Ferrol camino de Detroit - Jot Down Cultural Magazine

Ferrol camino de Detroit

Publicado por

Ferrol 1.

Vivo al lado del mar
en un pueblo donde perder es lo normal.
(Los Limones)

.

Hay una pequeña parte del Camino de Santiago que atraviesa Ferrol. Es el llamado trazado inglés, que serpentea por las callejuelas del barrio de Ferrol Vello, corazón e historia de la ciudad gallega que alumbró la venida de Francisco Franco, «el Cerillita» para sus vecinos. Se supone que este tramo de la ruta jacobea ofrece un paseo por un insigne barrio portuario que hace las veces de casco viejo, declarado Bien de Interés Cultural, joya dieciochesca que, mirando al mar, da la bienvenida en la primera y más escarpada de las rías altas. Pero no. La realidad presente es que el Camino de Santiago completa un recorrido de calles abandonadas, por momento escenarios apocalípticos, con cascotes por el suelo, fachadas que se caen, árboles y arbustos que crecen en los patios interiores y escasez de vecinos. Ferrol Vello —cabe insistir: centro de la ciudad y zona más emblemática— es hoy un barrio ausente, un barrio en coma. Algunas casas se caen en silencio y las ratas campan despreocupadas. El peregrino puede llegar a toparse calles, como la de Carmen Curuxeivas, por las que ni siquiera es posible pasar, cortadas por el Ayuntamiento para que a nadie se le caiga una azotea en la cabeza. Es la gris carta de presentación de Ferrol. Una ciudad desamparada. Un mini Detroit a la gallega.

.

Ferrol se llama Ferrol oficialmente desde 1982, cuando se le retiró el artículo predecesor (El Ferrol), herencia del topónimo franquista El Ferrol del Caudillo. Todavía fuera de Galicia hay quien usa el antiguo nombre. Lo hizo el mismísimo ministro Montoro el pasado mes de febrero cuando aseguró que «existen contratos ya firmados que van a dar carga de trabajo al Ferrol». Al Ferrol. Si tu propio ministro no sabe decir el nombre oficial de tu ciudad, ¿qué se puede esperar? Desde luego, carga de trabajo no.

.

No hay carga de trabajo en Ferrol. Ni trabajo a secas. Es la ciudad gallega con menor tasa de actividad y con el porcentaje de desempleo más elevado, con un 32%. La falta de salidas está desangrando la ciudad. En 1984 Ferrol tenía 91.000 habitantes; hoy cuenta con 71.300 vecinos, según datos del INE. La ciudad ha perdido 20.000 personas en dos décadas. Mil habitantes por año. Ferrol tiene hoy menos población que en 1950. La ciudad se vacía. Es la mayor sangría poblacional de España, solo por detrás de Cádiz.

.

Un cuarto (26%) de los que se han quedado tiene más de sesenta y cinco años. Más del 35% de la ciudad vive de prestaciones, según datos del propio Ayuntamiento. El centro está sumido en la tristeza: apenas 6000 personas siguen aquí, cuando llegó a haber 20.000 vecinos.

.

El paisaje consecuente es descorazonador. «Esto está muerto, hombre. Muerto». Lo protesta José Luis, que lleva sus sesenta y cinco años de vida en el centro de Ferrol. «No hay nada aquí. Por no haber no hay ni delincuencia. No queda nada». Y es todo lo que José Luis quiere decir. Alfredo aparece doblando la esquina cargado con dos bolsas de la compra. Es el segundo vecino que se deja ver en más de veinte minutos. «Aquí venimos a dormir, porque vida no hay». El casco antiguo de la ciudad es por momentos un paisaje de película: apenas se ve a nadie por las calles, los bajos que antes contenían tiendas o comercios están cerrados, abandonados, con los escaparates polvorientos o resquebrajados. Cada pocos metros aparece un edificio en ruinas, cuando no directamente derruido, con la maleza creciendo entre los restos de lo que fue una vivienda. Algunas aceras están llenas de piedras. «Ahora se puede caminar —dice Fernanda—, pero este invierno, con los temporales, pasear por aquí era jugarse la vida. Volaban los cascotes». Fernanda es la dueña de la única tienda de alimentación que queda en el barrio y uno de los pocos comercios que quedan abiertos en Ferrol Vello. Ni siquiera tiene nombre, mucho menos escaparate. Mientras charlamos, la llaman por teléfono. «No Manola, no me traigas fruta que se me estropea. ¿Te tengo que explicar cómo están las cosas? Tráeme solo cebollas y pimientos, cosas que me duren». Cuando cuelga, prosigue: «Este barrio, aunque cueste creerlo, era el corazón de Ferrol. El centro. Aquí estaba todo. Ahora mira, ni autobuses tenemos. El Ayuntamiento los quitó. Por aquí no pasan ni los buses urbanos». Una vecina espera a ser atendida. Y se une a la charla. «Llegan algunos turistas por el Camino de Santiago o por un crucero y no se atreven a entrar. El que se supone que es el mayor reclamo turístico que tenemos. Y mira tú, da miedo». Fernanda retoma: «Yo no vi nunca un barrio en una situación así. Es lo más mísero que me he encontrado. El año pasado tuvimos una plaga de ratas. ¿Es normal? Y el Ayuntamiento lo que hace es poner vallas. Se limitan a poner vallas en las calles por las que caen cascotes». Algunas de estas calles de las que habla Fernanda parecen decorados, estampas inquietantes de abandono, de ciudad fantasma, en las que se puede sentir que no hace tanto bullía vida y que de pronto salió de allí apresurada, dejando los edificios plantados como un novio en el altar que se resiste a creer su desgracia.

.

Ferrol 2.

Fue el desmantelamiento naval y militar lo que hundió a Ferrol, ahora hablaremos de ello. Pero la puntilla que remata al barrio antiguo de la ciudad es una paradoja: al haber sido declarado Bien de Interés Cultural, el centro de Ferrol es intocable. Los vecinos se van por falta de oportunidades y las casas se caen porque no se pueden rehabilitar. La falta de flexibilidad y la mastodóntica burocracia que cualquier propietario tiene que afrontar si desea reformas, hace que nadie renueve la infraestructura. Las casas se caen porque llevan tres siglos en pie sin que nadie las haya arreglado. En el afán por protegerlo, se está destruyendo el barrio. Cinco alcaldes después, nadie ha puesto solución a esto.

.

*

.

El 24 de agosto de 1800 veinte navíos de guerra británicos aparecieron en la entrada de la ría de Ferrol, la más angosta del golfo Ártabro. Pretendían alcanzar la ciudad, que se recoge bien entrada la ría, pero no contaban con los todavía en pie castillos de La Palma y San Felipe, dos edificaciones militares que se miran desde lados opuestos de la ría. Cuenta la historia que dos enormes cadenas surgieron del mar atadas en cada extremo a cada uno de los castillos impidiendo el paso de los navíos. En la encerrona, los soldados españoles, ayudados por los vecinos, lanzaron cuanto tenían a mano sobre los barcos paralizados por las cadenas. Los ingleses huyeron.

.

El aislamiento de Ferrol les salvó en aquella ocasión, pero en general su recóndita situación ha sido más un inconveniente que una ventaja. Y lo sigue siendo. A la ciudad llegó la autopista AP-9 (que vertebra Galicia uniendo norte con sur) con catorce años de retraso. Se inauguró el último tramo en 2003 y tuvo que estrellarse una plataforma petrolífera contra la entrada de la ciudad para que los políticos espabilasen con las obras. No es broma. La noche del 13 de enero de 1998 la Discoverer Enterprise estaba amarrada en el muelle del astillero de Astano, soportando vientos de hasta 140 kilómetros por hora debido a un temporal que azotaba el norte gallego. La plataforma móvil, de 245 metros de eslora (en ese momento la mayor del mundo), se soltó del amarre y se precipitó contra el puente das Pías, el puente de entrada y salida de la ciudad. Destrozó varios pilares y casi cien metros de carretera y aisló por completo a Ferrol. En realidad los vecinos se quedaron con un solo acceso alternativo, el de la carretera nacional de Narón, que suponía dar un rodeo de ocho kilómetros. Así estuvieron seis meses, durante los cuales políticos muy decididos llegaban de Madrid para asegurar con firmeza que el aislamiento de Ferrol había terminado. La autopista se inauguró por fin cinco años después pero el problema sigue ahí, ya que es la única opción de entrada y salida; bienaventurado aquel que quiera salir de Ferrol en tren: el trayecto Ferrol-Gijón (200 kilómetros) es de seis horas sin contar transbordo.

.

«Al aislamiento histórico de la ciudad hay que unirle el monocultivo, que ha sido nuestra condena a muerte». Toma la palabra Germán Castro, veterano periodista que puso en marcha El Diario de Ferrol y profundo —profundísimo— conocedor de la localidad. «Ferrol siempre ha sido una potencia en la construcción de barcos. El mejor astillero del mundo. Aquí estaba la élite de ingenieros navales, trabajadores, obreros…». En 1996 los astilleros ferrolanos completaron la construcción del portaaviones Cakri Naruebet, encargado por Tailandia. Ferrol se convertía así en el primer astillero del mundo en completar un encargo para un país extranjero. La reina Sirikit de Tailandia acudió a la botadura.

.

«Siempre hemos sido una ciudad de crisis cíclicas. Si entraban encargos de la Marina, había trabajo y dinero. Si no entraban, había necesidad. Pero de un tiempo a esta parte, desde hace treinta años aproximadamente, vivimos la crisis más larga y profunda de la historia moderna de la ciudad. Y no se vislumbra el final». El análisis de Germán —al que todo el mundo en Ferrol conoce como Man— no deja lugar al optimismo. Al menos a corto plazo.

.

14822206721_ddcfd4a493_c

.

Los años setenta conocieron la época de esplendor de la ciudad. El astillero de contratación pública Bazán daba empleo a más de cinco mil ferrolanos y el de Astano a veinticuatro mil si contamos puestos auxiliares. La comarca entera —conocida como Ferrolterra— bebía de la barra libre del naval. «Había trabajo, oportunidades, horas extras… Había mucho dinero y se consumía mucho», explica Man. «Y era un consumo caro, Ferrol llegó a ser una ciudad cara. Por semana cualquier día bajabas a dar una vuelta y estaba todo lleno, las calles llenas de gente, los bares… Corría el dinero, la verdad. En Ferrol se notaba la alegría». En aquellos años Manuel Fraga repetía a menudo una frase: «cuando Ferrol estornuda, España se resfría».

.

El contraste con la actualidad es estridente. Ferrol tiene hoy el riesgo de pobreza más alto de su historia moderna. La cocina económica de la ciudad atendía hace siete años a setenta y cuatro personas al día. Hoy acuden más de trescientas cuarenta. La vecina Coruña, con casi cuatro veces más población, atiende a seiscientas. «No solo eso», retoma Man. «Es la atmósfera, el estado de ánimo de la ciudad. Ferrol hoy está triste. Es una ciudad gris, con las calles vacías y los bares sin gente. Cualquier día de invierno sales a la calle a las ocho de la tarde y no ves un alma. Es deprimente». Ocurrió que en 1983 Felipe González aprobó el decreto de la reconversión naval y los problemas comenzaron para los trabajadores de los astilleros. Desde esa fecha hasta hoy no han dejado de sucederse los despidos y prejubilaciones. Bazán y Astano se fusionaron y dieron paso a Navantia, pero el futuro es más que sombrío. No hay trabajo, no hay encargos. A día de hoy el astillero no llega a los dos mil trabajadores. Por más que el Gobierno prometa carga de trabajo la realidad es que los astilleros de Ferrol parecen irremediablemente condenados. Y la ciudad se hunde con ellos, aferrada al recuerdo como si fuera un ancla que se precipita al fondo del mar.

El otro sostén de Ferrol era la infraestructura militar que poseía. La ciudad era un centro neurálgico para el Ejército y la Marina. Contaba con decenas de dependencias militares. Cada dos meses la ciudad acogía una jura de bandera que congregaba a más de mil soldados cada vez, con sus familiares, amigos y visitas, que llenaban constantemente la ciudad. La presencia militar también moldeó el carácter de Ferrol, famosa en Galicia por un sentimiento afectuoso a la bandera española mucho mayor que el resto de localidades. «Cuando yo era joven recuerdo que en Ferrol se presumía de que se hablaba el mejor español de España. Y yo me preguntaba, ¿y el gallego?», Man se ríe. «La verdad es que Ferrol siempre tuvo una atmósfera militar pesada, muy conservadora. Era una plaza conservadora hasta para los propios militares». Uno de los símbolos más evidentes de lo descrito es que la estatua ecuestre de Franco que lucía Ferrol no fue retirada hasta el año 2002, cuando ya era la última en pie que quedaba en toda España. La tendencia se compensaba con un fuerte sentimiento de clase obrera —casi siempre galleguista— proveniente de los cada vez más numerosos trabajadores de los astilleros. Ellos no olvidaban que Ferrol es una de las cunas del nacionalismo gallego moderno, con destacados políticos, escritores y sindicalistas que perviven en la memoria de la ciudad.

.

De nuevo, el contraste: casi todas las dependencias militares de Ferrol han sido desmanteladas y apenas quedan un par de fragatas. El otro balón de oxígeno, de vida, con el que contaba Ferrol, también le fue arrebatado. «Nos dejaron en pelotas», resume Man.

.

Ferrol 4.

*

.

«Éramos ciudad de una sola industria». Toma la palabra Mansi Gil, comerciante del barrio de la Magdalena, otrora el centro de compras, ocio y paseo de cualquier ferrolano que se preciase. «Al tener toda la economía basada en la construcción naval, cuando esta falló, nos fuimos todos a pique». No hace tanto, la calle donde Mansi tiene su tienda estaba abarrotada a todas horas, con vecinos que subían y bajaban por el barrio haciendo compras. Hoy hay tantos locales cerrados como abiertos. Los carteles de «se alquila» se suceden. Los escaparates sucios son una constante. Ora una tienda abierta, ora un enorme cartel de liquidación. El barrio comercial se extingue. «Aquí ya solo viene la gente a hacer alguna compra puntual. Las compras se hacen en los centros comerciales de las afueras o en Coruña», explica Mansi. «Yo estoy unas siete horas con la tienda abierta y hay días que atiendo durante media hora en total. Sobre todo es muy aburrido». Los alquileres se han desplomado. Rentar un bajo en el barrio más comercial de Ferrol cuesta a día de hoy unos seiscientos euros. Una chica que entra en la tienda se une al debate. «La gente joven se va. Aquí no queda nadie porque no tenemos trabajo. Yo trabajo por horas en un centro comercial, pero estoy desesperada. La vida aquí es muy difícil». «¿Pero tanto como se dice? ¿No os van a llamar exagerados quienes lean esto después?». «A ver, no es Detroit, como dicen, pero sí que es una ciudad deprimida. Es que no hay movimiento. No hay nada. Eso no es exageración. Puede venir cualquiera y comprobarlo».

.

Ferrol subsiste ahora gracias a la enorme masa de prejubilados de los astilleros. La ciudad cuenta con la pensión media más alta de España. Es esta generación la que sostiene a sus hijos e incluso nietos. «El problema —dice Man— va a ser cuando esta generación ya no esté. ¿De qué van a vivir los que vienen detrás?». Y da una de las, sin duda, claves del asunto: «El problema de Ferrol es que tenemos una mentalidad funcionarial. Ferrol fue una ciudad creada por y para el Estado. El naval y el Ejército dependían del Estado y por eso la gente le reclama soluciones al Estado. Muchos dicen que somos llorones, que no nos reinventamos, y yo no digo que no acepte la crítica. Pero si el Estado nos dejó caer, lo lógico sería que ahora nos ayudase a levantarnos, ¿no? Nos han dejado mangados».

.

Ferrol ve pasar Administraciones sin que ninguna ponga solución a sus problemas. Llegó a ser declarada ZUI, zona industrial aislada, pero de poco sirvió. Parece que el actual alcalde (el primero de la ciudad con mayoría absoluta en democracia) muestra algún signo de rebeldía, de iniciativa, algo que los vecinos le reconocen, aunque con prudencia. Ya no se fían de nada. «La solución pasa por la diversificación», concluye Man despidiendo la charla. «Tenemos que reinventarnos y no depender nunca más de una sola industria». En esas está Ferrol. Entre la nostalgia de lo que fue y la necesidad de frenar su caída. Es su particular lucha. Su lucha por no ser Detroit.

.

Ferrol 5.

Fotografía: Carter

.

54 comentarios

  1. Nada ocurre por casualidad. Los tres grandes partidos centralistas, PP, PSOE e IU, con implantación en la ciudad, así como sus sindicatos de referencia, CC OO y UGT, comparten en la práctica su apoyo al veto a la construcción naval en la ría de Ferrol. El único intento que hubo de levantar el veto hasta ahora contó con su firme oposición. http://www.vieiros.com/nova/56672/o-goberno-espanol-insiste-en-pecharlle-a-porta-as-oportunidades-para-astano

  2. Aun se recuerda la frase que se decia “Ferrol puede vivir sin el naval…hay que mirar otros objetivos” ahora eses que lo decian estaran rechinando o son los que desengañados creyeron las promeras electorales de Feijoo? que si flotel que si chalana gris…en fin…despues lo del Veto tambien tiene miga…

  3. Gracias por este artículo a Jotdown, como ferrolano…
    También me parece oportuno hablar del nuevo puerto, el “puerto exterior” -porque se construyó en la boca de la Ría y no adentro- al que se le niega comunicación ferroviaria, una de las miles de peleas que hay por crear algo de tejido industrial que no sea naval.
    Aunque quizás haya otra realidad, y es que al poco de comenzar a construir ese nuevo puerto, se anunció el proyecto de Punta Langosteira cerca de la ciudad de A Coruña, en un alarde político a la hora de valorar el concepto de “sinergia”.
    En realidad, en muchas ocasiones esto ha sido así, y me parece extensible a la forma de obrar de los políticos en España, en general. Para qué atender a las necesidades que existen, o a las posibilidades de desarrollo de las fuerzas productivas realmente existentes. Antes que crear planes económicos pues eso, bien planificados, potenciando esas posibles sinergias, aquí se hace todo al tuntún, y a veces simplemente en el propio beneficio del político y el empresario, conchabados a la hora de llevarse un buen trozo del pastel. Aunque la obra sea un mamotreto casi inservible, o se traten de proyectos casi iguales solapándose.

    También habría valido la pena hablar del mastodóntico y homérico agujero presupuestario que ha venido consistiendo la reforma de la Plaza de España, que se levantó entera para quitar de ahí la estatua de Franco (muchos, más que “el Cerillita”, lo conocemos por “Paquita la culona”) y poner en su lugar un lucrativo aparcamiento subterráneo. Contar las subsiguientes actuaciones para adecentar la nueva superficie encima del parking daría para rellenar muchos volúmenes de muchas páginas. El caso es que entre proyectos proyectados, ejecutados, des-ejecutados, el dineral mal invertido ahí produce sudores fríos. Y este es otro ejemplo de cómo funcionan los políticos; se trata del deshacer lo hecho, para hacer yo, y así vuelta a empezar…

    Y hombre, si la culpa es del populacho, en todo caso consistiría en no haber entrado al ayuntamiento a plantarle fuego con alcalde y concejales dentro.
    Claro, que entonces habría que haber hecho ídem, pero con el Parlamento español, ya en la época de la famosa “Reconversión Industrial”, cínico eufemismo felipista que escondía una estrategia de bajada de pantalones por los favores pasados y futuros. Ya se sabe, entrar en la entonces CEE tiene un precio. A Felipe González no le dolió pagarlo porque no era él el que había de pagarlo, y porque su retribución era sencilla: llegar a Presidente.

    En fin, perdón por el desparrame. Pero lo que se podría seguir discutiendo…

  4. Pingback: Ferrol camino de Detroit

  5. Ahh y una cosa que se me olvido comentar antes ya que hablais de Ferrol Vello tambien podiais hablar de como esta la casa natal de Carvalho Calero…eso si despues mucho paripe de las instituciones del concello apoyando su candidatura para las Letras Galegas, por no citar tambien el trato que se le da a la lingua galega en la ciudad…
    http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/casa-carvalho-calero-agoniza-inversion-560-000-euros-recuperarla/20140422013453082853.html

    …sii muchas cosas que rascar que todas de una forma u otra se unen, habria que hacer un reportaje especial para Ferrol y comarca…. El tema de la plaza de España como bien dice viejotrueno, la situación en que se encuentra la ria(estado y toda la contaminación) y lo que conlleva eso para el marisqueo…tambien un motor de la comarca….la ubicacion de la planta de Gas Reganosa que no era el sitio inicial ahi en donde esta ahora Mugardos (enfrente del muelle se ve el mamotreto seguro que lo veriais..) y con el peligro que eso conyeva….etc etc lo dicho daria para varios articulos

  6. El centro de Ferrol que habéis descrito es el centro de Madrid ahora mismo: ratas, mendigos durmiendo en los soportales, locales que llevan años cerrados, papeleras siempre llenas que no se recogen… Y hablamos del lugar más turístico de la ciudad más turística de España, con lo que podéis imaginaros como están el resto de barrios que no forman parte de la Milla de Oro, la zona pija por excelencia de la capital. Que se dé Rajoy una vueltecita por aquí y nos hable de la recuperación que está asombrando al mundo. Y coincido con el artículo: lo jodido va a llegar cuando se acaben las pensiones de los abuelitos, que están sosteniendo a muchas familias, y no quede una masa laboral lo bastante numerosa para sostener los servicios más básicos vía impuestos. ¿Detroit, dice usted? Atenas, más bien. La gente se va a echar a la calle, a matar antes que a morirse de hombre. A quemar edificios públicos. A apedrear parlamentarios. La generación del ‘café para todos’ y el pelotazo, que lleva dirigiendo este país toda la vida, aún no sabe lo que es enfrentarse a un pueblo que ya no tiene nada que perder.

    Pero lo va a averiguar muy pronto.

  7. Aquí en Cádiz pasa lo mismo. Siempre se ha vivido del sector naval y la cosa no funciona. Ahora dicen que van a construir un BAM para la armada pero eso es solo pan para hoy y hambre para mañana.
    Desde luego que a Ferrol y Cádiz nos ha fastidiado la entrada en la CEE.

  8. Pingback: Anónimo

  9. “Todavía fuera de Galicia hay quien usa el antiguo nombre”

    Dentro de Galicia, nadie usa el antiguo nombre de “El Ferrol del Caudillo”, pero muchísimos siguen usando el aún más antiguo nombre de “El Ferrol”. Una cosa es el nombre oficial, y otra el nombre común.

    Así que no diga bobadas el Nacho Carretero. Y por cierto: en esa ciudad no sólo nació Francisco Franco (lo de “Cerillita” no lo usan ni los muertos del cementerio), sino también Pablo Iglesias: no el coletas, sino el otro, el pata negra tipógrafo.

  10. Un artículo genial. Otro tema que también se podría tratar, sobre las posibilidades que puede tener Ferrol de no terminar como una ciudad fantasma, es el de la universidad.

    En mi opinión y, aunque esto dependa en última instancia de la UDC (que no es santo de mi devoción), la presencia de universitarios es algo que debería potenciarse, tanto por el posible negocio hostelero como por los alquileres que pueda generar.

    No estoy diciendo que pueda llegar a los niveles de Santiago, pero podría darle algo más de vidilla, pero claro, ahí ya están de nuevo los intereses y peleas entre universidades, ciudades y campus…

  11. Pingback: Galicia, paraíso cultural | Redacción y corrección de textos

  12. si toda esta historia es muy triste y eso
    pero nadie habla de los pueblos de la comarca y la Terra Chá que quedaron despoblados en los 60 y 70 para ir a trabajar a Ferrol

  13. No entiendo que en un articulo analizando la situacion de Ferrol no se mencione la situación de la vecina Narón, que ha acogido a muchísimos ferrolanos que sí, se han ido, pero no tan lejos. Quizá el espejo donde debe mirarse Ferrol para renacer está justo al lado.

    • Narón no es espejo de nada. Ferrol y Narón son una misma ciudad con dos alcaldes, que juntas suman actualmente 110.000 habitantes en una ría urbana donde viven, pese a la crisis brutal, unas 140.000 personas. Narón fue durante años pura especulación del suelo, puro asfalto y hormigón, pura vivienda a bajo precio. Y sacó tajada a la crisis ferrolana. Más de la mitad actual de Narón es gente de Ferrol o de otros lugares. Pero ese ciclo ya pasó. Narón no es modelo de grandes cosas. Presume del polígono industrial de Río do Pozo pero muchas de sus parcelas están ocupadas por esqueletos de fábricas, zarzas, matorrales y caballos pastando. Lo importante es que todos juntos, sin localismos tontos, tengan claro que Ferrol y su entorno han de reinventarse para salir de esta crisis que ya dura 30 años.

  14. no, he podido leer todo el artículo porque me sé la historia. Las casas abandonadas llevan así desde los años 60 o 70. Todas esas casas tienen dueño… que NO vive en Ferrol. Viven en las afueras y en otros concellos. No las arreglan porque la normativa del ayuntamiento para restaurar una casa es imposible, y porque nadie les da un duro de ayudas. Cuando se habló de poner dinero por parte de las administraciones apareció gente interesada por todas partes.

    En cuanto al comercio: en ferrol se ha hecho mucho dinero. Esos comerciantes llenaron sus bolsillos y no quieren invertir un céntimo. Intenta alquilar un local en Ferrol. Son precios imposibles. Claro que hay miles de pisos vacios: a precios estratosféricos.

    En cuanto a la crisis general. Pues oiga, las empresas no son competivivas. Estás acostumbrados al pesebre de Bazán y Astano y no quieren salir de ahí. Son nichos de enchufados e inútiles. Los buenos trabajadores se han ido a otras empresas de otras ciudades.

    En fin: que crisis la hay por un problema estructural de Ferrol. No se creó suelo industrial y la ciudad está en guerra con todas las administraciones. Es una ciudad con mentalidad de capital: prepotente. Y no asume que los tiempos cambian. Siguen con su elitismo paleto.

    Como dato decir que acordaron en el ayuntamiento, sin consultar con nadie, hermanarse con Adelaida en Australia. Cuando llegaron allí los papeles se preguntaron qué era Ferrol y donde estaba, no les hicieron caso.

    • No tienes ni idea de lo que dices. No pueden arreglar las casas porque el concello no les deja? Respecto a los demás temas que tratas tus comentarios son igual de absurdos. A algunos os ha tenido que ir muy mal en la vida para sudar tanto odio.

      • que no tiene ni idea?? jajajasoy de ferrol de toda la puta vida y tiene toda la razon…casi todos los bajos de Ferrol son de unos pocos y ponen unos precios que meten miedo…pregunta por bajos en la calle real o calle maria…A esta gente les tenian que haber freido a impuestos forzandoles a alquilar a PRECIOS JUSTOS. El resultado actual de Ferrol es la inaptitud de los que vivimos ahi…mentalidad de enchufismo, funcionariado etc etc Lo que necesita Ferrol es un cambio de actitud de los ferrolanos…
        No se de donde eres Jose pero veo que no tienes conciencia del problema real de Ferrol…que es la gente que vivimos ahí.
        Nemigo tus palabras son fuertes pero están llenas de razón. Ferrol solo está bien para mariscadores,pescadores y surferos…y decir que todos estos viven de LUJO.

  15. Buenas tardes,
    Nacho, Un pequeño apunte, la última estatua que se retiro creo que fue la de Santander.
    http://www.publico.es/184294/santander-retira-la-estatua-ecuestre-de-franco
    Del articulo en sí, creo que describe bien la decadencia de mi Ferrol natal. Llevo ya 14 años fuera y cada vez que voy la veo morir un poco más, y no veo fácil solución y las claves las apunta usted y Man.
    “Si tu propio ministro no sabe decir el nombre oficial de tu ciudad, ¿qué se puede esperar? Desde luego, carga de trabajo no”
    ¿Cuál es la razón por la que el ministro de hacienda debe contratarle barcos al astillero de Ferrol? ya sé que una empresa publica, pero Renfe también lo es y ello no significa que el ministro de hacienda deba comprar billetes para que la empresa sea rentable.
    «El problema de Ferrol es que tenemos una mentalidad funcionarial. Ferrol fue una ciudad creada por y para el Estado. El naval y el Ejército dependían del Estado y por eso la gente le reclama soluciones al Estado. Muchos dicen que somos llorones, que no nos reinventamos, y yo no digo que no acepte la crítica. Pero si el Estado nos dejó caer, lo lógico sería que ahora nos ayudase a levantarnos, ¿no? Nos han dejado mangados».
    Hemos vivido muchos años de la teta pública, y claro lo que queremos es seguir haciéndolo, a poder ser en la época en la que los funcionarios la rascaban a dos manos mientras el trabajo lo hacían los externos (se de lo que hablo mi padre era de ellos). Igual alguien nos puede explicar también la razón de que ese hayan limitado el número de subcontrataciones permitidas en Bazán para evitar que la número 10 o 11 sea la que realizase el trabajo. El modelo está agotado, pese a lo que dice el amigo del sindicato de que en Ferrol hacemos los barcos mejores y más baratos del mundo, pero como nos tienen manía no nos los contratan. Pero en fin, nada de autocritica, todo culpa de los políticos queriendo que el resto de España nos page que sigamos haciendo barcos caros y sin ninguna ventaja sobre la competencia en el campo técnico. No vendamos como historia triste la falta de adaptación al cambio y el deseo que el resto nos siga pagando un modelo de vida que ya no es viable, algo similar a lo que pasa con el carbón.
    Saludos

    • No mundo fabrícanse cada vez máis barcos, e sobre o sector naval de Ferrol pesa un veto político REAL, unha imposibilidade legal de facer barcos, que por sorte remata dentro duns meses (en teoría). Aínda por riba hai que oír que hai vitimismo, veña home. Non é que non queiran contratar, é que non poden.

    • Mucho listillo que sabe o cree saber de todo. Ese es el problema de esta ciudad y no la crisis. Mucha crítica ( y resentimiento mal digerido) que se reduce a criticarnos porque según algunos sólo queremos vivir de Papá Estado. Por qué no contamos todos los puestos de trabajo que dependen del Estado en las distintas ciudades y pueblos de Galicia y España. Mas de uno se sorprendería. El artículo aunque aporte datos reales ( algunos) no deja de ser sensacionalista y falto de objetividad. Muchos de los problemas que se plantean son comunes y en cuanto a las opiniones cada uno cuenta la historia según le va. Conozco muy bien esta ciudad y la imagen que aquí se da de ella es tan irreal como injusta e inmerecida y muchos ferrolanos ya estamos hartos de tanta manipulación y verdades a medias.

      • tu Jose tienes un problema…como Ferrol…y mientras no lo aceptes…Ferrol seguirá igual. Ferrol esta donde está porque NOSOTROS lo hemos llevado ahi…dejate de tonterías. Que reputación ni que mierda…
        La gente no sabe de las negociaciones del naval…preguntarles a los politicos del PSOE como pararon contratos para el naval (del PP) y como el PP tambien paro contratos para el naval ( del PSOE)…TODO POLITIQUEO asqueroso…igual que todo los asquerosos vividores de los sindicalistas y piquetes…
        Un cambio de mentalidad es la solucion a Ferrol y por supuesto a este pais…que hay mucho carota y ladrón, chupopteros de ayudas publicas etc etc…

  16. Nemigo, entré de aprendiz en la antigua Bazan en el año 1990. Sigo allí.. Ni enchufado ni inútil.. Hemos quedado los mejores, por suerte. No sé qué te habrá hecho alguna ferrolana, pero te lo tendrás merecido.. por gilipollas.

    • si ya…los mejores…ya. Os pensais que los de fuera de la muralla estamos ajenos a lo que pasa ahi dentro… vaya cara que teneis

      • Otro atontao.. Tú, el de arriba y otros como vosotros sois el verdadero problema de Ferrol.. Tranquilo, tiene remedio, se arregla con la edad y libros..

  17. Dejo este comentario para que exista contraste entre la versión del autor y la de un ferrolano, que aunque salen ya opiniones en el texto la mía al menos llega directamente. El primer párrafo, así como el título, son de pena. Ferrol está fatal, muy mal, muy muy mal, y en muchos sentidos el artículo dice verdades y acierta pero creo que se ha dramatizado (y mucho) la descripción de Ferrol, no se si buscando llamar la atención del lector, acojonarlo o lo que sea. Y nadie dirá que Ferrol está peor que lo que yo veo, pero hablar de ratas, apocalipsis y demás… En fin, realmente creo que de verguenza. Sin ir más lejos, hoy a treinta metros de mi casa habría no menos de 100 personas distribuídas por las terrazas de la plaza del Inferniño, a quince minutos a pie del Ferrol Vello que describe el artículo. Ni todo tan bonito ni todo tan feo. Aunque venda, o de morbo o lo que sea, no está bien escribir artículos para esto.

    Por otra parte, aunque no pongo la mano en el fuego, tengo entendido que “El Ferrol “está documentado desde por lo menos el siglo XVIII, y no, lo del “cerillita” sería en su casa a la hora de comer.

    Saludos.

  18. Buenas noches

    En relación a lo que se comenta sobre los accesos ferroviarios a Ferrol, hay que hacer una puntualización.

    Desde 1913 se puede enlazar en vía ancha con la línea Palencia-La Coruña a través de la estación de Betanzos-Infesta, que actualmente sigue en servicio. Por esta línea circulan varios trenes regionales y de largo recorrido que conectan Ferrol con A Coruña en 75 minutos y con Madrid en 7 horas y 25 minutos vía Zamora y algo más vía Palencia.

    Sin embargo, el ferrocarril de vía estrecha Ferrol-Gijón se puso en servicio en 1970 después de más de un siglo de obras con largos parones y redefiniciones del proyecto. Por esta línea se tarda 6 horas y 20 minutos en ir de Ferrol a Oviedo.

    Creo que pese a que la ciudad de Ferrol se esté despoblando no conviene exagerar su desgracia.

    Un saludo

    EMDP

  19. Voy a Ferrol una vez al mes desde Coruña, por trabajo. Ferrol tiene un problema, es una pena lo del casco histórico, y es evidente que necesita reinventarse si Astano no levanta cabeza y el cuerpo funcionarial desciende, militares, etc…

    Ahora bien, el enfoque de las fotos, el tono apocalíptico etc…es efectista y sensacionalista a más no poder. Creo que estas escenas las puedes encontrar en cualquier ciudad si uno las va buscando para escribir un artículo como este.

    • Gracias Harry por tu opinión. Tú lo has dicho. Es un artículo apocalíptico y banal pero que cumple desgraciadamente su objetivo. Dar una malisima imagen de la coudad a aquellos que no la conocen. Aunque acentuados por la crisis, los problemas de esta ciudad son los mismos que tienen la mayoría de las ciudades y pueblos del país, pero parece que dónde algunos ven el vaso medio lleno cuando se trata de otros lugares, prefieren verlo vacío cuando se trata de esta ciudad, demostrando una mediocridad e ignorancia supinas.

    • tu no vives en Ferrol…yo si. vivo en el puto centro…en la plaza de Armas. Vision apocaliptica?? Sinceramente el articulo no refleja ni la tercera parte de lo que pasa en esta ciudad.
      A mi me parece bien defender la ciudad de uno…pero negar lo evidente como hace este Jose no tiene ningun sentido…
      Ferrol se ha transformado en una ciudad mediocre y triste con todo el potencial que tiene…

  20. Llegó la democracia y Ferrol se fue al carajo. Franco no lo hubiera permitido.

  21. Este artículo no refleja en absoluto la realidad de esta ciudad. Qué fácil es hacer demagogia y manipular la información para adaptarla al objetivo que se busca. Pero la mentira tiene las patas muy cortas. Según los anuarios de las cocinas económicas de A Coruña y Ferrol, la primera atiende a una media de 1250 personas al dia frente a las 339 racciones diarias de la ferrolana. Casi el cuádruple en una ciudad cuya poblacion es tres veces y media la de Ferrol. Va a ser que en otras zonas tampoco se atan los perros con longaniza.

  22. Quién no conozca Ferrol y lea este artículo empezará con un dato erróneo. El barrio de Ferrol Vello no es dieciochesco sino medieval.
    Relacionar la crisis del sector naval con los problemas de Ferrol Vello no tiene sentido. Como tampoco lo tiene comparar la situación de esta ciudad con Detroit.
    Lo primero que habría que decir para evitar confusiones y entender muchas cosas, es que la ciudad de Ferrol tiene dos cascos históricos, Ferrol Vello (origen de la ciudad y hasta hace poco gran desconocido), y la Magdalena.
    Ferrol Vello es un barrio que pasó a tener un papel secundario tras el nacimiento del barrio de la Magdalena (este sí dieciochesco), cuyas calles más amplias, edificaciones y dinamismo comercial hicieron en su momento que el barrio portuario quedase relegado a un segundo plano.
    La posterior conversión de Ferrol Vello en una zona de prostitución hizo que mucha gente abandonase el barrio hacia las nuevas áreas de crecimiento de la ciudad (ensanches y barrio de Caranza, u otras localidades próximas como Narón).
    El tercer pilar de su degradación está en la especulación por parte de empresarios y algunos particulares desaprensivos, que se dedicaron a comprar edificios que dejaron que se fueran deteriorando para así poder negociar con el suelo. Un objetivo que ahora ven truncado con la declaración del barrio como BIC y la aprobación del Plan Especial. Hoy en día muchos dicen regalar lo poco que queda en pie de sus edificaciones para deshacerse del muerto (a buenas horas).

    Pero lo que ocurre en Ferrol Vello no deja de ser un proceso parecido al ocurrido en áreas similares de otras ciudades. Caso del Papagayo en A Coruña, el Casco Vello de Vigo o la Tinería en Lugo (todos barrios con un importante grado de degradación).
    En los barrios de Vigo y Lugo la Xunta invirtió en los últimos ocho años importantes sumas de dinero en comprar y rehabilitar cientos de viviendas. En el caso de Lugo la mayoría de las viviendas rehabilitadas siguen actualmente vacías y en sus calles el poco comercio que hay convive con los pocos locales de prostitución que quedan. Ferrol quedó al margen de la generosidad de las administraciones, una vez más.

    Pero no todo el barrio es tan apocalíptico como algunos describen. Sería injusto no mencionar y valorar el esfuerzo de quienes han mantenido en perfecto estado de conservación sus viviendas y edificios o de aquellos que las han rehabilitado. Esas que no salen en los programas de televisión y artículos cuya objetividad brilla por su ausencia.

  23. Hablemos de crisis. ¿Sólo se cierran comercios en esta ciudad? ¿Y los que abren? El barrio de A Magdalena sigue siendo uno de los cascos históricos más dinámicos desde el punto de vista comercial de Galicia con cientos de establecimientos que ya quisieran tener en sus cascos históricos muchas ciudades.

    Hay temas que son incuestionables, pero aún así existen matices y no es justo tratarlos de manera superficial. Negar pérdida de población sería absurdo porque los números cantan. Tan absurdo como injusto no mencionar que mientras Ferrol perdió población, Narón creció hasta convertirse en la octava ciudad de Galicia. Un hecho propiciado, entre otras cosas, por la oferta y menor precio de la vivienda en el municipio vecino que hizo que muchos jóvenes adquirieran allí su primera residencia. Algo similar a lo que ocurrió en localidades como el Burgo, Culleredo o Ames que han ralentizado el crecimiento de las ciudades más próximas. A Coruña llegó a perder población durante algunos años por este motivo y Santiago lleva tiempo intentando superar la barrera de los cien mil habitantes. En el caso de Ferrol no cabe duda de que está merma de población es mucho más grave por la inestabilidad del principal sector productivo de la ciudad.
    Revertir esta situación es primordial para Galicia en general y para Ferrol muy en particular. Aún así la comarca de Ferrolterra se sigue manteniendo como la tercera comarca de Galicia.

    También es evidente la perdida de peso en el sector naval y militar, gracias a las decisiones partidistas que han perjudicado a esta comarca en beneficio de otras zonas del país.
    Pero Ferrol no es sólo eso. Sin renunciar a esos dos importantes sectores, se están abriendo otros caminos hasta no hace mucho poco explotados.
    Tenemos el segundo puerto de España que más ha crecido en los últimos años (a la espera de que empiece a funcionar la que podría ser la terminal de contenedores más importante entre Bilbao y Oporto), y un astillero que está en los primeros puestos mundiales de reparación de gaseros y que tiene, por mucho que a algunos les cueste reconocerlo y se empeñen en despreciar e insultar a sus trabajadores en un ejercicio de cretinismo sin comparación, capacidad de sobra para seguir dando mucha guerra.
    Un progresivo aumento del turismo en distintas épocas del año y la llegada de cada vez mas barcos de pasaje (más de cincuenta mil turistas llegarán en cruceros sólo este año), la puesta en valor de un importante patrimonio reconocido y muy valorado en el último Congreso Europeo de Turismo Industrial celebrado en la ciudad hace unos meses (castillos, Arsenal, barrio de A Magdalena y algún día, por qué no el barrio de Ferrol Vello), una ría, playas, paisajes y localidades próximas que poco o nada tienen que envidiar a las de otras zonas, etc.
    Pero esto para algunas personas (y medios de comunicación escrita que presumen de ser los que más ejemplares venden en Galicia), no resulta atractivo y prefieren dar una imagen de ciudad decadente y sin futuro, cuyos problemas al final son los mismos que los de las demás ciudades y pueblos de este país a pesar de no haber pasado por las dificultades de esta ciudad, lo que exige hacer un mayor esfuerzo para superarlas. Esfuerzo titánico cuando las administraciones niegan las herramientas que permitan llevar a cabo proyectos vitales para esta comarca (tren al puerto exterior o dique flotante), mientras vemos como en otras zonas no se escatiman medios ni dinero para construir infraestructuras faraónicas y muy costosas cuya rentabilidad no está clara ni a corto ni medio plazo.

    • Un pequeño matiz: O Burgo es una parroquia del concello de Culleredo. Existe el núcleo de Culleredo (llamado también Tarrío), que está pegado al aeropuerto, pero es un núcleo rural con una más que evidente pérdida de población, ya que la gente joven se marcha a vivir a los barrios urbanos del concello, como O Burgo, Vilaboa o Fonteculler.

  24. La Comunidad Europea acaba de prohibir la construcción del dique flotante en los astilleros de Navantia Ferrol.
    Al parecer los iluminados la “mafia europea” no permiten invertir dinero público en una empresa pública para construir una herramienta que permita generar beneficios y mantener puestos de trabajo.
    Pero eso sí, no hay problema en que el Estado dilapide miles de millones de euros en salvar empresas privadas como los bancos. Otro varapalo con la complicidad del sinvergüenza de Almunia y de los partidos de turno que ahora se culparán los unos a los otros.Si para esto es para lo que vale la Comunidad Europea, maldita sea.

  25. Estoy cansada de ver en todas partes este tipo de comentarios acerca de nuestr Ferrol…asi promto acabaremos con él. Ferrol no es solo la zona vieja, Ferrol es mucho mas, q no hay gente, pueblo fantasma…no se si estarias en otro sitio y te equivocas de nombre porque Ferrol tiene sus parques y jardines, sus niños, ancianos en los bancos blancos y nuevos, sus plazas…como en otras ciudades q me imagino tendran tambien su zona vieja con casas viejas. Ferrol es muchisimo mas con sus terrazas llenas de gente, su puerto, sus fiestas…si quereis mas comercio q los dueños de los locales bajen el alquiler porque son los primeros culpablea…en fin, Ferrol es mucho mas y todos podemos conseguir q sea mucho.mejor!!!

  26. Vergonzoso el estado de deterioro y abandono del casco histórico de Ferrol.

  27. Muchos de los comentarios que estoy leyendo me parecen voluntariosos, en el sentido de que quien los hace tienen verdadera voluntad de ver las cosas bien o con la necesidad de levantar o estimular el ánimo. A nadie nos gusta que escriban así de nuestra ciudad. Pero la realidad es esa: la que describe el artículo.
    No hace falta pasear mucho desde la Plaza de España hasta la puerta del Arsenal para ver todo de lo que habla el artículo.
    De acuerdo que diciendo que todo es un desastre no hace que mejoren las cosas, pero tampoco ser ciego.

    ¿Qué no hay ratas? Acércate por la antigua Plaza Vieja, por detrás de la Calle San Francisco. Allí las hemos visto (y escapado) hace unas semanas cuando fui a enseñar a mi hijo por dónde jugaba de pequeño; alucinado él; yo muy triste por el abandono.
    Y eso sin citar la necesidad de circular por la ciudad con un Jeep, porque cualquier coche no puede soportar semejante cantidad de baches, sino verdaderos socavones (Ej. toda la calle del Sol desde la Plaza de España).
    En fin. Seguiremos a la espera

  28. La clave para cambiar Ferrol es que cambien los propios ferrolanos y es posible que este cambio no se produzca hasta que finalmente toque fondo (creo que aún no ha tocado fondo de todo) y se produzca un relevo generacional.

    Es cierto que el “espiritu ferrolano” es realmente funcionarial y bastante reivindicativo. Las inciativas empresariales fueron también a rebufo del propio sectro naval y la marina.

    No olvidemos la fama de comarca con alta conflictividad laboral que supone un desincentivo para ciertas empresas. Tampoco olvidemos los “desmadres” de los trabajadores y directivos del sector naval todos bien conocidos por los ferrolanos.

    No va a venir nadie a sacarnos de la miseria!!

    Se necesita iniciativas de las personas. Ferrol solo lo podrán cambiar los ferrolanos.

    Las admisnistraciones solo pueden ejercer un efector “facilitador” y es cierto que en los ultimos 20 años todas las decisiones que han tomado no han facilitado nada. Sobre todo las inciativas de ambito urbanistico: plaza de españa, viviendas de Recimil (tambien el articulo se olvida de este barrio, ahora “barrio okupa”), ferrol vello, barrio de la magdalena…

    Hay que conseguir que la gente quiera vivir en Ferrol y volver a llenar el caso urbano. Que sea atractivo vivir en Ferrol. Incentivar con planes especiales la reforma y el alquiler de viviendas, flexibilizar la normativa urbanistica…

    Todo pasa por volver a darle vida al centro.

    Las iniciativas empresariales son necesarias y creo que otros sectores industriales que compementen al naval serían muy utiles. El sector eólico tuvo un importante implantacion en ferrolterra y fue una inciativa interasnte que ahora tambien ha sufrido su ajuste por temas regulatorios y la dichosa globalizacion…

    • ¿“desmadres” de los trabajadores ? .. otro atontao que se ilustra en los bares y se cree lo que algún resentido predica en esas curias de sabiduría..

  29. La última estatua ecuestre de Franco estuvo en Santander (al menos que yo sepa), hasta 2008

  30. Me decepciona mucho Nacho Carretero con este artículo. Procuraré no tenérselo en cuenta…
    Primero porque está lleno de incorrecciones, de tópicos y de lugares comunes que ya aburren. La salida del texto ya anula toda credibilidad: el barrio de Ferrol Vello (siglo XI) no es dieciochesco, no es el centro emblemático de la ciudad, ni se ha deteriorado por la crisis del naval. El autor mezcla conceptos del “barrio de la Magdalena” y se los atribuye a otro barrio, Ferrol Vello (cabe insistir: ni centro de la ciudad, ni zona más emblemática), sí desvencijado y abandonado al igual que muchos otros barrios de origen medieval en decenas de ciudades europeas.

    Al margen de esta y otras incorrecciones, me decepciona el autor porque no es original ni siquiera el titular. Se ve que se ha puesto de moda hablar de Ferrol y su declive:

    Reportaje en V Televisión de enero de este año (a ver si les suena el titular):
    http://www.vtelevision.es/informativosv/2014/01/23/0031_26_200100.htm

    Reportaje en abril en La Sexta Columna, de la Sexta:
    http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/dificil-decirle-hija-que-prepare-tener-trabajo-cuando-tengo_2014040400391.html

    Y en las misma línea, Deconstruyendo Ferrol, en Repor de TVE de 30 de abril
    http://www.rtve.es/alacarta/videos/repor/repor-deconstruyendo-ferrol/2533289/

    Lamento que Nacho Carretero no ha sido original, no aporta nada nuevo, parte de ideas erróneas en algunos casos, no conoce de lo que habla, no ha revisado gran parte de lo que ha escrito con rigor, y, en fin, que esperaba mucho más de él, como admiradora que soy de otros textos suyos.

    Gracias, no obstante, si en alguna parte esto intentaba ser una pequeña defensa o reconocimiento a mi ciudad.

    • pero Patricia tu donde vives?? en Ferrol?? porque me parece que no…madre mia.
      Lo primero de todo es aceptar la situación y ser sincero…Ferrol tocado y hundido…esto solo lo arreglamos nosotros…Ya digo que Ferrol tiene potencial de sobra para ser una gran ciudad.

  31. Pingback: Lecturas de domingo (47) | Ciencias y cosas

  32. Una pregunta: ¿Rajoy no era de Ferrol?

    ;-)

  33. Pingback: Galicia Paradise | Desde galicia

  34. Pingback: Los cantos de cisne del cine Adriano | Carolina Martínez

  35. Ferrol Vello no es el centro de la ciudad. El centro es A Magdalena desde el siglo XVIII. Del mismo modo que la ciudad vieja coruñesa no es el centro de la ciudad herculina. Ese “desplazamiento” al que se vio sometido el primitivo Ferrol medieval cuando en el XVIII pegó el salto a ciudad industrial, con nuevos barrios, arsenales y astilleros planificados por el estado, fue precisamente lo que contribuyó a que Ferrol Vello, la Ciudad Vieja ferrolana, el casco más antiguo de la ciudad, fuese quedando dejado de las autoridades con el paso de los años, y muy especialmente desde la segunda mitad del siglo XX. La crisis global que vive Ferrol desde 1985 (reconversión naval y sus consecuencias catastróficas), acentuada con la presunta crisis actual española (digo presunta porque considero que es algo orquestado desde instancias de poder financiero, político y económico muy elevadas), favoreció aún más la degradación. Ferrol es actualmente la Detroit española y Ferrol Vello es un emblema de esa decadencia que se respira en la, pese a todo, hermosísima ciudad de la que hablamos y que ojalá encuentre la justicia que se le niega para resurgir como merece, reinventarse y volver a ser un referente industrial del norte de Galicia y de España.

  36. Da igual lo que escriba Nacho Carretero, si esta bien, si esta mal, es correcto o incorrecto; después de “Fariña”, para mi, ya tiene un sitio en el Olimpo. Gracias Nacho, eres un grande.

  37. Como coruñés en Madrid, pero como gallego que respeta y ama sus raíces, me duele Ferrol, esa ciudad de la que presumíamos por su elegancia cosmopolita y por su trazado geométrico. No es ciudad para dejar morir sin echarle una mano, es un pedazo muy serio de nuestra tierra al que las siete provincias del antiguo reino de Galicia más las que se añadieron después y las que aun deberían añadírsele debemos reivindicar ese bello solar y exigir que se le devuelva su antigua gloria pensando que, aunque tierra de Franco, también lo es de Pablo Iglesias, de Concepción Arenal y de don Gonzaliño Torrente Ballester, que, decía el, “hablaba ferrolano”.

  38. Pingback: El bandcamp de la quincena (07-02-2016): Black Smoke Dragon – Earth Have Jaiah – DonnierocK

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR