra cantando Fly Me to the Moon.

29. Clint Eastwood.

30. Lo bien que lo ha entendido todo Kathryn Bigelow.

31. La arquitectura horripilante. Tan viciosa como apretar con la punta de la lengua la muela que te está acuchillando con saña el alma.

La Biblioteca Nacional de la República Argentina. Fotografía: Biblioteca Nacional de la República Argentina / Snowmanradio (CC).

32. La ciudad de Los Ángeles.

33. La serie de fotografías Spomenik 2006-2009 de Jan Kempenaers.

34. El final de Los Soprano. Yo sí lo entendí.

35. El vermut con anchoas del mediodía. Entre semana, siempre.

36. The Lamb, de John Tavener.

37. Los diseños de David Carson para la revista Ray Gun.

38. Tumblr. La procrastinación hecha blog.

39. Say Hello, Wave Goodbye, de Soft Cell. La canción pop perfecta.

40. La fiesta de La Gran Belleza.

41. Estos versos de William Butler Yeats: «Los mejores carecen de toda convicción, mientras que los peores están llenos de apasionada intensidad».

42. Solaris, de Stanislaw Lem.

43. Las ilustraciones de Shag. ¿Quién no querría vivir en ellas?

Cortesía de Shag. Más en su página web.

44. La silla Barcelona de Mies van der Rohe.

45. La aristocracia rural británica, más conocida como landed gentry.

46. El cuadro Morning Sun, de Edward Hopper.

47. Las ilustraciones de Syd Mead.

48. La banda sonora de Alexandre Desplat para Zero Dark Thirty.

49. La Ennis House, de Frank Lloyd Wright.

50. Retorno a Brideshead. Todo lo que sé acerca del discreto encanto de la aristocracia lo aprendí allí.

51. Los libros escritos por la secta de Edge: Pinker, Dennett, Dawkins, Rees, Dyson, Goleman, Krauss… El dream team del conocimiento humano.

52. Tammy Wynette cantando la mejor canción country jamás escrita: Stand By Your Man.

53. Battlestar Galactica.

54. La cocina modular Kitchen Satellite diseñada por Luigi Colani.

Cortesía de Luigi Colani. Más en su página web.

55. Las portadas de los discos del sello Ghost Box.

56. El New York Bar del hotel Park Hyatt de Tokyo. Sí, el de Lost in Translation.

57. Ese caos de ciudad que es Bangkok.

58. El primer día de (casi) todo.

59. Dior Homme Intense. El resto, chuminadas. Menos el Antaeus (Pour Homme) de Chanel. Ese tampoco está nada mal.

60. Carhartt. O de Carhartt o de dandy al estilo Sartorialist. No hay muchas más opciones para un tío del siglo XXI.

61. Esta foto de la actriz rusa Maria Germanova:

IMAGEN-9

Maria Germanova en una imagen promocional de un montaje de El pájaro azul de Maeterlinck en 1906. Fotografía: DP.

62. La Dolce Vita, de Ryan Paris.

63. Estas servilletas:

IMAGEN 10

Fotografía: Cristian Campos.

64. Los cuervos, los libros raros, las biznietas de marquesa reconvertidas en gitana canastera y, por supuesto, los ratones bodegueros de Tío Pepe…

65. Los proyectos verdaderamente personales. Viscerales, caóticos y a puerta gayola. Sin pautas ni criterios. Mafias de uno y el mundo por montera. En mi caso, este y este.

66. Los excesivos: Stanley Kubrick, Oriana Fallaci, Grant Morrison… Menudo coñazo si no fuera por ellos.

67. El sentido del humor napolitano.

68. Las fotos de Tokyo y Osaka de Sato Shintaro.

69. El Bo-taoshi. Esto es un deporte y lo demás son leches.

70. Los leitmotiv. «Si no puedes convencerles, confúndeles».

71. Esta foto, que por cierto no es un fake —cuando lees la explicación lo entiendes todo—. Por algo me licencié en derecho, yo:

Fotografía: DP.

72. La portada del Goo de Sonic Youth. La mejor de la historia y no se hable más.

Imagen: DGC Records.

73. Calvin & Hobbes.

74. Ese finísimo tratado sobre la psicología humana que es Peanuts.

75. Las portadas de libro de los años setenta.

Imagen: Playboy Magazine.

76. Emmanuelle Seigner en La Novena Puerta. O en Frenético.

77. Han Solo. El Don Draper de los años setenta. Mi héroe de infancia. Con el tiempo he acabado en Jot Down, lo que supongo que convierte esta santa casa en… el Halcón Milenario de las revistas culturales. O así.

78. Hitch 22, de Christopher Hitchens.

79. Este gif, cuya gracia solo van a entender diseñadores y editores. The quick brown fox jumps over the lazy dog.

80. El cine de terror. Pero no el gore. Ni el torture porn.

81. Este hombre:

August Landmesser en Horst Wessel el 13 de junio de 1936. Fotografía: Anónimo (DP).

82. El dulce de leche. A cucharadas.

83. That’s Entertainment. Autoayuda, pero de la de verdad.

84. Los que escribimos más rápido de lo que pensamos. ¿O es que acaso hay otra manera de hacerlo?

85. Summer Kisses, Winter Tears, de Elvis Presley.

86. La zona alta de Barcelona. Ya saben, todos esos barrios que, como Sarrià, Pedralbes o la Bonanova, se han quedado afortunadamente anclados en los años ochenta.

87. Las cuatro primeras temporadas de El ala oeste de la Casa Blanca.

88. Los libros de la editorial londinense Phaidon.

89. Esta cita de Flaubert: «Sé monótono y ordenado en tu vida como un burgués para que puedas ser violento y original en tu obra».

90. Esta gran verdad y la persona que me la transmitió: «El sentido de la soledad nace en el corazón mismo de todo compromiso serio con la propia vida».

91. El libro de Ferran Adrià La cocina de la familia.

92. El derecho a huir física, administrativa, intelectual y espiritualmente de tu país. O de tus países si es que —jódete— tienes más de uno.

93. Valerie and Her Week of Wonders, de Jaromil Jires.

94. La revista Cairo, publicada por la editorial Norma entre 1981 y 1991.

95. Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson.

96. Los aeropuertos.

97. El Diario 1887-1910 de Jules Renard.

98. Esto. La coreografía, la canción, el decorado, todo.

99. Grecia. Y Formentera, por supuesto. A poder ser en junio o septiembre —nunca en julio y agosto.

100. Esta tiene nombre de chica y me la guardo para mí.

62 comentarios

  • Déjese usted de Ristadas o de listas a lo Huffintong Insider o Business Post. Y póngase a escribir, joder.

    • No entiendo la función comunicativa de esta lista de referencias culturales. Sr. Campos, sus gustos no son relevantes.

  • Y los picnics. Y los Monty Python. Y las navajas suizas. Y Proust. Y la acampada libre ultraligera. Y los perros y los gatos. Y los relojes automáticos antiguos. Y el cicloturismo. Y las barbacoas en un jardín.

  • Pff, se me empieza a hacer pesado leer al señor Campos. Demasiado ego, amigo, ¿qué quiere esconder?

    • Más ego. Capa tras capa tras capa de ego, como las bombas de chocolate azucarado rebozadas en azúcar y coronadas con chocolate que desayuna Calvin.

  • Se ha dejado una:

    101. El sonido de mi voz al pronunciar la frase “El final de Los Soprano. Yo sí lo entendí.”

    :)

    • Bravo

    • Interesante listado de curiosidades, ahora, lo del final de Los Soprano no tiene perdón de dios. Una cosa es entenderlo y otra ni considerarlo como una falta de respeto al espectador. Es como arrancarle la última pagina a una novela….

  • ah, qué bien

  • Qué entrada más pedantota. Pero me has descubierto algunos artistas interesantes, como John Martin o Gregory Crewdson. Gracias.

  • Patético. Te debería dar vergüenza publicar casas así.

  • Los italianos tienen algo con las fiestas en sus películas. Aún no he visto La Gran Bellezza, pero yo tengo grabada en el cerebro la fiesta de Il Divo, con esa morena de rizos dando vueltas, desde que vi la película por primera vez.

    Mira por donde, aquí está, cómo no: https://www.youtube.com/watch?v=HHmu8EUJ0wI

  • Eres taco de hipster, tío.

    Gerardo, las navajas suizas no, por ahí no paso, esa es una línea roja.

    • Pues hasta son tope hipster, las Victorinox son las únicas multis confirmadas por la NASA como dotación de sus astronautas y también están en la colección “Permanent Design Collection” del Moma.

      Que conste que a mí me gustan por MacGyver.

  • Coincidimos en casi nada; personalmente esperaba algo más vital y menos cultural, veasé:

    a. masturbarse en la ducha
    b. desayunar fuera de casa
    c. dar volteretas en el agua

  • ¡Ja, ja, le echaba de menos, Campos! Se está convirtiendo usted en uno de mis iconos de la cultura popular. Sí, porque en la otra, la grande, me veo limitado por mis lagunas que son muchas y variadas. Pero vamos al lío:
    Resulta que por un momento pasó por mi cabeza poner una reseña de mi cosecha bajo cada una de sus razones para vivir, aunque pronto caí en la cuenta de que a mí no me pagan por escribir aquí, así que la cosa quedará en mucho menos con lo que todos saldremos ganando…

    1- Sasha Grey en la Chemosphere House de John Lautner

    Supongo que se prendó usted del soberano culo de la moza en cuestión.

    3- Lotte Lenya cantando Seeräuberjenny, de Kurt Weill, en la película de 1931 Die Dreigroschenoper

    ¡Je, je…! Cuesta reconocer en ese vídeo a la harpía que trata de aguijonear a 007 en “Desde Rusia con amor”…

    16. The Destruction of Pompeii and Herculaneum, del pintor británico del siglo XIX John Martin.

    ¡Sobrecogedor! ¡Apocalíptico!

    20 – Mina cantando Parole Parole junto a Alberto Lupo en 1972.

    ¡Coincidencia plena! Clase a raudales.

    23- Sean Young como Rachel en Blade Runner.
    24- Blade Runner.

    ¡Choque esos cinco!

    28- Frank Sinatra cantando Fly Me to the Moon.

    Se lo cambio por Tom Jones cantando “It’s not unusual”.

    34- El final de Los Soprano. Yo sí lo entendí.

    ¡Y yo, listillo! Pero a pesar de ello, no me gustó. ¿Vale…?

    35- El vermut con anchoas del mediodía. Entre semana, siempre.

    ¿Anchoas? ¡Quite usted, por dios! Ostras, siempre. De berberechos no bajo…

    39-Say Hello, Wave Goodbye, de Soft Cell. La canción pop perfecta.

    Ponga oreja para “Desire as” de Prefab Sprout y luego hablamos…

    40- La fiesta de La Gran Belleza.

    ¡Usted sí que sabe!

    41-Estos versos de William Butler Yeats: «Los mejores carecen de toda convicción, mientras que los peores están llenos de apasionada intensidad».

    No puedo estar más de acuerdo. Javier Marías también está con nosotros.

    50- Retorno a Brideshead. Todo lo que sé acerca del discreto encanto de la aristocracia lo aprendí allí

    Gran serie, pero me cuesta un mundo verla debido a que ciertas escenas me recuerdan muy dolorosamente episodios de mi vida.

    53- Battlestar Galactica

    ¡No joda! ¿En serio…?

    59- Dior Homme Intense. El resto, chuminadas. Menos el Antaeus (Pour Homme) de Chanel. Ese tampoco está nada mal.

    Los HOMBRES no nos perfumamos. Champú de ducha y after shave.

    61- Esta foto de la actriz rusa Maria Germanova:

    Lo primero que me viene a la mente es un coleóptero.

    62- La Dolce Vita, de Ryan Paris.

    Recuerdos de felicidad perdida tumbado en una playa con los últimos rayos de sol, abrazado a ella…

    63- Estas servilletas:

    ¡Deprisa! ¿Dónde se pueden adquirir?

    69- El Bo-taoshi. Esto es un deporte y lo demás son leches

    Cuando haya que explicarle a un niño lo que es la vida, solo habrá que enfrentarlo a esto.

    71- Esta foto, que por cierto no es un fake —cuando lees la explicación lo entiendes todo—. Por algo me licencié en derecho, yo:

    De veras, ¿dónde se puede encontrar la explicación de esta foto? Creo que la voy a poner un tiempo de fondo de pantalla en mi ordenador.

    76- Emmanuelle Seigner en La Novena Puerta. O en Frenético.

    ¡Ya le digo…!

    81- Este hombre:

    ¿…?

    90- Esta gran verdad y la persona que me la transmitió: «El sentido de la soledad nace en el corazón mismo de todo compromiso serio con la propia vida».

    De esas verdades que producen vértigo.

    99- Grecia. Y Formentera, por supuesto. A poder ser en junio o septiembre —nunca en julio y agosto.

    Sí, de acuerdo. Solo que se las cambio por Cerdeña.

    Che cosa sei, che cosa sei, che cosa sei
    Se tu no c’e fossi io ti divei inventato, Campos
    parole, parole, parole
    parole, parole, parole
    son tanto parole
    parole tra noi

    che cosa sei
    che cosa sei…

    ¡¡Hasta otra, crack !!

    • Algunos comentarios deberían pagarse, efectivamente. Por otros deberían pagar los comentaristas. Y bastante, además. Creo que está claro cuáles son cuáles, ¿cierto, Maestro?

      Las servilletas son de una amiga. Diría que son relativamente difíciles de encontrar hoy en día, como no sea en mercadillos británicos de segunda mano. El Bo-taoshi, efectivamente, ES la vida. La explicación de la foto que me pide es esta (y recuerdo a botepronto, así que algún detalle quizá no sea del todo exacto). Se trataba de un juicio por obscenidad. La stripper de la foto le estaba demostrando al juez que no dejaba nada a la vista durante su baile a pesar de los contoneos, las flexiones y demás. En cuanto al resto, me apunto sus sugerencias. Cerdeña está en la lista de pendientes desde hace años, pero la corriente me ha llevado en dirección contraria. Veremos en el futuro.

  • Ummm… coincido con algunas: Blade Runner, comida japonesa, Calvin y Hobbes, Kathryn Bigelow, Say Hello, Wave Goodbye, Han Solo, Clint Eastwood…
    Añado algunos genuinamente míos:
    Paul Newman en «El largo y cálido verano».
    Ver una vez más «Con la muerte en los talones».
    El pato Donald.
    Hacer el muerto en el agua hasta que se te arruguen los dedos de los pies.
    Cantar Bohemian Rapsody en el coche como si no hubiera una mañana.
    Los títulos de crédito de Bullitt.
    Steve McQueen en moto en «La gran evasión».
    El vídeo de «Don`t You Want Me» de The Human League
    La obertura 1812 de Tchaikovsky

  • He dejado de leer en Sasha Gray. Me sobran las otras 99 razones.

  • He de reconocer que da un poco de vergüencica ajena este artículo, pero nada serio (el comentario que me precede es peor). De todos modos hay cosas muy interesantes, así que gracias.
    Secundo el libro de Bill Bryson. Casualmente ayer me acordé de él viendo la nueva serie de Cosmos.

    • Se han colado un par de mensajes, perdón. Por preceder me refiero al de Maestro Ciruela (sin acritud!)

  • La letra Univers.
    El ipod.
    Los cuadros de Mondrian.
    Dan Winters.
    El gol de Guti.

  • Bufff… qué pereza…

  • Leído en tuiter:
    Optimismo es vivir solo, estar solo acostado en tu cama a las 4 de la madrugada, escuchar un ruido dentro de la casa, y preguntar: Sasha Grey ¿eres tú?
    Eso es lo que hace falta para vivir: optimismo. Aunque todo lo demás también está bien.

  • Sí esas son tus razones, puedes hacerme un Isabel Carrasco….

  • ¿Y el Metal, Campos? ¿Y el Metal…?

  • La peña está fatal! Pienso: Algunos, ¿pa’qué leen? ¡País!

  • “Lo que más me gusta es que me gusten las cosas.”
    Pedro Salinas.
    Citado en el primer recopilatorio doble de Siglo 21.
    Donde lo lei por primera vez.
    Blade Runner justifica todo.
    “You’ve done a man’s job Campos”
    Me voy a escuchar la obertura de Las Bodas de Figaro y a practicar el origami de gallina y el corte de sashimi perfecto, crack, que yes un crack como dice el Master Plumb.

  • Los comentarios de Jotdown empiezan a parecerse peligrosamente a los de MARCA.
    Lo que le gusta a la gente odiar…y hacérnoslo saber a todos.

  • Cristian, eres el puto amo.

  • 100 razones por las que vivir… si eres un moderno de cojones.

  • No hay que entender nada del final de Los Soprano. ¡Si ya te lo cuentan encima en un episodios anterior! Por eso, y por salirse abruptamente del tono de la serie, es un final tan lamentable.

  • Pues como modo entretenido, narcisista e ingenioso de entregar un artículo (que a veces los temas, o la inspiración, escasean o no llegan) me parece admirable.

    Y a mí me ha entretenido durante 15 minutos de tedio existencial desesperado. Entre darle a los links y aprobar o desaprobar las razones he podido escapar de mi yo un ratito.

  • Gratitud infinita por una entretenidísima tarde de sábado de final de liga, sola en casa…aaah que placer.
    Buena inspiración para emprender la mia!!, que será un poco menos hipster, claro :-P

  • Cuando tengo hambre y sed y ganas, me desbordan los motivos y en todo encuentro recompensas. Adoro esas listas, aunque de ésta sólo comparta algunos puntos, aunque otros me suenen a chino (¡gracias!). Las listas de lo amado y de lo amable llenan de perfume y de oxígeno, nos vuelven ligeros y luminosos, agradecidos y agraciados, son fabulosas, sean las que sean. Significan “yo amo”, “yo admiro”, “yo soy”.

  • Menudo friki. Me quedo con “esta”. No sea tan friki, no se descuide o se la quitan y cambia el 100 por alguna otra chorrada que seguro que tampoco estará mal.

  • Madre mia, que rebuscado.

  • Puede que por esas 100 valga la pena vivir, pero no moriría por ninguna de ellas. Vamos, no daría ni el meñique del pie izquierdo.

  • La única razón que hay para estar vivo es que la otra opción (estar muerto) debe ser peor. Y no estoy totalmente seguro de ello, pues no sé cómo es la muerte, aunque me hago una idea ligera idea.

    • ¡Estas son las más buscadas y poco halladas, las “ideas ligera idea”!

      • Eh, tú, chaval.

        Sí, sí, tú. Ven aquí. Mírame a los ojos.

        No quiero discutir contigo, ¿me has oído?

        ¡¿Me has oído?!

        Las 100 razones expuestas en el texto son una nimiedad comparadas con las bocanadas de aire con que un anciano trata de sortear a la muerte. Las servilletas del número 63 son una estupidez comparadas con el hambre y el instinto depredador que nuestros ancestros sintieron en las cuevas y que les hizo salir a matar para comer. Aquí lo único que cuenta es vivir, como sea, pero vivir. Porque en realidad no hay otra opción, ¿me has oído ‘mequetrefe’? No-hay-otra-opción.

        ¡¡¡Sal ahí afuera y vive!!!
        (y mírame a los ojos cuando te hablo, copón)

  • 79 The quick brown fox jumps over the lazy dog.
    Tambien era muy importante en telecomunicaciones. Se mandaba para probar la linea en la época de los teletipos. Que viejo me siento….

  • De lo peorcito que he leído en la jotdown.

  • Me ha recordado este, por otro lado muy memorable, poema de Borges.

    Talismanes

    Un ejemplar de la primera edición de la Edda Islandorum de Snorri, impresa en Dinamarca.
    Los cinco tomos de la obra de Schopenhauer.
    Los dos tomos de las Odiseas de Chapman.
    Una espada que guerreó en el desierto.
    Un mate con un pie de serpientes que mi bisabuelo trajo de Lima.
    Un prisma de cristal.
    Una piedra y un abanico.
    Unos daguerrotipos borrosos.
    Un globo terráqueo de madera que me dio Cecilia Ingenieros y que fue de su padre.
    Un bastón de puño encorvado que anduvo por las llanuras de América, por Colombia y por Texas.
    Varios cilindros de metal con diplomas.
    La toga y el birrete de un doctorado.
    Las Empresas de Saavedra Fajardo, en olorosa pasta española.
    La memoria de una mañana.
    Líneas de Virgilio y de Frost.
    La voz de Macedonio Fernández.
    El amor o el diálogo de unos pocos.
    Ciertamente son talismanes, pero de nada sirven contra la sombra que no puedo nombrar, contra la sombra que no debo nombrar.

  • Los caminos de la ampulosidad, la pose y la tontería, señor redactor, no son inescrutables. Dejarnos una serie de referencias culturales para iluminados por las tendencias, e intentar que nos las comamos como guías estéticas y espirituales, nos lleva a un chirriar de dientes en cada línea del escrito. Hubiese sido todo más creíble si nos hablase de las croquetas de su abuela y no de cuatro películas, libros y un poco de diseño para modernos. Si a todo ello le unimos frases que provocan el sonrojo ajeno, como la de los Soprano, nos encontramos una lista digna del mejor periodismo amarillo y petardo.
    Cuando la jot down se convierte en el 20 minutos pasan estas cosas…

  • 101. Las listas de Cristian Campos

  • ¡Cristian, somos los putos amos! ¡HALA MADRID!

  • Gafapastas.
    Os perdono.

  • Una buena lista. Sin duda.

    Aquí le dejo mi pequeña aportación a la causa. Desde 2007 haciendo terapia de las pequeñas cosas que hacen que la vida valga la pena.

    https://www.unapiranha.com/blog?tag=algunas+pequeñas+cosas

  • Ahí van algunas más:

    The Beatles.
    Los dibujos de Jordi Bernet.
    The Smiths.
    El placer mañanero de oler bajo las sábanas el pedo involuntario o no, de esa chica maravillosa y guapísima que tuvo el detalle de acostarse con uno.
    El pastel de queso.
    Los dibujos y ocurrencias de Gerardo y Santi.
    El Cacaolat muy frío.
    Los bracitos extendidos de un niño de dos años mientras te estampa un besito.
    La historia de Pepe González “según Carlos Giménez”.
    La serie “A dos metros bajo tierra”.
    La tortilla de patatas con cebolla.
    Chicago Transit Authority (cinco primeros discos).
    El brebaje a base de mosto negro, zumo de granada, arándanos, sifón y un golpe generoso de néctar de melocotón Rives, con un chorrito de limón.
    El amor verdadero y difícil de encontrar que consiste en alegrarse por los éxitos y dichas de familiares y amigos y entristecerse por sus fracasos y penas.
    Y siempre, siempre, Paddy McAloon.

  • Qué pena no ser la número 100.

    C’est la vie.

  • ¡Muy bueno!

    ¡Te hemos mencionado en nuestras serendipias de hoy mismo! >>> http://www.esencialblog.es/serendipias-en-internet-vol-ix/

    Un saludo.

  • Gracias por este articulo, es un buen manual de como piensa un judío ultraliberal.

  • ¿Pero quién es este señor? ¿Es que ha hecho algo para ser un referente en algo?

  • Hacer una lista de todas las chorradas que se te ocurran y recomendarlas debe dar un placer inmenso.

  • Yo me quedo con la 81, ese sí que fue un crack. Como él hay pocos o ninguno.

Responder

— required *

— required *