Lucía Etxebarria: «Un país inculto no sabe defenderse» - Jot Down Cultural Magazine

Lucía Etxebarria: «Un país inculto no sabe defenderse»

Publicado por

Lucía Etxebarria para Jot Down 1

Lucía Etxebarria (Valencia, 1966) no necesita presentación. Es decir, no la necesita como personaje. Aquí hemos intentado ir un poco más allá. Se trataba de que nos contara sobre sus lecturas, sobre sus posiciones vitales, sobre sus inquietudes y experiencias. Unas veces enfadada por tener que explicar lo que para ella es evidente, otras encantada de poder disfrutar de una tribuna para poder charlar y contar las cosas que le importan, que le preocupan o que le interesan o le divierten, nos regaló unas horas durante las que derrochó ganas de comunicar e, incluso, de aprender. Lucía es una mujer difícil, también muy receptiva, nada convencional. Pasen y vean; y procuren dejar sus prejuicios en la puerta (esto último solo por ver qué pasa).

Háblanos de la indeterminación aporética del destino de una carta.

Lo de «la indeterminación aporética del destino de una carta» se refiere a que cuando tú escribes una carta se supone que tiene un receptor, pero en realidad no es así, no lo tiene; el receptor eres tú mismo. Esto lo cuenta Derrida en un texto de más de 50 folios, y me recuerda al fantástico libro de Alan Sokal, Imposturas intelectuales, donde critica este tipo de construcciones conceptuales. Sokal viene a decir que por qué le llamamos «expresión consciente de una representación pulsional» a lo que conocemos como personaje. Ocurre que cuando eres joven no te atreves a decir en voz alta «Este es el traje del emperador», por el qué van a pensar. Luego llegó Sokal; nos sacó a muchos de ahí. Me dio vergüenza no haberlo dicho yo antes. Me alegra de todas formas que haya gente que lo comparta, porque te puede ocasionar muchos problemas.

Te defines como grafomaníaca. Si Derrida tuviera razón cuando dijo «no hay nada fuera del texto», ¿qué nos queda por conocer de Lucía Etxebarria?

Evidentemente, intento que haya cosas que se escapen. Todo el mundo intenta no mostrarlo todo. Yo, desgraciadamente, muestro más de lo que debería. Creo que debería resguardarme más. Tengo una vena grafomaníaca y también una vena exhibicionista.

Un milagro en equilibrio da la impresión de que es autobiográfica.

No, en absoluto… Lo único real es el sentimiento por el bebé. No sale mi familia, eso lo cambié todo, precisamente, para protegerlos. Y es lo cierto que la historia de mi familia es fascinante. Podría dar para ríos de tinta. Ten en cuenta que mi familia es belga, irlandesa, danesa; han vivido dos guerras. La historia de mi abuela es increíble. Y la de mi madre. Pero ella es muy celosa de su intimidad. Por eso nunca he contado nada. Lo que sí hago es hablar de sensaciones que son mías.

En El contenido del silencio, como el protagonista es un hombre, sin embargo, nadie piensa que es autobiográfico. Y aquí sí que había historias que eran completamente mías. Y en Lo verdadero es un momento de lo falso también, los protagonistas eran hombres vistos por mujeres.

Escribir me sirve para focalizar muchas cosas. No lo hago solo para publicar. Es como cuando la gente hace listas de la compra. Creo, por cierto, que lo de hacer listas de forma compulsiva tiene un nombre en psicología, es un síndrome, lo leí una vez (risas). Recuerdo también que empecé a leer sobre el síndrome de Asperger y me dije, «coño, es esto lo que yo tengo».

Qué va, eres muy social, ¿no?

Bueno, la gente no sabe lo que es un Asperger de verdad, ¿eh? Os acordaréis de esa niña a la que habían dado por autista. A los padres les recomendaron que la internaran, y ellos se negaron. Cuando cumplió 14 años empezó a teclear, y se dieron cuenta de que entendía perfectamente. Lo que ocurría es que tenía un problema para comunicarse y otro, que es que su umbral del dolor era diferente al del resto y, entonces, cuando sonaba algo muy fuerte o le tocaban se ponía histérica, le dolía. Lo que quiero decir con esto es que no todo el mundo funciona con los mismos patrones. Cuando funcionas con un patrón distinto te crea muchos problemas de conexión con el mundo.

Nosotras, que no somos como las demás está dedicada a las mujeres que protestan por los obsoletos roles de lo que se considera masculino y femenino. ¿Consideras que los roles de género están perdiendo su contenido dicotomizador como resultado de una tendencia igualadora que acerca a hombres y mujeres en respuesta a un cambio sociocultural?

Al contrario, considero que cada vez va a peor. He visto una involución tremenda. En Twitter se hacen eco de un vídeo en el que aparece una chica haciendo una felación y un gran número de internautas responden con el «puta, puta, puta». Hay cuestiones que ya parecían superadas y qué va. Mira, por ejemplo, cuando yo, que tengo 46 años, era más joven, no viví la presión sobre el físico que ahora viven las mujeres que rondan los 30 años. Lo digo a veces, que no me he depilado nunca. Y nadie me ha echado de la cama nunca, no sé, al contrario. No puedo entender que la gente haya asumido como normal algo tan bestia como tener que depilarte.

Y todavía te culpabilizan, y esto te lo digo por experiencia, por ser madre soltera. Todo el reggeaton, también. Esas letras… es que da pánico. Aquí cuando llegó la ola latina con un sistema de valores que se creían superados inmediatamente se volvieron a asumir.

Cuando era joven en entornos académicos estaba bien visto ser feminista. Se ha ido hacia atrás en esto. En los 80 la gente estaba más concienciada. Todo esto se ha perdido.

Lucía Etxebarria para Jot Down 2

En Eva futura vas más allá de la novela; mediante el ensayo reflexionas sobre los retos con que se enfrentan las mujeres en nuestra sociedad. ¿Existe el techo de cristal en la RAE?

¿Cuántas mujeres hay en la RAE? No hay un 56% de mujeres, y es el porcentaje de académicas que debería haber. Y creo que no llega al 10%, ¿no?

¿Cuál crees que es la causa de esto?

Pues no creo que sea una cuestión de lucha de sexos, en absoluto. Hay también muchas mujeres machistas. Muchísimas. Hubo muchos judíos que colaboraron con los nazis, muchos negros a los que se liberó y prefirieron seguir siendo esclavos… Son hechos, no estoy inventando nada. Cualquiera que tiene perro sabe que un perro apaleado no se escapa. Las mujeres maltratadas vuelven con su maltratador. Esto se llama «indefensión aprendida».

Entonces, entiendo, no es que las mujeres quieren una cosa y los hombres otra. Es un sistema. Hay también mujeres que desarrollan actitudes pasivo-agresivas que te mueres. Pero no es que tú nazcas con un genotipo determinado y ya por eso te vuelvas una hija de puta o nazcas hombre y seas de otra manera. Aunque sí  hay una base genética, son diferencias muy pequeñas. Pero, vamos, no es una cuestión de que las mujeres son una santas y los hombres unos hijos de puta. A unos y otros se les va induciendo para perpetuar un estado de cosas, un sistema que funciona de una determinada manera.

¿A qué mujer postularías para la RAE? ¿Se te ocurre alguna?

Pues la verdad es que no es una institución que me interese especialmente. Siempre pensé que debería estar Esther Tusquets, por ejemplo, y se murió antes.

¿Y un hombre?

Ninguno.

¿Qué te parece el proyecto de Ley del aborto del ministro Gallardón? ¿Crees que criminaliza a la mujer?

Me parece una cortina de humo. Lo lanzó a la vez que lo de las tasas judiciales. Si tú quieres abortar hay métodos caseros de todo tipo. Tan simple como comprar anticonceptivos y tomarte toda la caja. Te presentas en el hospital cuando empiezas a sangrar y ya está, aborto espontáneo. Las mujeres que quieren abortar, abortan. Y él esto lo sabe. No va a poner puertas al campo. Él sabía que iba a ser más sensacionalista que lo de las tasas y así estas tuvieron menos repercusión mediática. Y lo de las tasas a mí me parece mucho más serio: de ahí no puedes escapar.

La motivación es un elemento clave para la acción; ¿qué te llevo a escribir Liquidación por derribo después de haber dicho que no ibas a escribir más?

Empecé a escribirla antes de que todo esto saliera, cuando ya se vislumbraba la que iba a venir. Estamos asistiendo a un crisis importante del estado del bienestar, y a la gente lo que le preocupa es Gran Hermano. Este libro primero no lo querían publicar, luego no lo distribuyen, no lo promocionan… No me ha podido dar más quebraderos de cabeza.

Según Zimbardo, autor del experimento de la prisión de Standford, el poder de las situaciones sociales, y no la disposición personal, es lo que lleva a la conducta perversa. Dónde crees que está el problema, ¿en nuestro sistema político e institucional o en las personas que lo conforman?

Qué gracia, el otro día precisamente tuve una discusión sobre esto de Standford. Lo que creo es que los corruptos son consecuencia del sistema. Es en parte también una serpiente que se muerde la cola. El libro creo que explica muy bien que con otro sistema no habría corrupción. Es una sociedad que es corrupta entera… Para conseguir una plaza en el colegio de mi hija todo el mundo miente: se empadronaban en sitios diferentes, dicen que están divorciados cuando no lo están. Y para conseguir una plaza en la guardería exactamente lo mismo. Mi vecina consiguió una, y lo cuenta con orgullo, porque su cuñado trabaja en la Comunidad de Madrid. Nos hemos acostumbrado a este tipo de cosas. En este país se considera normal copiar en los exámenes. A partir de ahí… Sobre todo ahora, con el tema de las becas, gente que de veras se está esforzando compitiendo con gente que hace trampas. La verdad es que no entiendo cómo estas prácticas no tienen mala prensa.

Sobre el experimento de Standford hablaba el otro día con un experto porque mi próximo libro trata sobre relaciones tóxicas. Él sostiene que las personas tienen diferentes grados de resiliencia y esto es determinante. Si aceptamos como ciertas las teorías que devienen de los experimentos de Stanford o de Milgram acabamos concluyendo que una mujer maltratada no saldrá nunca de su situación. Y esto no es así, obviamente. Hay mujeres que salen. Alfred sostiene que no, que hay un cierto nivel individual, que no todo el mundo reacciona igual. Y yo también lo creo. Son dos experimentos muy interesantes, aunque hay que analizar sus resultados con prudencia.

Liquidación por derribo es el primer libro que tienes en formato digital en Amazon. ¿Crees que compatible defender la sociedad del bienestar y vender libros a través de un portal que paga los impuestos en Luxemburgo?

No lo sé. Eso lo firmó Planeta, no tengo ni idea. Ni sabía que estaba en Amazon hasta después. No me dieron opción.

Tienes muchos seguidores en Twitter y en Facebook. ¿Qué ofrece Lucía Etxebarria en las redes sociales?

No lo sé. Tal vez la grafomanía. Cuando era joven tenía un complejo de fea del carajo, y no hacía más que oír lo guapa que era. Tal vez podría decir por qué funciona Justin Bieber, pero desde dentro es complicado saberlo. A veces pones algo que crees que va a funcionar y luego resulta que no lo mira nadie. Mi adicción a las redes es un poco por esto, no sabes qué va a pasar, como en las máquinas tragaperras. Creo que a nivel neurofisiológico funciona igual. La respuesta aquí también es inmediata. Entonces, no sé cómo lo ven los demás. Sí sé cuál es mi mecanismo de deseo.

Tienes un gran interactividad con tus lectores, incluso antes de tener una presencia continua en internet, te ayudan a elegir portadas, nombres. ¿Hasta qué punto valoras el feedback de tus seguidores? ¿Crees que te beneficia?

Mira, la gente cree que yo calculo lo que hago. «Qué gran estrategia de marketing». Y qué va, no es nada calculado. Me levanto un día y hablo de una canción o de un libro que he leído. No planeo nada. Además, a mí me da igual tener 50.000 followers que 100.000, no me pagan nada. Prefiero tener menos y de calidad. Podría tener muchos más simplemente no bloqueando a los que me insultan de forma sistemática.

Lucía Etxebarria para Jot Down 3

¿Sabes qué tienes en común con Wyoming y Hermann Tertsch?

No, la verdad.

Los tres tenéis haters, gente que os odia pero que os sigue incensamente.

Bueno, a mí la verdad es que me da bastante miedo esto. El gran texto de los años 80 era el La sociedad neurótica de nuestro tiempo. Un libro de referencia. Irigoyen está cambiando esta visión general por la de La sociedad narcisista. Es verdad que se está creando un clima de odio realmente muy raro y que da bastante miedo; piensas en lo que pasó con los judíos… o Stalin, que se cargó a mucha más gente. Y es lo que pasó en la Rusia soviética también, en China. Cuando de repente empieza a haber un clima de odio tan exagerado es muy fácil conducirlo contra quien te dé la gana. No es que crea que uno de estos se me vaya a presentar en casa, pero en cuanto a clima social sí que me da mucho miedo.

A principios de 2012 pones en marcha Allegramag, una revista online donde escriben además de ti otros columnistas. ¿Cuál es el objetivo de Allegra? ¿Es un proyecto a largo?

Empezamos con muchos problemas porque al inicio hackearon la web una y otra vez y la mitad de los que colaboraban acabaron marchándose. Ahora tenemos un segundo servidor y se han frenado un poco los ataques. Tenemos muchas visitas y aunque es un espacio en que participamos por diversión, si en algún momento necesito dinero me replantearé meter publicidad. Lo cierto es que se lee mucho y podríamos hacer que fuera rentable, pero ahora no nos interesa. 

¿Qué queda de tus anteriores blogs, el de teleline y el lucia-etxebarrria.com en Allegra?

Nada.

Has llamado «Tonto y analfabeto» a Rajoy y a la infanta Cristina.

No, perdona, se lo han llamado ellos. A la infanta se lo ha llamado la fiscalía. Una señora que según la fiscalía no podía leer sus cuentas… No he sido yo quien lo ha dicho. Es el argumento de la fiscalía. Y lo de Rajoy iba entre interrogaciones.

Simon Baron Cohen sugiere que el cerebro de las mujeres está especialmente programado para la empatía, mientras que el de los hombres lo está más para la comprensión de los sistemas. ¿Crees que esta teoría puede estar detrás de la polémica de autoeditarte tu propia entrada en Wikipedia y las consecuencias posteriores?

Yo no me autoedité. Lo hicieron mis amigos. Toda esta historia surge de la persecución que me hace un tipo muy particular, con un perfil psicótico. Y utilizo este adjetivo como descripción clínica. Fue una situación de locos. Internet a ciertas personalidades las descentra más; fomenta la adicción, la despersonalización, la alienación. Internet es un arma para mucha gente con problemas.

¿Qué es para ti la intertextualidad?

Si te refieres a lo del plagio, ya estoy hasta los cojones de decirlo: si yo hubiera plagiado algo el libro se hubiera retirado, y no se retiró.

Bueno, la pregunta para saber dónde ves los límites. ¿Por qué se te acusó de plagio?

Porque me metí con la piratería. Y es lo único que pillaron. Además era una noticia falsa, y yo no puedo demandar a El Mundo para que quiten esa noticia. Publicaron lo que les dio la gana. El señor estaba citado. Si hubiera sido como se contó en el periódico se hubiera retirado, igual que el de Ana Rosa o el de Paula Izquierdo: ambos se retiraron.

Ahora con las distancia puedo explicar con más detalle lo que ocurrió. Durante el 11M se me pidió un artículo que estuviera en la línea que defendía El Mundo. Digo que no ha sido ETA y que lo sé. Entre otras cosas porque estoy amenazada por ETA, soy vasca, estoy cerca de la ertzaintza. El artículo se rechaza. Y yo lo cuelgo en internet. Hay una discusión, ya solventada, entre Pedro J. y yo. Y es entonces cuando, casualmente, El Mundo publica la noticia sobre el supuesto plagio. Eso se queda ahí. No les demando porque no tengo un duro en ese momento. Desde mi punto de vista, cae por su propio peso que es falso. El libro no fue retirado. Luego, la famosa Asociación de Internautas, que recuerdo que se forma para pedir wifi gratis, se hace eco de esta historia porque a mí se me ha ocurrido meterme con la piratería. ¿No es sospechoso que esta asociación, creada en principio para estos fines, cambie sus objetivos y tenga tantísimo dinero como para llevar un pleito a Estrasburgo de la mano de un abogado carísimo? ¿Y no es sospechoso, por otra parte, que los operadores de telefonía, que en España son los más caros, sean los más interesados en que no haya una Ley al respecto? Primero El Mundo y luego esta gente, después de tantos años. Es muy cansado tener que estar siempre desmintiendo esto. Es algo muy salvaje, muy constante.

Lucía Etxebarria para Jot Down 4

A una serie de escritores que despuntaron a finales de los años 90 se les llamó la «Generación X» o la «generación Kronen». Ese grupo lo encabezaban Ángel Mañas, Ray Loriga y Lucía Etxebarria. ¿Qué queda de esa generación?

Cuando yo escribí mi primer libro no les conocía a ninguno. Luego empecé a conocer gente porque Lengua de Trapo sacó un libro que reunió a esta gente. No queda nadie… Quedan en activo Luis García Martín, Lola Beccaria, Marta Sanz. Establecí mucha amistad con algunos, con otros no tenía nada que ver. Pero no éramos un grupo literario. No teníamos ninguna referencia común. 

Mira, mis padres son vascos, mi abuela belga, la familia de mi padre es inglesa, mis padres vivieron en Gales; toda mi formación fue en inglés y francés. Estuve aquí en la movida de los 80, luego estuve en Francia… Y, entonces, todas las referencias que tenían aquí eran muy diferentes a las mías. Carver me parecía un pesado, por ejemplo. Con los que te he citado sí que mantengo el contacto. Sin embargo, con Loriga y Mañas, con los que más me han unido, apenas tuve relación. Les he visto dos veces en mi vida. Silvia Grijalba sí ha sido amiga mía siempre.

A tu generación también pertenece Juan Manuel de Prada, cuya trayectoria literaria no tiene nada que ver con la tuya. ¿Qué opinas de él y de su estilo?

Hombre, su ideario político y el mío no pueden ser más antagónicos. Es diez años más joven que yo y parece mi padre. Hay una frase muy cruel de Julián Hernández, le llamaba «el escritor en forma de pera». Julián era un hombre tremendamente irónico.

Más allá de todo esto es un caso muy paradigmático en el País Vasco lo del maqueto que se hace muy facha. El propio País Vasco debería reflexionar sobre por qué eso existe. Normalmente el nacionalismo vasco integra, no es un nacionalismo burgués como lo puede ser el catalán. Durante el franquismo era muy frecuente que se pusieran alcaldes charnegos. Juan Manuel de Prada viene de ahí. Yo considero que todo el mundo tiene derecho a existir y a mí él personalmente no me ha hecho nunca nada malo, me cae hasta bien. Aparte, sería aterrador que no tuviéramos un escritor de derechas, significaría que hay un pensamiento único. Sí que es cierto que me sorprendió porque yo al principio creía que era una boutade, que no era en serio.

Te han concedido muchos premios literarios (El Planeta, el Nadal, el Premio primavera). ¿Están amañados los premios?

Está mucho más amañado el de la crítica española. Está mucho más amañado un Cervantes que además se paga con dinero público, que un Planeta, que lo decide el señor Lara. En un Planeta compites a muerte, hay cuatro agentes que van a despellejarte. Yo fui sin agente. Y es cierto que hasta prácticamente el último momento no se sabe. Es evidente que no van a coger todos los originales que llegan. Yo en ese momento estaba mucho fuera y ellos querían a alguien que tuviese proyección internacional.

En tanto al de la crítica, tú solo tienes que ver quién es el jurado y cómo casualmente le cae al primo, a la cuñada… El señor Lara hace con su dinero lo que le da la gana, mientras que aquí se gastan tu dinero. Hay premios donde se rota: hoy soy jurado, hoy soy premiado. Por favor.

¿Es de fiar la crítica literaria que hoy se publica en España como prescriptores de literatura?

No. Y en España menos que en ningún lado. La crítica literaria como tal no se crea como reseñista. Si tú quieres leer un Hamlet de verdad lo tienes que hacer en una edición con anotaciones donde se vaya explicando la obra. Necesitas un experto, un crítico que te explique cosas a las que tú no puedes llegar. Pero para otro tipo de lecturas no necesitas un mediador. Eso es negar tu capacidad. Para mí tiene sentido la crítica real universitaria que hace accesible los textos a los que de otra forma no podrías acceder por ti mismo. Fuera de esto, que me diga a mí alguien que el libro de fulanita o menganito es bueno o malo, que me diga que tiene más criterio que yo, me parece una chorrada como una casa.

Se me cae la cara de vergüenza con El canon occidental de Harold Bloom, que haya gente que se lo crea. Primero por la prepotencia de hacer un canon literario, un señor que no ha escrito nada en su vida. Segundo, porque solo mete anglosajones, Mellville, Shakespeare, etc. Se carga toda la literatura que no sea sajona en un arrebato de imperialismo cultural que es vergonzoso y encima la peña le sigue. Este señor no tiene idea de literatura universal, solo de literatura anglosajona. Pues que se haga entonces su canon de literatura anglosajona.

Es diferente ser reseñista a crítico. El mero hecho de que se le cambie el nombre y lo llamen crítica no es inocente, es un intento de darle valor a algo que no lo tiene. Eso es neolengua, en el fondo.

Editaste La vida por delante: voces desde y hacia Palestina compilando textos de Samarago, Sami Nair, Maruja Torres, Almudena Grandes y otros, traduciendo a alguno de ellos del inglés y del francés.

Traduje a todos.

¿Cómo fue la experiencia?

No lo volveré a hacer jamás. Mucho curro, que se perdió.

Lucía Etxebarria para Jot Down 5

Dejaste de escribir libros debido a la piratería. ¿De qué manera crees que te afecta? ¿Cómo ves el futuro de la novela en papel?

Te voy a poner un ejemplo que es muy claro y específico. Hay un libro de referencia en Estados Unidos de un tío que se llama Lundy Bancroft, el mayor experto en violencia de género en su país. Se ocupó de los programas de rehabilitación durante 17 años. Decía que estos programas judiciales eran una mierda, por dos razones: una, si tu libertad depende de que mientas vas a mentir como una perra, es obvio; y, dos, un adicto a la violencia es como un adicto al alcohol, las drogas o cualquier otra sustancia, tienes que estar en rehabilitación y supervisión constante. En seis meses nadie se rehabilita. Este libro fue un bombazo. Paidós no lo va a publicar porque no resulta rentable: hay que pagar los derechos de ese libro, además de la impresión, etc. Así, los que tenemos la suerte de poder leer en inglés lo vamos a leer, los demás no.

La gente que piratea tiene que ser cosciente de que al final se va a publicar muy poco, y todo serán cosas muy básicas en las línea de 50 Sombras de Grey. Un Edgar Morin ya no se saca, o un Lacan. El otro día intenté encontrar para regalar a una amiga mía a Pirandello y no se ha reeditado. Es espantoso. Si uno ama la cultura debería darse cuenta de la importancia de los derechos de autor. Pasará como con Buñuel, que tuvo que salir fuera para hacer cine. Un país inculto no sabe defenderse.

Uno de los más prolíficos matemáticos, Paul Erdosh, necesitaba tomar anfetaminas para escribir. Has pasado por etapas de alcohol y drogas, ¿qué aportan a un escritor?

No aporta absolutamente nada. La imagen del drogadicto creativo es falsa.

El problema de las adicciones es un problema de vacío interior. La gente se hace adicta al sexo, a internet, al alcohol. Esta es una sociedad que fomenta los mecanismos adictivos y la dependencia. Yo probé las drogas en su día pensando que tomaba muchas. Luego ya he visto que no. La madre coraje en este país es una politoxicómana reconocida. Es el modelo que triunfa, el que se comporta como un cocainómano. Y no solo las drogas, hay adictos a ir los fines de semana a comprar ropa, a un centro comercial para pasar así la tarde de ocio, ropa que luego ni se pone…. Y es una conducta que está aceptada socialmente. Me da igual a qué se sea adicto: pastillas, compras, alcohol… Cualquier comportamiento adictivo te aleja de la posibilidad de ser feliz. Una drogodependencia en ningún caso favorece la creatividad. Nuestro querido Kurt Cobain, a quien todo el mundo reverencia, creo que no hubiera sacado tres discos más. Si no la palma se hubiera quedado como el del Pearl Jam u otros de sus coetáneos. A mí me da un poco de miedo la sociedad que idolatra a los drogadictos. Los que hemos vivido con uno cerca… Esto no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Que la imagen de lo socialmente aceptado sea un adicto me parece tremendo.

Es cierto que «¿La medida de tus tetas va en relación inversa al cociente intelectual de los hombres a los que atraes con ellas?»

Sí.

Por último, me gustaría que nos recomendaras un libro.

Te puedo recomendar 100. Dime sobre qué tema.

El último que te haya impactado.

La trama nupcial, de Eugenides. Cuando eres novelista, a mí me pasa, cada vez te resulta más difícil que un libro te guste. Ves el final en cuanto empiezas, el mecanismo. Y al final lo que acabo es leyendo a Dostoievski o Flaubert porque voy a algo de lo que pueda aprender, no a algo que leas y te den ganas de sacar un bolígrafo y empezar a corregir. Con el caos de la situación editorial actual es horrible, salen los libros con erratas. Este que te digo me impresionó mucho. También Vendiendo prosperidad. Leo muchísimo, pero es cierto que prácticamente no leo novedades. También es cierto que apenas leo en castellano autores actuales, sí clásicos. Y mucho ensayo. Los mejores son Juan Torres, Vicenç Navarro, y luego Gay de Liebana me hace mucha gracia porque tienes que leer un neoliberal también. Lo que aquí echo en falta es una prosa bonita.

Recuerdo también a Raúl Ansola. Fue además una casualidad, lo empecé a mirar y me enganchó muchísimo. La vida real. Me impresionó mucho.

La verdad es que no compro novedades; son carísimas y yo leo mucho. Me voy a Moyano, donde tengo cantidad de amigos, y voy intercambiando libros. Al final, el gran problema, cuando lees mucho y escribes, es el nivel de la obra; si lo puedo hacer yo, me aburro en seguida. Cuando trabajé en la FNAC tenía que leer todo, todas las novedades, siquiera en diagonal. Recuerdo que todo era personaje burgués con una vida muy plana, muy conservadora, con ironía cero, como trasuntos de Borges uno detrás de otro. Nada de todo eso tenía que ver con mi mundo. Sin embargo, todo lo que sacaba Valdemar por aquel entonces me gustaba mucho. El que en su día me dejó flipada, ahora lo recuerdo, fue Atxaga con El hombre solo. Probablemente porque era vasco como yo, y se atrevía a contar cosas que en aquel momento nadie más era capaz. No se promocionó apenas; el protagonista era un etarra arrepentido. Me sorprenden mucho los editores españoles. Son exageradamente incultos. Saben de literatura y no les interesa ninguna otra cosa. Ni la música, ni la economía. Creo que una persona con inquietudes tiene que ser multidisciplinar. Por esto también la literatura española fuera no funciona. Bueno, sí, los betsellers. Zafón funciona. La cordobesa Elena Medel también me gusta mucho. Hace unos días, la editora de Tusquesta Beatriz de Maura decía en El País que ahora la gente no quiere leer, les basta con breves piezas en la red. Es cierto. Pero la experiencia de leer un libro no es la experiencia de leer un blog. Es como follarte a Clive Owen o hacerte una paja. No es lo mismo.

Lucía Etxebarria para Jot Down 6

Fotografía: Guadalupe de la Vallina

109 comentarios

  1. la documentación de esta mujer es penosa. La asociación de internautas no se forma para pedir wifi gratis. Entre otras cosas porque cuando se creó la AI no existía el wifi. De hecho acababa de surgir el ADSL y se pedía tarifa plana. Por eso se creó la asociación de internautas. Para pedir acceso a internet a un precio asequible

    • Bueno hombre, que haga un comentario erroneo no da como para que digas que su documentación (así en general) es penosa. ¿tú no te equivocas nunca o qué?

  2. Cabrones… oportunistas. XD

  3. Mucha gente que lo flipó con sus primeras novelas, ahora la critica, simplemente, porque está de moda meterse con ella. Un respeto y un poquito de por favor ante una tía que siempre va de frente, se pueden o no compartir sus puntos de vista pero a mí personalmente siempre me ha caído bien aunque su pluma haya bajado enteros con el paso del tiempo.
    Comparto con ella, a la que imagino gran lectora, la recomendación de ‘La trama nupcial’ de Eugenides (tenéis que editar el apellido del griego porque lo habéis puesto mal…), una de las grandes novelas de este jodido año 13…

    • Eugenides es norteamericano, no griego. Y lo de esta tía es penoso, una vez más.
      Si la piratería en internet impide que se reedite a Lacan, viva la piratería.
      Genial lo del principio: yo me di cuenta del bluff de Derrida antes que Sokal, tenía que haberlo dicho antes. Por supuesto, Luciíta, por supuesto…

      • La ascendencia… padre griego, apellido griego.

        • Entiendo que “del griego” en el comentario quiere decir, por elipsis, “del (escritor) griego”, de ahí mi precisión. Una cosa es la ascendencia, otra la nacionalidad. Salvo que desees romper una lanza por el británico Bertín Osborne.

          • Coincido con usted. Uf, la lanza… quizás la utilizaría, sin romper, y en su contra. Por cierto, que el apellido griego del escritor estadounidense está bien escrito en la entrevista. Salud JC.

            • Está bien escrito ahora porque lo han editado, así debe ser. Las raíces griegas están muy presentes en la prosa de un Eugenides siempre en busca de la gran novela norteamericana. Con ‘Middlesex’ casi lo consigue, con esta también…

            • Salud, Ehgolam. Leí de Eugenides Middlesex, y, la verdad, demasiado posmo. Me quitó las ganas de volver a intentarlo. Lamento discrepar con usted, Krust. Pero para gustos hay colores. Hasta Etxebarría tiene lectores…

              Y totalmente de acuerdo en lo del uso de la lanza…

      • “Si la piratería en internet impide que se reedite a Lacan, viva la piratería.” Tío, eres el paradigma de los que van por ahí adorando al Dot Com de las narices, vaya comentario facha liberticida y mil cosas más te ha salido amigo.

        • Lacan es un fraude, solo legible por aquellos incapaces de reconocer una ironía maledicente. Tío. Se te ha ido todo en palabros grandisonantes. Tío.

  4. Pues ella sí sabe defenderse y francamente, no le percibo una cultura superior a la media del país.

  5. … sus problemas con hacienda??? ninguna pregunta??? y lo del campamento de tele 5 por la pasta??? tampoco???

  6. Maldito timing. Yo esta entrevista la hubiera guardado en la nevera.

  7. Entrañable.

  8. De acuerdo con el tema de la piratería, el problema es que la mayoría de gente que piratea libros son aquellos a los que no les importará que dejen de publicarse en castellano Edgard Morin o Lacan

    • Lamentar que no publiquen a Lacan sí que es curioso.

      • Cierto. Lacan es un ejemplo de “impostura intelectual”, casi tanto como Derrida. Los franceses llevan muy mal, mucho peor que nosotros, la aplastante y opresiva hegemonía cultural anglosajona.

    • El problema es que en páginas de descarga encuentro libros que las editoriales han decidido que no interesan y están descatalogados. Es decir, aunque quiera pagarlos, no puedo porque no me los venden ni siquiera en formato digital, donde no existen costes de papel e impresión.

      ¿Eso es problema de la “piratería”?

      • Pero existen costes y derechos de traducción, querido/a Gazza. Y si no han caducado, derechos sobre la obra original.
        Ninguna editorial está obligada a ofrecerle los títulos que usted quiere leer en el idioma que usted los quiere, y eso no da carta blanca para piratearlos.

        • La cuestión es que si no los vuelven a publicar o no los traducen es porque no esperan beneficios de ellos, no porque se vayan a piratear.
          Mucho más se piratea los dichosos “50 tonos de gris” (que ni la traducción del título es buena en esa bazofia) pero eso sí se publica.

          Ese tipo de piratería hace tanto “daño” como las bibliotecas. Viva la cultura.

        • Entonces, ¿dejamos la cultura en manos de las editoriales y sus cuentas de beneficios? ¿Nos resignamos a leer “códigos DaVinci” y “crepúsculos”?

          Con su permiso, seguiré acudiendo al mercado alternativo siempre que las editoriales consideren que un libro no debe ser leído por motivos empresariales.

          • Haga lo que le dé la gana, faltaría más, pero es una estupidez conspiracionista eso de “las editoriales consideran que un libro no debe ser leído”. Usted no leería libros más que en tres o cuatro lenguas (las que usted entienda) si no fuera por las editoriales. Y en España tenemos la suerte de tener decenas de pequeñas editoriales que hacen un increíble trabajo por traducir a nuestra lengua obras dejadas de lado por las grandes.

  9. “Un país inculto no sabe defenderse” por eso voy a un programa que enaltece esa incultura para solventar mis problemas con la hacienda pública. Viva y bravo Lucía¡¡

    http://www.vertele.com/noticias/lucia-etxebarria-acampa-en-telecinco-para-pagar-hacienda-se-que-voy-a-un-programa-basura/

  10. “Estamos asistiendo a un crisis importante del estado del bienestar, y a la gente lo que le preocupa es Gran Hermano”

    Y por eso tú participas como concursante en Campamento de verano”. Haces bien en solidarizarte con lo que le preocupa a la gente.

    Aunque más preocupada estás tú de que te echen la primera semana, y te quedes sin dinero para pagar tus deudas con Hacienda, eh?

  11. Muy bocazas.

    Habla de temas sin saber como la asociacion de internautas. Me recuerda al de jarabe de palo, con sus perlas de pirateria.

    Por no hablar de ese extraño feminismo.

  12. “La gente que piratea tiene que ser cosciente de que al final se va a publicar muy poco, y todo serán cosas muy básicas en las línea de 50 Sombras de Grey”

    “La verdad es que no compro novedades; son carísimas y yo leo mucho. Me voy a Moyano, donde tengo cantidad de amigos, y voy intercambiando libros”

    Pues querida Lucía, internet es como Moyano pero más grande.

    • No, porque en Internet no paga ni cristo, que es de lo que va el tema, somos una sociedad parasitaria que no respeta la cultura, luego podemos buscar excusas varias, pero al final se trata de no pagar NADA.

  13. Es Beatriz de MOURA, no MAURA.

  14. Transmite mucha seguridad en lo que dice. Pero ver que se columpia en varias cosas le quita mucha credibilidad y me hace pensar en ella más como en una bocazas que en otra cosa.
    Y además me he quedado con la duda de qué le pasó a “el del Pearl Jam”. Muy bocazas.

  15. <>

    <>

    Lucía,

    Molan tus salidas de tiesto y ese afán tan pedante de citar a vuela pluma…incluso insultar a Amancio Ortega es pura envidia española pero con lo de “el de Pearl Jam” te has “columpiao”.

  16. Pingback: Lucía Etxebarria: «Un país inculto no sabe defenderse»

  17. “¿Cuántas mujeres hay en la RAE? No hay un 56% de mujeres, y es el porcentaje de académicas que debería haber. Y creo que no llega al 10%, ¿no?”

    Yo personalmente estoy en contra de la discriminación positiva, creo que ha servido para encumbrar a inútiles cuyo único mérito es su sexo, y además ha puesto bajo sospecha a las que de verdad se lo han currado y se lo merecen.

    • ¿Para cuando la paridad en la población reclusa?, ¿es que nadie ha observado la increíble “desigualdá”, señora ministra?.
      Eso si que es discriminación.

  18. “…al final lo que acabo es leyendo a Dostoievski o Flaubert porque voy a algo de lo que pueda aprender, no a algo que leas y te den ganas de sacar un bolígrafo y empezar a corregir.” Igual nos pasa un poco a todos, por eso acaba la autora en uno de esos programas tan a su altura. Por eso y porque es muy especial como para ganar ese dinero sin perder la dignidad.

  19. “Normalmente el nacionalismo vasco integra, no es un nacionalismo burgués como lo puede ser el catalán”. Y así, con todo.

  20. Pingback: El canon anglosajón | El Lobo Estepario

  21. Enuncia el entrevistador, y corrobora la entrevistada, la formulación del célebre Te(t)orema de Etxebarría: “La medida de mis tetas va en relación inversa al cociente intelectual de los hombres a los que atraigo con ellas”. Veamos un caso práctico: el mío.
    Cualquiera puede ver que son tres las magnitudes implicadas en este acto matemático: el perímetro torácico de Etxebarría, el grado de atracción que el mamellamen etxebárrico suscita, y, por fin, el que se intenta despejar: el cociente intelectual del malvado, sádico varón.
    Procedamos. No consta en fuente fehaciente la primera de las magnitudes, pero dado el aire de serón ajado que siempre ha distinguido, desde su primera pubertad, a Etxebarría, situémoslo en 110 centímetros. En cuanto a la segunda, el grado de atracción, son varias las escuelas de pensamiento. El quid del asunto está en la introducción del concepto (ya manejado por los pitagóricos) de atracción negativa (o según otras escuelas, de repulsión). Por ello me acojo al uso de la escala Palomeque-Povedilla de medición de la atracción física, desarrollado por el matemático guatemalteco Evelio Palomeque-Povedilla, que se doctoró en matemáticas en la Universidad de Stanford y vive ahora feliz volteando hamburguesas en un tugurio del barrio de Castro, en San Francisco. La escala Palomeque-Povedilla otorga una magnitud de 0 a 100 al grado de atracción física, y -he aquí el hallazgo- una magnitud recíproca al grado de repulsión física de 0 a -100. En mi caso, alcanzo el máximo en dicha escala.
    Si procedemos, por tanto, a la adición de las dos primeras magnitudes, 110 + (-100), obtenemos una magnitud 10. Esto, en una escala de cocientes intelectuales, es una porquería de cociente. Por lo tanto, deduzco, conforme al tetorema de Etxebarría, que mi cociente intelectual es elevado, lo que me halaga.

    Salta, por último, a la vista, que la imposibilidad de establecer una magnitud exacta para el cociente intelectual que se obtiene de estas operaciones no es debida a insuficiencias de quien calcula, sino a lo imperfecto e indeterminado del teorema.

    Gracias, Lucía. Eres un amor.

  22. La incultura… La editorial Biblioteca Nueva ha editado este mismo año un par de obras de Lacan, Escritos 1 y 2. Los de Pirandello los puede usted encontrar, Sra. Etxebarria, en Acantilado y Nórdica (acaban de editar La vida desnuda y tienen en preparación Mundo de papel). De nada, a seguir haciéndose la superguay, un saludo.

  23. Ah, me dejaba a Edgar Morin, lo tiene usted disponible en Destino (publicado en 2012), Paidós (2012) y sí, también publicado este mismo año en RBA En Carne Viva. Menos mal que ya “no se sacan”…

  24. ¡Qué mujer más pedante!

  25. Buñuel no salió de España para hacer cine, sino por causas políticas. Como él mismo cuenta en sus memorias, durante la Guerra Civil, “trabajó” para el Partido Comunista. Habla sin tener ni idea de lo que dice

  26. Al de Pearl Jam no le pasó nada, se llama Eddie Vedder y sigue haciendo música y dando conciertos. Lo dicho, habla sin tener ni idea.

  27. A los de Nórdica Editorial les va a encantar enterarse de que no editaron a Pirandello el año pasado.

  28. No la podéis ver ni en pintura y aparentemente ni os interesa lo que opine pero os tragáis la entrevista entera solo para poder ponerla de vuelta y media. Vamos, al nivel de Salvados. Así somos. Que triste, la verdad.

    • Te prometo que he seguido las recomendaciones del entrevistador y he comenzado a leer la entrevista sin prejuicios y con verdadero interés, pero a medida que avanzaba se iba apoderando de mi un sentimiento entre el bochorno, la vergüenza ajena y la risa (temas como el de la depilación, que son de un feminismo tan cutre que sólo te puedes reir). Una pena de entrevista, sobre todo teniendo en cuenta que sí que debe de haber escritores jóvenes un poco más sensatos, interesantes e ilustrados que la simpar Lucía.

      • Yo confieso que no trago a esta tía y que he leído la entrevista sólo para buscarle las cosquillas.

        ¡Y anda que se las he encontrado!

        Que Lucía se compare con Morin, Lacan o Pirandello cuando le dicen “dejaste de escribir libros debido a la piratería” es insultante.
        Menos mal que lo compensa con tanto dislate para hacernos reir.

        Y que no, señora, que dejó de escribir porque no vendía un churro, mientras que otros muy pirateados se están forrando.

  29. Joder si que tiene haters la pobre Lucia. parece que decir lo que uno siente molesta bastante, pocos de los que critican por aqui y por internet tendrian cojones de decirselo a la cara.
    Ole tus ovarios Lucia, con tus rarezas y contradicciones seguiras valiendo y aportando mucho mas que todos los haters y demas!!!

    • Yo no odio a Lucía Etxebarría. Mi máxima en estos casos es: odia la estupidez, compadece a quien la sufre.

    • Buenos días sab. La mayoría de los que hemos comentado y criticado lo hemos hecho argumentando contra las falacias en las que incurre esta señora. Salud.

  30. Ya, pero todos sabeis que lo peor de todo es que reconoce que no se depila….

    Asumo entonces que entre tirarse a Clive Owen, a la propia Lucia, o la paja, gana la paja. Manos a la obra pues!

    • Lo de no depilarse (o lo de no ser una sílfide, como le dicen en los comentarios en FB) no es ningún argumento contra esta mujer.

      Si precisamente esa es una de las pocas cosas que hace con clarividencia.

      Muerte a la tiranía estética. Tiranos de la superficialidad al paredón.

  31. ¡¡¡HA…HA…HA…HA…HAAAAAAAAA…!!!

  32. Me parece vergonzoso que vaya a la cuesta de Moyano a comprar libros. La compraventa de libros usados hace que las industria editorial pierda millones al año. Por cada libro usado que se compra el autor no ve un duro.

  33. “[…]Hay también muchas mujeres machistas. Muchísimas. Hubo muchos judíos que colaboraron con los nazis, muchos negros a los que se liberó y prefirieron seguir siendo esclavos… […]”

    -“¿Qué es para ti la intertextualidad?”
    -“Si te refieres a lo del plagio, ya estoy hasta los cojones de decirlo[…]”

    Vaya, que contradicción… parecido a hacer una crítica al nivel cultural de sus paisanos y el alcance intelectual de los “realitys” y después participar de ellos… ¡Oh! ¡Espera!…

    • (…) prefirieron seguir siendo esclavos (…)
      ¿No se le habrá ocurrido preguntarse el porqué?
      ¡Qué fácil es sentenciar sin analizar!

  34. Comprendo muy bien tras leer la entrevista por qué tiene tantos “haters”. Esta mujer es una DILETANTE. “Odia la estupidez, compadece a quien la padece” : estupenda paráfrasis de Concepción Arenal.

  35. Ella, como mujer culta, sabe defenderse como la progre moderna y avanzada que es: enseñando las tetas en Telecinco para pagar a Hacienda.

  36. Es Stanford. No Standford.

  37. “¿Qué es para ti la intertextualidad?
    […] si yo hubiera plagiado algo el libro se hubiera retirado, y no se retiró.”

    Esto me recuerda el artículo de Clara Grima: http://www.jotdown.es/2013/07/clara-grima-que-no-tienes-pecera-tu-eres-maricon/

    Vamos, que si un tío que pega a su mujer no está en la cárcel es porque no es un maltratador. ¡Hasta los cojones de explicarlo!

    ¡Qué mujer!

    El primero de sus plagios (perdón, intertextualidades), fue aceptado por un tribunal. El segundo por ella misma antes de terminar el juicio. Pequeños deslices.

    ¡Qué cara más dura!

    • Ignoraba esta polémica, de hecho ignoro casi todo lo que tiene que ver con esta señora y su obra, pero la curiosidad… Investigando sobre el asunto de los plagios veo que, como bien dice usted, la señora vuelve a mentir. Se luce, sí señora, usted se luce.
      Hipótesis: ¿Está acostumbrada a un auditorio “que no sabe defenderse” y por eso suelta todas esas boutades que, supongo, no le suelen refutar? En otro caso no entiendo como es posible que se meta en tanto charco.

  38. Recapitulemos:

    Otra que confunde la igualdad de oportunidades con cumplir los porcentajes en las instituciones.

    Lo de la reedición de Pirandello es un renuncio de cuidado.

    “Estamos asistiendo a un crisis importante del estado del bienestar, y a la gente lo que le preocupa es Gran Hermano”. Pues eso, una persona muy consecuente consigo misma.

    Lo de la cuesta de Moyano ya lo han explicado más arriba. Ya sabéis, chic@s: intercambiad vosotros sus libros a ver si con un poco de suerte tampoco le llegan las “migajas” de los derechos.

    Por lo demás, me parece un personaje frustrado y frustrante. No veo yo mucho nivel, la verdad. Se nota que es una burguesa venida a menos que tuvo la potra de aparecer en el momento justo, pero creo que será otra de la que en cincuenta años nadie recordará ninguno de sus libros.

  39. El entrevistador podía haber insistido más en su affaire wikipedico, es una mentira muy obvia decir “fueron mis amigos”. En la propia Wikipedia se pueden encontrar sus auto-ediciones (que por otra parte no tienen desperdicio), empiezan aquí:

    http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Luc%C3%ADa_Etxebarria&diff=next&oldid=4210367

    Y se puede ver su discusión son los editores, que se dirigen a ella como “Lucía”, a lo que ella contesta sin corregirles:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Usuario_discusi%C3%B3n:84.77.23.177

    Un par de perlas extraídas de sus auto-ediciones:

    “Sagitario ascendente en sagitario. Madre de una hija. Tiene tres tatuajes en el cuerpo. Entre sus manías personales destaca dos: siempre empieza a leer el periódico por la última página y no soporta que alguien esté en la cocina mientras ella prepara un plato. Tiene un perro adoptado. Ha tenido perros toda su vida, casi todos recogidos en perreras desde que a sus once años su madre – que también se llama Lucía- la llevara a la perrera de Canto Blanco para que escogiera un animal de compañía. Lucía se decidió por un chucho al que bautizó “Jomeini” en honor a su mal carácter, nombre que hubo de cambiar a “Elmo” ante la oposición paterna.”

    “Su madre era y es ama de casa, gran amante de los animales y de la música, y católica ferviente, aunque a su modo, pues es íntima de todos los amigos gays de su hija. “

  40. Jajaja. Pero que hienas!!! Podéis dejar algo para el postre!

  41. No sé que decir.
    Está loca, pero es interesante.
    Lo mismo dice algo inteligente, que una gilipollez que no hay quien se la crea. Luego tiene esas cutradas como citar al de Pearl Jam, porque a sus 46 primaveras se muere por ir de enteradilla.
    ¿Cuántos personajes pueden aparecer a la vez en Jotdown y en un Reality?, quizá solo ella. Ya solo por eso, merece no sé…un mínimo de curiosidad desprejuiciada.
    Igual es como Mou, la ha devorado su personaje.

  42. P.D. a mí el comentario de las tetas y el cociente intelectual me parece cojonudo.

  43. El principal problema de esta tía es que no está buena. Todo lo contrario.

  44. A mí me basta con verla en la tele en el campamento de los famosos. A ver si para el próximo fichan a Sánchez Dragó

  45. LA vasca que ha nacido en valencia. La crítica sobrevenida de las drogas que se hizo de oro con libros que hacían apología de ella. la mujer que critica a de Prada pro ser de derechas (los escritores, cuando escriben, no son de nada, si escriben bien), etc. En fin. Así está, en concursos de la telebasura que tanto critica.

  46. uau!!! con esta entrevistada JOT ha caido bien DOWN!!!!

  47. De Pirandello salieron publicados los cuentos COMPLETOS hace un par de años o cosa así.

    Después, con perlas como “Normalmente el nacionalismo vasco integra” y hablar de un colega (Prada) metiéndose con él por su físico, pues nada, que nos vamos.

  48. Me estaba gustando la entrevista pero con el comentario de Pearl Jam la ha cagado. Eddie Vedder es muy grande… He tenido que dejar de leer…

  49. “Se me cae la cara de vergüenza con El canon occidental de Harold Bloom, que haya gente que se lo crea. Primero por la prepotencia de hacer un canon literario, un señor que no ha escrito nada en su vida. Segundo, porque solo mete anglosajones, Mellville, Shakespeare, etc. Se carga toda la literatura que no sea sajona en un arrebato de imperialismo cultural que es vergonzoso y encima la peña le sigue. ”

    Es cierto que Bloom da preponderancia a las obras en lengua inglesa, pero absolutamente falso que “solo mete anglosajones”

    http://www.listology.com/marslike/list/harold-blooms-western-canon

    Lucía Etxebarría no ha leído el canon, o se expresa de una forma muy torpe.

    • Visto lo visto en los comentarios, esta señora habla de todo sin saber prácticamente de nada. Ni de la Asociación de Internautas, ni de Pearl Jam, ni de la piratería, ni del canon de Bloom, ni de las reediciones de sus supuestos libros favoritos…

      Luego, sobre lo que sí sabe (autoediciones en Wikipedia o intertextalizaciones), miente.

      Como escritora no sé (no he leído nada suyo), pero como tertuliana todóloga da el perfil perfectamente.

  50. Cagada total con lo de Eddie. Compararlo con Kurt… Ya quisiera reintentarse ella como lo hace el líder de Pearl Jam.

  51. Extebarria haciendo amigos. Dice que de su generación, reunida por Lengua de Trapo en un libro del 97, titulado Páginas amarillas “no queda nadie”, y aclara que en activo, sólo Marta Sanz, Beccaria y Luisgé Martín. En aquel libro estaban, Ignacio Martínez de Pison, Ray Loriga, Mañas, Prada, Juan Bonilla, Martin Casariego, Marcos Giralt Torrente,Eloy Tizón y el desaparecido Félix Romeo entre otros. Ya se ve porqué dice luego que no compra novedades: es preferible dar por inactivos a autores de tu edad que te han dejado muy, muy, muy atrás. Si esa generación, de la que no queda nadie, tuviera que juzgarse por la única que queda, según Lucía Etxebarria, es decir, la propia Lucía Etxebarria, pobre generación. Afortunadamente los deseos de la escritora, y su afán de que su ignorancia se corresponda con la realidad, quedan muy lejos de la realidad.

  52. Supongo que, según Lucía, los hombres que se depilan son un daño colateral de la falocracia creada para explotar y humillar mujeres por doquier.

  53. ¿Cómo se le ocurre a esta señora decir la idiotez de “te tomas una caja entera de anticonceptivos y abortas”?Eso es una leyenda urbana
    ¿Cómo se le ocurre animar a las mujeres a jugarse la vida y la salud practicándose un aborto? Qué falta de sensibilidad y de conocimiento. Maldita la manía de la gente de opinar sobre cosas que no tiene ni idea. Que haga un esfuerzo y deje de mirarse el ombligo sólo 5 minutos y que se lea las cifras de las muertas y las secuelas que provoca el hecho de que el aborto esté penalizado y las mujeres tengan que recurrir a métodos peligrosísimos.

  54. ..no he sido capaz de pasar del titular. Creo que esta señora no se merece una una pizca más de atención. Ya se cubrió de gloria cuando accedió a participar en el “concurso” televisivo …el resto es evidente: síntomas permanentes de su enconado egocentrismo. (fin de la cita)

  55. Dejando al lado el fatalismo: una carta no tiene destino, tiene destinatario.
    Lucía es una gaseosa, que una vez abierta … Últimamente, una, muy ruidosa.
    Derrida se difumina, como propugnaba su doctrina, y no deja huella.
    Lacan?… me estoy mareando …

  56. Esta mujer abusa de los lugares comunes como si fuesen argumentos! Luego cuando se desvía un poco de lo tópico se delata a sí misma

  57. Dios mío, que ganas tengo de que no vuelva ni en formato digital ni en vivo ni “in situ” ni de cuerpo presente. Por favor, haced como La Vanguardia y dejad de publicar las gansadas de esta literata: Cada vez que se tira un pedo lo explica por triplicado (Twit, Facebook, Allegramag) y su caterva de ígnaros admiradores aún la jalean… Crueldad con el prójimo, que decía Artaud.

  58. Pingback: Lucía Etxebarria: «Un país inculto no sabe defenderse» | Justa, lectura y conversación

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies